Rosa de Jamaica

Rosa de Jamaica
Información sobre la plantilla
Rosa de Jamaica.jpg
Nombre Científico:Hibiscus sabdariffa L.
Reino:Plantae
División:Magnoliophyta
Clase:Magnoliopsida
Subclase:Dilleniidae
Orden:Malvales
Familia:Malvaceae
Subfamilia:Malvoideae
Género:Hibiscus
Especie:Hibiscus sabdariffa

Rosa de Jamaica (Hibiscus sabdariffa), también conocida como flor de Jamaica o rosa de Abisinia. Es un hibisco de la familia de las malváceas, originario de África tropical, desde Egipto y Sudán hasta Senegal, aunque, debido a sus propiedades medicinales, se cultiva con éxito en México, América Central y en el sur y sudeste asiático, incluido el sur de China.

Es una hierba alta, parecida al quimbombó, con flores rojas. Los cálices, de color carmesí, se emplean en infusión y para preparar un refresco excelente, de un bello color rojo, que al endulzarlo presenta un sabor muy agradable, ligeramente ácido. Por cada 100 g de porción comestible contiene: 1,1 % de proteínas; 2,6 % de grasas; 12 % de fibras; 6,90 % de cenizas; 1,2 mg de hierro; 0,029 mg de carotenos; 0,11 mg de tiamina; 0,2 mg.

Taxonomía

Nombre científico

Autores

Nuevo nombre científico

  • Sabdariffa rubra Kostel.[5]

Sinonimia

  • Hibiscus cannabinus L.
  • Hibiscus cruentus Bertol.
  • Hibiscus fraternus L.
  • Hibiscus palmatilobus Baill.
  • Sabdariffa rubra Kostel.[6]
  • Abelmoschus cruentus (Bertol.) Walp.
  • Furcaria sabdariffa Ulbr.
  • Hibiscus acetosus Noronha
  • Hibiscus gossypifolius Mill.
  • Hibiscus sanguineus Griff.[7]

Nombre común

Rosa de Jamaica, rosa de Abisinia, flor de Jamaica.

Descripción

Se trata de una planta herbácea anual que puede alcanzar de 3 a 5 metros de altura. Es propia de climas secos subtropicales, montanos, de matorral espinoso. Las hojas, tri o pentalobuladas, tienen unos 15 cm de longitud, alternas en el tallo, y las flores, de color rojo en la base y más pálido en los extremos, tienen de 8 a 10 cm de diámetro, aunque lo más destacable de la planta es el Cáliz, carnoso y de un color rojo intenso, que se recoge en el momento en que alcanza un tono vinoso y se deja secar para su uso como infusión.

Usos

En un principio, esta planta se cultivaba para obtener la fibra que se extraía de sus duros tallos, utilizada como sustituto del Yute utilizado para hacer arpillera. Más tarde, los cálices de la planta se emplearon como colorante alimentario, sobre todo en Alemania, pero resultan fáciles de encontrar en los mercados de Francia, utilizada por la comunidad senegalesa como flores o jarabe. Las hojas verdes se usan como una especie de espinacas especiadas que los senegaleses añaden a veces al arroz y al plato nacional de su país, el “tiéboudienne”, de arroz con pescado. La Flor de Jamaica, por sus cálices, frutos, semillas y fibras, posee muchas propiedades nutricionales. Esas partes de la planta ingeridas como bebidas refrescantes y relajantes; el aceite que se extrae de las semillas hace que sea una fuente invaluable de alimento, debido al contenido proteico y calórico.Los tallos tiernos, hojas y cálices se usan también en la preparación de sopas, salsas y otros.


En África y sobre todo en el Sahel, se prepara una infusión azucarada denominado carcadé que se vende incluso en la calle. En el Caribe, ésta se prepara a partir del fruto fresco y se toma en Navidad. En Trinidad y Tobago se produce incluso una bebida, denominada “Shandy Sorrel”, que combina esta infusión con Cerveza. En América Central se toma como bebida refrescante o como infusión caliente, y con ella se preparan también mermeladas, dulces, jarabes y otros refrescos. En México es muy popular tomar té frío, como acompañamiento de la comida y se conoce como Agua de Jamaica. En Panamá, fue introducida por inmigrantes jamaiquinos y se le conoce como “saril" que proviene de sorrel (el nombre deriva de la voz Sahel). Se prepara un refresco que se consume en navidad haciendo una infusión de cálices de esta planta con Jengibre y es conocido popularmente como "chicha de saril". En la Provincia de Misiones, Argentina, se la conoce como Rosella, y se utiliza para preparar una Mermelada, hirviendo los cálices frescos con azúcar.

En la cocina se usa para confeccionar deliciosos platos, salsas, siropes y mermeladas, con la que se rellenan panetelas y pasteles. Por ejemplo, en África se cocinan los cálices de Jamaica al vapor y se sirven con maní molido. En México, se hacen tacos con los cálices cocidos en salsa de Chile. El sirope elaborado con la Flor de Jamaica se parece mucho al de arándano por su sabor y apariencia. Por su alto contenido de pectina cuando se confeccionan las jaleas quedan con mucho cuerpo, es tan así, que en Pakistán se usa como fuente de pectina para la industria de conservas de frutas. Con la Flor de Jamaica también se prepara un vino delicioso.

Los países exportadores la embarcan seca al Sol o artificialmente, y se envasan en bolsas de nylon para mantenerlas. En Senegal, los cálices secos se compactan en grandes pelotas, que pesan 175 lbs (80 kg) para el embarque a Europa, uno de los mayores consumidores. Las hojas tiernas de la planta se comen como verduras en muchos países, cocinadas o crudas, en ensaladas y en combinaciones con carne o pescado. Estas hojas se usan como ingredientes de algunos currys. En los mercados de Dakar existe un gran comercio de las hojas de Jamaica tiernas.

El valor nutricional de los cálices puede verse en la siguiente tabla:

Contenido peso Proteína 1.145 g Grasa 2.61 g Fibra 12.0 g ceniza 6. 90 g calcio 1.263 mg fósforo 273.2 mg hierro 8.98 mg caroteno 0.029 mg tiamina 0.117 mg riboflavina 0.277 mg niacina 3.765 mg ácido ascórbico 6.7 mg

En Cuba, tenemos en muchos huertos esta maravillosa planta, la que se reproduce muy bien por semillas o por estacas y ocupa poco espacio, ideal para patios, jardines y hasta balcones. Algunas personas que la tienen cultivada no la consumen porque piensan que sólo tiene valor ornamental. No pierda la oportunidad de conocerla y disfrutar de sus bondades tanto alimenticias como medicinales,

Producción

Los mayores productores del mundo son China y Tailandia. La producción es menor en México, Egipto, Senegal, Tanzania, Malí y Jamaica, y la de mejor calidad del mundo procede de Sudán, aunque en poca cantidad. En el delta del Ganges, en la India, donde se la denomina mesta, se cultiva por las fibras vegetales de su tallo, muy resistentes. En Brasil se cultiva de forma orgánica en la zona de Minas Gerais como “Flor dos Hibiscus”, donde se han desarrollado gran variedad de productos orgánicos.

El Hibiscus sabdariffa es un cultivo relativamente nuevo en Malasia. Se introdujo en los años 90, y su comercialización fue ascendido en 1993 por el Departamento de Agricultura de Terengganu. Entre los productos derivados de la flor, están la salmuera dulce, jalea y mermelada. En el Caribe Colombiano se le conoce como Gabeche y su cosecha se da entre los meses de noviembre a principios de febrero. En el departamento del Atlántico, los pétalos son hervidos en agua y se toma como refresco, fermentados como especie de licor.

Propiedades medicinales

En la medicina tradicional de India, África y Latinoamérica, esta planta tiene un lugar importante, pues es utilizada contra muchas enfermedades tanto en personas como en animales. Por ejemplo, se le considera eficaz para bajar la fiebre, estimular la actividad intestinal, bajar la presión arterial, disminuir la viscosidad de la sangre y como antiespasmódico y antibacteriano.

A la rosa de Jamaica se le atribuyen propiedades Diuréticas, para aliviar la Hipertensión arterial, como Antiparasitaria y ligeramente Laxante.

Con los cálices de la flor se elabora una bebida llamada Agua de Jamaica. Se ha comprobado que esta bebida, mediante varios mecanismos, ayuda a normalizar la presión arterial y, además, se le atribuyen propiedades diuréticas[8], o sea, que aumenta la cantidad de orina excretada por el organismo. De esta forma, ayuda a la limpieza interna y elimina el exceso de líquido del cuerpo, razón por la cual es muy útil en las dietas de reducción de peso.

Investigadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), descubrieron que la planta de Jamaica reduce el contenido de grasa de la sangre, por ello propusieron que sea utilizada como tratamiento de las enfermedades, por ejemplo, las Hiperlipidemias (Colesterol alto). En Guatemala, al Agua de Jamaica se le considera un remedio eficaz contra la embriaguez.

En África oriental se toma esta infusión, que allí recibe el nombre de “Té de Sudán”, para aliviar la tos y se consume el jugo extraído de la planta, con sal, pimienta, asafétida (que es un condimento de la cocina hindú y africana) y melazas, como remedio para las crisis hepáticas. También usan una infusión hecha con sus hojas para desinfectar las heridas.

En la India, se hace un cocimiento con sus semillas para los casos de Dispepsia y debilidad.

Es buena también como medicina para animales. En este caso se recomienda contra el Gallinarum de áscaris de los pollos, y el aceite parduzco-amarillo que se extrae de sus semillas es utilizado por los camelleros para sanar las heridas en los camellos.

Los brasileños atribuyen las propiedades de Estomaquino y Emoliente a las raíces amargas de esta planta.

Referencias

Fuentes