Porto santo (Isla)

(Redirigido desde «Porto santo»)
Porto Santo
Información  sobre la plantilla
(Puerto Santo, el puerto "salvador")
Porto Santo
Localización geográfica / administrativa
ArchipiélagoMadeira. Portugal
País(es)Portugal
Datos geográficos
Superficie42 km²
Punto más alto517 m
Demografía
CapitalVila Baleira
Población5.482 habitantes
IdiomasPortugués

Porto Santo. Es una isla portuguesa situada a 43 kilómetros al noreste de la isla de Madeira, en el Océano Atlántico. La isla es el punto más al norte y al este de su capital, Vila Baleira, donde vivió Cristóbal Colón. Porto Santo, Puerto Santo, el puerto "salvador es el primer contacto de los portugueses con el archipiélago luego de una terrible tempestad que los apartó de la ruta fijada y los llevó hacia esta isla donde pudieron refugiarse y salvar milagrosamente sus vidas.

Historia

La isla fue descubierta en 1418 por João Gonçalves Zarco y Bartolomeu Perestrelo, a los que el rey Juan I de Portugal había ordenado descubrir nuevos territorios al oeste de África. El nombre de la isla de Porto Santo se deriva por las historias de su descubrimiento en alusión a una bahía protegida de las tempestades, interpretádose como la liberación divina de los marineros. Los primeros colonos portugueses llegaron en la década de 1420. Habiendo tomado nota del potencial de las islas, así como de la importancia estratégica de estas, la colonización comenzó alrededor de 1425, que fue una iniciativa de João I o del Infante Don Henrique. A partir de 1440 se establece el régimen de la capitanía, con el nombramiento de Tristán Vaz Teixeira como capitán de la capitanía de Machico. Seis años más tarde, Perestrelo se convierte en capitán-donatario de Porto Santo y, en 1450, Zarco es investido capitán-donatario de la capitanía de Funchal.

Porto Santo es la más pequeña de las islas habitadas del archipiélago de Madeira. Está situada en el Océano Atlántico, en el extremo sur oriental de Europa, a sólo 500 kilómetros de la costa africana y a 1000 de la Europa continental, a una hora y media de vuelo desde Lisboa. El archipiélago está formado por las islas de Madeira y Porto Santo, así como por las inhabitadas islas Desiertas y las Salvajes.

Características de la isla

La isla se caracteriza por dos áreas: el noreste accidentado (montañoso, con salientes rocosos y acantilados), y una llanura costera en el suroeste (que incluye una playa de arena blanca de 9 kilómetros, dando a la isla una ventaja turística sobre la vecina Madeira). La parte noreste montañosa de la isla, se compone de dos estructuras geomorfológicas que incluye: un área de picos, Pico do Castelo (437 metros), Pico da Juliana (447 metros), Pico da Gandaia (499 metros) y el Pico do Facho (517 metros); y entre la costa este y esta área, una serie de picos menores, Pico do Maçarico (285 metros), el Pico do Concelho (324 metros) y Pico Branco (450 metros).

La parte suroeste de la isla, aunque relativamente llana, incluye una serie de elevaciones 100 metros de altura o más, como el Pico Ana Fereira (283 metros), el Pico do Espigão (270 metros) y el Cabeço do Zimbralinho (183 metros). Las islas de Madeira y Porto Santo (habitadas) más las islas Selvagens y Desertas (deshabitadas) forman parte del mítico archipiélago portugués que se encuentra en el océano Atlántico, a tan sólo 500 Km. de la costa africana.

Porto Santo es, podría decirse, lo contrario a Madeira, la isla mayor del archipiélago, famosa por su exuberante flora. El suelo de Porto Santo es de origen calcáreo, es árido y casi imita el paisaje lunar, no obstante, la isla brinda siempre unas vacaciones soñadas para todos. Sus aguas turquesas y su clima templado pueden ofrecernos el marco ideal para una luna de miel, una escapada romántica, unas vacaciones de total descanso o la más loca de las aventuras.

La pendiente de la parte occidental de la isla se inclina a partir de 150 metros de la costa sur que alcanzan las playas de Porto Santo. Un tercer sistema, en el oeste-noroeste, que incluye Cabeço da Bárbara Gomes (227 metros) y Cabeço das Canelinhas (176 metros) es distinto de las áreas identificadas. La isla está rodeada por una plataforma oceánica entre 20 y 37 km², con una profundidad mínima de 8 metros (Baixa do Noroeste), y limitada por los flancos de un gran volcán submarino.

La ciudad principal de esta hermosa isla es Vila Baleira, y sus hermosas playas en la costa sur y en la costa norte hermosos miradores escondidos aquí y allá, entre las montañas. Sus escasos 42 Km. cuadrados de superficie y lo hermoso de su paisaje nos permite recorrerla con placer cuando no estamos, simplemente, disfrutando las virtudes de su playa en un merecido "dolce farniente".

El tiempo y el clima de Porto Santo

Porto Santo disfruta de un clima templado y seco con muy pocas variaciones entre estaciones. La temperatura media oscila entre los 23º del verano y los 19º del invierno, mientras que la elevada temperatura del agua (comprendida entre los 17º del invierno y los 22º del verano) garantiza los baños en el mar durante todo el año. De vez en cuando, el viento norte-sur que sopla durante el invierno desencadena borrascas y la mayoría de las lluvias tienen lugar entre noviembre y marzo. A diferencia de la montañosa isla de Madeira, que atrapa las nubes y la humedad de las corrientes oceánicas debido a la alta orografía, el perfil relativamente bajo de Porto Santo se traduce en un clima árido y seco.

Las diferencias topográficas entre las costas del norte y las del sur son realmente impresionantes, teniendo en cuenta el pequeño tamaño de Porto Santo (42,17 Km2). La playa lisa y bañada por el sol de 9 Km. de largo de la costa sur contrasta enormemente con las pendientes y el aire frío de la montaña de la costa norte. El monte Castelo, de 430 m. de altura sobre el nivel del mar, ofrece una excelente visión general de la isla y de su paisaje repleto de contrastes; montañas volcánicas a este y oeste, separadas por una tierra llana y baja en la que se sitúa el aeropuerto. Las montañas más altas se encuentran en el noreste y el suroeste de la isla, siendo la más alta el Pico do Facho (517 m). La vista desde la cima de estas montañas es bastante espectacular, y desde algunas de ellas podrá ver los islotes que rodean a Porto Santo.

Pese a la proximidad de Porto Santo con Madeira, su vegetación es completamente distinta. La falta de lluvia y la tierra arenosa han hecho que Porto Santo sea una isla árida con escasa vegetación. Dragos y enebros eran las especies predominantes en la época de colonización de la isla, pero los enebros se han extinguido y los dragos son cada vez menos. El ayuntamiento ha promovido un programa de reforestación de pinos destinado a combatir la erosión del suelo. Aunque las palmeras dominan la isla, el drago sigue siendo el emblema nacional de Porto Santo.

Lugares de interés de la isla de Porto Santo

Para ser una isla tan pequeña, existe una sorprendente cantidad de lugares interesantes por visitar y ver. Aunque la playa de Porto Santo es sin duda su principal atractivo, la isla ofrece una amplia variedad de atractivos naturales y de actividades de ocio para el visitante más activo. El propio paisaje en sí es ya un atractivo, por lo que el ayuntamiento ha acondicionado varias rutas de senderismo señalizadas (veredas) en las montañas para que los visitantes disfruten de las mejores vistas de la isla.


Pico de Castelo

El Pico do Castelo es uno de los mejores puntos de partida y ofrece una visión prácticamente general de la isla. Las ruinas de una fortaleza del siglo XVI y un solitario cañón dan testimonio de los antiguos ataques piratas y de los intentos desesperados de la población por buscar refugio en las montañas. Al pie de esta montaña se encuentra el museo Cardina, situado en el pueblo de Camacha, que alberga una maravillosa colección de antiguos molinos de viento en miniatura y de lagares, así como la posibilidad de catar los fuertes vinos locales a fin de que pueda seguir su camino por la isla.


Pico da Ana Ferreira

El Pico da Ana Ferreira. Brinda una vista completa de la ciudad; el islote Ilhéu de Fora y el fabuloso Pedreira do Pico da Ana Ferreira, en el que se han desenterrado colosales columnas de basalto esculpido que revelan este fenómeno natural que los isleños llaman el “piano”. También podrá disfrutar de unas vistas deslumbrantes desde el mirador del Pico do Facho, la montaña más alta de la isla. Su nombre se deriva de los faros situados en su cima que alertaban de las incursiones enemigas. Le invitamos a que conozca el valle de la Serra de Fora y la Serra de Dentro, dé un paseo por sus laderas orientales, vea las impresionantes cuevas escondidas y admire la fuerza brutal del océano Atlántico golpeando los acantilados.


Fonte da Areia

Fonte da Areia. Un antiguo manantial de agua natural que producía el agua más deliciosa de la isla, le brinda una nueva oportunidad para maravillarse con los efectos de un fenómeno natural. El manantial natural desapareció hace tiempo pero los efectos de la erosión del viento en las rocas arenosas ha modelado cientos de nichos naturales esculpidos en la ladera de la montaña, creando así una maravillosa obra de arte natural.

La diminuta capital de Vila Baleira ofrece también numerosos atractivos. Aparte de la amplia variedad de tiendas locales, restaurantes, cafeterías, bares y pastelerías populares que ofrece, sus calles bordeadas de palmeras y de buganvillas invitan a dar relajantes y agradables paseos. Los restaurantes ofrecen montones de oportunidades para probar la especialidad de la isla, la brocheta de ternera hecha a la parrilla con leña de laurel y regada con mantequilla de ajo, o el famoso “bolo de caco”, el pan dulce de patata que también se sirve con mantequilla de ajo, la artesanía local en la que destacan cestas, sombreros, adornos y cinturones hechos por los isleños utilizando materiales locales como conchas de mar, hojas de palmera, mimbre y arcilla, son también dignos de admirar.

Para un toque de historia y cultura, el museo de Cristóbal Colón, situado en la casa en la que vivió, recrea la vida del descubridor durante el tiempo en que residió en la isla y expone numerosos retratos de él.

Monumentos

Entre los monumentos más interesantes para visitar que hay en Porto Santo, se encuentra la Casa Museo de Cristóbal Colón, el Forte de São José, la Iglesia Matriz, la Capilla de Nossa Senhora das Graças, el Palacio Municipal y el Monumento a los descubrimientos.

La Casa Museo Cristóbal Colón. Es uno de los lugares con mayor interés turístico de la isla de Porto Santo. Son dos edificios, de los cuales, el más antiguo data de la época en la que el navegante vivió en la isla. Se pueden ver además retratos del marino de los siglos XVI a XX y mapas de las rutas por las que hizo sus exploraciones. Sin embargo, lo más interesante de la estancia de Colón en Porto Santo, (se casó con la hija del gobernador de la isla), es que probablemente fue aquí donde pudo informarse sobre los descubrimientos portugueses y las rutas que utilizaban para llegar al Golfo de Guinea y probablemente al actual Brasil. Estas noticias, la posible conversación con “el marino desconocido”, pudieron ponerle sobre la pista de ciertos territorios que se encontraban hacia el Oeste.

Forte de São José. Se trata de un fuerte que se encuentra en la parte alta de la ciudad que fue reconstruido en varias ocasiones. Tiene 8 pequeños cañones de hierro que en otros tiempos servían para la defensa de la isla. Actualmente es de propiedad privada.

La iglesia Matriz. Es uno de los monumentos más importantes de Porto Santo. Se encuentra en el Largo do Pelourinho, en el centro de Porto Santo. Se la conoce también como Igreja da Nossa Senhora da Piedade. Destacan en su interior sus altares de gran belleza y telas de Martim Conrado y Max Römer, que no dejarán al visitante indiferente.

Capela da Nossa Senhora das Graças. Es uno de los templos más antiguos de Porto Santo; anterior a 1533, aunque fue destruida en el año 1812 y después reconstruida en 1951. Esta ermita tiene una historia ligada a Porto Santo. En ella se refugiaron los habitantes para huir de los piratas que tantas veces asolaron la isla.

La isla de Porto Santo está rodeada de aguas turquesas, y su principal característica es una playa de fina arena dorada que se extiende a lo largo de 9 kilómetros y que invita a disfrutar del sol y del mar.

En la isla de Porto Santo se encuentra la casa museo de Colón (Casa Colombo). Allí vivió Colón temporalmente, aunque esa casa fue muy reformada y ampliada a lo largo de los siglos. El museo contiene colecciones diversas, especialmente relacionadas con la expansión marítima portuguesa, y el imperio colonial español. También se exponen objetos extraídos de un galeón holandés hundido en la costa norte de la isla.

Comunicaciones

En la isla hay un aeropuerto internacional situado a unos 2 km de Vila Baleira. El aeropuerto de Porto Santo es el primer aeropuerto construido en el archipiélago de Madeira, en 1959, y tiene una sola terminal. Su código IATA es PXO. También cuenta con un pequeño puerto, llamado puerto de Abrigo, desde donde hay ferries diarios que conectan con Funchal.

Sitios turísticos

• Pico do Castelo

• Pico do Facho

• Fonte de Arena

• Islote de Cal

• Ponta da Calheta

• A Pedeira

A pesar de su larga playa de arena dorada, esta pequeña isla es todavía desconocida para el turismo de masas, y lo que lo hace aún más hermosa y agradable. Perteneciente al archipiélago de Madeira, y sólo unas pocas decenas de kilómetros de la isla aumentado, Porto Santo tiene completamente diferentes paisajes de la isla hermana; De hecho, es más bien seco, y todo el verde que es admirado fue introducido por completo por el hombre. La hermosa playa de arena que corre por el lado sur de la isla le permite disfrutar de la vida en el mar, mientras que el interior ofrece senderos ideales, con vistas no se puede perder.

Hay dos formas alternativas de transporte para llegar a la isla. La primera son los vuelos directos desde Lisboa y Oporto y los vuelos diarios desde la vecina Madeira. Por otra parte, la línea de ferry Porto Santo ofrece un servicio diario desde Madeira que tarda aproximadamente 2 horas. El ferry ofrece numerosos servicios para entretenerse durante la travesía, como restaurantes, bares, tiendas, una sala multimedia, una guardería infantil, un cine, salón de TV o duchas en cubierta para refrescarse después de estar dos horas tomando el sol.

La inexistencia de los laberintos de autopistas, cruces y sinuosas calles propias de la mayoría de las zonas urbanizadas, hacen que moverse por Porto Santo no sea ningún problema. Gracias a sus buenas infraestructuras y a una eficiente señalización, la conducción por la isla es fácil y agradable y es difícil perderse. Durante los meses de verano se observa un considerable aumento del tráfico ya que los veraneantes de Madeira se traen sus coches o bien los alquilan, aunque el tráfico es fluido y no es difícil aparcar. El transporte público es eficiente y cubre el centro de la ciudad y las zonas de los hoteles, y un autobús panorámico le permitirá disfrutar de una vuelta pintoresca por la isla. Los taxis son fiables, y dado que la mayoría de los taxistas conocen muy bien su isla, a menudo se ofrecen también como guías de viaje.

Porto Santo vive su máximo esplendor el 23 y el 24 de junio, en las fiestas de São João que se celebran en honor del santo patrón de la isla. Los actos folclóricos, culturales y deportivos programados para estos dos días son un reflejo de su identidad. Las celebraciones duran dos días y culminan la noche del 23 con el impresionante desfile de carrozas por las calles acompañadas por gente bailando y vestida con trajes típicos.

Los festejos continúan en agosto con las fiestas religiosas de Nossa Senhora da Graça (Nuestra Señora de Gracia) el 14 y 15, y de Nossa Senhora da Piedade (Nuestra Señora de la Piedad) el 30 y 31. Aunque tienen un profundo significado religioso, ambas fiestas se celebran con animados actos callejeros que duran toda la noche. A finales de agosto se celebra también la fiesta de la vendimia (Festas das Vindimas), que han ido ganando popularidad en los últimos años.

Durante los 3 últimos días de agosto, los visitantes pueden conocer todas las variedades de uvas que se cultivan en Porto Santo y disfrutar de catas de vino, demostraciones de los procesos de elaboración del vino, exposiciones de herramientas e instrumentos relacionados con el vino, y todo ello acompañado de la música tradicional. Las celebraciones de Navidad y de Año Nuevo continúan hasta la Noche de Reyes. El 15 de enero se conmemora a San Amaro con bailes y canciones durante toda la noche.

Playas de Porto Santo

Las playas de Porto Santo tienen características que no se presentan en muchos sitios. La arena de sus más de 9 Km. de playa presenta propiedades terapéuticas especiales, además de ser muy fina, tiene un gran contenido de carbonato de calcio, el agua que rodea la isla es abundante en iodo, magnesio y calcio, es límpido como pocas veces se encuentra en los sitios turísticos y representan, junto a la calidad de la arena, un excelente tratamiento para los cuerpos fatigados y cansados del estrés de la vida moderna. por tanto su tarjeta de visita indiscutiblemente son sus playas. Además de los 9 Km. de arena blanca brillante, impoluta y bañada por un agua turquesa cálida y transparente, esta pequeña isla también puede presumir de un clima suave durante todo el año y de una tranquilidad que raramente puede encontrarse en otros destinos costeros europeos.

La temperatura del agua y la suave y sedosa textura de la arena no lo es todo. Se dice que ambas poseen propiedades curativas y son ricas en yodo, calcio y magnesio, lo que las hace ser muy beneficiosas para el tratamiento del reumatismo y de las enfermedades óseas.

Playa do Penedo. considerada una de las mejores y de las menos abarrotadas de bañistas. Dispone de la famosa bandera azul, es una playa urbanizada que cuenta con un restaurante, un centro de primeros auxilios, seguridad y lugar para dejar el coche.

Playa de Cabeco. esta en la zona de hoteles y es la preferida por los que conocen los efectos terapéuticos de su arena, se encuentra a unos 4 kilómetros, aproximadamente, del centro de Vila Baleira, se ofrecen servicios para realizar actividades de todo tipo.

Playa de Calheta.es una playa muy especial de Porto Santo, se forman naturalmente como piscinas o lagos entre rocas y dunas. También es una playa urbanizada, ostenta la famosa bandera azul y tiene todos los servicios como restaurantes, vestuarios, duchas, primeros auxilios, etc.

Playa de Fontinha. es probablemente una de las preferidas por los habitantes de Madeira, tiene unos 700 metros de largo, su arena es fina y el mar es muy tranquilo, es una de las playas preferidas por las familias con niños pequeños.

Playa de Pedras Pretas. No es tan turística, es una de las preferidas de los habitantes de la isla. No está urbanizada ni brinda servicios como para merecer la bandera azul pero, tiene un bar, una ducha improvisada y guardavidas.

Playa de Prainha. Una playa muy pequeña en medio de un desierto, una playa ideal para parejas. En esta playa hay servicio de restaurante, vestuarios, hamacas y sombrillas. No es de fácil acceso y no tiene seguridad.

Playa Ponta. Está ubicada en el centro de Ribeira Brava en una zona muy animada por la cantidad de bares y restaurantes y es una de las playas más concurrida. Se organizan juegos de volleyball y se alquilan canoas. La playa es excelente aunque un poco pequeña durante la temporada alta.

Las aguas cálidas de Porto Santo atraen a una gran multitud de practicantes de deportes acuáticos, principalmente buceadores. Con estas aguas tan cristalinas y una visibilidad media de aproximadamente 30 m, la isla es un auténtico paraíso para los buceadores. Sin duda, la zona de buceo más atractiva es el lugar en el que se hundió el barco “Madeirense”, al sur de Porto do Abrigo, delfines y ballenas habitan estas aguas. Cerca de las costas de la isla se practican deportes acuáticos, entre ellos la canoa, el kayak, la vela, el jet-ski, el esquí acuático, el windsurf y el kite surfing.

Golf en Porto Santo

La maravillosa playa de Porto Santo y su clima no son las únicas razones para visitar esta pequeña isla. Combine estos dos factores con un espectacular campo de golf diseñado por el campeón español, Severiano Ballesteros, y los amantes del golf tendrán otro ingrediente más para disfrutar de unas fabulosas vacaciones al sol.

El club de golf de Porto Santo se inauguró en el 2004 y se extiende desde la baja costa del sur hasta los imponentes acantilados de basalto del norte cubriendo una superficie de 6,434 metros. Este campo de golf ofrece un auténtico reto para todos los jugadores, está ubicado en un paisaje espectacular y está dividido en dos partes; el campo sur está salpicado de lagos y exige un juego largo y preciso, mientras que el campo norte recuerda a los campos de golf británicos y ofrece unas vistas impresionantes de la escarpada costa. Además del campo completo, el club cuenta con un minigolf de 9 hoyos y un circuito de karts.

La moderna sede del club presenta un elegante diseño que se adapta perfectamente al paisaje circundante y ofrece espléndidas vistas a los campos y al lago. Además de sus dos restaurantes, el club dispone de jacuzzi, sauna y baño turco.

Cuevas y Centro de vulcanismo de São Vicente

Las Cuevas de São Vicente constituyen un gran atractivo de la Isla de Madeira, que nos puede ayudar a comprender el proceso volcánico que dio origen a la isla. Durante una media hora de recorrido, podemos ver impresionantes formaciones geológicas de gran belleza realzada por la iluminación y una música adecuada. Así como pequeños lagos de agua transparente. Las Cuevas de São Vicente se formaron tras una erupción volcánica que tuvo lugar hace 890 mil años en Paul da Serra. La lava que corría por el interior del pico, acabó formando una serie de tubos de lava por los que se puede caminar, y que constituyen las cuevas de São Vicente. Se trata de un conjunto de ocho túneles con más de 1000 metros de largo, y una altura de 5 a 6 metros. A lo largo de unos 700 metros de recorrido subterráneo, resultado de la excavación, podemos ver las marcas dejadas por la actividad volcánica del último período de erupciones, en la que la lava llegó a una temperatura de 1200ºC. Esta excavación dio acceso a los varios tubos o canales naturales que constituyen los 1000 metros. Y ocasionó un desnivel máximo de 19 metros en relación a la entrada.

Las cuevas están formadas por tres galerías, de las cuales la más grande se llama Lago dos Desejos, en la que los visitantes disfrutarán con este espectacular viaje al interior de la Tierra, donde pueden ver las estalactitas volcánicas; las acumulaciones de lava o bolo de lava que son, en realidad, el final de una corriente de lava lenta; el llamado bloque errante, que es una roca transportada por la lava que se quedó dentro de uno de los tubos a causa de sus dimensiones y de su temperatura baja. Es muy interesante ver las diferentes formas de la lava después de haber salido a la superficie, y sorprende ver cómo nacen plantas (helechos) cuyas semillas pudo traer el agua, el mar o el mismo hombre. En cuanto al agua que hay en las cuevas, procede de manantiales y puede consumirse. En cuanto a la temperatura de las cuevas es de 16-17º.

Fuentes

http://www.porto-santo.com/es/history-culture.html

http://www.portugal-live.com/es/portugal/porto-santo/tiempo.html

https://www.visitportugal.com/es/node/73830

https://www.tripadvisor.es/Tourism-g189168-Porto_Santo

https://es.wikipedia.org/wiki/Porto_Santo