Saltar a: navegación, buscar

Imperio latino de Constantinopla

Imperium Romaniae
Imperio latino de Oriente
Información  sobre la plantilla

(395-1204) Bandera123123.png

1204–1261

Flag of Palaeologus Dynasty.png (1261-1453)
Bandera del Imperio Otomano.png (1453)

Ubicación de Imperio latino
Capital Constantinopla
Idioma principal Latín, francés antiguo (oficial) y griego (popular)
Religión Catolicismo (oficial), ortodoxia griega (popular)
Gobierno Monarquía
Emperador
 • 1204-1205 Balduino I
 • 1206-1216 Enrique de Flandes
 • 1217-1219 Yolanda de Flandes (regente)
 • 1221-1228 Roberto de Courtenay
 • 1228-1261 Balduino II
Período histórico Edad Media
 • Establecido 1204
 • Reconquista de Constantinopla por Miguel VIII 1261
Superficie
 • 1204 8,494 km2
Población
 • 1204 est. 350 000 
     Densidad 41 205,6 hab./km²

El Imperio latino o Imperio latino de Constantinopla es un estado desaparecido cuyo nombre fue dado por los historiadores al estado feudal cruzado fundado por los líderes de la Cuarta Cruzada en los territorios capturados del Imperio bizantino. Establecido después de la captura de Constantinopla en 1204 y se prolongó hasta 1261.

Historia

Desde que Salah ad-Din Yusuf ibn Ayyub (o, como era más conocido entre los cristianos, Saladino) recuperara Jerusalén de manos cristianas en 1187, el recuperar Tierra Santa para la Cristiandad había sido un objetivo para el papado.

Ese fue el motivo de la Tercera Cruzada, proclamada por Gregorio VIII. Su éxito fue parcial; no se consiguió recuperar Jerusalén (no se lograría hasta 1228, con la Sexta Cruzada) pero Ricardo Corazón de León negoció un tratado con Saladino en virtud del cual Jerusalén permanecería bajo poder musulmán, pero los cristianos tendrían derecho de peregrinar libremente a la ciudad.

Cuarta Cruzada

  • 1199, el Papa Inocencio III decidió convocar una nueva cruzada, también dirigida contra Egipto, el punto más débil de los estados musulmanes.

Las condiciones no eran las más adecuadas. Los países europeos enzarzados en sus propias disputas, dificultades para reunir un ejército y sin manera de llegar a Jerusalén ya que no tenían flota y la ruta terrestre era imposible porque el Imperio bizantino prácticamente había perdido el control de la zona de los Balcanes.

Contratación de servicios

La República de Venecia en el siglo XIII

Contrataron el transporte a la República de Venecia, potencia naval de la época. Ochenta y cinco mil marcos de plata fue el precio pactado por cruzar un ejército de 33.500 cruzados y 4.500 caballos hasta Egipto (también en poder de Saladino), y posteriormente llegar hasta Jerusalén.

  • 1202, junio. Al momento de embarcar se vio que no se habían conseguido tantas tropas ni se pudo recaudar la cantidad de dinero pactado. Venecia con su alto espíritu comerciante, no aceptó ni un marco menos de lo acordado.

Venecia tenía intereses en Dalmacia que la enfrentaban a Hungría, y recientemente había perdido frente a este país una plaza importante en la zona, la ciudad de Zadar. inevitablemente el acuerdo llegó: los cruzados ayudarían a Venecia a recuperar Zadar, y después la flota veneciana los llevaría a Egipto. El pago acordado era innegociable, pero Enrico Dandolo permitiría aplazarlo y añadía otros diez mil soldados venecianos al ejército cruzado. Así se podría usar el botín obtenido en la cruzada para el pago de la deuda.

Reacción del Papa

Al papa este arreglo no le pareció muy bien, que veía cómo las tropas destinadas a conseguir nuevos territorios para la Cristiandad se iban a hacer sus propios negocios: desautorizó la expedición.

Rumbo a Constantinopla

  • El plan era invernar en Zadar y después zarpar para Egipto, pero durante la invernada llegó un mensajero de Alejo Ángelo, hijo del destronado emperador bizantino Isaac II y pretendiente al trono de Bizancio.

Alejo ofrecía el pago de la deuda contraída con Venecia y la aportación de diez mil soldados, fondos y provisiones para la conquista de Egipto, a cambio de que el ejército cruzado le ayudara a recuperar su trono.

  • Prometió además que el clero ortodoxo bizantino aceptaría la supermacía papal y adoptaría el rito romano. Todo ello para acallar posibles conciencias en un ejército que, se suponía, se había reunido para luchar en nombre de Dios y del papa. Así de algún modo estaban cumpliendo ese cometido.
  • Enrico Dandolo y Bonifacio de Montferrato se reunieron con Alejo Ángelo, y acordaron dirigirla contra Constantinopla, al estar los tres interesados en la deposición del basileus del momento, Alejo III Ángelo.
  • 1203, 24 de junio. El ejército cruzado se encontraba a las puertas de Constantinopla.

Sitio, ataque y rendición de Constantinopla

Cuarta cruzada toma constantinopla

El ejército tardó menos de un mes en abrir una brecha en las murallas y, viendo la ciudad perdida, el usurpador Alejo III huyó, y la corte liberó de la cárcel al depuesto Isaac III, nombrándolos a él y a su hijo Alejo (ahora Alejo IV) coemperadores.

Alejo había prometido más de lo que estaba en disposición de cumplir:

  • No tenía fondos para la reconquista de Egipto; optó por subir los impuestos a los bizantinos. * La Iglesia ortodoxa no estaba dispuesta a cumplir el compromiso de Alejo de someterse al papado.

Con el pueblo descontento, la Iglesia en su contra y los cruzados esperando su pago cada vez más impacientes, la situación comenzaba a hacerse insostenible en la ciudad. El yerno del usurpador huido, que también se llamaba Alejo se puso al frente de los descontentos y organizó una sublevación que terminó con Isaac II de nuevo en prisión y con Alejo IV decapitado.

  • Alejo V subió al trono del Imperio bizantino
  • El ejército cruzado, a las puertas de la ciudad, se quedaba sin nadie a quien cobrar lo que se le adeudaba.

El saqueo de Constantinopla

  • Los cruzados decidieron cobrarlo ellos mismos: Entrarían en Constantinopla y colocarían en el trono del Imperio bizantino a un emperador latino.
  • Se decidió que un comité elegiría al futuro emperador.
  • Por segunda vez en un año el ejército cruzado atacó Constantinopla.
  • Alejo V imitó a su suegro y salió huyendo.
  • Las tropas entraron en la ciudad y la sometieron a un cruel saqueo durante días, como si realmente se tratase de una ciudad musulmana. No se libró ni la catedral de Santa Sofía

El imperio Latino

  • Tres octavas partes del botín para el ejército cruzado, otro tanto para los venecianos y un cuarto para el emperador, que se decidió que fuera Balduino IX de Flandes, quien subió al trono como Balduino I.

Así nació el Imperio latino de Constantinopla, supeditado al poder político de Venecia y del resto de reinos latinos europeos.

Imperio de Nicea

El patriarca de la ciudad huyó también junto a la nobleza, justo antes de la caída de Constantinopla y el subsecuente saqueo, tras la huida de Alejo V.

Se refugiaron en Nicea donde fundaron el Imperio de Nicea, depositario de la legitimidad del Imperio bizantino, con otro de los yernos de Alejo III como emperador, Teodoro I.

El Imperio de Nicea tuvo un éxito moderado, y su territorio fue creciendo hasta reducir al Imperio latino de Constantinopla básicamente a la ciudad y siendo las murallas de esta lo único que separaba ambos imperios.

La caída del Imperio latino

  • 1260 el Imperio de Nicea suficientemente fuerte para intentar la recuperación de la antigua capital bizantina.
  • 1261, julio. Las tropas latinas fuera de la ciudad: el imperio de Nicea la toma y restaura el Imperio bizantino.

Véase también

Fuentes