Saltar a: navegación, buscar

Lebrel afgano

Lebrel afgano
Información  sobre la plantilla
Perrogalgo.jpg
GrupoLebrel
País de OrigenBandera del Reino Unido Reino Unido
ClasificaciónPerro de caza
Nombres alternativos
Afghan hound
Afgano
Clasificación Científica
ReinoAnimalia
FiloChordata
ClaseMammalia
OrdenCarnívora
FamiliaCanidae
GénerosCanis
Apariencia física
TamañoGrande
Altura a la Cruzentre 68 y 73 Cm
Pesoentre 22 y 30 Kg
Estándar internacional
FCIGrupo 10 ,Sección 1

Lebrel afgano es una raza de perro única y noble que tiene sus orígenes históricos como perro criado teniendo en cuenta la fuerza de sus extremidades y la firmeza de su movimiento. Estos perros son ágiles de pies y pueden dar espectaculares cambios de velocidad. Según FCI pertenece al grupo 10 y es clasificado como un perro de caza muy apegado a sus dueños y amigable con los niños.

Características

  • Altura a la cruz: de 68 a 73 cm
  • Peso: unos 27 kg
  • Capa: leonada en todos los tonos, hasta los marfileños; con o sin máscara negra, manto; azul; negra
  • Promedio de vida: doce años
  • Relación con otros perros: bastante buena
  • Aptitudes: perro de caza, perro de compañía y de exposición, de guarda y de carreras
  • Necesidades del espacio: se adapta bien a la vida de interior si puede disfrutar de paseos largos y correr regularmente
  • Arreglo: cepillado regular y un baño al mes
  • Coste mantenimiento: elevado

Origen

Es una raza canina muy antigua y existen creencias que algunos desmienten de que esta raza fue escogida para estar en el Arca de Noé.

Un papiro fechado alrededor del año 5,000 A.C., encontrado en el Sinaí, manifiesta que este perro pudo haber sido el antecesor del animal que nos ocupa al cual se le llamó “Perro Mono” por la similitud facial que existía con el primate.

Esta raza se extendió a lo largo de la rutas comerciales hasta Afganistán y fue utilizado para la caza de lobos, gacela y antílopes.

Usos

Como dijimos anteriormente, es un perro de caza y de compañía, le gusta correr en libertad para estar en forma y eso es lo que lo hace feliz. De elegantísimo aspecto, tiene un aire digno y ama la comodidad, por esto no es una elección ideal para quienes habitan lugares pequeños, ni casas con jardín.

No hay que olvidar que en su país y hasta hace no mucho tiempo, en ocasiones menos de 25 años, se le ha criado como perro cazador y no de exposición, por lo que sus hábitos están aún condicionados por su pasado. También ha ejercido labores de pastoreo en menor medida.

Carácter

Al Afgano no es recomendable demostrarle demasiado afecto, pero tampoco hay que mandarle con agresividad o brusquedad. Su carácter es independiente y a menudo feroz, sobre todo en la adolescencia, es por ello que es importante demostrarle quien tiene el mando y la superioridad desde el principio, de no ser así, puede verse luchando físicamente contra un animal poderoso, fuerte y de grandes dientes. Resulta ser una animal muy fiel, que estará siempre ligado a él, pase lo que pase.

Tenga presente que durante los primeros años de vida puede llegar a se un animal feroz con extraños y con otros perros, por lo que hay que educarle si demasiado cariño, y tratando siempre de establecer una jerarquía clara, sin voces y castigos, pero si con firmeza, será la única forma de evitar luchas con otros animales.

Posible Problemas de Salud

Generalmente esta raza de perros, suele ser más resistente a las enfermedades hereditarias, que el resto de razas; esto es debido a que la selección ha jugado un papel importante en su salud, aunque no deben de descuidarse los exámenes veterinarios, ni los cuidados fundamentales. Debido a su pelaje, requiere mayores cuidados que el resto de perros, ya que necesitará baños más frecuentemente y un cepillado diario, para mantener su pelo en buen estado y sin nudos.

Entre las enfermedades que acusa el Afgano destaca una enfermedad hereditaria del cristalino, que se manifiesta por una opacidad en el mismo, pudiendo llegar a ocasionar graves trastornos de la visión.

Otra de las enfermedades es la displasia de Cadera, Parálisis y Cataratas, otra es aquella que se origina, por un aporte insuficiente de sangre a la médula espinal, de la cual no se conoce ningún método para curar esta enfermedad y puede causar la muerte en un periodo que va desde los quince a los cincuenta días.

Notas Adicionales

Es importante que el Afgano tenga suficiente espacio para correr en libertad. Requiere de cepillado diario para evitar que el pelo se le enrede y también para conservar la belleza digna de admiración.

Es necesario buscar el cepillo adecuado, para lo que podemos preguntar en cualquier tienda de mascotas, el ideal es el que tiene la base suave (colchón de aire) y las púas firmes (de acero). Otros materiales pueden no ser los adecuados para el pelo de nuestro Afgano. De adulto debe tener, como mínimo, media hora de galope libre todos los días.

Fuentes