Saltar a: navegación, buscar

Látex

Látex
Información sobre la plantilla
LAXTER.jpg
Látex extraído de una planta
Látex. Proviene del citosol lechoso de células lactíferas de un árbol denominado Hevea Braziliensis. Existen aproximadamente 200 especies de plantas de las cuales se puede extraer látex y el 99% de la reserva mundial se encuentra en Africa y el Sudeste de Asia. Tiene una estructura de lípidos, fosfolípidos y proteínas hidrosolubles (hevamina, heveina y factor de elongación del caucho) a las cuales se les atribuye la causa de las respuestas de hipersensibilidad.

Historia del látex

El látex natural es una suspensión acuosa coloidal compuesta de grasas, ceras y diversas resinas gomosas obtenidas a partir de las células presentes en algunas plantas. Es frecuentemente blanco, aunque también puede presentar tonos anaranjados, rojizos o amarillentos y de apariencia lechosa. En ningún caso se debe confundir al látex con el Caucho, la resinaVRsina o las gomas vegetales. La mayor parte del látex de empleo comercial se extrae de la siringa (Hevea Brasiliensis).

En enero de 1839, el americano Charles Goodyear (1800-1860) vertió de forma accidental en una estufa la mezcla de látex y azufre que portaba en un recipiente. Lo que en un principio pudo parecer un infortunio, pronto se convirtió en un gran descubrimiento para Goodyear, puesto que minutos más tarde cuando la mezcla se enfrió, pudo comprobar como ésta se había vuelto sólida sin desaparecer su propiedad elástica. En la actualidad, el empleo del látex está tan extendido que existen más de 40.000 productos de uso habitual que están compuestos de este material. Además, al látex de ciertos vegetales se le atribuyen propiedades terapéuticas, y por ello es empleado en la medicina natural para curar una gran variedad de afecciones y enfermedades. El látex es un material que se encuentra presente en diversos sectores laborales, pero posiblemente sea en el campo sanitario donde existe una mayor presencia de objetos laticíferos. Ejemplos de algunos productos son los guantes quirúrgicos, las mascarillas anestésicas o de reanimación, las sondas, los enemas, los estetoscopios.

Recolección del látex

Plantas para recolectar el Látex.

Para recoger el látex de las plantaciones, se practica un corte diagonal en ángulo hacia abajo en la corteza del árbol. El corte tiene una extensión de un tercio o de la mitad de la circunferencia del tronco. El látex exuda desde el corte y se recoge en un recipiente. La cantidad de látex que se extrae de cada corte suele ser de unos 30 ml. Después se arranca un trozo de corteza de la base del tronco para volver a tapar el corte, normalmente al día siguiente. Cuando los cortes llegan hasta el suelo, se deja que la corteza se renueve antes de practicar nuevos cortes. Se plantan unos 250 árboles por hectárea, y la cosecha anual de caucho bruto en seco suele ser de unos 450 kg por hectárea. En árboles de alto rendimiento la producción anual puede llegar a 2.225 kg por hectárea, y se ha conseguido desarrollar ejemplares experimentales que alcanzan los 3.335 kg por hectárea. El látex extraído se tamiza, se diluye en agua y se trata con ácido para que las partículas en suspensión del caucho en el látex se aglutinen. Se prensa con unos rodillos para darle forma de capas de caucho de un espesor de 0,6 cm, y se seca al aire o con humo para su distribución.

Descripción del material

Luego de cosechar el látex se preserva en amoníaco para prevenir su degradación, se procesa con antioxidantes: fenilenediamina y aceleradores: tiuramos y carbamatos. Posteriormente se moldea en moldes de porcelana y se elaboran diversos productos, muchos de los cuales se usan en las instituciones de salud, como por ejemplo sondas, catéteres, guantes entre otros, y aproximadamente 40.000 productos de consumo habitual como por ejemplo juguetes, globos, preservativos, neumáticos, entre otros. Estos raramente causan reacciones alérgicas excepto a los pacientes más sensibles. Es necesario mencionar que existe el látex sintético: Butil Petroleo y que no se relaciona con cuadros de hipersensibilidad.

Estado, forma, origen

  • El látex esta compuesto de una sola parte, no requiere de mezclado ni pesado. Es más resistente que cualquier hule para moldes.
  • El látex para moldes es un compuesto a base de caucho, especialmente preparado para conseguir interiores de moldes elásticos y resistentes con una productividad perfecta.
  • El látex como compuesto liquido se puede aplicar con brocha, que después de aplicar con múltiples capas y dejando secar entre cada capa, permite construir moldes resistentes de 1/16 a 1/8 de pulgada de espesor frecuentemente utilizados para vaciados de yeso, concretos, ceras y resinas de poliéster.

Este material látex tiene una mayor resistencia al rasgado que los hules sintéticos y es preferido para la fabricación de moldes que se sacan del vaciado como los guantes. También es utilizado para revestimientos de materiales logrando que estos sean impermeables. En su estado formal, e látex perderá su apariencia lechosa y se tornara ligeramente transparente y de color caramelo. El mayor cambio que se puede llegar a producir en el látex depende del espesor de sus capas. Estos espesores varían desde una capa hasta 90 capas produciéndose un cambio de flexibilidad, tracción y compresión y variando su punto plástico, alargándolo, mientras que su punto de rotura es más corto. Este material estudiado, tiene la característica que se descompone rápidamente, por lo que hay que tomar ciertas prevenciones al utilizarlo. El látex no durara más allá de tres meses donde se producirá una capa más pastosa en el envase y que luego no es reutilizable. Las temperaturas extremas producen en el látex que se descomponga, produciéndole una coagulación. En una primera etapa cuando hicimos las marcaras utilizamos capas en una superficie de cobre (un busto), el cual reaccionó al látex y dejo una capa de oxidación en el látex que daño al mismo, lo que quiere decir que los aleamientos de cobre afectan al material y lo hacen inservible. El no dejar el envase cerrado producirá una capa en la superficie del material que no podrá ser reutilizable nuevamente y no podrá mezclarse con el material liquido restante.

Características

Composición Físico – Química

El látex tiene características muy determinantes. Si hablamos del ph del material, es de un rango de 10 a 11 de acidez lo que quiere decir que es un caucho ácido y susceptible a reaccionar con otros materiales. Tiene una viscosidad a 20º c de 200 a 600 pero en una capa. A mayor cantidad de capas se va perdiendo la viscosidad. En su etapa de secado tiene una composición del rango de 59% de solidificación con respecto a otros materiales.

Estiramiento

El látex tiene una elongación dependiendo de la cantidad de capas que se le apliquen. Según sus capas pierde elongación llegando a un punto poco dúctil pero de mayor resistencia. En el caso de una capa de aplicación el rango de estiramiento es de 200%, mientras que a 90 capas es del rango del 1%, disminuyendo considerablemente su moldeaje y su flexibilidad.

Rotura

La rotura del látex se produce y se mide en fuerza tensionada en kilos. En el caso de una capa de espesor, el látex resiste la fuerza de 10 kilos alcanzando su punto plástico y a 12 kilos su punto de ruptura. Cuando trabajamos sobre la base de 2 capas, la fuerza en kilos soportada por el látex es de 30 kilos hasta su punto plástico y de 40, 5 kilos en su punto de ruptura. La ruptura del material va extremadamente ligada a la elongación del producto. A mayor elongación, mayor posibilidades de rotura.

Pliegues

El látex es un material para ser trabajado laminarmente en su defecto, ya que adopta fácilmente superficies, así como también curvas donde adquiere la forma a su totalidad, pero solo si se trabaja el material en su forma pura y sin extras como mallas, ya que con estas adquiere pliegues. Estos pliegues quedan marcados en toda la vida útil del material ya que por sus características, adopta las formas instantáneamente cuando esta seco.

Uniones

El proceso de unión del látex tiene un cierto grado de complejidad. Por una parte se puede unir con otras capas de látex donde se denotara perfección en la unión, pero presentara distintos tipos de grosores y transparencias. En el caso del metal se le debe aplicar una capa de sellador para evitar la porosidad y para evitar la oxidación por parte del látex. El látex también puede ser cosido como un género cualquiera siempre que tenga una estructura, o podrían producirse rajaduras en su superficie. También puede ser pegado con diferentes pegamentos industriales y de uso común, en donde sus superficies se adhieren, pero se debe repasar en muchas etapas en las puntas por ser un unificador de procedencia distinto al látex. Existe un proceso de vulcanización en el látex que nosotros no pudimos constatar, donde por medio del calor se unen las superficies. En nuestras pruebas probamos la posibilidad de unificar capas de látex por medio de calor directo (llama de fuego), lo que produjo en el material quemaduras y derretimiento y repulsión al pegado.

Temperaturas

El látex se debe almacenar entre 15ºc y 25ºc. La exposición a temperaturas menores que 5ºc y mayores a 30ºc, podría producir daños al látex ocasionando coagulación irreversible, y provocando la descomposición del material.

Secado

El látex según su temperatura tiene un proceso de secado de 3 a 4 horas asegurando el gelado completo, a una temperatura de 40ºc y 60ºc, es decir, con ayuda externa de secado ya sea secador de pelo o estufa. A temperatura ambiente demorara entre 5 a 6 horas en secar. Todo el proceso de secado dependerá de en que cantidad de capas se este trabajando. A mayor cantidad de capas mayor tiempo de secado. El calor será bueno siempre y cuando sea un calor indirecto.

Fragüe

El proceso de fraguado se produce dentro del proceso de secado cerca de la hora y media de la primera aplicación en la superficie. En esta etapa cualquier cambio en la superficie del material dañara permanentemente su terminación, ya sea tocándolo, corrigiéndolo o moviéndolo.

Mecanización – moldeado

Aplicaciones

La reproducción puede ser por inmersión o por colada, para ello la superficie del objeto a reproducir debe estar perfectamente limpia y seca. Por inmersión, la película de látex se forma en la parte exterior del molde. Para ello se debe llenar una cubeta con M 1093; despacio, para evitar que no haga espuma y dejando reposar para que se elimine el aire ocluido o atascado. A continuación se introduce el original y se deja inmersionado un tiempo, mayor o menor dependiendo del espesor deseado de la pared. Durante la manipulación de este tipo de moldes es conveniente un contra molde de escayola para evitar deformaciones por su gran elasticidad. Por colada, se reproduce la parte interna del molde, utilizando moldes huecos de dos o más piezas a base de material poroso con una abertura parecida a la de un embudo, por donde se vierte el compuesto de látex. Con el paso del tiempo el látex se espesará y formará una película hasta el espesor de pared deseado; el látex restante, todavía líquido, se hace salir por la abertura del molde. Hasta un completo secado no se desmoldará.

Preparación del molde

La madera, plasticinas a base de aceite, la piedra y las cerámicas esmaltadas generalmente no requieren ningún sellador. El yeso, cerámica sin esmaltar, el cemento la arcilla de agua y metales que contengan cobre deberá de sellarse con algún barniz o laca. Otros metales y materiales deberán de ser probados previamente aplicando un parche pequeño de una capa o dos de látex. Si el látex se pega o se obscurece después de secarse es señal de que deberá de aplicarse un sellador a la pieza. Los modelos con aristas o bordes bruscos o puntiagudos pueden producir un mejor molde si los puntos se lijan un poco antes de sellar. El modelo deberá montarse firmemente sobre una base apropiada como un pedazo de madera. Deberá de perforarse un hoyo a través de la base de madera para permitir la salida del aire y evitar un abultamiento en el molde.

Elaboración del molde

La temperatura y la humedad afectan considerablemente el tiempo de secado del molde. El aire seco y cálido facilita un secado más rápido. El modelo deberá estar libre de aceite, grasas y suciedad. Se deberá humedecer el pincel o brocha en agua jabonosa para facilitar la limpieza. Luego se deberá eliminar el exceso y aplicar una capa delgada de látex al molde. Hay que Evitar que se formen charcos. Un chorro suave de aire puede ayudar para soplar el látex en el detalle más fino y romper cualquier burbuja. En moldes grandes y planos se deberá de aplicar el látex en un patrón de tablero de ajedrez, durante el tiempo de secado se produce encogimiento, e intercalando cuadros se reducirá la formación de estrés y torceduras en el molde final. El látex puede espesarse con el uso dióxido de silicio para poder rellenar huecos. Este espesante deberá de mojarse completamente con el látex y aplicarse en la capa exterior del molde. El látex que ha sido espesado deberá de dejarse secar completamente para evitar que manchas de humedad atrapadas entre el látex puedan causar delaminación de las capas del molde. Los moldes de látex pueden ser reforzados empapando telas como gasa, telas de poliéster o tejidos con el látex. Los refuerzos se deberán de colocar sobre una capa de látex húmedo y saturar la tela permitiendo que el látex pasa a través de la tela picando en forma perpendicular la tela con una brocha de cerda dura. Hay que permitir que el refuerzo seque completamente antes de aplicar la siguiente capa. Cuando se quita el molde del modelo se deberá de dejar secar completamente y curar por medio de calor.

Uso del molde

Evite exponer los moldes a aceites, grasos o solventes. Los moldes pueden lavarse con agua y jabón. Para el vaciado con yeso o cemento el molde deberá de humedecerse previamente con una solución al 1 % de detergente líquido para trastes, esto ayuda a eliminar las burbujas de aire de la superficie del molde. Generalmente no es necesario el uso de ningún otro desmoldante. Para el vaciado de resinas, es necesario el uso de un desmoldante tipo cera, silicona o alcohol polivinilico. Las resinas acortan la vida de un molde de látex rápidamente, por lo que para este tipo de vaciados se recomienda más frecuentemente el uso de siliconas o poliuretanos. Los moldes deberán de almacenarse dentro de su contra molde en un lugar fresco y seco evitando que le dé la luz directa del sol. El Látex contiene amoníaco y es una dispersión alcalina la cual puede ocasionar quemaduras de piel y ojos. Evite el contacto directo en piel y ojos. Use en lugares con ventilación adecuada. En caso de contacto, lave los ojos con agua limpia abundantemente durante 15 minutos y busque atención médica de inmediato. En la piel y ropa, lávese con agua y jabón en forma abundante.

Látex solo con distintas capas

Con más de nueve capas de aplicación el látex se convierte en un material resistente y elástico, al cual se pueden dar distintas formas adaptándose fácilmente a la forma del molde, logrando de esta manera formas que con otros no se podrían obtener por la misma dificultad de producción y características. Dentro de estos objetos se encuentran las mascaras, que como vimos, pueden tomar fácilmente la forma de los moldes, reproduciendo con mucha perfección hasta los más mínimos detalles. La manera de trabajarlos era con una esponja de baja porosidad, aplicando capa a capa y esperando un secado de toda la pieza para volver a aplicar la siguiente, no es un trabajo muy largo ya que el secado del látex es rápido. Para acelerar el secado también se puede usar secador de pelo común. Después de todo este tiempo descubrimos que la mejor forma de trabajar el látex es con espátula o de forma manual, para evitar las burbujas o el exceso de material no deseado. Las cantidades de látex o capas van variando dando distintas características al material, como veremos a continuación.

  • 1 capa: el material es inestable, al desmoldarlo tiende a enrollarse perdiendo absolutamente su forma pegarse en sí mismo.
  • 2 capas: el material sigue siendo inestable y difícil de manipular y trabajar como un producto, al desmoldarse sigue enrollándose y pegándose contra sí mismo, empieza a perder su transparencia.
  • 3 capas: el material empieza a hacer más estable, su transparencia empieza a ser cada vez menor, pero su resistencia a la tracción empieza a ser mayor resistiendo un mayor estiramiento, pero se rompe fácilmente dentro de rangos de pequeña tensión
  • 4 capas: pierde totalmente su transparencia, su resistencia es mucho mayor, y su tracción es mucho mayor, no llega a su fase plástica tan rápidamente como en las capas anteriores, aunque marca los pliegues que se le infieren con mayor rapidez. Y ano se enrolla cuando es despegado de¡ plano y mantiene la forma que se le aplica, o donde es aplicado.
  • 5 a 7 capas: las características en estas capas son todas muy similares, solo aumenta su resistencia a la tracción, disminuye cada vez mas la transparencia en cada capa y adquiere la forma de una mejor manera, y es capaz de mantenerla mientras más capas se le apliquen.
  • 9 capas: es la medida justa para mantener de una manera uniforme la forma de¡ objeto a moldear, su resistencia es la deseada por el usuario, y ano se pliega al ser utilizado, pierde absolutamente su transparencia, pero las características anteriores hacen que esta medida sea la perfecta para la función que se busca. Aunque también debemos mencionar que mientras más capas de látex se utilicen en el tiempo de secado es aun mayor, pero esta espera vale la pena por un material mejor.

Características de manipulación del material

Podemos decir que una vez finalizada la etapa de producción del material hay distintas características representativas del material que hay que tener en cuenta a la hora de querer generar un producto con este material como las que se mencionan a continuación;

  • Para pegar el material a distintas superficies se utilizan pegamentos sintéticos como agorex, neopren, uhu o cualquier material de este tipo.

- El material final puede ser pintado con spray, pero hay que tener en cuenta que no se lo puede someter a estiramientos ya que la pintura tiende a quebrarse al ser tensada, por eso no es recomendable pintar el material sobre el si va ser sometido a algún tipo de tracción.

  • En el caso de las mascaras se les puede dar una coloración con polvos de cara y pinturas de este tipo para darles un toque más natural y real al producto final, porque es eso lo que se busca en este tipo de productos una realidad máxima.

- Cuando el material es sometido a una tensión que sobrepasa su capacidad máxima de elongación tiende a llegar a su periodo plástico y no vuelve a su forma normal, por eso hay que tomar en cuenta para qué va a ser utilizado y las capas que serán necesarias aplicar para tener una mayor capacidad de elongación.

  • Tanto el látex solo como con gasa al ser sometido a dobleces durante mucho tiempo tiende absorber la marca quedando fijada en su forma para siempre, por lo que es recomendable mantener los productos sin estructura interna (como las mascaras) en posiciones que no afecten su forma original.

- Para producir productos estructurados o rígidos se necesita de una matriz para que su forma sea modelada y adquiera la forma deseada.

Utilización

El látex se utiliza funcionalmente en productos terminados de solo una pieza, como por ejemplo en las pelotas de los niños, huesos para perros y preservativos, que nos muestran la diferenciación de distintos tipos de grosores en cuanto a capas y coloridos.

Posibles usos industriales

Como el látex es un material flexible se podría utilizar en la fabricación de rollos a la venta pública como es el caso del PP, siendo su función la de revestimiento de productos que necesiten flexibilidad a la tracción y compresión y impermeabilización sus caras. En su producción industrial se podría mecanizar por medio de maquinaria laminatorias que dejasen caer el látex por medio de un semi vaciado en superficies con las distintas texturas a alcanzar según la textura meta. El proceso de secado podría acelerarse por medio de calor indirecto, acelerando el proceso de gelado y fragüe. Además el material podría ser complementado por medio de polvos desmoldantes según sea el caso del material a copiar (En algunos casos el látex no se despega fácilmente, como en el caso de las telas).

Productos que contienen látex

Hospital

  • Guantes quirúrgicos, estériles, composición 100% látex.

Existen guantes de látex tratado para ser hipoalergénicos; éstos pueden ser útiles a personas con hipersensibilidad tipo iv, aunque posteriormente pueden desarrollar mayor hipersensibilidad. No debemos sobre valorar el término hipoalergénico: la materia prima con que se fabrican estos guantes sigue siendo látex, a pesar de la ausencia de polvo en su superficie, por ello, el alérgico a este producto desarrollará sensibilidad a este tipo de guantes. los guantes de vinilo y plástico, útiles cuando no es necesaria la esterilidad y de neopreno para usos estériles, pueden sustituir a los guantes de látex.

  • Sondas vesicales tipo foley este tipo de son daje deberá sustituirse por sondas de silicona que existen en el hospital desde hace tiempo.
  • Tubos endotraqueales se debe sustituir el clásico "rush" con balón por tubos de plástico, igualmente fiables.
  • Viales multidosis de medicación el uso de recipientes con tapón de caucho, si no pueden sustituirse éstos por ampollas de cristal o plástico, deberá someterse a ciertas precauciones como la no introducción de la aguja a través del tapón, o la sustitución de ésta en caso de perforación del tapón. se trata de evitar la inyección de partículas de látex al paciente.
  • Torniquetes o compresores utilizados en extracciones de sangre pueden sustituirse por presión manual.
  • Mascarillas para uso anestésico o reanimación se puede colocar una compresa al rededor de la mascarilla, haciendo una barrera entre la piel del paciente y la mascarilla.
  • Sistemas de sueroterapia ciertos sistemas poseen una desviación en y con tapón de caucho, en estos casos no se debe usar el tapón e inyectar la medicación poniendo una llave de tres vías.
  • Ambú para ventilación manual. se tendrán las mismas precauciones que se han descrito para la mascarilla.
  • Ciertas tiras adhesivas o esparadrapos a evitar su utilización.
  • Chupetes y tetinas evitar los fabricados con caucho natural o sintético y buscar sustitutos de silicona.
  • Drenajes intraoperatorios o postquirúrgicos desechar los conocidos como "penrosse", "kher" y "petzer". Sustituir por drenajes de silicona tipo "jacksson-pratt" o plásticos.
  • Sonda vesical y nasogástrica desechar el "foley" estándar y la sonda roja de látex y sustituir por sondas de silicona y transparentes de "levin".
  • Trócares de laparoscopia contraindicados los desechables por contener una goma interna de látex, sustituirlos por metálicos.
  • Envases de viaflex (soluciones intravenosas): son de látex natural los lotes anteriores a 1.998 (color oscuro). Sustituir por poliisopreno sintético, lotes que empiezan por m a partir de 1.998 y color más claro.

Fuera del hospital

  • Tetinas de bebe
  • Chupetes
  • Guantes de latex
  • Preservativos de hombre o de mujer
  • Algunas prendas de vestir (ropa interior, prendas elásticas...)
  • Almohadones, colchones...
  • Adhesivos
  • Gomas de borrar
  • Globos

La alergia al látex

La alergia al látex fue descrita por primera vez en 1979 y los primeros reportes de complicaciones severas intraoperatorias datan de los comienzos de esta década. Consecuente con estos primeros reportes en noviembre de 1992 el Center for Disease Control (CDC) realizó la primera Conferencia Internacional del Látex y sensibilidad a artículos médicos en Baltimore, Maryland. Participaron 15 países congregando a más de 400 personas que se dedicaron a revisar el tema desde diferentes puntos de vista: inmunología, química, patogénesis, rutas de exposición, población expuesta, entre otros. Es así como, en 1993 la FDA reguló que todos los productos médicos que contuvieran látex debían advertir con un mensaje que explicitara la presencia de látex natural en el producto. Posteriormente en 1996 se prohibió a las industrias productoras de látex que utilizaran el término de Hipoalergeno en los empaques de guantes de látex.

¿Qué lo desencadena?

Algunos individuos tienen anticuerpos específicos, llamados anticuerpos IgE, que los hacen hipersensibles a las proteínas contenidas en el látex de caucho natural. Las reacciones a las proteínas del látex mediadas por IgE son responsables de la mayoría y las más severas reacciones alérgicas al látex. Por otra parte, varios productos químicos que son agregados al látex durante su procesamiento pueden ser responsables de algunas reacciones locales de la piel, pero estos aditivos no han sido relacionados con las reacciones más generalizadas y potencialmente fatales asociadas con látex.

Síntomas

La alergia al látex puede ser leve o severa con síntomas tales como:

  • Ojos llorosos y rojos con comezón
  • Estornudos o nariz con mucosidad
  • Tos
  • Erupción cutánea "rash" o urticaria
  • Presión en el pecho y sensación de "falta de aire"
  • Choque

Una persona sensible al látex también puede tener una reacción alérgica capaz de atentar contra su vida sin ningún síntoma o señal de aviso previo La alergia a las proteínas del látex es un problema médico nuevo con síntomas similares a los que se observan en individuos alérgicos al veneno de la abeja o a la caspa del gato. Las reacciones a la exposición al alergeno son generalmente agudas, pueden parecer fiebre de heno o asma, con síntomas tales como congestión nasal, urticaria o dificultad al respirar. Los casos más severos pueden llegar a la anafilaxis, una reacción potencialmente fatal que afecta muchas partes del cuerpo al mismo tiempo. Los síntomas son usualmente inmediatos, progresan rápidamente y pueden incluir una peligrosa caída de la presión sanguínea, enrojecimiento de la Piel, dificultad respiratoria, inflamación de la Garganta, Lengua y nariz y pérdida de la conciencia. Al primer signo de reacción anafiláctica debe buscarse atención médica de emergencia.

Los problemas a la piel como consecuencia del uso de guantes de látex y no-latex suelen confundirse con alergia al látex. La dermatitis de contacto es un problema frecuente de los usuarios de guantes el cual puede deberse a una dermatitis de contacto irritativa causada por el frecuente lavado y secado de manos con jabones irritantes, abrasiones a la piel al ponerse y sacarse los guantes y maceración de la piel cubierta con una barrera impermeable. También puede deberse a dermatitis por "sensibilidad química" causada por el contacto alérgico a uno de los productos químicos utilizados en la producción de guantes de goma. Estos problemas locales de la piel virtualmente nunca son el resultado de una verdadera Alergia al látex.

Fuente