Saltar a: navegación, buscar

Lucho Gatica

Lucho Gatica
Información sobre la plantilla
Lucho+Gatica+lahitte.jpg
Lucho Gatica, cantante chileno de fama internacional conocido como el Rey del Bolero.
NombreLuis Enrique Gatica Silva
Nacimiento11 de agosto de 1928
ciudad de Rancagua,
Chile Bandera de Chile
Fallecimiento13 de noviembre de 2018
Nacionalidadchilena
CónyugeMaría del Pilar Mercado, Diane Lane Schmidt, Leslie Debb
HijosLuis Antonio, Maria del Pilar, Aida Yolanda, Juana Silvia, Alfredo Fernando, Luciana Gatica (segundo matrimonio), Lily Teresa Gatica (tercer matrimonio).
PadresAgustín Gatica, Juana Silva
Sitio web
http://luchoweb.tripod.com

Luis Enrique Lucho Gatica Silva (Rancagua, 1 de agosto de 1928), cantante chileno de fama internacional con voz y estilo inimitable, conocido como Lucho Gatica el Rey del Bolero.

Síntesis biográfica

Infancia

Lucho Gatica nació en el barrio Población Rubio de Rancagua, pueblo minero de la zona central de Chile, el 11 de agosto de 1931 siendo bautizado con el nombre de Luis Enrique. Sus padres fueron Don José Agustín Gatica y Doña Juana Silva quienes ya tenían en su hogar a otros cuatro hijos varones y después de Lucho procrearían todavía a una hija, la única hembra en una "pandilla" de seis varones.

Desgraciadamente, el Sr. Gatica murió cuando Lucho tenía solamente tres años de edad y le tocó a Doña Juana la titánica labor de sacar adelante a su extensa familia. Fueron tiempos difíciles pero "los Gatica-Silva" formaron un clan indestructible que no perdió la fé y la esperanza en el futuro. Tampoco faltó nunca en el hogar de Doña Juana una sonrisa y una canción para comunicar optimismo y unidad familiar. Arturo Gatica fué el primero de los hermanos en lanzarse profesionalmente como cantante en Chile. Poseedor de una maravillosa voz de barítono, Arturo alcanzó gran popularidad interpretando cuencas y otras canciones del folklore chileno pero tambien incursó en otros géneros musicales. Fué el consentido de las estaciones radiales y sus presentaciones personales en teatros y "nightclubs" demostraban su gran poder de convocatoria.

Mientras tanto Luis Enrique, a quien apodaban cariñosamente "Pitico," estudiaba y crecía con el secreto deseo de ser como su hermano, de cantar y de ser famoso. Siguiendo los consejos familiares, llegó a graduarse de Técnico Dental, una profesión sólida para un aspirante a estrella que no estaba muy seguro de su futuro.

Primeros pasos de su carrera artística

Fué su propio hermano Arturo quien lo animó a perseguir sus sueños y junto a el debutó profesionalmente en el Teatro Apolo de su ciudad natal. A continuación hizo sus primeras grabaciones para el sello Odeón como segunda voz de Arturo, unas grabaciones de canciones folclóricas chilenas que no llegaron a nada aunque entre ellas se encontraban melodías tan hermosas como "Tu que vas vendiendo flores", "La Partida" y "El Martirio"... Personalmente, Luis Enrique prefería cantar boleros pero los mayores lo consideraban demasiado joven para hacer justicia al romántico y candente repertorio del género.

De frente a la fama

Luis Enrique continuó su escalada a la fama presentándose a veces con su hermano y otras como solista... Fué muy comentada su actuación con Arturo en la poderosa Radio Minería y de alli saltó al popular programa radial "Las Estrellas Se Reúnen", conducido por Raul Matas. Fué en ese programa donde se le bautizó como "Lucho" Gatica, al parecer de una manera muy casual: un presentador se equivocó y le llamó "Lucho" en el aire... De ahí en adelante todos le llamaron Lucho. El joven cantante se mantuvo como solista del programa durante cuatro años.

Con la madurez profesional que alcanzó en la radio, Lucho pudo persuadir a sus productores en Odeón que le permitieran grabar boleros. En esta primera sesión se incluyeron "Contigo en la Distancia", "En Nosotros" y "Sinceridad". Desde los músicos acompañantes hasta los técnicos en cabina, "sintieron" que ese día habían presenciado y escuchado algo especial e importante... Efectivamente, la voz de Lucho interpretando esos temas conmovió a todos. No solamente había encontrado el cantante el vehículo ideal de expresión artistica, sino que el bolero había encontrado a su intérprete masculino definitivo...

En 1954, Lucho comenzó su primera gran gira internacional en Buenos Aires, como vocalista de la prestigiosa orquesta de Roberto Inglés. En la "tierra del Tango" Lucho pudo palpar un nuevo fenómeno: la histeria colectiva que sus presentaciones provocaban, sobre todo entre el público femenino... La gira continuó por Uruguay y Brasil antes de atravesar el Atlántico para cantar en la BBC de Londres... Durante esta estancia en la capital inglesa, Parlophone, sucursal de Odeón en Inglaterra, lo invitó a grabar en sus estudios... Entre los temas que se incluyeron estaba "Bésame Mucho," el popular bolero que desde los años 40 habia sido grabado por muchos cantantes internacionales pero que alcanzó su consagración definitiva en la voz de Lucho... Años después, un joven cuarteto musical llamado Los Beatles visitaron estos mismos estudios Parlophone y pidieron la partitura de "Bésame Mucho" la cual grabaron en sus primeras sesiones.

Estas primeras grabaciones de Lucho llegaron a las estaciones de radio y comenzaron a transmitirse... Poco a poco, la voz de Lucho Gatica fué llegando a todo Chile y después a toda América. El éxito fué de escándalo internacional. Los radioescuchas se sintieron impactados por esta nueva forma de cantar el bolero, por esa voz aterciopelada y soñadora que "decía" la canción como nadie. Explicar que Lucho "comunicaba" con sus oyentes es demasiado sencillo. Lo de Lucho iba más alla de la comunicación y llegaba directo al corazón...

Desde ese momento, las grabaciones de Lucho Gatica y sus éxitos internacionales se sucedieron vertiginosamente... "La Barca", "El Reloj", "Novia Mía", "La Puerta", "Encadenados", "No Me Platiques" y otras veinte canciones llegaron todas al número uno de popularidad en los "hits parades" radiales de todo el continente... Hay que resaltar aquí que parte del genio de Lucho residía precisamente en saber escoger las canciones que grababa. Canciones que han quedado inmortales en el recuerdo de millones de personas...

Para 1955 la "Luchomanía" había llegado a Cuba y a México, claramente los dos países mas importantes para la industria del espectáculo en esa época. Donde quiera que llegaba el cantante las demostraciones de afecto desenfrenadas se sucedían diariamente: damitas adolescentes en edad de merecer, señoritas hechas y derechas y hasta respetables amas de casa reclamaban a gritos algo de Lucho...un beso, un apretón de mano, un autógrafo, un mechón de su cabellera, un pañuelo suyo, un pedazo de su ropa, cualquier cosa que sirviera como "souvenir" de su ídolo. El continente no había visto nada igual desde los años mozos de Frank Sinatra. En ocasiones, el entusiasmo popular fue tanto que se temió por la seguridad del cantante y se requirió la intervención de las autoridades...

Los más importantes teatros y arenas de América fueron los escenarios de estos inefables encuentros entre Lucho y su público. En La Habana sus seguidores desbordaron el Teatro Blanquita (entonces el teatro mas grande de América después del Radio City Music Hall) y de allí hizo unas legendarias presentaciones en el famoso "Tropicana".

Fué también en La Habana donde Lucho debutó por primera vez en televisión y según crónicas de la época, la vida cotidiana en Cuba se paralizaba diariamente cuando Lucho cantaba en la pantalla chica...(Cuba, en aquella época, era la nación latinoamericana que mas televisores tenía "percapita") Todo el mundo quería ver y escuchar al "Rey del Bolero"... Por motivos estratégicos, Lucho decide residir en México donde Odeón cuenta con amplios estudios de grabación y distribución. También cabe mencionar que la prolífica industria cinematográfica mexicana reclamaba urgentemente su presencia. Así en 1956, Lucho aparece en cuatro películas cuyo reclamo principal era "la actuación musical de Lucho Gatica". Más tarde probaría su talento histriónico en otras producciones fílmicas, todas con gran éxito de taquilla, pero su actividad artística siempre se concentraría en la grabación de discos y las actuaciones de cara al público

En Europa

Al finalizar los años cincuenta, ya era práctica común en muchos países de América recibir a Lucho Gatica con los honores de un jefe de estado. Pero ni el propio cantante pudo anticipar lo que le esperaba al llegar a España en 1959. Más de 5,000 fans, en diversos estados de histeria, le recibieron a su llegada al aeropuerto de Barajas en Madrid, exhibiendo banderines, afiches y otros carteles de fabricación casera que mostraban la imagen del ídolo y el deseo de los madrileños de darle la bienvenida. Muchos miles más se apostaron a ambos lados de las calles por donde desfiló el intérprete chileno, en coche descapotable, desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad. Un espontáneo y emotivo homenaje que Lucho no ha olvidado jamás. Sus actuaciones en España fueron verdaderos eventos sociales a los que acudieron realeza, políticos, estrellas de cine y representantes del "jet set" europeo. Entre sus más fieles seguidoras de aquellos días gloriosos se encontraban las actrices Ava Gardner y Carmen Sevilla.

De España es lógico que Lucho brincara a Portugal donde su público tuvo al fin el placer de ver y escuchar al admirado bolerista en el prestigioso Casino de Estéril. Estas actuaciones "en directo" también se convirtieron en eventos sociales frecuentados por celebridades y gente de toda condición social y cultural. A pesar de los esfuerzos de empresarios por mantener a Lucho en la Península Ibérica, el carismático cantante aceptó la invitación personal de Su Serena Alteza Gracia de Mónaco para cantar en la gala anual a beneficio de la Cruz Roja. En el legendario Casino de Mónaco, Lucho se convierte en ídolo de la Riviera Francesa pero tampoco puede quedarse por mucho tiempo ya que le esperan compromisos para grabar y actuar en América.

En Estados Unidos

Para entonces, el éxito internacional de Lucho Gatica ha repercutido en los Estados Unidos, donde la firma Capitol Records de Hollywood ha editado muchas de sus grabaciones en albums diseñados para el consumo del público de habla inglesa. Estas ediciones con títulos como "Lucho In Mexico", "South American Favorites by Lucho" or "Lara by Lucho" rompen la barrera del idioma y le abren ese importante mercado norteamericano. Después de viajar in 1962 a Manila, Filipinas donde ofreció un concierto en el impresionante Coliseo Araneta ante 160,000 seguidores, la próxima parada del cantante fue Nueva York donde realizó una serie de actuaciones multitudinarias en el famoso Carnegie Hall. Acompañado por una orquesta sinfónica dirigida por el maestro Lalo Schifrin y presentado por el importante crítico de jazz Willis Conover, Lucho Gatica conquistó la ciudad de los rascacielos como muy pocos hispanos lo habían logrado anteriormente. El gobierno norteamericano facilitó la transmisión radial de uno de esos conciertos en directo a Chile como gesto de "buena voluntad" hacia la nación del cantante, también se le invitó a cantar en el Show de Ed Sullivan, el más popular programa de televisión de Estados Unidos.

Lucho se desplazó a California donde su gran amigo Nat "King" Cole le esperaba. Ambos establecieron su amistad en La Habana donde Lucho tuvo la cortesía de presentar al "Rey de la balada romántica norteamericana" en el Tropicana. Ahora el Sr. Cole reciprocaba presentando al "Rey del Bolero" en el importante Hollywood Bowl, fortaleciendo así una sincera amistad que se mantuvo hasta el lamentable fallecimiento de Nat en 1965.

Lucho es invitado a presentarse en los más exitosos programas de televisión como los "shows" de Dinah Shore, Perry Como y Patti Page. Finalmente graba para la Capitol varios temas en inglés, con el acompañamiento de la orquesta de Nelson Riddle, siendo estas grabaciones de inmenso interés para coleccionistas de hoy.

En 1990, EMI-España editó un disco compacto doble con las grabaciones más exitosas de Lucho y lo titularon "Bolero es...Lucho Gatica." El lanzamiento sorprendió a toda la industria al venderse 400,000 copias en solo dos semanas superando a las grabaciones más recientes de Madonna, Michael Jackson y a otros artistas del entonces floreciente género del "hip-hop." Un segundo volumen de "Bolero es..." no se hizo esperar manteniendo a Lucho en las listas de popularidad y ventas por varios meses. Algo similar ha estado sucediendo en todos los países donde se editan las grabaciones del ídolo chileno, incluso en los Estados Unidos. De la misma forma continúa el reclamo para actuaciones de Lucho en directo, ya sea en teatros, cabarets o televisión.

En 1996 la importante cadena HBO produjo un espectacular homenaje a Lucho Gatica grabado "en vivo" en el impresionante James Knight Center de Miami, con la participación de importantes artistas como Celia Cruz, Julio Iglesias, Luis Miguel, Monna Bell y otros muchos. Lucho cantó a dúo con todas la celebridades presentes y el show fué transmitido por HBO en un programa especial de dos horas de duración para todo el mundo.

Lucho y la familia

La vida personal de Lucho Gatica ha sido tan intensa como su vida profesional. En la primera etapa de su carrera se le consideró como un "playboy" internacional "con una novia en cada puerto," pero en 1960 la noticia de su boda con la bellísima actriz puertoriquena Mapita Cortés conmocionó a América y rompió los corazones de millares de señoritas que se consideraban aptas para el honor. Lucho y Mapita fueron la pareja perfecta durante muchos años y el matrimonio fué bendecido con abundante descendencia: Luis, Maria del Pilar, Aida Yolanda, Juana Silvia y Alfredo Fernando. Sin embargo la unión terminó en un "divorcio amistoso" cuyos motivos reales fueron celosamente guardados por la pareja y Lucho se casaría dos veces más.

La siguiente Sra. de Gatica fué Diane Lane Schmidt, una dama norteamericana con quién el cantante mantuvo un breve romance y matrimonio que produjo una sola hija a quien nombraron Luchana y cuyo padrino es Julio Iglesias. Tiempo después, Lucho conoció en Hollywood a la bellísima Leslie Debb con quien contrajo nupcias en 1987 estableciéndose la pareje en el exclusivo barrio de Bel Air. Esta unión ha producido hasta la fecha otra hija llamada Lily Teresa que es la adoración de sus padres. De todos los hijos del cantante solo Luis, Luchana y Lily han escogido carreras artísticas. Luis es un popular actor de televisión, cine y teatro en México, mientras que Luchana se abre paso como actriz en el cine y la jovencisima Lily ha comenzado a probar suerte como comediante "stand-up" en Hollywood.

Premios y reconocimientos

Durante su exitosa carrera, Lucho Gatica ha recibido los más importantes premios y reconocimientos en todos los países donde ha actuado y donde se editan sus discos. Es virtualmente imposible hacer una lista completa en este espacio limitado pero Lucho recuerda emocionado

  • Proclama oficial emitida en su pueblo natal de Rancagua, Chile donde lo nombran "Hijo Favorito."
  • La Medalla del Congreso que se le concedió en Ecuador y la Santa Cruz Triana de O'Higgins, el honor más grande que Chile otorga a sus ciudadanos notables.
  • En 1992 se le premió en el prestigioso Festival de Viña del Mar con la "Gaviota de Oro", el único trofeo de oro sólido concedido hasta la fecha en el mencionado evento.
  • Premio "por sus logros artísticos de toda su carrera" entregado a Lucho en el 2000 por la A.C.E., la Asociación de Cronistas del Espectáculo" de Nueva York
  • Dos merecidos trofeos otorgados en el 2007 en Chile: el "Copihue de Oro a la Trayectoria" y la "Medalla de Oro a la Figura Fundamental de la Música Chilena" de la Sociedad Chilena de Derechos de Autor (SCD) la cual le fue entregada por la Presidenta de la República, Michelle Bachelet.
  • En el 2008 Lucho Gatica recibió dos importantes reconocimientos en los Estados Unidos. En Las Vegas se le entregó un Grammy Latino por toda una vida de éxitos discográficos y en Los Angeles se inauguró "una estrella" con el nombre de Lucho Gatica en el mítico Paseo de la Fama de Hollywood.
  • Es por eso que hoy en día Lucho Gatica continua. Entre el y su público, el de ayer y el de hoy, existen estos vínculos indestructibles motorizados por el recuerdo y por el amor. "Mientras la gente continue enamorándose, mis canciones siempre estarán de moda" -ha dicho en alguna ocasión el intérprete con toda propiedad. Un estusiasmo compartido tanto por las mujeres como por los hombres, marcados para siempre con el hermoso recuerdo de cada melodía: "No Me Platiques," "El Reloj," "La Barca," "Contigo en la distancia," "Somos," "Encadenados," (incluida en la película "Entre Tinieblas" de Pedro Almodovar) "Sinceridad", "La Puerta", "El Bardo" y tantas otras que en la voz cálida y aterciopelada de Lucho Gatica han alimentado la banda sonora sentimental de nuestras vidas.

Fuentes