José María Linares

Revisión del 13:10 19 oct 2018 de Humberto abtss (discusión | contribuciones) (Fuentes)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
José María Linares
Información sobre la plantilla
J M L L.jpg
13.º presidente de Bolivia
presidente de Bolivia
8 de septiembre de 1857 - 14 de enero de 1861
PredecesorJorge Córdova
SucesorJunta Gubernativa de 1861
Datos Personales
NombreJosé María Linares Lizarazu
Nacimiento10 de julio de 1808
villa de Ticala,
provincia de Potosí,
región del Alto Perú
(actual Bolivia),
Reino de España Bandera de España
Fallecimiento6 de octubre de 1861
ciudad de Valparaíso,
Chile Bandera de Chile
Alma materUniversidad de San Francisco Xavier de Sucre
Creencias religiosascatólico
CónyugeNieves Frías Gramajo
HijosSofía Linares Frías
PadreJosé Bruno de Linares y Bustillo
MadreMaría Josefa Romualda de Lizarazu Beaumont de Navarra y Lisperguer

José María Linares Lizarazu. Primer presidente civil que estableció el civilismo en Bolivia. Su período de mandato aconteció desde el 8 de septiembre de 1857 al 14 de enero de 1861. Gobernó con los mejores y administró con honradez tal, que su propia fortuna, que era cuantiosa, la dilapidó para atender con ella los gastos del gobierno. Así como fue el primer presidente civil, fue también el primero que luchó años, golpeando, sufriendo derrotas, exilios y persecuciones, en pos del poder, sin ser militar.

Síntesis biográfica

Familia y estudios

Nació en Ticala, finca de Potosí el 10 de julio de 1808. Perteneciente a una ilustre familia, de origen español, de los Condes de Casa Real de Moneda, don José Bruno de Linares y Bustillo y doña María Josefa Romualda de Lizarazu Beaumont de Navarra y Lisperguer.

Se casó con Nieves Frías Gramajo en Tucumán (Argentina); era hija de José Frías, gobernador de Tucumán, y Nieves Gramajo, ambos naturales y vecinos de esta ciudad argentina. El matrimonio tuvo una única hija a Sofía Linares y Frías.

Aprendió sus primeras letras con José María de la Paz, en Potosí y luego las continuó en el establecimiento de Domingo Zambrana, y en Chuquisaca. Estudió gramática y latín con el sacerdote Dr. Vicente Tellez. Luego pasó al seminario San Cristóbal y concluidos sus estudios de colegio, es en la Facultad de Leyes donde acaba por destacarse en forma sobresaliente, habiendo rendido sus exámenes del año 1825 en presencia del Libertador y del Mariscal Sucre, quien lo designó profesor de retórica del Seminario San Cristóbal único establecimiento de instrucción secundaria existente en aquella época.

Rasgos de su personalidad

La figura de Linares es singular y sugestiva. De estatura más bien mediana y delgado, de corte elegante y esbelto. Con aire de mando imponente y suave al mismo tiempo. Frente alta, ancha, verdaderamente espaciosa y despejada, con sienes amplias. Cabello negro, cuidadosamente peinado. La cara un tanto alargada y de piel blanca, tostada por el sol de la puna. Ojos negros y grandes. De una serenidad hecha de meditación y melancolía. Su fisonomía trasunta gran austeridad y aristocracia, la de un caballero.

Era considerado un jinete audaz y arrojado. De modales rápidos y nerviosos, sin dejar de ser ceremoniosos. Cortés y valiente solía según las personas que lo conocieron ser intolerante y algo brusco en la réplica, cuando se le contradecía; pero siempre con estilo y altura impecables, y cierto aire de superioridad, como de quien tiene la razón de su parte. Jamás se escuchó un insulto a nadie, aunque alguna vez se exaltara.

Excelente orador y pensador e incansable en sus labores y trajines. Intransigente con los demás, veraz como pocos gustaba de expresar la verdad, con justa indignación y cierta dureza.

Llegada al poder

Particulares de su mandato

En su carrera política diversos fueron los golpes subversivos que organizó y llevó adelante, hasta que el 8 de septiembre de 1857, levantó la guarnición de Oruro con todo éxito, logrando de inmediato el apoyo de la unidades militares que guarnecían otros distritos. Al día siguiente, mediante decreto, asumió el "poder supremo de la república con el carácter de presidente provisorio". El gobierno se caracterizó a pesar de tener las mejores intenciones y hasta el propósito de llevar adelante una revolución moral, de poco trabajo y progreso. Gobernó con mano dura para evitar manejos fraudulentos. Tuvo el privilegio de tener en su gabinete a los mejores, con ministros que formaban la élite de la intelectualidad de entonces; pero su arrojo y sus rigurosos principios le crearon enemigos llevándole a presidir un gobierno dictatorial y feroz. Entre mayor era el número de opositores más duro era él. Su mandato se vio caracterizado por innumerables fusilamientos que ordenó, los presos que mantuvo en la cárcel y los perseguidos y exiliados, que reunieron a centenares.

Casi en los meses finales a su mandato, ya no regía, se centralizó más en defenderse, contra las conspiraciones que se multiplicaban sin cesar. En tales circunstancias y cansado de luchar, decidió convocar a elecciones legislativas para que fuera el Congreso Nacional el que eligiera a su sucesor. No alcanzó su plan, porque el Ministro de Guerra, General José María de Achá, y su Ministro de Gobierno, Ruperto Fernández, dos de sus favoritos y los de mayor confianza, en complot con el Jefe de Armas de La Paz, Coronel Manuel Antonio Sánchez, le derrocaron mediante un golpe que se produjo el 14 de enero de 1861. Encontrándose enfermo y en cama rechazó permanecer por más tiempo en palacio y pese a su delicado estado, lo abandonó el mismo día de su derrocamiento, acompañado por sus más fieles seguidores.

Actos y cargos administrativos

Reformó la organización judicial y administrativa, aplicando severas medidas de fiscalización. Creó un Consejo de Estado; dividió el país en 32 jefaturas políticas. En el año 1859 publicó el primer mapa de Bolivia, que fue premiado con medalla de oro.

Le correspondió como ministro de Bolivia en España firmar el tratado en que esa nación reconoció oficialmente la independencia de la nación boliviana.

Redujo eficazmente los fondos del ejército y sus efectivos. Fue inflexible y justo en el manejo de los fondos públicos, con la reducción de sueldos del déficit público. Cambió la política de estado hacia el librecambismo.

Diputado en dos períodos distintos. Ministro de Gobierno, Ministro Plenipotenciario en España, Presidente del Congreso Nacional e interinamente, Presidente de la República.

Legado

La gobernación de José María Linares se describió por ser el orgullo del civilismo, en Bolivia, así como ser el primero en un período de permanencia militar. Fue un gobierno altamente preocupado por la Educación a pesar de todos los problemas que le acaecieron.

Muerte

Abandonó el país rumbo a Valparaíso, Chile. A solo seis meses de su exilio, en condiciones de pobreza extrema y viviendo con la ayuda económica de sus amigos, murió el 26 de octubre de 1861 acompañado únicamente de su secretario, Mariano Baptista Caserta.

Fuentes

  • Arguedas, Alcides. Historia General de Bolivia.1992.
  • Klein, Herbert S. Historia de Bolivia. 3. ed. aum.y correg. La Paz: Juventud, 2002.