Saltar a: navegación, buscar

Enrique Carreras

(Redirigido desde «Enrique Carreras Rolas»)
Enrique Carreras
Información sobre la plantilla
General Enrique Rolas.jpg
Militar cubano
NombreEnrique Carreras Rolás
Nacimiento25 de noviembre de 1922
Matanzas, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento18 de marzo de 2014
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
ResidenciaLa Habana Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana
OcupaciónPiloto de combate
Partido políticoPCC
Enrique Carreras Rolás. General de División. Héroe de la República de Cuba y Orden Playa Girón. Fue militar de Academia y piloto de combate antes del triunfo revolucionario de 1959 en Cuba. Conspiró contra el gobierno del dictador Fulgencio Batista, por lo que guardó prisión. Luego de la huida de este se incorporó al proceso revolucionario.

Síntesis biográfica

Nació en Versalles (Matanzas) en la ciudad de Matanzas el 25 de noviembre de 1922. Procedente de una familia militar. Desde muy pequeño empezó a atraerle la aviación, cualquier avión que sobrevolaba la ciudad atraía siempre su curiosidad y cuando exhibían una película relacionada con la aviación trataba de verla. La aviación fue siempre su diversión preferida.

En el año 1941, durante la Segunda Guerra Mundial, siendo estudiante de bachillerato es llamado a ingresar al Servicio Militar de Emergencia, como soldado. Durante el Servicio Militar de Emergencia aspiró a una plaza de cadete de aviación. Siendo uno de los aceptados de los 500 que se presentaron a fines de 1942.

Vida militar

Ingresó al Ejército Constitucional y es seleccionado para el curso de cadetes de aviación, graduándose el 25 de marzo de 1944, como piloto aviador, comenzando a realizar vuelos a diferentes países de la región en el año 1946.

En estos años se creó la base aérea de San Antonio de los Baños por interés de los Estados Unidos, donde le fue asignada la misión de reabastecer los aviones que iban o venían de Sudamérica en misiones de transporte y avituallamiento para los ejércitos aliados en Europa y el Pacífico.

Estados Unidos construyó además la base de San Julián, que estaba dedicada a los aviones de la Marina de Guerra. Su misión consistía en detectar los submarinos alemanes que se movían en las aguas del Mar Caribe. Además contaba con la base de Guantánamo en el sur de Oriente.

Los pilotos cubanos no tenían acceso a ellas y para sobrevolar dichas bases lo hacían con un permiso especial de la Misión Militar norteamericana radicada en La Habana.

En unión con el teniente Luis Alfonso Silva Tablada participó en patrullaje por toda la costa norte de Oriente hasta el límite con Camagüey.

El 10 de marzo de 1952 recibió una llamada en su casa, del oficial de guardia de Cuerpo de Aviación donde se le ordenaba presentarse en la jefatura, cuando llegó a la posta observó que había un reforzamiento en la protección del campamento. Se le ordena presentarse en la jefatura del mando donde se encontraba la mayoría de los pilotos con el coronel Eulogio Cantillo, que le informa que Fulgencio Batista había entrado en Columbia.

El coronel Eulogio Cantillo asume la jefatura del Estado Mayor General del Ejército, y lo nombra su ayudante. Al mes fue ascendido a capitán ayudante del jefe del Estado Mayor donde permaneció poco tiempo ya que pidió regresar al Cuerpo de Aviación, comenzando a volar nuevamente.

Comenzó a conspirar en mayo de 1952, haciendo diferentes contactos con otros oficiales que se oponían al régimen de Batista.

Cuando se produce la conspiración militar el 4 de abril de 1956 liderada por Barquín y otros oficiales como José Ramón Fernández, fue interrogado y puesto en libertad por falta de pruebas.

Durante el Asalto al Cuartel Moncada el 26 de julio de 1953, se encontraba en Montgomery, Alabama, pasando un curso para oficiales superiores y primeros oficiales en Air University.

La declaración de Fidel en México en 1956 de Seremos libres o mártires agudizó las tenciones en los mandos de las fuerzas armadas. Se incrementaron las patrullas aéreas alrededor de la isla con aviones del ejército, la marina y unidades de superficie.

Le correspondió la tarea de trasladar desde Oriente hacia Isla de Pinos a los sancionados por los sucesos del 30 de noviembre de 1956 y el Desembarco del Granma.

A mediados del año 1957 a través del teniente Álvaro Prendes Quintana hizo contacto con el M-26-7 donde se le solicitó su colaboración, comenzando así sus actividades conspirativas contra la dictadura.

Participó con el Movimiento 26 de julio en la conspiración para el alzamiento del 5 de septiembre, negándose a bombardear el Puerto Naval de Cienfuegos, acción por la que es juzgado y condenado a 6 años de prisión en Isla de Pinos, permaneciendo en prisión hasta el 1 de enero de 1959 en que triunfa la Revolución.

Su papel en la Revolución

En el propio año 1959 se incorpora a las Fuerzas Armadas Revolucionarias como piloto con el grado de Capitán, organizando por Orden del Comandante Juan Almeida Bosque, un escuadrón de Persecución y Combate en las bases aéreas de Ciudad Libertad y San Antonio de los Baños, participando activamente en la lucha contra ataques de la aviación y lanchas piratas, así como en la intercepción de aviones que abastecían a los bandidos en el Escambray. Participa también en las investigaciones de los pilotos de la tiranía que bombardearon la población campesina a pueblos y ciudades.

Trabajo en la depuración de la Fuerza Aérea, donde se exigía además de la actitud revolucionaria, una mayor preparación profesional del personal, principalmente de los pilotos.

A mediados del año 1959, el comandante en Jefe visitó la jefatura de la Fuerza Aérea del Ejército Rebelde en Ciudad Libertad. Fidel se reúne con los pilotos que habían estado presos y se dirige hacia él y le asigna la tarea de preparar a los futuros pilotos que necesitaban para defender la Revolución desde el aire ya que se esperaba un ataque aéreo del enemigo.

A partir de este momento se trasladan todos los aparatos aéreos que estaban en Ciudad Libertad para San Antonio de los Baños. Comenzaron las primeras clases, en medio de las dificultades y con grandes esfuerzos, se forjaron los primeros pilotos que pasaron a integrar la primera unidad combativa de la Fuerza Aérea.

Las FAR, contaban con 10 pilotos de combate, y solo tres de ellos eran experimentados. Los demás tenían pocas horas de vuelos en los 10 aviones reparados por el tesón de los técnicos y mecánicos que hacían adaptaciones para hacerlos volar a riesgo de los tripulantes.

El 15 de abril de 1961 participó en la defensa de la Base Aérea de San Antonio de los Baños y en la cobertura al entierro de las víctimas de los criminales bombardeos por la aviación mercenaria.

En la madrugada del 17 de abril de 1961 cuando se produce el desembarco de Girón recibe una llamada telefónica de Fidel:

Fidel: Carreras, en Playa Girón se está llevando a cabo un desembarco. Despeguen y lleguen allá antes del amanecer. Húndanme los barcos que transportan las tropas y no me los dejen ir. ¿Entendido?.

Carreras: A sus órdenes jefe. ¿Eso es todo?
A su requerimiento agregó:

“Patria o Muerte.” “Venceremos!”.

Participó activamente en los combates contra la invasión de Playa Girón, derribando dos aviones bombarderos B-26 y bombardeando dos barcos enemigos: el Río Escondido y el Houston.

Durante la Crisis de Octubre de 1962 representó a la aviación ante el jefe de operaciones de las Fuerzas Armadas capitán Flavio Bravo en el puesto de mando del comandante en jefe, algunos años después viajó a Vietnam en medio de la guerra, al frente de una misión de la DAAFAR.

Trabajó incansablemente desde el triunfo de la revolución cubana en el fortalecimiento de la capacidad defensiva del país y en la formación de las nuevas generaciones de pilotos.

En su vida profesional ocupó diferentes responsabilidades, tales como Instructor de Vuelo (tuvo el privilegio de impartir clases de entrenamiento para piloto al General de Ejército Raúl Castro), Director de la Escuela de Aviación, Jefe de la Sección de Aviación de la Defensa Antiaérea y Fuerza Aérea Revolucionaria, Director del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba y Jefe del Regimiento Aéreo Especial.

Fue Agregado Militar, Naval y Aéreo en Portugal, Perú y México. Cumplió misión internacionalista en la República Popular de Angola.

Es ascendido a General de División el 19 de marzo de 1994.

Fue fundador del Partido Comunista de Cuba.

En Febrero o Marzo de 1988 realizó su ultimo vuelo por decisión de la comisión médica lo cual le fue informado a través del mando superior.

Muerte

Fallece el 18 de marzo de 2014 en La Habana, víctima de un cuadro respiratorio infeccioso. Fue sepultado el 19 de marzo, en ceremonia militar, en el panteón de las Fuerzas Armadas Revolucionarias en la Necrópolis de Colón.

Condecoraciones

Por su meritoria trayectoria revolucionaria y los servicios prestados a la Patria, recibió numerosas condecoraciones otorgadas por el Consejo de Estado, el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y países hermanos; entre las que se destacan:

  • Título Honorífico de Héroe de la República de Cuba
  • Las órdenes Playa Girón, por el servicio a la Patria de tercer y segundo grado.
  • Las medallas Combatiente de la Lucha clandestina, Combatiente Internacionalista de segunda clase, Servicio Ejemplar en las FAR.
  • Título de Piloto Honoris Causa otorgado por los gobiernos de México y Perú.

Fuente

  • Báez, Luis. Secretos de Generales. Editorial SI- Mar S. A. La Habana, 1996.
  • Fallece General de División Enrique Carreras Rolás. Disponible en:Cubadebate. Consultado el 19 de marzo de 2014.