Saltar a: navegación, buscar

Jacques-Louis David

Jacques Louis
Información sobre la plantilla
JacquesLouisDavid.jpeg
NombreJacques Louis David
Nacimiento30 de agosto de 1748
París Bandera de Francia Francia
Fallecimiento29 de diciembre de 1825
Bruselas, Bandera de Bélgica Bélgica
OcupaciónPintor, Dibujante

Jacques Louis David. Fue el pintor que mejor encarna el espíritu del neoclasicismo y de la pintura neoclasicista francesa. Nació en 1748 y a temprana edad estudió en la Academia de París.

Biografía y obra

Jacques Louis David fue el pintor que mejor encarna el espíritu del neoclasicismo y de la pintura neoclasicista francesa. Nació en 1748 y a temprana edad estudió en la Academia de París. Sus viajes a Italia donde halló los restos de la civilización romana antigua fueron conformando su pintura. La vida de David estuvo vinculada a los avatares políticos de la época. Participó activamente en la Revolución Francesa, pero su relación con Robespierre le condujo a la cárcel.

Al salir de ella se convirtió en el retratista oficial de Napoleón y tras su caída fue desterrado a Bruselas. Ejerció con su obra una magna influencia en la pintura europea de la época. Su escuela fue afamada y recibió pintores de todas las naciones entre los que hay que reseñar los españoles José de Madrazo y Juan Antonio Ribera.

Sus primeros años

Antes de la Revolución Francesa, Un David joven ingresa en la Academia de París donde obtiene, en 1774, un premio para ir a Roma. Su primera estancia en la Ciudad Eterna le aporta una disciplina dibujística importante, lo cual no le impide admirar a los pintores barrocos que trabajan con la luz porque cree que la luz da un volumen que la línea no puede lograr.

Posteriormente marcha a Nápoles y allí estudia las ruinas de las ciudades de Pompeya y Herculano. A su vuelta a París, queda convencido de que es necesaria una regeneración del arte.

Algunas de las primeras obras

  • Retrato de un personaje de la nobleza

La escena se enmarca con el muro y la columna que establecen líneas perpendiculares vertical/horizontal, que se corresponden con la figura y el caballo paralelas. Por tanto, No hay cruce de diagonales como en el barroco. Por el contrario, hay un afán por geometrizar el cuadro.

  • Andrómaca velando a Héctor.

En esta pintura, Héctor se encuentra tumbada y Andrómaca en primer plano con sus hijos. Se representan tres momentos: muerte, dolor y consuelo.

Vuelta a Roma

David vuelve a Roma en 1784 con una misión oficial, la de levantar una serie de esculturas de la antigüedad para las funciones docentes de la Academia francesa.

En esta etapa pinta:

  • El Juramento de los Horacios.

Se trata de un cuadro que le prestigia y le convierte en la autoridad artística más importante del momento. En este cuadro se da un perfecto paralelismo entre pintura y literatura, ya que nace directamente de una representación teatral en Roma, de la que David tomó la idea.

El Juramento de los Horacios es una cuadro que muestra perfectamente lo que es una estructura teatral en la pintura. Delimita y marca el fondo con las arquerías y columnas. En la parte central está el padre, mientras que en uno de los lados, los hijos inician el movimiento al unísono de coger las espadas. Al otro lado, aparecen las mujeres abatidas. Todos ellos conforman la escena de la consolación y tristeza. La pintura representa simultáneamente tres momentos y tres sentimientos: dolor, tristeza y lealtad.

  • Muerte de Sócrates

La Muerte de Sócrates es una pintura de fuerte carga simbólica al ensalzar la aceptación de la muerte por parte del filósofo. Aunque el conjunto denota cierta frialdad, la composición de la escena es extraordinaria, gracias a la acertada colocación de las figuras, los efectos de luz, etc.

  • Los lictores devuelven a Brutus los cuerpos muertos de sus hijos

Representa la escena en que son traídos los cadáveres de los hijos de Brutus que él mismo ha mandado decapitar por traición a la República, ante la madre y hermanas desconsoladas. Llama la atención la figura aislada pensativa de Brutus, que tiene tras él una estatua de la República. Como detalle, este cuadro contiene un bodegón espléndido de una cesta de costura sobre la mesa único detalle que revela la realidad familiar. Otro aspecto notable es el estudio perfecto de la Luz cuyo mejor ejemplo es el contra luz de la estatua de la República citada.

La Revolución Francesa

En 1789 estalla la revolución y David está totalmente absorbido e implicado en ella. Fue diputado de la Convención, formando parte del Comité de Salvación. Organizó la enseñanza del arte sobre las bases libertarias, votó la muerte del rey, se ocupó del urbanismo, de la restauración de los monumentos, etc.

Durante este periodo convulso pinto otra de sus más afamadas obras:

  • Marat asesinado

Se trata de una pintura de gran sencillez y austeridad, con escaso cromatismo, donde la parte alta de lienzo no tiene figuración y los objetos representados son de gran pobreza. Con ello David exalta la honradez y sacrificio del político amigo que sólo vela por el bienestar del pueblo pero rechazando el enriquecimiento personal. Además, el cuchillo con el que es asesinado Marat representa la violencia irracional de la asesina frente a la pluma y papel que es la sabiduría del tribuno.

David Encarcelado

Poco después, David cae en desgracia por su amistad con Robespierre y es encarcelado, hasta que es puesto en libertad en el año 1795. Abre un taller porque se encuentra asqueado por la sociedad corrompida que contempla al salir de la cárcel. Se da cuenta que la lucha por ideales y pureza de costumbres que había protagonizado en la Revolución Francesa había fracasado.

David y Napoleón.

Napoleón, consciente de la estrecha relación que une a pintura y teatro, y su importancia como elemento propagandístico, incorpora a David a la corte como retratista.

En esta etapa pinta:

  • Napoleón a caballo

Es un cuadro de gran dinamismo donde se representa a Napoléon como sereno dominador de la fuerza del caballo en el suelo escribe Carolus Magnun Napoleón, con lo que identifica a Napoleón con Carlomagno, por tanto es una simbolización del nuevo héroe de Francia. El propio Napoleón le pide que haga una crónica de su Coronación 2 de diciembre de 1804. Acude al acto y toma diferentes bocetos, aunque Napoleón le hace cambiar de esquema obligándole a basarse también en los modelos barrocos.

Coronación de Napoleón

Retrata a las personas más características de la época. Papa y obispo de París. Los gestos realistas de los espectadores al acto, contrasta con los fríos gestos de los eclesiásticos. En este cuadro es destacable la gran habilidad de resolver los planos de la arquitectura y al mismo tiempo el lujo de detalles que muestra, esta obra se ha considerado como una magnífica fusión de lo Barroco y la modernidad en la representación de los héroes.

Retratos de David

Jacques Louis David también cultivó el retrato. En este género de muestra intimista y preocupado por la captación psicológica de los personajes.

Se trata de su retrato más famoso. Está representada de cuerpo entero y en una postura poco clásica: descalza y tumbada en torsión. El vestido cae por delante del canapé.

Fuentes