Saltar a: navegación, buscar

Reino de Mallorca

Reino de Mallorca
Información  sobre la plantilla

Al-Ándalus caligrafía árabe.png

12311715

Bandera de Cruz de Borgoña.png

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Ubicación de
Capital Palma de Mallorca
Idioma principal Catalán
Otros idiomas Languedociano y provenzal
Religión Católica
Gobierno Monarquía
Rey de Aragón
 • 1231 - 1276 Jaime I de Aragón
 • 1700 - 1746 Felipe IV
Historia
 • Establecido 1231
Superficie
 • 1239 4992 km2
Población
 • 1239 est. 50 000 
     Densidad 10 hab./km²

Reino de Mallorca. Tuvo lugar durante la reconquista de Mallorca y del Reino de Valencia, por rey aragonés Jaime I el Conquistador a lo largo de la primera mitad del siglo XIII. Tras la muerte del Conquistador, su testamento daría lugar al Reino de Mallorca, que heredaba su hijo Jaime y que incluía las islas Baleares, los condados de Rosellón y Cerdaña y el señorío de Montpellier.

Historia

Antes de la conquista cristiana

La estratégica situación de las islas Baleares, va a hacer del archipiélago objetivo de las diversas potencias mediterráneas, desde los fenicio-púnicos a los bizantinos. Aprovechando el repliegue bizantino, los musulmanes realizarán diversas incursiones en las islas, hasta que en el 707 logran la dominación islámica de las islas. Las Baleares vivieron un período de cierta autonomía. Sin embargo, las actividades piráticas practicadas por los habitantes de las islas, acabaron afectando también a los musulmanes peninsulares, por lo cual Abd-el-Rahman II, resolvió anexionar las islas al poder cordobés,quedando las islas sujetas a los vaivenes políticos peninsulares.

La Reconquista cristiana

En el año 722, se produjo el primer éxito de los cristianos que resistían a los invasores musulmanes de la península Ibérica, se recuperaron los territorios que habían sido ocupados por los musulmanes, por parte de los reinos cristianos que nacieron y se desarrollaron en el norte peninsular y estuvo acompañada de la repoblación de esas zonas por la población cristiana.

En 1212, los ejércitos de Alfonso VIII de Castilla, Pedro II de Aragón y Sancho VII de Navarra derrotaron a los almohades en la batalla de las Navas de Tolosa. En 1229 las tropas del rey aragonés Jaime I el Conquistador, conquistaron definitivamente la isla para los cristianos. Tras derrotar definitivamente a Abú Yahya en la batalla de Portopí (1229) y tomar y pasar a cuchillo a Madina Mayurqa (1230), la resistencia cesó en 1231.

Jaime I creó en su testamento el reino de Mallorca comprendiendo no sólo Mallorca, sino el resto de las Islas Baleares —Menorca (todavía bajo el poder de un soberano musulmán, aunque tributaria desde 1231), Ibiza y Formentera—; los condados del Rosellón y la Cerdaña; y los territorios que Jaime I conservaba en Occitania (el señorío de Montpellier, el vizcondado de Carlades y la baronía de Omelas). A su muerte (1276), su hijo Jaime II de Mallorca asumió el trono tras la jura de la denominada Carta de las Franquicias. La independencia del reino fue corta. En 1349 fue reincorporado a la Corona de Aragón. La muerte del rey Jaime III de Mallorca en la batalla de Llucmajor fue el final del Reino de Mallorca.

Reyes del Reino de Mallorca

Jaime I el Conquistador
  • Jaime I el Conquistador (1231-1276): creador del reino desde la reconquista en 1229 hasta su muerte. Cercano a 1244, Jaime I procedería a tomar el control directo del Reino de Mallorca, al cambiar a D. Pedro las islas por el señorío de castillos y villas como los de Murviedro, Segorbe, Morella por las islas, para volver a las mismas en 1254, hasta que, fallecido, pasen definitivamente a Jaime I.
  • Jaime II (12761311): entre 1262 y 1276, el segundogénito del Jaime I el Conquistador, servirá a su padre como su Lugarteniente en el reino. Tras las Vísperas Sicilianas, Jaime II se unirá a Felipe III de Francia - aunque ciertos sectores mercantiles comenzaban a inclinarse por Aragón - y, en consecuencia, a los adversarios del catalano-aragonés, iniciándose un duro enfrentamiento entre ambos hermanos: Intereses mercantiles catalanes, consolidación de la soberanía regia y guerra con Francia, son algunas de las principales variables que explican el vehemente interés puesto por Pedro el Grande, pero también por sus sucesores, en la segunda conquista catalana-aragonesa de Mallorca.

Durante el reinado de Alfonso III y Jaime II de Aragón, la situación fue muy cambiante: Jaime II pudo contar con la fuerza militar francesa que le mantuvo a salvo en Montpellier, mientras que pudo contar con la fuerza jurídico-moral del Papado - aliado de Francia -, que promulgó una bula (20 de junio de 1295) en la que se declaraba Mallorca desvinculada de Aragón y del condado de Barcelona. Tras la ocupación catalana-aragonesa de Mallorca, los contendientes firmarían la Concordia de Argelers (junio 1298), por la que Jaime II de Aragón devolvía las islas a su tío Jaime II de Mallorca. Restituido el reino, Jaime II inicia una serie de acciones encaminadas a consolidarlo: Acuña moneda, libera a sus súbditos del homenaje vasallático debido a Aragón e inicia significativas obras como la Catedral, el castillo de Bellver, etc. En respuesta, los barceloneses procederán a someter Mallorca a bloqueos navales y acciones piráticas, lo que obliga al mallorquín a buscar apoyo entre pisanos y genoveses (1305).

Iglesia deSan Juan Baustista Mallorca.jpg
  • Sancho I (1311 - 1324):Sancho I de Mallorca, conocido como el Pacífico, hijo de Jaime II , heredero del Reino por renuncia de su hermano mayor el Infante Jaime, que profesó como religioso franciscano. Continuó las obras de consolidación del Reino y las arquitectónicas iniciadas por su padre y puso la primera piedra de la iglesia de Sant Joan el Nou de Perpiñán. A él se debe la creación de la bandera del Reino de Mallorca. Su reinado es un periodo de tranquilidad y de progreso. Por la carencia de heredero, Sancho I designa a su sobrino Jaime como heredero.
  • Jaime III de Mallorca (1324-1349) Jaime III de Mallorca, conocido como el Temerario, llega al trono a los 9 años, por lo que un consejo de regencia se hace cargo del gobierno del reino durante su minoría. La situación es difícil, puesto que Jaime II de Aragón no ceja en su reclamación de reversión del trono mallorquín. El consejo de regencia consigue que, en 1325, el rey de Aragón renuncie a reclamar los derechos de sucesión al trono mallorquín, tras la condonación de una gran deuda que Jaime adquirió con el rey Sancho, con motivo de la conquista por parte de aquel de Cerdeña. Este hecho, aunque despejó el problema sucesorio, sumió al reino en una importante crisis financiera.

Los catalana-aragoneses impondrán a Mallorca nuevas guerras con Génova (1330-1336) y con Marruecos (1336 - 1339), lo cual beneficiaba a los comerciantes catalanes y sus adeptos en Mallorca (los Ròig), pero que perjudicaron de manera decisiva las buenas relaciones comerciales existentes entre estas entidades y Mallorca. Entre 1343 - 1349, y apoyado por los Ròig y otros patricios mallorquines, Pedro IV de Aragón procederá a conquistar el Reino de Mallorca, asegurando dicha conquista mediante la confiscación de bienes y la ejecución de los leales al rey Jaime. El rey, todavía pudo permanecer en las islas a la espera de ayuda. La muerte de Jaime III, en la Batalla de Llucmajor (25 de octubre de1349), se considera como el trágico fin de la independencia del Reino de Mallorca.

  • Jaime IV de Mallorca (fallecido en Soria en 1375) e Isabel de Mallorca, hijos de Jaime III, fueron reyes en el exilio y reclamaron el trono de Mallorca, pero sin resultado.

Artículos relacionados

Fuente