Saltar a: navegación, buscar

Raimundo III de Trípoli

(Redirigido desde «Raymundo III de Trípoli»)
Raimundo III de Trípoli
Información sobre la plantilla
Príncipe de Galilea y Tiberíades
Conde de Trípoli
Balduino V y Raimundo de Tripoli, su regente.jpg
Raimundo de Tripoli, primero a la derecha del rey Balduino V de quien fuera su regente.
Reinado 1152 - 1187
Otros títulos Príncipe de Galilea y Tiberíades (1174-1187)
Nacimiento ~ 1140
Fallecimiento julio de 1187
Trípoli (Líbano)
Predecesor Raimundo II de Trípoli
Sucesor Raimundo IV
Cónyuge/s Eschiva de Bures
Padre Raimundo II de Trípoli
Madre Hodierna de Trípoli

Escudo de Raimundo III de Trípoli

Raimundo III. (~1140-1187). Conde de Trípoli (1152-1187) y por ello conocido como Raimundo III de Trípoli. Fue dos veces regente del Reino Latino de Jerusalén (1174-1177, 1184-1185). Intentó frenar el avance de Saladino, quien se apoderó de Alepo en 1183. Muerto Balduino IV, no pudo acceder al trono, puesto que Sibila, apoyó a su segundo marido, Guido de Lusignan.

Datos biográficos

Sucedió a su padre Raimundo II, cuando este fue asesinado de en 1152. En una de sus campañas contra los musulmanes fue hecho prisionero por su líder Nur al-Din en 1164. Fue liberado en 1172.

Regente

Cuando Balduino IV, nuevo rey de Jerusalén, , tomó el trono en 1174, Raimundo reclamó exitosamente la regencia como el primer pariente masculino más próximo de Balduino, un niño enfermo de lepra. La regencia terminó cuando Balduino alcanzó la mayoría de edad en 1177. Raimundo siguió tomando parte activa en los asuntos del reino.

Los rivales de Raimundo indujeron a Balduino a exiliarlo durante dos años (1180-1182). La creciente amenaza del líder musulmán Saladino condujo nuevamente a la designación de Raimundo (principios de 1184) como regente para el infante sobrino del moribundo Balduino, quien había sido coronado rey (1183). Hubo una condición, sin embargo, que si el nuevo rey, Balduino V, moría antes de tiempo, la sucesión debía ser determinada por el Papa, el emperador del Sacro Imperio Romano, y los reyes de Inglaterra y Francia. Cuando Balduino IV murió en marzo de 1185, Raimundo inmediato concluyó una tregua de cuatro años con Saladino.

Cuando Balduino V murió en el verano de 1186, su madre Sibila y su esposo Guido de Lusignan tomaron el trono en violación de la condición de la regencia. Negándose a reconocer a Guido, Raimundo se retiró a Tiberíades (en el Mar de Galilea), un bastión que pertenecía a su esposa Eschiva de Bures, princesa de Galilea. Cuando Saladino reanudó la guerra contra el reino, Raimundo en un principio mantuvo por separado una tregua. Pero finalmente, la masacre de algunos de los seguidores de Guido en la zona de Galilea por parte de los musulmanes a los que Raimundo había concedido un salvoconducto impulsó a Raimundo a una reconciliación con Guido. Raimundo fue herido en la batalla de los Cuernos de Hattin (4 de julio de 1187), después de lo cual se retiró a Trípoli y murió poco después.

Juventud

Raimundo sucedió a su padre, Raimundo II, que había muerto a manos de los Hashshashin y a Hodierna de Trípoli, que actuó como regente hasta su mayoría.

En 1160, el emperador bizantino Manuel I Comneno buscaba una esposa en los reinos cruzados. Las dos candidatas fueron Melisenda (hermana de Raimundo) y María de Antioquía. Al principio se decidió por la primera, pero por distintos motivos, al final se casó con María. Raimundo, ofendido, respondió con un ataque pirata sobre la isla bizantina de Chipre.

En 1164 Raimundo y Bohemundo III de Antioquía intentaron liberar Harim de un asedio de Nur al-Din, pero fueron derrotados y Raimundo, junto con otros, fue capturado y preso en Alepo. Estuvo preso hasta 1173, durante su cautividad el rey Amalarico I de Jerusalén actuó como regente del condado.

Regente de Jerusalén

Raimundo fue regente del reino a la muerte de Amalarico I (1174), pues el heredero, Balduino IV era un niño enfermo de lepra, y Raimundo era su pariente masculino más próximo (primo hermano de Amalarico). Se casó con Eschiva de Bures, princesa de Galilea y viuda de Gualterio de Tiberíades, lo que le proporcionó un gran poder en el norte del reino. Como regente nombró a Guillermo de Tiro canciller en 1174 y arzobispo de Tiro en 1175. Se retiró con la mayoría de edad de Balduino IV (1176), aunque siguió manteniendo su influencia.

Raimundo y el partido de los nobles

Raimundo también jugó un importante papel en las luchas intestinas en el reino. Dos eran los partidos: los barones, que vivían de las rentas de sus tierras, y los nuevos cruzados, que buscaban el botín de guerra. Formaban, respectivamente, el partido de los barones (o de los nobles) y el partido cortesano. El primero era partidario de las relaciones pacíficas y el comercio que mantuviesen sus ingresos. En el partido cortesano se encontraba Inés de Courtenay, así como muchos recién llegados al reino, como Reinaldo de Châtillon y Guido de Lusignan.

Como tataranieto de Raimundo IV de Toulouse, Raimundo III formaba parte de las familias establecidas desde la Primera Cruzada en el reino. Prefería estar en buenas relaciones con los musulmanes, y a menudo tenía conflictos con los nuevos cruzados o con las órdenes militares que buscaban la lucha con el Islam.

En 1180 Inés y Balduino apoyaron el matrimonio de Guido con Sibila, hermana del rey, a pesar de la oposición de Raimundo. Guido pasó a ser el regente en 1182. Cuando éste cayó en desgracia ante Balduino, Raimundo volvió a ser regente. En 1183, Raimundo y la Haute Cour lograron cambiar la sucesión a favor de Balduino V, hijo de Sibila y su primer marido, Guillermo, saltándose las pretensiones de Sibila y Guido. Pero tras las muertes de Balduino IV (1185) y Balduino V (1186), el reino pasó a Sibila, aunque para ello tuvo que divorciarse de Guido; pero después de acceder al trono volvió a casarse con éste. Raimundo terminó por retirarse a Trípoli, al perder toda posibilidad de influencia.

Batalla de Hattin y muerte

En Tripoli hizo las paces con Saladino. Pero después de que éste atacase una embajada enviada por Guido a Raimundo, Raimundo firmó la paz con Guido, y combinaron sus tropas contra Saladino. Con la oposición de Raimundo, Guido decidió plantar batalla directamente a Saladino y fueron derrotados en la batalla de los Cuernos de Hattin (1187). Raimundo fue uno de los pocos que logró escapar. Murió ese mismo año en Tiro.

Raimundo en la ficción

En la película El reino de los cielos (2005), la figura de Raimundo es interpretada por Jeremy Irons en una versión muy libre con el nombre de Tiberias. Al condado de Trípoli no le asignan ningún papel en la película, y Raimundo/Tiberias es el mariscal de Jerusalén, cargo pequeño en este reino. Todo lo demás como su amistad y apoyo a Balduino IV y sus disputas con Reinaldo, Guido y el "partido cortesano" responden bastante bien a la realidad.

Fuentes