Saltar a: navegación, buscar

Andrés Manuel López Obrador

Para otros usos de este término, véase Andrés López (desambiguación).
Andrés Manuel López Obrador
Información sobre la plantilla
Amlo.jpg
Andrés Manuel durante un acto de campaña en julio de 2006.
Escudo del Distrito Federal México
Jefe de gobierno del Distrito Federal
5 de diciembre de 2000 - 29 de julio de 2005
PredecesorRosario Robles
SucesorAlejandro Encinas
Emblema del Partido Revolución Democrática
Presidente del Partido Revolución Democrática
1996 - 1999
PredecesorPorfirio Muñoz Ledo
SucesorPablo Gómez Álvarez
Datos Personales
Nacimiento13 de noviembre de 1953
Macuspana, Tabasco, México Bandera de los Estados Unidos Mexicanos
EducaciónUniversitaria
Alma materUniversidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Partido políticoPartido Revolución Democrática (PRD) (1989-2012)
Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA)
Creencias religiosasCatólico
CónyugeBeatriz Gutiérrez Müeller

Andrés Manuel López Obrador. Es un politólogo y político mexicano, que ha sido presidente del Partido Revolución Democrática y jefe de Gobierno del Distrito Federal. Fue candidato a la Presidencia de México por la Coalición Por el Bien de Todos en las elecciones federales de México de 2006 y candidato al mismo cargo por la coalición Movimiento Progresista — formada por el PRD, PT y Movimiento Ciudadano— en las elecciones de 2012.

AMLO, como popularmente se le conoce, es uno de los rostros principales de la izquierda mexicana de conjunto con Cuauhtémoc Cárdenas. En septiembre de 2012 anunció su decisión de separarse del PRD para formar su propia agrupación política[1]

Síntesis biográfica

López Obrador nació en la localidad de Macuspana, Tabasco, el 13 de noviembre de 1953. Hijo de Andrés López y Manuela Obrador, comerciantes de origen español —su abuelo materno llegó como exiliado a México procedente de Ampuero (Cantabria)—, tuvo una infancia modesta en compañía de siete hermanos. Con su primera esposa, Rocío Beltrán Medina —quien murió en enero de 2003—, tuvo tres hijos: José Ramón, Andrés Manuel y Gonzalo Alfonso. El 16 de octubre de 2006 volvió a contraer nupcias, con Beatriz Gutiérrez Müeller, quien es la madre de su cuarto hijo: Jesús Ernesto.

Egresado de la licenciatura en Ciencias Políticas y Administración Pública en 1976 por la UNAM. Sus inicios en la política fueron como colaborador de la campaña como candidato externo del PRI a senador por Tabasco del poeta Carlos Pellicer Cámara.

De 1977 a 1982 fue delegado del Instituto Nacional Indigenista en su estado natal, puesto creado para atender las necesidades de los indígenas de la región de Nacajuca, ciudad en la que vivió durante estos 5 años. A principios de 1983 fue electo presidente del comité ejecutivo estatal del PRI, cargo al que renunció en noviembre del mismo año. De regreso a la Ciudad de México, en 1984 asumió la dirección de promoción social del Instituto Nacional de Protección al Consumidor.

Ingreso al PRD

En 1988 se unió al grupo de militantes del PRI encabezado por Cuauhtémoc Cárdenas que ese mismo año se separaron de las filas del PRI y luego se integraron al Frente Democrático Nacional, facción que lo postuló como candidato a gobernador de Tabasco.

En 1994 fue candidato por segunda ocasión a la gubernatura de Tabasco, como candidato por el PRD. La elección fue ganada por el candidato del PRI Roberto Madrazo Pintado. Andrés Manuel López Obrador impugnó la legitimidad de los comicios, llamó a la resistencia civil y marchó a la Ciudad de México, donde presentó más de 250,000 documentos contables originales con los que alegaba demostrar un gasto excesivo en la campaña de Madrazo, 40 veces superior al límite establecido por el Instituto Electoral. Ante el peso de los documentos y las inconformidades, el presidente Ernesto Zedillo buscó conciliar a las partes, pero al final no intervino en el resultado de la elección, después de que Roberto Madrazo amenazó con separar al estado de la Federación.

El 17 de abril de 1996, contendió por la presidencia nacional del PRD contra Heberto Castillo y Amalia García. López Obrador ganó la contienda. Ocupó el cargo de presidente del PRD del 2 de agosto de 1996 al 10 de abril de 1999. Durante su gestión al frente del PRD, el partido ganó la primera elección para jefe de gobierno del Distrito Federal, en la cual Cuauhtémoc Cárdenas fue elegido.

Jefe de gobierno del Distrito Federal

Campaña y Elección

El 29 de marzo de 2000, Andrés Manuel López Obrador se inscribió como candidato para la elección de jefe de gobierno del Distrito Federal. Su registro estuvo cerca de ser impugnado ante el Tribunal Electoral, ya que se alegaba que no contaba con los cinco años de residencia en la Ciudad de México estipulados por el estatuto de gobierno. Demetrio Sodi y Pablo Gómez, aspirantes también a la candidatura del PRD, se conformaron ante la precandidatura de Andrés Manuel López Obrador.

El PRI y el PAN llegaron a pronunciarse al respecto, pero finalmente no impugnaron. López Obrador ganó la elección interna con cerca de 80% de los votos, y fue reconocido por el PRD como su candidato.

El 2 de julio de 2000, López Obrador ganó la elección para la jefatura del Gobierno del Distrito Federal (GDF) con un 34,5% de los votos emitidos, contra 33,4% de su más cercano rival, el conservador Santiago Creel del PAN.

Mandato

Tras asumir sus funciones como jefe del Gobierno del Distrito Federal(GDF), López Obrador comenzó a desarrollar un a gama de proyectos sociales en el Distrito Capital, muchos de ellos presentados durante su etapa como candidato.

Al comienzo de su gobierno se dio inicio a la construcción del segundo piso del Periférico —un viaducto elevado—, construido con el propósito de desahogar la carga vehicular. Este proyecto, con un costo de unos 36 millones de dólares, es una de las obras más singulares de su etapa como jefe del gobierno en el D.F y es conocida por los pobladores y seguidores como el "Viaducto López Obrador".

Junto a tales medidas le siguieron medidas de carácter social como el establecimiento de un sistema de pensiones con trato preferencial hacia la tercera edad, el mejoramiento y modernización del sistema de salud capitalino, así como medidas para el mejoramiento de la seguridad pública de conjunto con el entonces Secretario de Seguridad Pública del Distrito Capital Marcelo Ebrard.

Candidatura presidencial 2006

Después de los diferentes acontecimientos, como el proceso de desafuero, López Obrador logró llegar a la contienda electoral en solitario, ya que su supuesto rival en la elección interna de su partido, Cuauhtémoc Cárdenas, declaró que no intentaría contender por alguna candidatura. Inició su precampaña el 11 de agosto de 2005 con lo que llamó los 50 compromisos básicos ante el pueblo de México. Durante su precampaña, misma que culminó el 10 de diciembre de 2005, visitó los 31 estados de la República y las 16 delegaciones del DF.

Error al crear miniatura: Falta archivo
Andrés Manuel López Obrador en un acto de campaña en medio de las elecciones presidenciales de 2006‎

López Obrador tomó protesta como candidato de la Coalición Por el Bien de Todos y obtuvo su registro como candidato ante el Instituto Federal Electoral, comenzando su campaña en Metlatónoc (Guerrero), el municipio más pobre del país.

En esta elección sus rivales fueron Felipe de Jesús Calderón Hinojosa por el Partido Acción Nacional, Roberto Madrazo Pintado por la Alianza por México, Patricia Mercado por el Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina y Roberto Campa Cifrián por el Partido Nueva Alianza.

Se vio como una contienda muy reñida pues al finalizar una tregua ordenada por el IFE, el candidato del PAN Felipe Calderón Hinojosa, comenzó a lanzar diferentes ataques en contra de López Obrador, acusándolo de ser un peligro para México y de intolerante.

También en los promocionales de televisión, algunos de ellos propiedad del Consejo Coordinador Empresarial se le comparó con el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se le acusó de haber triplicado la deuda del Distrito Federal (aunque no se dieron a conocer cifras reales), de en caso de llegar a ser presidente causar crisis al país y de que aumentase la inseguridad durante su mandato.

La campaña, centrada entre él y el candidato Calderón Hinojosa, aumentó su nivel de confrontación en los mensajes de televisión, causando conflictos en el seno del IFE donde se pidió la suspensión de los promocionales.

López Obrador insistió en una campaña basada en mítines populares, apoyado a su vez en las redes de promoción del voto a cargo de Manuel Camacho Solís. Confiando así en sus encuestas internas, decidió no participar en el primer debate de candidatos realizado en mayo.

Posteriormente aumentaría su presencia en los medios a través de promocionales de televisión y de entrevistas a las que anteriormente se había negado, además de promover desde su campaña un programa de televisión, "La Otra Versión" en TV Azteca. Luego, participaría en el segundo debate, donde difundió datos sobre contratos de servicios que beneficiaban a empresas del cuñado de Felipe Calderón Hinojosa, Diego Hildebrando Zavala, en PEMEX y en el IFE, provocando una discusión sobre la veracidad de las acusaciones.

El 29 de junio de 2006 tendría su último acto de campaña en el Zócalo del Distrito Federal, en una masiva movilización.

Denuncias de fraude

El 2 de julio de 2006, tras concluir la votación, el presidente del Instituto Federal Electoral (IFE) anunció que el conteo rápido no podía definir a un ganador. Posteriormente el 6 de julio, luego del conteo de la totalidad de las actas seccionales en cada distrito electoral, el fallo del IFE determinó que el candidato con mayor número de votos era Felipe Calderón. Este resultado fue turnado al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), quien resolvió las impugnaciones presentadas por los partidos y emitió un fallo definitivo sobre las elecciones a favor de Felipe Calderón Hinojosa, con lo que éste pasó a ser presidente electo de México.

López Obrador y grupos afines se declararon inconformes con los resultados del conteo general realizado el día de la elección, así como del conteo por actas llevado a cabo el día 5 de julio, alegando la existencia de un fraude electoral. Así comenzó una campaña ante la opinión pública que solicitaba un segundo conteo de todos los votos en todas las casillas.

Finalmente, el Tribunal Electoral resolvió abrir sólo una fracción del total de las casillas, negando la solicitud formal hecha por la CPBT, de abrir la totalidad de los paquetes electorales.

El 9 de agosto comenzó el recuento parcial de los votos en 11.839 casillas, el 9% del total de paquetes electorales correspondientes a la elección para Presidente de la República. Los resultados del conteo fueron congruentes con los preliminares y los aparecidos en actas. El margen de ventaja entre el candidato que obtuvo el mayor número de votos y el segundo lugar había sido de apenas 250 mil votos y, luego de la anulación de algunas casillas impugnadas por la CPBT, este margen se redujo a 230 mil votos. Con esta diferencia de votos a favor de Felipe Calderón Hinojosa, el Tribunal decretó la validez de la elección. Sin embargo el Tribunal en su sentencia advirtió:

Esta sala superior no pasa por alto que las declaraciones analizadas del Presidente de la República, Vicente Fox, se constituyeron en un riesgo para la validez de la elección que, de no haberse debilitado su posible influencia con los diversos actos y circunstancias concurrentes, podrían haber representado un elemento mayor para considerarlas determinantes para el resultado final, de haber concurrido otras irregularidades de importancia que quedaran acreditadas.

El Consejo Coordinador Empresarial fue también apercibido debido a su campaña en medios en contra de López Obrador. López Obrador y los partidos que apoyaron su candidatura han señalado insistentemente que hubo un fraude en las elecciones del 2 de julio de 2006. Sin embargo, los recursos de inconformidad presentados por la CPBT fueron desechados por el TEPJF, al considerar que las irregularidades que se presentaron no pudieron haber alterado el resultado de la elección, como asienta en su fallo final. El dictamen fue duramente cuestionado por parte de los seguidores de López Obrador, bajo el argumento de que el número de casillas que presentaron irregularidades justificaba un nuevo conteo, dado el escaso margen de diferencia entre los votos que habría obtenido Calderón y López Obrador (poco más de medio punto porcentual). Según una encuesta ordenada por el Instituto Federal Electoral a la empresa Parametría, más de la mitad de los mexicanos piensa que las elecciones fueron válidas, aunque casi una tercera parte cree que hubo algún tipo de fraude.

Los partidos de la Coalición tienen la convicción de que un recuento total pudo haber revertido el resultado. La ley electoral prevé que los materiales electorales sean incinerados cierto tiempo después del proceso electoral, sin embargo, el mismo día del fallo del Tribunal, López Obrador declaró que no permitiría la destrucción de las boletas electorales, como es mandato legal para el IFE, debido a que, en su interpretación, esta acción tendría como objeto "borrar las huellas del fraude del 2 de julio".

El 5 de septiembre el Tribunal Electoral emitió un fallo inapelable en favor de Calderón, candidato del Partido Acción Nacional, a pesar de las irregularidades presentadas y contempladas por el este mismo organismo, con lo que Calderón Hinojosa se convirtió formalmente en presidente electo de México. Ante la sentencia del Tribunal, López Obrador y sus seguidores se mostraron inconformes y el llamado Consejo Ciudadano de la Resistencia Civil convocó a una Convención Nacional Democrática para protestar en contra y desconocer el fallo del Tribunal. Durante tres meses López Obrador y sus seguidores instalaron un "campamento permanente", impidiendo el tránsito vehicular en su totalidad por la Avenida Paseo de la Reforma,una de las principales avenidas de la Capital, esto con la intención de presionar a las autoridades a llevar a cabo un recuento de los votos.

Al desconocer el resultado electoral y su ratificación por parte del Tribunal, López Obrador declaró en un mitin de protesta que:

Se fracturó el orden constitucional, ya que los magistrados se negaron a transparentar la elección para someterse a una minoría privilegiada que ha tomado las instituciones y las mantiene secuestradas para su propio beneficio. Ese atentado a la legalidad constitucional y a la vida democrática, expuso, obliga a reasumir el ejercicio de la soberanía popular y abolir de una vez y para siempre el régimen de corrupción y privilegios que impera en el país. Por eso, aunque no les guste a mis adversarios, ¡al diablo con sus instituciones!

Al definir cuál sería la estrategia a seguir, López Obrador precisó que lo primero será avanzar en la revolución de conciencia y de mentalidad que ya se inició con la resistencia civil pacífica. Hablo de revolución de conciencia porque todos nos quitaremos las telarañas que nos han metido en la cabeza, hasta el extremo de obligarnos a reconocer decisiones oprobiosas o instituciones que no merecen ningún respeto.

Al no aceptar su derrota oficial, el movimiento encabezado por López Obrador habría de tomar cauces no institucionales. Sus seguidores lo proclamaron presidente legítimo el 16 de septiembre, tomando protesta por ese cargo en un acto simbólico el 20 de noviembre de 2006. En sus discursos López Obrador insistentemente clama que su movimiento es de las mayorías, sin embargo ninguno de los candidatos, incluido el presidente electo, obtuvo más del 36% de los votos. Por tanto, la afirmación de Obrador de que su movimiento es de las mayorías parece no ser coherente con el universo de votantes que manifestaron su sufragio.

En contraparte, según una encuesta del periódico Reforma, 56% de la población encuestada de manera telefónica por el diario mexicano "Milenio" no aprueba a López Obrador y 61% cree que sus acciones afectan a México. Los simpatizantes de López Obrador han argumentado que este tipo de encuestas no son fiables debido al sesgo estadístico que puede presentarse en sus resultados, pues se basan solamente en las opiniones de personas en hogares que cuentan con línea telefónica.

López Obrador y sus seguidores se refirieron al presidente electo de México, Felipe Calderón Hinojosa como espurio y pelele. Tomaron la tribuna impidiendo al presidente Vicente Fox dar su discurso anual de actividades. También declararon su intención de sabotear la toma de protesta del presidente constitucional como lo marca la ley, el 1 de diciembre.

A pesar de todo esto, Calderón tomó protesta del cargo de Presidente de los Estados Unidos Mexicanos en el Palacio Legislativo de San Lázaro el 1 de diciembre en un zafarrancho, entre diversos silbidos, enfrentamientos a golpes y empujones entre los diputados.

Actividad tras 2006

Andrés Manuel López Obrador durante su recorrido por el estado de Oaxaca

A partir del 4 de enero de 2007 y hasta el 20 de noviembre de 2009, recorrió los 2,452 municipios del país con el objetivo de informar a la gente sobre la existencia de un movimiento que lucha a diario por una transformación real de México. Por más de tres años visitó los 2 mil 34 municipios de régimen de partido y los 418 municipios de usos y costumbres de Oaxaca[2]. Desde el Zócalo de la Ciudad de México, el domingo 25 de marzo de 2007 , convocó al pueblo de México a una asamblea extraordinaria para defender el patrimonio nacional, si se presenta una iniciativa encaminada a privatizar Pemex. Luego, el primero de julio de 2007, con una marcha desde Ángel de la Independencia hasta al Zócalo de la Ciudad de México y un mitin en el corazón político del país, López Obrador conmemoró el primer aniversario de los sucesos de julio de 2006.

El 23 de agosto de 2007, se publicó una carta a la opinión pública, en ella López Obrador alertó sobre las graves implicaciones que tendría el debilitamiento económico en Estados Unidos para la economía mexicana y recomendó medidas pertinentes para suavizar su impacto negativo sobre la economía de nuestro país.

El 9 de enero de 2008, se constituyó el Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo, donde López Obrador advirtió al entonces presidente, Felipe Calderón, y “a sus patrones” que habría una movilización nacional, si intentan privatizar Pemex. El lunes 28 de enero de 2008, López Obrador y sus seguidores plantearon un decálogo de medidas urgentes para que el gobierno de Calderón y sus instituciones responsables las lleven a cabo para evitar que este malestar económico se agrave con mayores pérdidas de producción y empleo. En marzo del mismo año anunció un plan de resistencia civil pacífica en caso de que las cúpulas del PRI y del PAN, decidieran cometer lo que consideró como una traición a la patria.

Al conmemorarse el 198 Aniversario de la Independencia, presentó al pueblo de México un plan de 10 puntos para salvar al país de la profunda crisis política, económica y social en que se encuentra. López Obrador convocó, para el 15 de octubre de 2008, a los legisladores que integran el Frente Amplio Progresista a llevar a cabo una movilización de resistencia civil en el Congreso, si los dictámenes de la reforma energética se orientaran a privatizar el petróleo.

Dos días después y ante el agravamiento de la crisis y la falta de dinero para cubrir los gastos familiares, Andrés Manuel López Obrador propuso la suscripción de un pacto en apoyo a la economía popular, a partir del congelamiento de precios de artículos de consumo generalizado y tarifas de servicios públicos. El 30 de octubre, Andrés Manuel López Obrador, en la asamblea informativa en presentó el plan para la defensa del pueblo, el petróleo y la soberanía nacional, en el Hemiciclo a Juárez y el 4 de noviembre de 2008 entregó el proyecto a los diputados federales del Frente Amplio Progresista, en el Salón de Protocolos del Palacio Legislativo.

Durante la asamblea nacional en el Zócalo de la Ciudad de México, del 25 de enero de 2009, López Obrador anunció calendario de acciones para llevar a la práctica el plan en defensa de la economía popular y concluyó el 22 de marzo del mismo año.

López Obrador envió en abril de 2008 una carta al presidente de los Estados Unidos de América, Barack Hussein Obama, donde aclaró que: "El movimiento en defensa de la soberanía nacional no permitirá ninguna acción conjunta de los gobiernos de estadounidense y mexicano que conduzca a la instauración de un estado de sitio y a la violación sistemática de los derechos humanos en nuestro país".

Del 6 de enero 17 de abril realizó una segunda gira por los 125 municipios, Andrés Manuel López Obrador para apoyar a Alejandro Encinas Rodríguez quien fue el candidato de la alianza entre el PRD, Convergencia y PT en el Estado de México. El 2 de octubre 2011, Andrés Manuel López Obrador encabezó la constitución formal del Movimiento Regeneración Nacional (MORENA).

Candidatura presidencial 2012

López Obrador durante el acto oficial de proclamación

En noviembre de 2011, una encuesta nacional realizada por el PRD, eligió a López Obrador como candidato oficial con vistas a las presidenciales de julio de 2006, venciendo a su excolaborador y fuerte aliado, el actual jefe del gobierno en la Ciudad de México, Marcelo Ebrard. En una declaración ante los periodistas, elogió a Ebrard, de quien ha aceptado su recomendación de crear de inmediato un frente amplio progresista para construir “un Estado social y democrático, plural e incluyente”.

“El Movimiento Progresista deberá tomar decisiones colegiadas y fortalecerse con la participación de los líderes de opinión más reconocidos, integrantes de movimientos civiles y defensores de derechos humanos y sociales (...) su máxima pretensión es que México se convierta en una república amorosa, con dimensión social y con grandeza espiritual.[3].

El 11 de marzo de 2012, en el Teatro Metropólitan, tomó posesión cómo candidato oficial del partido Movimiento Ciudadano a la Presidencia de México en el próximo proceso electoral del 1 de julio, uno de los partidos que conforman el Movimiento Progresista.

El 31 de agosto de 2012, Andrés Manuel rechaza el fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en donde presentó supuestas pruebas sobre posible fraude electoral en el proceso de elecciones el 1 de julio del 2012 al no aceptar como presidente electo a Enrique Peña Nieto. A su vez llama a los partidarios y a los que se oponen para reunirse el 9 de septiembre y dialogar actividades. Durante esta asamblea en el Distrito Federal, anuncia su separación de los partidos del Movimiento Progresista para comenzar la formación de un nuevo partido con Morena[4].

Referencias

  1. AMLO creará Partido, deja PRD, PT y MC. Disponible en El Universal de México]. Consultado el 10 de septiembre de 2012
  2. Comienza recorrido de López Obrador por Oaxaca
  3. López Obrador repetirá como candidato presidencial en 2012
  4. López Obrador se separa de PRD, Morena será su partido

Fuentes