Saltar a: navegación, buscar

Tsunami

Tsunami
Información sobre la plantilla
Tsunami.jpg
Concepto:Es una gran ola o trenes de olas producidas en una masa de agua por el empuje violento de una fuerza que la desplaza verticalmente.
Tsunami. Fenómeno destructivo. las ondas que genera pueden alcanzar decenas de metros de altura al llegar al litoral. Al alejarse de la fuente de origen, la altura de las olas disminuye y la amplitud aumenta, y debido a las bajas profundidades que encuentra al llegar a las costas, disminuye la amplitud y aumenta la altura de las olas, creando así una impresionante pared de aguas turbulentas de decenas de metros de altura que provocan impactos agresivos.

Definición de Tsunami

Palabra de origen japonés: compuesto de tsu que significa puerto y de nami que significa ola y fue adoptado en un congreso en 1963. Antiguamente se les llamaba marejadas, maremotos u ondas sísmicas marinas, pero estos términos han ido quedando obsoletos, al no describir adecuadamente el fenómeno. Es una ola o serie de olas que se producen en una masa de agua al ser empujada violentamente por una fuerza que la desplaza verticalmente.

Antiguamente se les llamaba “marejadas”, “maremotos” u “ondas sísmicas marinas”, pero estos términos han ido quedando obsoletos, ya que no describen adecuadamente el fenómeno. Los dos primeros implican movimientos de marea, que es un fenómeno diferente y que tiene que ver con un desbalance oceánico provocado por la atracción gravitacional ejercida por los planetas, el sol y especialmente la luna. Las ondas sísmicas, por otra parte, implican un terremoto.

Características y causas que los provocan

Los tsunamis son fenómenos destructivos y las ondas pueden alcanzar decenas de metros de altura al llegar al litoral. Al alejarse un tsunami de la fuente de origen, la altura de las olas disminuye y la amplitud aumenta, y debido a las bajas profundidades o bajos fondos que encuentra al llegar a las costas, disminuye la amplitud y aumenta la altura de las olas, creando así una impresionante pared de aguas turbulentas de decenas de metros de altura que provocan impactos agresivos. La primera ola no suele ser la más alta, sino que es muy parecida a las normales; después se produce un impresionante descenso del nivel del mar seguido de otra ola gigantesca, y a continuación por un tren de olas.

El tsunami se caracteriza por ondas marinas (de gran magnitud) surgen por la acción de terremotos o erupciones volcánicas de los grandes fondos oceánicos. También pueden ocurrir, desde tierras emergidas (por desprendimiento de grandes masas de tierra o hielo) o por corrimientos de tierras submarinas. Para que un terremoto origine un tsunami el fondo marino debe ser movido abruptamente en sentido vertical, de modo que el océano sea impulsado fuera del equilibrio normal. Cuando esa inmensa masa de agua trata de recuperar este equilibrio, se generan las olas de alta energía.

La propagación alcanza las 5 000 millas náuticas con velocidades superiores a las 500 millas/h, a partir de la fuente generadora (epicentro). A diferencia de las olas generadas por el viento, la energía de las ondas tsunamis se extienden hasta el fondo del océano.

El tamaño del tsunami está determinado por la magnitud de la deformación vertical del fondo marino.

La mayoría de los tsunamis se originan en el Océano Pacífico (80%), por ello a esta zona se le denomina Cinturón de fuego. Los tsunamis han constituido un problema para los especialistas, solamente se ha podido establecer como pronóstico, el momento en que surgen de la fuente generadora, lo que significa que únicamente puede informarse el tiempo que tardará la ola en trasladarse desde el lugar donde se originó, hasta el punto tentativo de la costa donde impactará.

La energía de los Tsunamis se mantiene más o menos constante mientras se desplaza, de modo que al llegar a zonas de menor profundidad, por haber menos agua que desplazar, la velocidad se incrementa. Un Tsunami que mar adentro se sintió como una ola grande puede, al llegar a la costa, destruir hasta kilómetros mar adentro. Las turbulencias que produce en el fondo del mar arrastra rocas y arena que provoca un daño erosivo en las playa alterando la Geografía durante largos años.

Por la ubicación geográfica de Japón, es el país más afectado, por los Tsunamis.

Diferencia entre Tsunami y Marejada

Las marejadas son producidas generalmente por la acción del viento sobre la superficie del agua y las olas tienen una ritmicidad que usualmente es de 20 segundos y como máximo suelen propagarse unos 150 metros tierra adentro, como observamos en los temporales o huracanes. De hecho la propagación es limitada por la distancia, de modo que va perdiendo intensidad al alejarse del lugar donde el viento la genera.

El tsunami en cambio, presenta un comportamiento opuesto, ya que el brusco movimiento del agua desde la profundidad genera un efecto de “latigazo” hacia la superficie que es capaz de lograr olas de magnitud impredecible. Los análisis matemáticos indican que la velocidad es igual a la raíz cuadrada del producto entre la fuerza de gravedad (9,8 m/s2) y la profundidad. Sólo cuando llegan a la costa comienzan a perder velocidad, al disminuir la profundidad del océano. La altura de las olas, sin embargo, puede incrementarse hasta superar los 30 metros (lo habitual es una altura de 6 o 7 m).

Escalas y alertas

Imagen de la Administración de Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) de Estados Unidos que muestra la situación del mar generada por el terremoto de 8.8 grados Richter ocurrido en Japón el 11 de marzo de 2011

Existen escalas para describir la energía de los tsunamis, aunque, a diferencia de los terremotos, se basan fundamentalmente en las manifestaciones en la costa.

Aunque no hay mecanismos para predecir terremotos, sí los hay para alertar del tsunami antes de la llegada a la costa, pues la velocidad de propagación es mucho menor que la de las ondas sísmicas.

El pronóstico en ocasiones se complica, ya que no todos los terremotos que ocurren en el océano provocan tsunami. Las predicciones surgen a partir de los registros sísmicos que reportan los mareógrafos y por reportes acústicos. Dada la gran velocidad de traslación de las ondas (kilómetros por segundo), los pronósticos se obtienen en contados minutos.

La alerta de tsunamis funciona eficazmente y desde hace años en Japón y en Estados Unidos. El sistema de alarma en el Pacífico se estableció después de que en 1946 el tsunami que siguió a un terremoto en las islas Aleutianas causara 165 muertos en Hawai y Alaska.

En 1965, la UNESCO validó formalmente la oferta de los Estados Unidos para ampliar el centro existente de alertas de tsunami en Honolulu para constituir el Tsunami Pacífico (PTWC). Se establecieron también el Grupo de Coordinación Internacional (ICG/ITSU) y el Centro de Información Internacional de Tsunami (ITIC) para repasar las actividades del Sistema de Alerta Internacional de Tsunami para el Pacífico (ITWS). El sistema alerta de Tsunami en el Pacífico se ha convertido en el núcleo de un sistema verdaderamente internacional. Veintiocho naciones son miembros de ICG/ITSU: Canadá, Chile, China, Colombia, Islas Cook, Ecuador, Fiyi, Francia, Guatemala, Indonesia, Japón, República de Corea, México, Nueva Zelandia, Perú, Filipinas, Singapur, Tailandia, Hong Kong, Estados Unidos, Rusia y Samoa Occidental, además de otras seis recientemente incorporadas.

Varias naciones y territorios no miembros mantienen las estaciones para el ITWS, y los observadores de la marea también están situados en numerosas islas del Pacífico.

Algunos Tsunamis ocurridos

Un gran tsunami acompañó los terremotos de Lisboa en 1755, que llegó incluso a las Antillas Menores (alturas de olas superiores a los 7 m); del Paso de Mona de Puerto Rico en 1918 y de Grand Banks de Canadá en 1929.

Uo de los mayores tsunami del que se tiene noticias fue el provocado entre las islas de Java y Sumatra por la erupción del Volcán Krakatoa, en mayo de 1883, donde la ola producida alcanzó una altura media de 42 metros.
Tsunami provocado por la erupción del volcán Krakatoa
.

El sismo de Lisboa, el 1 de noviembre de 1755, tuvo el epicentro en el mar, al suroeste del Cabo San Vicente, y las olas de doce metros arrasaron las costas de españolas de Huelva y Cádiz causando unos 2 000 muertos.

El tsunami más devastador de la historia ocurrió el 26 de diciembre de 2004, tras un terremoto de 8.9 grados en la escala Richter con epicentro frente a la isla indonesia de Sumatra, y causó casi 230 000 muertos, la mayoría de ellos en Indonesia, aunque también afectó a Sri Lanka, India, Tailandia, Somalia y las Islas Maldivas, entre otros países.

El 11 de marzo de 2011 un gran tsunami generado por un gran terremoto de 9 grados en Japón devastó las costas de ese país. Las autoridades del país confirmaron más de 10 035 muertos, mientras los desaparecidos sumaron 17 443[1].

El canal NHK World informó el 26 de marzo del 2011 que el tsumani ocasionado en japón, arrasó un total de 470 kilómetros cuadrados a lo largo de la costa nipona.

La emisora reportó que la cifra fue calculada sobre la base de un informe producido por la firma especializada Pasco, que analizó datos procedentes de los satélites. La costa más afectada fue la de la prefectura de Miyagi (300 km2), a la que le sigue la de Fukushima (110 km2) y la de Iwate (50 km2), consignó la agencia DPA.

A causa del terremoto de magnitud 9 y el posterior tsunami murieron según los últimos datos oficiales 10.102 personas y más de 17.000 permanecen desaparecidas.

Medidas a tomar ante un Tsunami

  • Si vive en la costa y siente un terremoto lo suficientemente fuerte para agrietar muros, es posible que dentro de los veinte minutos siguientes pueda producirse un maremoto o tsunami.
  • Si es alertado de la proximidad de un maremoto o tsunami, sitúese en una zona alta de al menos 30 mts. sobre el nivel del mar en terreno natural.
  • La mitad de los tsunamis se presentan, primero, como un recogimiento del mar que deja en seco grandes extensiones del fondo marino. Corra, no se detenga, aléjese a una zona elevada, el tsunami llegará con una velocidad de más de 100 Km/h.
  • Si se encuentra en una embarcación, diríjase rápidamente mar adentro. Un tsunami es destructivo sólo cerca de la costa. De hecho a unos 5.600 mts. mar adentro o a una altura mayor a 150 mts. sobre el nivel del mar tierra adentro Ud. puede considerarse seguro.
  • Tenga siempre presente que un tsunami puede penetrar por ríos, quebradas o marismas, varios kilómetros tierra adentro, por lo tanto hay que alejarse de éstos.
  • Un tsunami puede tener diez o más olas destructivas en 12 horas; procure tener a mano ropa de abrigo, especialmente para los niños.
  • Tenga instruida a la familia sobre la ruta de huida y lugar de reunión posterior.
  • Procure tener aparato de radio portátil, que le permita estar informado, y pilas secas de repuesto.
  • Tenga preparada gua potable y alimentos ligeros para la familia.

Referencias

  1. Más de 10 mil muertos por terremoto en Japón. En Prensa Latina 25 de marzo de 2011

Véase también

Fuentes

  • Tabloide de Universidad para Todos: El mar y sus recursos. Editorial Academia.