Saltar a: navegación, buscar

Jabalí

Jabalí
Información sobre la plantilla
Jabali con barro.jpg
Es un mamífero artiodáctilo de la familia de los suidos presente en Europa, aunque hay también sub especies en América, África y Asia. También se puede encontrar en la Península Ibérica, donde la población es abundante y es considerado como pieza de caza mayor.
Clasificación Científica
Nombre científicoSus scrofa
Reino:Animalia
Clase:Mammalia
Familia:Suidae

El jabalí. Es un Mamífero de tamaño mediano provisto de una Cabeza grande y alargada, en la que destacan unos ojos muy pequeños. El cuello es grueso y las patas son muy cortas, lo que acentúa aún más el rechoncho cuerpo, en el que es mayor la altura de los cuartos delanteros que los traseros, a diferencia del Cerdo doméstico, que por Evolución Genética ha desarrollado más la parte posterior del cuerpo, donde se localizan las piezas que alcanzan más valor en el mercado de las carnes.

Generalidades

Jabalí, nombre que recibe una determinada especie de suido, perteneciente a la misma familia que el cerdo. El macho adulto del jabalí euroasiático recibe el nombre de verraco y las hembras adultas se llaman jabalinas o cerdas. El nombre de jabalí también se aplica a otras especies del mismo género que el euroasiático, y a otras pertenecientes a los géneros (Phacochoerus), (Potamochoerus) e (Hylochoerus). Además de en Asia central y meridional, el jabalí vive en casi toda Europa y América central, excepto en Gran Bretaña, Irlanda, Islandia y Escandinavia (aunque hay algunos ejemplares introducidos en Suecia y Noruega). También se encuentra en el norte de África y ha sido introducido en los Estados Unidos.

El jabalí compensa mala visión con un importante desarrollo del Olfato, que le permite detectar Alimentos, como Frutas o Vegetales y Animales bajo tierra, o incluso enemigos a más de 100 metros de distancia. El Oído está también muy desarrollado y puede captar sonidos imperceptibles para el ser Humano.

Características

Pelaje

Tiene pelos gruesos y negros midiendo entre 10 y 13 cm en la cruz y unos 16 cm en la punta de la cola. El color de la capa o pelo es muy variable y va desde colores grisáceos a negro oscuro, pasando por colores rojizos y marrones, las patas y el contorno del hocico son más negras que el resto del cuerpo; la cresta de pelos que recorre el lomo a partir de la frente, se eriza en caso de cólera; el cambio de pelo tiene lugar hacia mayo o junio, aunque la hembra con crías muda más tarde, en verano, las cerdas son más cortas.

Las crías, llamadas jabatos o rayones, son de color rojizo claro y presentan un dibujo característico de rayas longitudinales de pelo de color castaño claro,

Dentición, visión y olfato

los jabalí machos adultos tienen caninos largos: los de la mandíbula superior están curvados hacia arriba, y los caninos de la mandíbula inferior crecen hasta formar unos colmillos grandes que se vuelven también hacia arriba y que pueden medir 30 cm; el jabalí los utiliza para defenderse o para hozar en busca de alimento, estos ejemplares puede alcanzar los 20 años de edad en cautividad, pero lo normal es que en libertad sea de unos 10 ó 12 años como máximo. Aunque de mala vista ésta compensada con un importante desarrollo del olfato y del oído.

Alimentación

El jabalí es un Omnívoro que se alimenta de todo cuanto encuentra. Puede comer hierbas, raíces, tubérculos, frutos y bellotas caídas, así como toda clase de vegetales, setas, trufas, lombrices, insectos, caracoles, reptiles, huevos, aves y roedores, sin desechar tampoco la carroña. La dieta puede variar mucho según la estación y las regiones.

Habitad

El Jabalí busca lugares dónde exista abunde el agua para beber, revolcarse en el barro y regular su temperatura.
El jabalí se adapta a todo tipo de hábitat siempre que disponga de una mínima cobertura y alimento (acuden mucho a los chaparros par la bellota), aunque prefiere los lugares con una vegetación alta donde poder camuflarse (carrasca, aulagas, junqueras, espinos...), y dónde abunde el agua (para beber, revolcarse en el lodo o el barro y regular su temperatura). Su hábitat predilectos son los encinares y los macizos forestales caducifolios o mixtos, sobre todo si están poco visitados y su nivel inferior es rico en maleza, zarzas y espinos donde pueda revolcarse en seco y al abrigo del viento.

Pero también se encuentra al jabalí en el matorral mediterráneo (maquia) y marismas, sin desdeñar las áreas de cultivo, siempre que mantengan una mínima cobertura de arbolado o arbustos donde protegerse. En caso necesario, nada bien y durante mucho tiempo. Soporta fácilmente los rigores del invierno gracias a su pelaje y dura capa de piel lo que le permite permanecer en invierno en la zona de alta-media montaña sin mayores problemas que los derivados de la falta de alimentos. También se encuentra en el callejón de los haticos.

Etología

El jabalí es de comportamiento muy sociable, no es territorialista, y se desplaza en grupos matriarcales, normalmente de tres a cinco animales formados por hembras y sus crías, aun que de vez en cuando se pueden ver grupos superiores a los veinte individuos. La jabalina (hembra del jabalí) dominante es la de mayor edad y tamaño. Los jóvenes machos de un año, llamados bermejos, viven en la periferia del grupo. Exceptuando el período de celo, los machos en edad reproductora son más bien solitarios, aun cuando los individuos mayores y más viejos macarenos, suele ir acompañados por un macho más joven conocido como el escudero.

Baños de Barro

Los baños de barro desempeñan un importante papel en la ecología de la especie, considerándose que tienen varias funciones. Así aseguran su regulación térmica, en cuanto que el jabalí no suda al tener las glándulas sudoríparas atrofiadas. De igual modo se ha considerado que los baños de barro tienen un importante papel en las relaciones sociales de la especie e incluso se ha descrito un papel en la selección sexual, de modo que si mientras en el verano usan las bañas de barro todos los jabalíes, sin distinciones de sexo ni edad, durante la época de celo parecen reservadas casi exclusivamente a los machos adultos, de modo que se ha considerado (Pedro Fernández-Llario,[3] 2004), que estos baños pueden estar ligados a la persistencia de los olores corporales sobre un sustrato estable como el que proporciona una capa de barro adherida al pelo (incluso para perder rastros con los perros de caza), sin olvidar las funciones de marca territorialista, y sobre todo sanitarias que tienen para la especie los baños en barro.

Reproducción

Jabalíes durante el apareamiento.
  • Celo. La época de celo del jabalí empieza en noviembre y diciembre, periodo en el que los machos luchan entre sí, asentándose terribles dentelladas. El celo de las hembras tiene lugar una sola vez al año y dura unos 23 días.
  • Gestación. La gestación del jabalí suele durar tres meses, tres semanas y tres días. Poco antes del parto, generalmente sincronizado en las hembras de un mismo grupo, cada hembra gestante se aísla al abrigo de un árbol o de un matorral tupido y prepara una cama en forma de caldera, a veces tapizada de vegetales, llamada nido. Una joven jabalina da a luz a tres o cuatro jabatos. Mientras que una de mayor edad y tamaño suele tener, por término medio, seis crías frágiles casi imberbes.
  • Época de parto. El parto del jabalí empieza en febrero a mediados de abril.
  • Parto. La hembra suele formar una gran cama con hierba y otros vegetales en los que da a luz. Aunque lo normal es un solo parto, excepcionalmente puede tener dos camadas, una en primavera y otra en otoño.
  • Número de crías por camada. De 1 a 6, pero normalmente de 4 a 5 ejemplares.
Jabalí hembra amamantado a sus crias.
  • Duración de la lactancia. Las crías nacen con un peso que puede ir de unos 600 gramos a poco más de un kilogramo, con los ojos abiertos y ocho dientes (Castells y Mayo, 1993). Permaneciendo encamados durante la primera semana. A partir de la segunda semana ya siguen a la madre, alternando la leche con algún alimento sólido. La leche materna la consumen durante los primeros 3 meses.
  • Madurez sexual. La hembra jabalí es sexualmente madura entre los 8 y los 20 meses, pudiendo pesar unos 35 Kg. La madurez sexual del macho se produce a los 10 meses, por término medio, en que ya adquiere la coloración de los adultos, momento en que el animal pesa de 25 a 30 Kg.

Otras especies

El jabalí verrugoso (Phacochoerus aethiopicus).
El jabalí verrugoso (Phacochoerus aethiopicus) mide unos 75 centímetros y pesa de 68 a 135 kilos. Tiene una cabeza enorme y cara muy aplastada con dos pares de gruesas verrugas. Colmillos superiores enormes y retorcidos hacia fuera. Están encorvados como si fuesen cuernos. Piel negruzca con crines cortas y rígidas. Cola fina y larga, que lleva levantada cuando corre. A causa de su cuello corto, para pacer tiene que doblar las rodillas. Las hembras son similares, pero sin las verrugas y con los colmillos menores. Vive en África Oriental en las sabanas abiertas.

A veces se les encuentra en zonas muy secas; el promedio de las camadas es de 3 a 6, aunque en algunos casos se han observado camadas de hasta ocho jabatos; es uno de los mamíferos con las apariencias más grotescas. Su vista es pobre, aunque el olfato y el oído son muy agudos. Come hierba y brotes casi invisibles entre la hierba seca. También ramonea y come frutas. Puede comer casi cualquier cosa, hasta la carroña. Se mezcla con los antílopes como medio de defensa, ya que sus cortas patas no le permiten ver a sus posibles enemigos, el león y el leopardo principalmente.

Es gregario; vive en manadas de cuatro a ocho ejemplares. Es tímido y al primer signo de peligro huye. Es diurno y durante las horas de calor se refugia en cuevas o madrigueras, donde en ocasiones también cría. Es habitual encontrar familias con crías de uno a dos cochorros sucesivos, mientras que los machos viejos viven solos.

Jabalí gigante o Jabalí enorme que puede llegar a pesar 300 kilos. Pelaje largo marrón o negro y piel gris ceniza. Patas relativamente largas. Orejas puntiagudas. Colmillos afilados y salientes, curvados hacia arriba. Su hábitat es tropical. Selvas densas desde Liberia a Camerún. Animal de muy difícil observación, al tener su hábitat en zonas casi inaccesibles; vive en grupos de 4 a 12 individuos. También se encuentran machos viejos aislados. Es predominantemente nocturno y durante el día se refugia en los matorrales densos, come hierba, frutas caídas y raíces. El promedio de la camada es de 2 a 6 crías. Los grupos sociales no son estables y permanecen muy poco tiempo en el mismo lugar.

Crías de Jabalí.
Jabalí de río es un animal semejante al cerdo doméstico que llega a pesar de 60 a 80 kilos. Cara alargada. El pelaje varía del pardo rojizo hasta gris oscuro. Orejas de puntas muy alargadas. Colmillos muy afilados pero cortos. Cola larga y delgada. Hábitat forestal, altas selvas y zonas de matorral espeso. Vive reunido en grupos familiares de 6 a 20 ejemplares, guiados por un macho adulto. Es esencialmente nocturno. Come bulbos, raices, semillas, pequeños animales y aves. Son animales rápidos y nadan a la perfección. Las hembras paren dos veces al año de tres a seis jabatos. Es muy raro encontror machos solitarios.

Fuentes