Saltar a: navegación, buscar

José González Curbelo

José González Curbelo
Información sobre la plantilla
Curbelo.JPG
Patriota cubano vinculado a la independencia de Cuba, a José Martí y fundador de la Orden Caballero de la Luz
NombreJosé Nicolás de los Dolores González Curbelo
Nacimiento10 de septiembre de 1835
Bejucal, CubaBandera de Cuba Cuba
Fallecimiento8 de julio de 1907
Artemisa, Cuba Bandera de Cuba Cuba
Causa de la muerteAccidente ferroviario
NacionalidadCubana
Otros nombresGonzález Curbelo
CiudadaníaCubana-Norteamericana
EducaciónElemental
OcupaciónTabaquero
Conocido porJGC
Partido políticoPartido Revolucionario Cubano
CónyugeManuela Basilia Díaz Conde
HijosJosefina González Díaz, José González Díaz, Augusto González Díaz, Frank González Díaz e Ida González Díaz
PadresJosé González Díaz y Juliana Curbelo Blanco
Obras destacadasOrden Caballero de la Luz

José González Curbelo. Patriota cubano vinculado a la independencia de Cuba, a José Martí y fundador de la Orden Caballero de la Luz. Integró el Ejército Libertador.

Síntesis biográfica

Nació el 10 de septiembre de 1835 en la Villa de Bejucal . Hijo de José González Díaz, natural de San Antonio de las Vegas y Juliana Curbelo Blanco de Santa María del Rosario. Es bautizado y ungido con los Santos Óleos, el 5 de octubre de 1835 en la Parroquia de San Felipe y Santiago de Bejucal Estos constituyen casi los únicos datos sobre el nacimiento y la niñez de González Curbelo.

Criollo, pobre y de ideas liberales, González Curbelo era enemigo de la esclavitud y amante de un porvenir más dichoso para Cuba. Como la mayoría de la juventud de Bejucal, se hizo tabaquero y fue empleado en la fábrica de Julián Álvarez, allí a través de las lecturas de tabaquería fue escuchando y conociendo diferentes acontecimientos de la historia de su pueblo natal y de la nación cubana.

Vida personal

González Curbelo contrajo matrimonio el día 12 de enero de 1861 con Manuela Basilia Díaz Conde, natural de Santo Cristo de la Salud (actual La Salud (Quivicán)). De esta unión nacieron cinco hijos: Josefina y José, nacidos en Bejucal, y Augusto, Frank e Ida que nacen en los Estados Unidos.

Trayectoria

La fecha de salida de González Curbelo del país con destino a los Estados Unidos, no ha podido ser ubicada con exactitud. En 1869 la Guerra de los Diez Años acababa de iniciarse en Cuba y se necesitaba la ayuda de los que dentro o fuera quisieran ayudar en esta causa. Pruebas documentales establecen la incorporación, participación y apoyo de José González Curbelo a la causa cubana en fecha tan reciente como 1868.

Una vez en Norteamérica, la Familia González Díaz vive algún tiempo en la ciudad de Nueva York y después se establece definitivamente en Filadelfia. Su dirección en esta ciudad aparece en uno de los cuadernos de apuntes de José Martí: 1738 Columbia Ave. Pha.

En Filadelfia, estado de Pensilvania, González Curbelo abre una tabaquería en la parte baja del pueblo, considerada la primera tabaquería cubana en el lugar y que llegó a emplear a muchos cubanos que no habían encontrado trabajo.

Ya allí, concibió la idea de fundar una institución que hermanara a todos los cubanos, agrupándose bajo sus banderas fraternales todos los emigrados que ansiaban la independencia. Ya González Curbelo había realizado labores a favor de la Libertad organizando una vasta red de ayuda en metálico, en medicinas y armamentos para los combatientes cubanos.

El 20 de abril de 1873, en la calle quinta número 614 sur, de la Ciudad de Filadelfia, Curbelo convocó a un grupo de compatriotas con el fin de crear una asociación de socorros mutuos que al mismo tiempo trabajara por la independencia de Cuba.

El día 26 de abril del propio año los miembros de la asociación se reúnen para discutir el reglamento y constitución de la nueva asociación.

El día 9 de mayo de 1873 esta logia, celebra su primera tenida en la calle Monroe, en el "Salón Niágara", sito en el número 240 de la ciudad de Filadelfia. Es significativo que este día pero de 1709, se fundó el pueblo de Bejucal.

Símbolo de la Orden Caballero de la Luz

Había nacido la hija imperecedera de González Curbelo, La Orden Caballero de la Luz, la que obliga constantemente a su recuerdo, la que lo sitúa con perfiles imborrables en las páginas de la historia. A partir de aquel 9 de mayo comienza su etapa ascendente, iniciado el primer profano, Mister Frank Hartmann, de nacionalidad alemana. Es incontable el número de solicitudes de ingreso y sobre la marcha van adquiriendo características propias.

El día 20 de junio de 1873 fue creado el puesto de experto y al guía se le llamó Maestro de Ceremonias. El día 6 de noviembre de 1874 se cambió el nombre de Venerable por el de Luminar y el de Vice Venerable por el de Vice Luminar. También en 1874 se redactó la declaración de principios.

En el propio año 1874 González Curbelo es seleccionado agente confidencial en Filadelfia. Los años que siguieron no dan tregua a González Curbelo, moviéndose de norte a sur de Estados Unidos. Los años que siguieron no dan tregua a González Curbelo, moviéndose de norte a sur de Estados Unidos. En 1878 González Curbelo vuelve a Cuba con motivo de la Paz del Zanjón, pero no tarda en regresar a Filadelfia. El 10 de abril de 1892 se proclama por Martí el Partido Revolucionario Cubano (PRC), González Curbelo ha sido considerado miembro fundador del PRC, apoya la revolución, además, en calidad de miembro del club revolucionario Ignacio Agramonte Nro 3 fundado el 14 de marzo de 1892 y posteriormente como presidente en funciones del club Silverio Prado. Posteriormente en 1893, González Curbelo es elegido como secretario del Cuerpo de Consejo de los clubes de Filadelfia. A finales de 1894 González Curbelo es enviado por Martí en Misión especial a República Dominicana a encontrarse con Máximo Gómez. Todo parece indicar que la visita de González Curbelo estaba relacionada con la correspondencia de Martí y su posterior llegada a República Dominicana.

Regreso a Cuba

Una vez comenzada la guerra del 95, González Curbelo regresa a Cuba en un barco español junto a tropas españolas que eran trasladadas a la isla, disfrazado de pordiosero; le llamaban el abuelo y trae en un jarro con doble fondo importantes documentos para la causa cubana. En La Habana, hizo contacto con los elementos revolucionarios, dejando los documentos en la bodega propiedad de José Fernández, vivió además en un almacén de tabacos cuyo dueño era Francisco Valdés, sito en la calle Zanja nro 70, lugar donde radicaba el foco conspirativo.

Posteriormente se traslada a Artemisa donde trabaja como administrador de la finca de Nicolás León y como maestro de su hijo Agapito.

El 22 de octubre de 1896, en la noche fuerzas del Ejército Libertador, al mando de Antonio Maceo, realizaron un nutrido fuego al pueblo de Artemisa, González Curbelo estaba junto al General Maceo, para quien conspiró sirviendo a este de intermediario con el cónsul norteamericano Frizleigh Lee.

En abril de 1897 González Curbelo es traicionado cuando intentaba esconder pertrechos de guerra en la finca La Esperanza, es hecho prisionero y conducido a la prisión de Guanajay, de donde sale el lunes 12 de abril de 1897 por gestiones de cónsul norteamericano Frizleigh Lee y por orden de Valeriano Weyler. Un tiempo después González Curbelo sale a México donde continúa la labor revolucionaria.

En 1898 González Curbelo regresa a Cuba, vuelve a Artemisa y es detenido cuando los Estados Unidos le declaran la guerra a España, amigos le facilitan escapar cuando se dirige en tren hacia La Habana, salta y escapa cuando este se detiene en la parada de Candelaria y Oseguera.

A los 63 años de edad se incorpora al Sexto Cuerpo del Ejército Libertador bajo las órdenes del Mayor General del Ejército Libertador cubano Pedro Antonio Díaz Molina. Terminada la guerra entra en la ciudad de Pinar del Río acompañando las tropas del Ejército Libertador al mando del General de División Juan Lorente de la Rosa.

Es en esta época cuando escribe décimas y poesías, inspirado en la patria y en la bandera.

En 1898 González Curbelo propone y logra que se siembre en 1899 en la Plaza de Recreo de la ciudad la llamada Palma de la Libertad, en memoria de la entrada del General Juan Lorente de la Rosa al frente del Ejército Mambí en Pinar del Río.

Muerte

El 8 de julio de 1907 sale a pescar al río Las Mangas, al regresar, se acostó a dormir cerca de la línea del ferrocarril, rodó dormido y colocó una pierna sobre el rail. Como era sordo no oyó el tren que le amputó una pierna, siendo trasladado hasta Artemisa donde falleció pocas horas después.

Fue enterrado en el antiguo cementerio de Artemisa. Sobre este lugar se levanta actualmente una escuela.

Reconocimiento

El 29 de julio de 1902 se publica en "El Fígaro", un periódico artístico literario de la época, una reseña sobre González Curbelo titulada Un Patriota Desconocido, una foto acompaña la reseña.

En 1903, la Orden Caballeros de la Luz, extiende un nombramiento a José González Curbelo como Gran Diputado para toda Cuba y un documento acreditativo por ser el fundador de la Orden, firmado por el Gran Maestro Luminar Pedro R. Someillán.

Fuentes

  • Martínez Betancourt, Julio, Sanabria Gálvez, Idael. (2009). Tras las huellas del Patriota Desconocido. La Habana, Cuba: Editorial Unicornio.
  • Orden Caballero de la Luz. Suprema Logia. (1988) Suplemento de la Revista Luz y Verdad. Órgano Oficial de la Orden Caballero de la Luz. No 3, Mayo y Junio de 1988.
  • Prat Primelles, Raciel. (2010) Manual del Luminar Pasado Instructor. GLOOCL.