Saltar a: navegación, buscar

Desaparición de Santiago Maldonado

Desaparición de Santiago Maldonado
Información sobre la plantilla
Desaparicion santiago maldonado.jpg
Fecha:1 de agosto de 2017
Lugar:Cushamen, Chubut
País(es) involucrado(s)
Bandera de Argentina Argentina


Desaparición de Santiago Maldonado. Hecho relacionado con la desaparición el 1 de agosto de 2017 de Santiago Maldonado, un artesano argentino de 28 años de edad, cuando participaba de una protesta en la comunidad mapuche Pu Lof en el área de Cushamen (en la provincia de Chubut), la cual fue desalojada por Gendarmería. El período de búsqueda del joven estuvo marcado por dudas y especulaciones sobre los abusos y uso excesivo de la fuerza por parte de los gendarmes que llevaron a los argentinos a recordar a algunos de los años negros de la dictadura militar en ese país. El caso representó también un temblor político para el gobierno de Mauricio Macri al quedar la gendarmería nacional (policía militarizada) bajo sospecha y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, expuesta a reclamos de renuncia en las calles.[1] El cuerpo sin vida de Maldonado fue encontrado hundido bajo el agua el 17 de octubre de 2017.

Antecedentes

En el marco de una tensión creciente entre la comunidad mapuche de Cushamen, en enero de 2017 el ministro de Gobierno de Chubut, Pablo Durán, tildó de «terroristas» y «delincuentes» a los manifestantes de la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia. La comunidad mantiene desde 2015 una disputa por las tierras adquiridas por el grupo Benetton, que reclaman como propias.

Entre el 9 y el12 de enero, la Gendarmería y la Infantería de Chubut realizan violentos operativos contra el grupo de pobladores mapuches de Pu Lof en resistencia Cushamen. La infantería utiliza balas de goma y plomo y hiere de gravedad a dos integrantes de la comunidad.

El 2 de junio, el Lof en Resistencia Dpto Cushamen denuncia que la Policía de Chubut dispara, una vez más, contra la comunidad, con arma reglamentaria y balas de plomo.

El 28 de junio, Facundo Jones Huala, lonko (líder) de la Comunidad, es detenido por Gendarmería en el puesto del Río Villegas.

Facundo Jones es trasladado el 2 de julio a Esquel luego de marchas y pedidos por su detención arbitraria.

El 31 de julio se realiza un corte de Calle frente al Juzgado Federal de Bariloche para pedir la liberación de Facundo. Nueve personas son detenidas y demoradas. Mujeres son golpeadas por efectivos varones de Gendarmería. El mismo día el Gobernador de Chubut, Mario Das Neves, pide el Juicio político para el Juez Guido Otranto, por haber liberado a Jones Huala en agosto de 2016. El jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad de la Nación Pablo Noceti impulsó la acción.

Los mapuches de Pu Lof fueron acusados de provocar disturbios y de esta manera intentaron justificar la fuerte represión policial, que fue condenada por gran parte del arco político y Amnistía Internacional.

Según el Gobierno, el grupo Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) ocupa desde marzo de 2015 parte de una de las estancias de la empresa Tierras del Sud SA, perteneciente al grupo multimillonario Benetton.

Sin embargo, la comunidad en conflicto no pertenece a la RAM sino al Movimiento Autónomo del Puelmapu (MAP), que nuclea diversos lof (comunidades) en Chubut, Río Negro, Neuquén, Buenos Aires y La Pampa.

Santiago Maldonado había llegado a esa localidad patagónica el 31 de julio de 2017 para expresar su apoyo a los mapuches que exigían la liberación de su dirigente Facundo Jones Huala. Antes, había estado en El Bolsón, donde vivió cuatro meses.

Cronología de la desaparición

Agosto de 2017

  • 1 de agosto: Gendarmería realiza un operativo para desalojar un corte de ruta realizado por la comunidad mapuche Lof de Cushamen en Chubut. Del piquete participaba Maldonado. En los días que siguieron, las organizaciones de derechos humanos comenzaron a preguntar por el paradero del artesano y su foto circuló fuertemente por las redes sociales.
  • 5 al 7 de agosto: Se realiza un rastrillaje en el área del Pu Lof Cushamen encabezado por Prefectura Naval Argentina.
  • 7 de agosto: Patricia Bullrich, Ministra de Seguridad, aseguró que Gendarmería no detuvo a Maldonado. «La desaparición de una persona para nuestro Gobierno es absolutamente inadmisible», afirma.
  • 8 de agosto: Bullrich denunciaba el violento accionar de la RAM y los acusaba de estar financiados «por una organización británica». Al mismo tiempo, las autoridades solicitaban a las comunidades mapuches que dejasen ingresar a los investigadores al terreno donde sucedieron los hechos. Ese mismo día el gobierno ofrece una recompensa de $ 500 mil por datos sobre el paradero del artesano.
  • 10 de agosto: Se allanan los escuadrones de Gendarmería de Esquel y El Bolsón. Se encuentran cabellos y una soga que son guardados como prueba para cotejar ADN con la familia del artesano desaparecido.
  • 11 de agosto: Organizaciones de derechos humanos, políticas y sociales participaron de marchas por la aparición del artesano en Plaza de Mayo. Además, en El Bolsón y Bariloche vecinos, amigos y familiares se movilizaron reclamando por su aparición. En una de las protestas los participantes quemaron una bandera argentina.
  • 12 de agosto: La Policía Federal allana una biblioteca comunitaria, ubicada en el barrio Los Hornos de El Bolsón, donde el joven estuvo viviendo los tres meses anteriores.
  • 14 de agosto: Dos mapuches cercanos al líder Facundo Jones Huala declararon a cara descubierta y con DNI en la causa. Lo hicieron en calidad de testigos protegidos y aseguraron en la fiscalía de Trelew que gendarmes se habrían llevado al joven durante la manifestación en la ruta 40.
  • 15 de agosto: El juez federal de Esquel, Guido Otranto, allana el Escuadrón 37 de Gendarmería Nacional en José de San Martín, Chubut.
  • 16 de agosto: Se realiza un rastrillaje en la comunidad mapuche Pu Lof, en el departamento chubutense de Cushamen. En el operativo encuentran un collar que pertenece a Maldonado, a 100 metros del lugar en donde habían hallado su gorro el sábado 5. El mismo día Bullrich habló en el Senado ante la Comisión de Seguridad Interior y Narcotráfico, y rechazó que el gobierno sea comparado «con la dictadura militar».
  • 17 de agosto: Interpol incorpora a Santiago Maldonado a la lista de personas buscadas. Desplazan al jefe del Escuadrón 37 de Gendarmería, David Germán Balmaceda, en San Martín.
  • 18 de agosto: Gendarmería entrega el listado con los 130 nombres de quienes participaron del procedimiento el 1 de agosto.
  • 19 de agosto: La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) anuncia que enviará una nota al Gobierno nacional para que realice las investigaciones correspondientes para dar con el paradero de Santiago Maldonado.
  • 22 de agosto: Bullrich, junto al ministro de Justicia, Germán Garavano, y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, se levantan de una reunión con organismos de derechos humanos, quienes insisten en la «desaparición forzada».
  • 23 de agosto: La causa pasa a estar caratulada como «desaparición forzada» luego de que el juez hiciera lugar al pedido de la fiscal Silvina Ávila.
  • 26 de agosto: La ministra Bullrich se sienta en la mesa de Mirtha Legrand y pide esperar el resultado de las pericias. También habla de la «motivación política» de los reclamos por la aparición del artesano y sostiene que «esta Gendarmería no es la Gendarmería ni la Policía ni el Ejército de 1976». Además, la funcionaria sugiere que la investigación se demora porque algunos testigos aún no declaran y faltan resultados de las comparaciones de ADN.
  • 29 de agosto: El Gobierno desiste de presentarse como querellante en la causa y asegura que no hay «hipótesis clara» de lo que pasó. En paralelo, hacia fines de agosto, el fiscal general de Esquel, Carlos Díaz Mayer, expresa la hipótesis que vincula la desaparición con el incidente del 21 de julio en un puesto rural de las Estancias Benetton, donde un puestero le clavó un cuchillazo a uno de los agresores. La teoría es que ese atacante herido sería Maldonado.

Septiembre de 2017

  • 1 de septiembre: Masivas marchas en todo el país piden la aparición con vida de Santiago Maldonado. La manifestación en Plaza de Mayo finaliza con incidentes, 31 detenidos y acusaciones al Gobierno por supuestos infiltrados.
  • 3 de septiembre: Expertos de las brigadas caninas de las policías de Santiago del Estero y Viedma entregaron un informe preliminar al juez Otranto en el cual se indica que el 16 de agosto encontraron aromas de personas, muy presumiblemente vivas, en el interior del Pu Lof de Cushamen, que se corresponden con los de las ropas que se le adjudican al artesano.
  • 4 de septiembre: El Juzgado Federal de Esquel informa que el ADN de la persona que había sido herida por el puestero Evaristo Jones tras un ataque vinculado al grupo mapuche RAM en Chubut no es de Maldonado.
  • 5 de septiembre: El mapuche Matías Santana declara ante el magistrado y asegura haber visto como Gendarmería se lo llevó a Maldonado, el día del operativo, aunque dice haber perdido los binoculares con que alcanzó a ver el hecho.
  • 6 de septiembre: El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, declara que la principal hipótesis apunta a Gendarmería, aunque aclara que se trata de una de las tantas alternativas. El Gobierno sube la recompensa a 2 millones de pesos, mientras se prepara un operativo de búsqueda en territorio mapuche.
  • 7 de septiembre: El fiscal Federico Delgado pide investigar si el gobierno nacional encubrió la desaparición del joven, a raíz de una denuncia de un grupo de abogados kirchneristas. El juez Otranto se niega a que la Policía ingrese al predio tomado por los mapuches para evitar que se produzcan incidentes. Pero días después ordena recorrer el río Chubut en un área de 800 kilómetros, aunque sin entrar en Pu Lof. Aparecen datos del expediente, donde los gendarmes informan que quienes cortaban la ruta huyeron de la represión hacia el río.
  • 9 de septiembre: Hernán Iglesias Illa, coordinador de Políticas Públicas de la Jefatura de Gabinete, declara que «algún gendarme pudo haber herido de gravedad a Santiago Maldonado sin saber que lo hacía». Otranto anuncia que llamará a declarar a los gendarmes que participaron en el operativo del 1 de agosto.
  • 10 de septiembre: Otranto habla por primera vez ante la prensa y crecen las sospechas en torno al subalférez Emmanuel Echazú, el gendarme que fue herido a los pocos metros de poner un pie sobre el territorio ocupado en Cushamen.
  • 11 de septiembre: Bullrich confirma en televisión que el Gobierno está analizando los movimientos de ocho gendarmes por la desaparición de Maldonado.
  • 12 de septiembre: Los esperados ADN sobre algunos móviles de Gendarmería utilizados en el desalojo de la ruta 40 resultan negativos. Para Bullrich, se «despeja muy fuertemente de lo que ha sido tan acusado al Gobierno por una desaparición forzada».
  • 13 de septiembre: La Justicia secuestra en el campamento de los mapuches del RAM un texto manuscrito que habla de crear un «golpe de prensa».
  • 15 de septiembre: El juez Otranto rechaza el pedido de recusación solicitado por la familia de Maldonado y su abogada, y pospone la resolución del resto de los requerimientos expuestos en la presentación.
  • 17 de septiembre: El juez Otranto afirmó en una entrevista que la hipótesis de que el artesano se habría ahogado en el río Chubut le parece «una de las opciones más razonables».
  • 18 de septiembre: El juez Guido Otranto ordena un rastrillaje con más de 300 efectivos de distintas fuerzas de seguridad en siete zonas dentro del «territorio sagrado». Encontraron medias, una bolsa de dormir y un pantalón que serán peritados. Otranto cree que lo mapuches ya rastrearon el lugar.
  • 19 de septiembre: Marcos Peña, jefe de Gabinete, sostuvo que el Gobierno «no va a entrar en ninguna polémica con la familia Maldonado».
  • 21 de septiembre: En un audio, un gendarme habla de un cuerpo que quedó flotando en el río Chubut. La Justicia investiga el incendio de la casa de un mapuche que ocupó el juzgado de Otranto.
  • 22 de septiembre: La Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia admitió la recusación contra Guido Otranto y designó a cargo del expediente al titular del Juzgado Federal N° 2 de Rawson, Gustavo Lleral.
  • 25 de septiembre: El juez federal Gustavo Lleral, quien quedó a cargo de la causa por la desaparición de Maldonado, se comunicó con la familia del joven y pidió que le tengan «paciencia».

Octubre de 2017

  • 1 de octubre: Se realiza una masiva marcha en Plaza de Mayo, en la ciudad de Buenos Aires, para reclamar la aparición con vida del artesano. Asistieron 100 mil personas. También hubo manifestaciones en otros puntos del país (como Rosario y Córdoba) y en ciudades del exterior. «Quiero preguntarle al presidente y sus ministros: ¿dónde está Santiago Maldonado?», leyó Sergio, el hermano de Santiago, en el acto central.
  • 4 de octubre: Un nuevo audio se suma a la causa. Fue encontrado en el celular de Orlando Yucra. «Vine trayendo a El Bolsón a un detenido», escribió.
  • 7 de octubre: La ONU le pidió al Gobierno nacional, a través de un comunicado, esclarecer de manera urgente el caso. En respuesta, Bullrich, solicitó a la ONU «tener la voz no solamente de un grupo que puede tener intereses políticos» sino contar con la «voz de todos».
  • 9 de octubre: Trascendió que una mochila y un celular de Maldonado, buscados por el juez, estaban en poder de su hermano. Más tarde, la familia salió a aclarar que esa mochila, efectivamente recuperada por su hermano Sergio para ser entregada al magistrado, lo mismo que un celular cuyos llamados y SMS ya habían sido investigados, no se trataban de pertenencias que portaba Santiago al momento de su desaparición.
  • 12 de octubre: El líder de la banda U2, Bono, le envió una carta a la familia de Maldonado en la que agradeció la presencia de uno de los hermanos y de la cuñada del artesano en uno de los shows que el grupo ofreció en la ciudad de La Plata. «Sergio y Andrea: gracias por venir a ver a nuestra banda. Espero que el show pueda ayudarlos a sobrellevar el dolor y la tristeza que deben estar sintiendo. La música es lo único que me ayuda a salir de ese sentimiento de desesperación. Eso y mi fe en mi familia, mis amigos», escribió el cantante irlandés.
  • 14 de octubre: Los diputados de la Comisión de Derechos Humanos de Diputados sesionaron en Esquel y, tras la sesión, se reunieron con el juez Gustavo Lleral. Allí, el magistrado les comunicó que la hipótesis más firme es que Santiago desapareció tras el operativo encabezado por Gendarmería.
  • 17 de octubre: Buzos de Prefectura Naval encontraron un cuerpo en el río Chubut, durante un nuevo rastrillaje en la búsqueda de Santiago Maldonado.

Hallazgo del cuerpo

Tras 78 días de intensa búsqueda, el 17 de octubre de 2017 fue encontrado el cuerpo sin vida de Maldonado por la Policía de Argentina en el sureño río Chubut dentro del territorio de la comunidad mapuche Lof Cushamen, en la localidad de Esquel, en la provincia patagónica de Chubut.[2] El período estuvo marcado por dudas y especulaciones sobre los abusos y uso excesivo de la fuerza por parte de los gendarmes que llevaron a los argentinos a recordarn a algunos de los años negros de la dictadura militar en ese país. El caso representó también un temblor político para el gobierno de Mauricio Macri al quedar la gendarmería nacional (policía militarizada) bajo sospecha y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, expuesta a reclamos de renuncia en las calles.[1]

El hallazgo se produjo en un zona del río que ya había sido rastrillada en 3 oportunidades.[3]

Custodiado por más de 90 efectivos de la policía, el cuerpo llegó el 20 de octubre a la morgue del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia de Argentina, donde se practicó la autopsia mediante la aplicación del Protocolo modelo para la investigación legal de ejecuciones extralegales, arbitrarias y sumarias, mejor conocido como Protocolo de Minnesota, es un método recomendado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para trabajar con casos donde existe presunción de ejecución y en el que pudieran estar involucrados funcionarios del Estado.[4]

El procedimiento estuvo encabezado y dirigido por Roberto Cohen del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema (CMF) y otros miembros, con la colaboración de 56 especialistas presentes e integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), pero también participarán peritos de las querellas. La Gendarmería también logró hacerse un lugar en la autopsia, con la designación de un especialista que representó al único imputado, el subalférez Emmanuel Echazú, quien habría estado a menos de 70 metros del sitio donde fue encontrado el cadáver. También intervenieron el antropólogo Carlos Somigliana y el médico Luis Bosio, del EAAF, y el perito papiloscópico de Prefectura Naval Argentina Pedro Salas.[5]

El laboratorio ubicado en el barrio Nueva Córdoba, trabaja desde el 2003 con el EAAF y tuvo una importante participación en la identificación de personas que fueron víctimas de la última dictadura cívico-militar.

En el mismo laboratorio son analizadas las muestras de los cuerpos de los soldados enterrados como NN en el cementerio de Darwin, Islas Malvinas, que fueron recolectadas por una misión del Comité Internacional de la Cruz Roja, cuyos resultados se esperan para fin del año 2017.

Resultados de la investigación

El 20 de octubre de 2017, Sergio Maldonado, hermano de Santiago, confirmó a la prensa:

¡Es Santiago! Pudimos mirar. Lo que reconocimos fueron sus tatuajes, así que estamos convencidos de que es Santiago.

Según la autopsia, el cuerpo no presentaba heridas por arma blanca (cuchillo) o por arma de fuego (pistola, fusil). Se pudieron comprobar pequeñas lesiones provenientes de peces y dos mordeduras pequeñas de un hurón o un zorro.[6]

La ausencia de hematomas podría deberse a que el joven vestía muchas capas de ropa ―debido al frío polar de la región―, 31 kilos para ser exactos, según arrojó el peritaje, lo que no determinó si hubo o no forcejeos o si fue empujado al agua. Santiago no sabía nadar, le tenía miedo al agua producto de un trauma infantil, por lo que no se hubiese lanzado al río por voluntad propia.[7]

El trabajo médico arrojó que tanto la médula como algunos órganos tenían agua. Cuando una persona intenta respirar para no ahogarse tras caer al agua, partes como el corazón, los pulmones o la médula ―que es una cavidad cerrada― se llenan de líquido. No sucede lo mismo cuando el cuerpo de una persona ya fallecida es sumergido.

El cuerpo fue encontrado río arriba, a 300 metros del puesto de guardia, lugar donde los pobladores acuden frecuentemente a buscar agua, que el 1 de agosto solo medía 30 cm de profundidad.[8]

La autopsia determinó que el cuerpo había estado solo cinco o seis días sumergido (lo cual refuta la hipótesis de que Maldonado estuvo debajo del agua desde el 1 de agosto, la fecha en que se ahogó en el agua).[8] La única cámara frigorífica de la zona ―donde Santiago Maldonado podría haber estado conservado, ya que no presentaba un avanzado estado de descomposición tras 78 días de desaparición― se encuentra en la estancia Leleque, propiedad de Benetton, lugar donde Gendarmería posee una base logística desde hace más de 20 años.[9][10]

El 20 de octubre de 2017, el juez Lleral enfrentó a los medios al salir de la autopsia en Buenos Aires y declaró "Lo único que les puedo decir que no hubo lesiones en el cuerpo. Pero todavía nos falta determinar las causas de su muerte". En ese momento ya estaba disponible el informe preliminar de la autopsia que dictaminaba que el cuerpo tenía alrededor de 5 días de inmersión, pero el juez omitió explicitar ese detalle.[8]

Un factor determinante fue que para el 18 de septiembre, el río no había crecido aún. La data del tiempo en ese lugar, para saber si el cuerpo permaneció allí desde el 1 de agosto o si fue plantado, será determinada por biólogos de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y de la Universidad de La Plata, a través del análisis de microorganismos presentes en los restos del joven, y de la temperatura y condiciones del río Chubut.

La abogada de la familia Maldonado remarcó que ella estuvo una semana antes del 17 de octubre (día en que se encontró el cadáver), y que el cuerpo no estaba allí. En cambio, explicó que el día del hallazgo, «con ver el río se veía el cuerpo de Santiago Maldonado». El prefecto Leandro Antonio Ruata y otros dos buzos declararon ayer ante el juez Guillermo Gustavo Lleral y dijeron que no existen pozones. «El único pozo está a cinco kilómetros río abajo. La altura del agua donde apareció Santiago es de 1,3 metros; el 18 de septiembre (la tercera vez que rastrillaron en la zona), era de 1 metro y el 1 de agosto (la fecha en que desapareció), era de 30 centímetros. El Estado debe responder preguntas», remarcó la abogada Heredia en las oficinas porteñas de Amnistía Internacional Argentina, y aclaró: «No decimos que fue colocado, decimos que no estaba ahí y que todo esto debe ser comprobado».

Fuentes