Sao Arriba (Holguín)

Consejo Popular Sao Arriba
Información sobre la plantilla
Consejo Popular de Cuba
Sao arriba.JPG
EntidadConsejo Popular
 • PaísBandera de Cuba Cuba
 • ProvinciaHolguín
 • MunicipioHolguín
Superficie 
 • Total68 km²
Población 
 • Total3151 hab.
 • Densidad46,34 hab/km²

Consejo Popular Sao Arriba. Limita al norte con el Consejo Popular Aguas Claras y Municipio Rafael Freyre, al sur con el Consejo Popular San Rafael al este con el Consejo Popular El Purial y al oeste con Consejo Popular Vista Alegre. La demarcación tiene una extensión territorial de 68.5 km2.

Desarrollo histórico

Tiene su origen en el corral de Sao Arriba, formado dentro del hato comunero de Almirante, tal vez nacido alrededor de 17401750. Según Esteban Pichardo, Sao es una voz india indicativa de una sabana reducida, sembrada naturalmente de algunos pedazos o montones aislados de arbolado o matorrales.

La primera referencia documental es del año 1764. Para los años 1764 – 65, se declararon poseedores en el corral: Pedro Agustín Ferrás, Antonio Parada, Juan Pupo, Rafael Pupo y Félix Ricardo, pudiendo suponerse que estaba valorado en no menos de 615 pesos de posesión. Para 1775 el Corral mostraba la existencia de 6 sitios, poseídos por Francisco Hernández, Antonio Parada, José Ricardo, Rafael Pupo, Antonia Pupo y la viuda Felipa Aguilera, con un total de 49 habitantes.

En su desarrollo originó dentro de si otros sitios ganaderos como: Ríos de Talanqueras y los Pasos del Cerro.

Se definió como partido político administrativo del cabildo de Holguín hacia 1812, condición que mantuvo hasta 1856 al transformarse en un cuartón de la capitanía pedanea de Fray Benito. Entre 1878 y 1963 fue uno de los barrios del municipio de Holguín. En 1817 el partido declaró 247 habitantes, de ellos 53 esclavos, cifra ascendida en 1841 a 739 habitantes con 88 esclavos.

Se forma como capitanía Pedanía del Cabildo de Holguín en 1823, su población estaba compuesta por españoles, chinos y negros esclavos de origen Etíope.

Un dato de interés reflejado por el Cabildo holguinero es que hacia 1850, el Partido de Sao Arriba contaba con una población de 1251 habitantes de los cuales 1140 eran blancos, 4 de color libres y 107 esclavos que laboraban en su mayoría en los trapiches que existían en el territorio, así como en los sitios de labor y crianza.

De la población blanca había 1 de Caracas, 1 de Inglaterra, 4 de Canarias, 3 de Cataluña, 1 de Granada y 1 de Navarra; el resto era de Holguín. Existía según la citada fuente 1 casa de mampostería, 4 de tabla y tejas, 10 de tabla y guano, 25 de embarrado y guano y 110 de yagua y guano. Tal era el estado de la vivienda en la época. La educación se encontraba en total abandono y muestra de ello es que el Capitán de Partido de Sao Arriba: José Francisco de la Peña, informaba el 16 de septiembre de 1851 al Teniente Gobernador de Holguín, acerca de la petición que hacían numerosos padres del Partido de que se pusiera un maestro en cada cuartón, lo que "a su concepto" era imposible.

Su nombre esta dado por las características de su terreno y relieve, ya que los primeros habitantes le llamaban a estas tierras Sao y los que vivían en los valles cada vez que se dirigían a estos lugares decían: "vamos al Sao Arriba".

En 1852, por resolución del Capitán General de la Isla José Gutiérrez de la Concha, cuyo mandato comprendió desde 1850 hasta 1852, quedó reducido el territorio holguinero a 9 Capitanías pasando Sao Arriba a formar parte de la Capitanía de Fray Benito. Desde el punto de vista político-administrativo Sao Arriba se convirtió en un cuartón de esta Capitanía.

Desde 1849 existía en este territorio algunos trapiches dedicados fundamentalmente a producir raspadura. Eran trapiches rústicos de madera cuya producción se destinaba al consumo local. Uno de estos trapiches "Almirante"; situado en Almirante era propiedad de Raimundo Font Borrego y luego por venta de Manuel de Leyva González. Algunos propietarios de trapiches introdujeron ligeras modificaciones técnicas ante la competencia. La principal modificación consistió en el empleo de pailas de hierro para hervir el guarapo.

Debemos señalar que este trapiche no fue el único en la zona, si tenemos en cuenta que muchos no los inscribían para evitar el pago de impuestos que exigía el gobierno. Así por ejemplo, según fuentes testimoniales de familiares allegados, en Ojo de Agua existió uno propiedad de Francisco Mulet Parra y otro en La Algarroba, propiedad de Jesús Font.

En la medida que se perfeccionaron algunos trapiches aumentó el número de esclavos; según estadísticas del Partido de Fray Benito, en el cuartón de Sao Arriba, en 1864, laboraban 132 esclavos y 42 libres de color.

El marco económico-social que caracterizaba el territorio hacia 1867, evidenciaba rasgos que se correspondían con la situación nacional y particularmente en la región oriental, distinguiéndose la pobreza de los criollos y la ruina de muchos de ellos, una sociedad dividida en clases que llevaba implícita sus antagonismos, la evasión de impuestos por parte de los propietarios de trapiches y una difícil situación económica.

Guerra de los Diez Años

Los españoles tenían dos fuertes para la adaptación de los soldados recién llegados. En la guerra del 68 se incorporaron varios campesinos a las fuerzas del General Julio Grave de Peralta y cuando el sitio de Holguín en junio del 68, estos fuertes fueron atacados por las fuerzas mambisas.

No obstante el esfuerzo realizado por las tropas mambisas, no pudieron contener el avance de la columna española hacia la ciudad, muy superior en número y armamento.

El día 10 de diciembre sale Grave de Peralta de La Cuaba para Sao Arriba, al llegar allí coloca al General Jaime Santiesteban en el punto que se le había ordenado, esto es en San Marcos (Los Lazos) y deja en Sao Arriba una compañía a cargo del Coronel Manuel Grave de Peralta, recomendándole que atendiera en lo juzgara convenientemente al General Francisco Maceo que vino a Holguín, de Bayamo".

El 18 de diciembre traslada Grave de Peralta su campamento de La Cuaba a Sao Arriba, como parte de la táctica de trasladarlo constantemente de lugar. Al llegar aquí detuvo Peralta a dos espías, luego fueron juzgados por un tribunal revolucionario y, comprobados sus crímenes, condenados a muerte y aprobada la sentencia por el jefe de la división de Holguín, el General Luis Marcano Álvarez quien venía desempeñando esta jefatura desde el 12 de diciembre de 1868 y culminó el 18 de marzo de 1869. También fueron fusilados con los espías, otros 5 traidores que andaban armados y cometiendo numerosas fechorías.

La actividad revolucionaria se intensificaba en la zona y cobraba cada vez más adeptos para la causa emancipadora. El 3 de abril de 1869, al pretender trasladar para la ciudad de Holguín los presos D. Mateo Sarmiento, natural de Sao Arriba; D. Antonio Izquierdo, de Puerto Príncipe; D. Antonio Rodríguez, de Bayamo y D. Miso de Valmaseda de Holguín; trataron de burlar a la tropa que los conducía por "La Entrada" y fueron muertos por tener antecedentes como sospechosos por sus actividades revolucionarias.

El 17 de abril 1870, fue sorprendido por el enemigo Julio Grave de Peralta acampado en "El Paraíso", con la intención de atacar el Campamento de Sao Arriba, cuyo ataque hubiera sido de un magnífico resultado si no llega a ser por la labor informativa de un traidor.

Vínculo con la Guerra Chiquita

Aunque de corta duración y enclavada con mayor fuerza en la región oriental, la Guerra Chiquita tuvo en Holguín también acciones. A ella no escapó tampoco la localidad, aunque de manera poco sustancial. La jurisdicción de Holguín estaba dividida desde la Guerra del 68 en dos divisiones, la Oriental y la Occidental; el brigadier Belisario Grave de Peralta quedó al frente de los conspiradores de la línea Occidental y Luis de Feria Garayalde en la Oriental.

La división Oriental comprendía parte de los territorios de Sagua de Tánamo, Mayarí, Nipe, Banes, Tacajó, Báguano, Barajagua, Alcalá y otras zonas del territorio Oriental y Occidental. Los territorios de Cacocum, Holguín, Sao Arriba, Fray Benito, Gibara, San Andrés, Maniabón, hasta el límite de la jurisdicción con Las Tunas.

En la noche del 24 de agosto de 1879, se alza en armas el Brigadier Peralta, en San Lorenzo, por las inmediaciones del río La Rioja (Buey Arriba), dando inicio a la Guerra Chiquita en Holguín.

Fuerzas cubanas de alrededor de 50 hombres, que habían salido en busca de avituallamiento en las inmediaciones de la ciudad (Holguín), el 21 de noviembre de 1879, como a la 1:00 de la tarde fueron perseguidas por los españoles. Los cubanos se retiraron en dirección a Las Biajacas hasta donde fueron perseguidos alrededor de las 5 de la tarde, los españoles llegaron a un potrero donde se habían parapetado, sostuvieron un nutrido fuego en el cual los españoles sufrieron una baja; el día 22 salió otra compañía en la persecución de la tropa mambisa que se retiró hacia Sao Arriba, lugar que le brindaba un refugio más seguro. Fue este el vínculo que tuvo la localidad con la guerra que preparara Calixto García.

Nexos con la Tregua Fecunda

Al concluir la Guerra Chiquita en el territorio holguinero fue el Coronel Luis de Feria el último en capitular, objetando que no quería entregar las armas. Esta es la etapa llamada por Martí de Tregua Fecunda pues sirvió para preparar la Guerra Necesaria. Luis de Feria Garayalde no perdió el control con los jefes y oficiales que habían servido a sus órdenes y por ello cuando por tercera vez empuñó las armas fue el que primero pudo presentar una fuerza con buena organización.

Al constituirse la Comisión Central que laboraba por la independencia además de seleccionar los dirigentes de esta comisión fueron seleccionados Comisionados de Barrios. Por Sao Arriba y Almirante fueron designados Luciano Borrego Cruz y Diego Jiménez Sao. Esta estructura posibilitaba la labor de propaganda y organización que requería la nueva etapa de lucha. Desde esta posición política Luciano Borrego abrazó con firmeza los ideales de lucha y consagró en lo sucesivo una buena parte de su vida a la causa revolucionaria.

Contribución a la Guerra del 95

Consumada la labor preparatoria para la Guerra Necesaria, estalló esta el 24 de febrero de 1895. A pocos días de iniciada la contienda, arriban al país los principales jefes militares, entre los que figura vinculado con la localidad Antonio Maceo. Después de la muerte de Martí en Provincia Granma|Dos Ríos el 19 de mayo, el General Maceo se dirigió hacía la zona norte de Holguín donde quería hacer una impresionante demostración de fuerza.

El día 2 de junio de 1895, luego de haber cumplido acciones combativas en Santa Lucia y Fray Benito, se dirige Maceo de este lugar a Corralito, Sao Arriba junto con la columna mambisa, donde después de un breve descanso sigue la marcha acampando en "Almirante", finca de Don Luciano Borrego.

Bien ganada era la confianza que se le tenía a Luciano Borrego, cuando Maceo decidió acampar en su finca y muy convencido debió quedar el Titán de Bronce de lo que este hombre podía representar para la causa cubana, cuando el día 6 del propio mes, escribe una carta a Luciano pidiéndole "...que se le incorporara a Luis de Feria con toda la gente buena que logre reunir, pues es necesario el concurso de todos" (...)

Importante y profunda fue la labor desplegada por Luciano Borrego y Diego Jiménez con el propósito de incorporar la mayor cantidad posible de hombres a la lucha. A diferencia de la Guerra del 68, caracterizada por varias acciones de mayor o menor envergadura, la Guerra del 95 se caracterizó en el territorio de Sao Arriba, por la pródiga participación de sus hijos en la etapa libertadora. Un numeroso grupo de combatientes entre los que figuran comandantes, capitanes, tenientes, subtenientes, sargentos, cabos y soldados, se alistaron en los registros de infantería de esta localidad.

Hubo un combate importante en el "Almirante" entre las tropas españolas contra las tropas que venían de Gibara como refuerzo y lo más significativo de la guerra fue el 2 de junio de 1895 cuando el Titán de Bronce acampa en la finca de Luciano Borrego en el Almirante.

Posteriormente, el 6 de junio de ese mismo año, el Titán le escribe una carta a Luciano desde Maraguanao agradeciéndole todas las atenciones y convidándole a que se alzara. Este y dos de sus hijos lo hicieron, tiempo después un hijo de Luciano, Rafael Borrego cayó en combate el 20 de octubre de 1898 con los grados de capitán del Ejercito Libertador. Sus restos descansan en el cementerio de Sao Arriba.

Intervención militar yanqui

Con la intervención del gobierno de los Estados Unidos en la Guerra del 95, se le arrebató al pueblo cubano el legítimo derecho a la independencia y autodeterminación. Comenzó con esta etapa la eliminación de la estructura política y militar que España había implantado. Para 1898, las Capitanías Pedáneas habían sido divididas en barrios, entre los que se encontraba Sao Arriba. Almirante constituía una Hacienda en ese mismo año, en que era Gobernador Militar de Holguín Mr. Hood.

En ese propio año fue efectuado un censo de población, arrojando como resultado que el Barrio de Sao Arriba contaba con una población de 1 080 habitantes.

En 1953 se efectuó un censo de población dando como resultando que el barrio de Sao Arriba tenía una población de 5 791 habitantes, 1 067 viviendas y una extensión de 79,95Km. Los datos reflejan un crecimiento considerable de la población en la zona, casi cinco veces superior a similar etapa de la colonia, o sea, 1 251 habitantes en 1850. Generalmente la población de Sao Arriba en su mayoría es de descendencia española con el predominio de la raza blanca. En cuanto a los últimos años la cifra poblacional ha aumentado en más de 2200 habitantes pues a finales de los años 90(1997-1998) la población solo ascendía a 1495 habitantes. Esta estaba asentada en alrededor de 458 viviendas.

Estructura político administrativa

A partir del año 1976 y como parte de la división político administrativa, en 1993 comienza a funcionar el Consejo Popular # 14 "Sao Arriba". En este, el sistema de gobierno se ejerce por medio de 6 delegados de circunscripciones e igual número de grupos comunitarios, su presidente es el máximo representante de la población ante la Dirección del Consejo de la Administración y la Asamblea Municipal del Poder Popular.

Desarrollo económico

En el aspecto económico prevalece la prestación de servicios básicos a la población, garantizada por lo diferentes locales existentes. Este Consejo Popular cuenta con huertos intensivos y la fuerza laboral necesaria. Además existen CPA y UBPC así como CCS fortalecidas del sector campesino particular. También posee varias cabezas de ganado y propietarios, la misma es utilizada fundamentalmente en la producción de carne y leche.

Desarrollo social

Educación

Vieja escuela rural, 1948

Luego del triunfo revolucionario, el sector educacional en el consejo, amplió sus capacidades y condiciones para satisfacer las necesidades educativas de la población en las diferentes enseñanzas; manteniendo a los mismos insertados en los programas de la Revolución, como son: Audiovisual y Computación.

Salud

El Consejo esta cubierto por el plan del Médico de la Familia al 100 % contando con un CMF en cada circunscripción y un sistema de urgencia en los edificios. Tiene como programas priorizados:

  • Programa atención Materno Infantil.
  • Enfermedades crónicas trasmisibles.
  • Enfermedades crónicas no trasmisibles.
  • Programa del Adulto Mayor.

Otros datos

El consejo popular cuenta con la tradición deportiva preferencial en béisbol, existiendo un equipo de pelota en cada circunscripción. La mayor parte de la población se encuentra electrificada. El consejo cuenta los servicios variados de la telefonía pública. Por ser rural cuenta con círculos sociales, un grupo de repentistas profesionales y un grupo musical tradicional campesino, además de personas ligadas a otras esferas del arte como la pintura y escultura.

Fuentes

  • Entrevista al Presidente del Consejo Popular Sao Arriba.
  • Diccionario histórico de la propiedad agro ganadera en la jurisdicción de Holguín 1545 – 1840, de José Novoa Betancourt.
  • Archivo Museo “ La Periquera ”. Fondo Colonial (1700-1867). Documento # 320.
  • Archivo Museo “ La Periquera ”. Fondo Colonial (1700-1867). Documento # 316 (Copia fiel de la original)
  • Archivo Museo “ La Periquera ”” Fondo: Guerra del 95. Documento • 16. (Copia fiel de la original).
  • Archivo "La Periquera". Fondo Guerra del 68. Documento.# 371 (Copia fiel de la original)
  • Archivo Museo “La Periquera”. Fondo Guerra del 68 Documento # 332 (Copia fiel de la original).
  • Tomado de: Julio Grave de Peralta (Documento de la Guerra de Cuba), José Abreu Cardet y Elia Sintes Gómez. (Copia fiel de la original).
  • Tomado de: Archivo Museo “La Periquera ”. Fondo Colonial (1770-1867). Documento # 492 (Copia fiel de la original)