Saltar a: navegación, buscar

Radioterapia

Radioterapia
Información sobre la plantilla
Radioterapia-guia clip image001.jpg
Concepto:La radioterapia es una clase de terapia local que utiliza una forma de energía invisible al ojo humano para dañar y destruir células tumorales.

Radioterapia. Es una clase de terapia local que utiliza una forma de energía invisible al ojo humano para dañar y destruir células tumorales. La radioterapia afecta tanto a células normales como tumorales, pero éstas últimas son mas vulnerables a la radiación porque se encuentran en constante crecimiento y formando nuevas células. Las células normales pueden reparar este daño y sobrevivir, pero las células tumorales serán destruidas. Frecuentemente se usa en combinación con la cirugía para eliminar células malignas remanentes después de la operación. En algunas ocasiones los ganglios de la axila y cuello también pueden recibir tratamiento. La radioterapia frecuentemente se da después de la cirugía, o después de la quimioterapia, si ésta está indicada.

Historia

La radioterapia se utiliza como tratamiento hace ya más de un siglo. El primer informe de una curación a través de radioterapia data de 1899, poco después de 1895 cuando Roentgen descubre los rayos X y al año de 1898 cuando Curie descubrió el radio. Es en 1922 cuando la Oncología se establece como disciplina médica. Desde ese momento, la radioterapia, al igual que el resto de las técnicas utilizadas para tratar el cáncer, ha evolucionado mucho. La aparición en 1953 del acelerador lineal un aparato que emite radiaciones, y el uso del cobalto son dos de los grandes pasos que ha dado la ciencia en este terreno. Hasta la década de 1980, la planificación de la radioterapia se realizaba con radiografías simples y verificaciones 2D o en dos dimensiones. El radioterapeuta no tenía una idea certera de la localización exacta del tumor. A partir de 1980, con la radioterapia conformada en tres dimensiones (RT3D), gracias a la ayuda del TAC(Tomografía Axial Computarizada) y a los sistemas informáticos de cálculo dosimétrico, se obtienen imágenes virtuales de los volúmenes a tratar, que permiten concentrar mejor la dosis. A partir de la década de 1990, otras técnicas de imagen como la Resonancia magnética, ecografía y PET, se han incorporado a la planificación de la radioterapia, con las que se obtiene una delimitación más exacta del volumen tumoral para respetar a los tejidos sanos. La radioterapia por intensidad modulada (IMRT:Intensity-modulated radiation therapy) es una forma avanzada de RT3D más precisa, en la que se modula o controla la intensidad del haz de radiación, obteniendo alta dosis de radiación en el tumor y minimizando la dosis en los tejidos sanos. Para ello utiliza modernos aceleradores lineales con colimador multiláminas y sofisticados sistemas informáticos de planificación dosimétrica y verificación de dosis. Ya en el siglo XXI, empiezan a surgir complejos sistemas de radioterapia 4D, es decir, una radioterapia que tiene en cuenta los movimientos fisiológicos de los órganos como los pulmones durante la respiración.

Radiación

Hay dos maneras de dar radiación externa o interna.

Radiación Externa

Es la más común forma de irradiar y se emite a través de una maquina llamada acelerador linear. Antes de comenzar con el tratamiento necesitará una sesión de simulación en que se ensayará la posición en la cual será irradiada, se tomarán medidas e imágenes y tal vez sea necesario hacer pequeñas marcas en su piel denominadas tatuajes. Posteriormente cada vez que acuda a una sesión de tratamiento será ubicada en esa misma posición de tratamiento. Durante el tratamiento el paciente será posicionado bajo la maquina (acelerador linear) que enviará la radiación hacia toda la mama por unos pocos minutos una vez al día. Existe otra manera de irradiar externamente en que solo recibe radiación el sitio donde se alojaba el tumor, se denomina radioterapia parcial. En este caso la radiación se da dos veces al día durante cinco días. Existen estudios en curso que están comparando esta atractiva y nueva técnica con la técnica tradicional de irradiar toda la zona.

Radiación Interna

Durante este tratamiento se implanta temporalmente una fuente de radiación dentro de la zona afectada, esto entrega radiación localizada al área donde estaba el tumor. Esto puede ser efectuado a través de múltiples tubos (braquiterapia), o a través de un moderno catéter que tiene la forma de un globo. Al igual que la radioterapia parcial los resultados de estos dos métodos de radioterapia interna están siendo evaluados a través de estudios científicos.

Cuándo se usa la radioterapia

La radioterapia se emplea como terapia exclusivamente local o loco-regional (cuando se incluyen los ganglios cercanos al tumor). Es decir, trata el cáncer en su lugar de origen. Su objetivo puede variar en función de cuándo se administra:

  • Radioterapia neoadyuvante: Se denomina así a la radioterapia que se administra como primer tratamiento. Su finalidad es reducir el tamaño del tumor y facilitar la cirugía posterior.
  • Radioterapia radical: Es aquella que se administra como único tratamiento, con el fin de curar la enfermedad y/o mantener la función del órgano.
  • Radioterapia adyuvante:Es la radioterapia que se administra después de la cirugía o de la quimioterapia. Su finalidad es destruir las células malignas para consolidar el tratamiento local.
  • Radioterapia concomitante: Se administra a la vez que otro tratamiento como por ejemplo, la quimioterapia. Su fin es realizar el tratamiento local y sistémico al mismo tiempo. Se mejoran así los resultados de cada terapia por separado.
  • Radioterapia intraoperatoria: Es la administración de una dosis única de radioterapia durante la cirugía.

Sustancias utilizadas en la radioterapia

Las siguientes son algunas de las sustancias radiactivas comúnmente utilizadas:

Recomendaciones

Existen recomendaciones generales para todos los paciente, las cuales se refieren al tipo de ropa que deben usar y sobre el cuidado de la piel en las áreas expuestas a la radiación, como:

  • Sólo aplicar medicamentos indicados por el médico.
  • No usar fomentos.
  • No rascarse, para evitar irritaciones por rascado.
  • Asegurarse de descansar lo suficiente, en lo posible no realice esfuerzo físico exagerado.
  • Mantener una alimentación sana y balanceada es indispensable.
  • Evitar usar ropa apretada sobre el área de tratamiento, como fajas, cuellos, brassier, etc.
  • Ser extremadamente cuidadoso con la piel del área que está sometida a tratamiento.Use ropa muy suave sobre ésta área.
  • No almidonar la ropa.
  • No usar jabones, lociones, desodorantes, medicamentos, perfumes, cosméticos, talco o cualquier otro agente sin consultar con su médico. Muchos productos para la piel dejan una capa que puede interferir con el tratamiento ó con la cicatrización.
  • No usar cinta adhesiva sobre la piel tratada.
  • Usar afeitadora eléctrica si necesita rasurarse el área tratada.
  • Proteger la piel irradiada de los rayos del sol. Cubra la piel en lo posible con ropa liviana o con un sombrero. Continúe protegiendo esta piel del sol por lo menos un año después del tratamiento.

Sin embargo, el médico hará recomendaciones específicas para cada tratamiento, de acuerdo con los órganos que se tratan.

Efectos secundarios

La radioterapia puede tener muchos efectos secundarios, los cuales dependen de la parte del cuerpo que recibe la radiación, la dosis de radiación y la frecuencia con que se realice la terapia:

  • Pérdida del cabello.
  • Dolor en la piel.
  • Enrojecimiento y ardor en la piel.
  • Muda de la capa exterior de la piel (descamación).
  • Aumento del pigmento de la piel (hiperpigmentación).
  • Muerte del tejido cutáneo (atrofia).
  • Picazón.
  • Fatiga y malestar.
  • Conteos sanguíneos bajos.
  • Dificultad o dolor al deglutir.
  • Eritema.
  • Edema.
  • Cambios en el sentido del gusto.
  • Anorexia.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Aumento de la susceptibilidad a la infección.
  • Daño fetal en mujeres embarazadas.

Fuentes

  • Perry MC. Principles of cancer therapy. In Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007
  • www.cancer.gov