Australia (Jagüey Grande)

De EcuRed
Australia (Jagüey Grande)
Información sobre la plantilla
EntidadLocalidad
 • PaísBandera de Cuba Cuba
 • ProvinciaMatanzas
 • MunicipioMunicipio Jagüey Grande
 • Fundación1862
Población 
 • Total8.850 hab.

Australia
Australia (Jagüey Grande). Pueblo del municipio de Jagüey Grande, provincia Matanzas, Cuba.

El Central Australia el cual daría vida a este territorio surgió en noviembre de 1862, fomentado por los hermanos José María y Antonio Máximo Mora y su nombre se debe a que los dueños idearon dar a sus fábricas nombres de continentes, como fue el caso, además del ingenio América, que poseían en la zona de Corralillo

Contenido


Ubicación

Ubicado a 2 km al Sur de la cabecera municipal, en los 22 o 30' lat. Norte y los 81 o 08' long. Oeste, en la llanura de Colón, llanura de La Habana-Matanzas. Altitud: 7 m.

Historia

La zona actual del Central Australia tuvo su primer vínculo con la colonia a través de las mercedaciones de tierras en el territorio de Jagüey Grande. Naturalmente que no con todas aquellas propiedades, sino con las que abarcaban la zona donde hoy se asienta el consejo popular y otras otorgadas en el sur matancero. Las mercedes de Quemado Grande, La Hanábana, Jagüey Grande y otras, dotaron a esta zona de relaciones de propiedad, lo que no quiere decir que existiera Australia como tal, o que la economía de entonces entrara en un desarrollo notable.

Entre las concesiones para explotación económica otorgadas en el siglo XVIII en el territorio sureño de Jagüey Grande, podemos citar la realizada el 17 de julio de 1733, cuando le fue otorgada a Elias Pita y Cristóbal Zayas Bazán la licencia para introducir ganado dentro de los términos de La Hanábana, La Entrada y Jagüey Grande. Las propiedades fomentadas por este concepto fueron: Laguna Grande, ubicada en la hoy zona de El Sinú en áreas actuales de Australia y Amarilla.

Pero el territorio específico de Australia entraría en su proceso fundacional cuando llega, muy tardíamente, la industria azucarera a la zona de Jagüey Grande. Este desarrollo se había hecho presente a partir de 1845 con la fundación del Ingenio Santa Rita de Baró. Posteriormente surgieron otros ingenios en la zona de Cuevitas (perteneciente al Partido de Jíquimas) por donde entró el fomento azucarero a Jagüey Grande, junto a la zona de Claudio, entonces perteneciente a Macuriges. Palestina, Unión de Fernández (considerado éste uno de los mayores productores), San José, La Luisa, Cantabria, Luchana, Santa Rosa, Europa, Australia, Cataluña, Dos Hermanos, San Joaquín, Santa Catalina y otros, se convirtieron en los centros económicos más destacados de la zona que estudiamos. Ahora bien, el ingenio Australia no fue el primero en fomentarse en este municipio. Antes estuvieron los de las zonas de Agramonte y Torriente. En el propio territorio jagüeyense, el Adelaida, por ejemplo, se fundó primero que el Australia. Este último surgió en noviembre de 1862, fomentado por los hermanos José María y Antonio Máximo Mora y su nombre se debe a que los dueños idearon dar a sus fábricas nombres de continentes, como fue el caso, además del ingenio América, que poseían en la zona de Corralillo.

Guerra Independentista

La conspiración de Jagüey Grande, con la que se inició la Guerra de los 10 Años en el occidente de Cuba, en febrero de 1869, estaba dirigida por Gabriel García Menocal, administrador del Ingenio Australia. Previo al alzamiento, la Junta de La Habana había enviado a dos coroneles mejicanos para auxiliarlos, José Inclán y Gabriel González. Este último, fue detenido por las autoridades españolas antes del pronunciamiento, mientras que Inclán se hospedó en la casa de vivienda del ingenio , antes del alzamiento.

Otros hechos de importancia ocurrieron durante aquella guerra en la zona. En 1876, por ejemplo, el General del Ejército Libertador Henry Reeve, atacó el in genio Alpes. Varios jefes insurrectos, además, operaron por este territorio del sur, tanto en los momentos iniciales, como después, entre ellos el Coronel Cecilio González. Un hecho de singular importancia fue la confiscación del ingenio a los hermanos Mora y su paso a la Junta de Bienes Embargados, por la participación de estos patriotas en la conspiración independentista, de lo que se hablará más adelante. Años después, el Gobierno de España los indemnizaría por este hecho.

La abolición de la esclavitud en Australia

Durante la Guerra Grande los patriotas declararon la abolición de la esclavitud, medida aplicada en los territorios que fueron escenarios de la lucha armada, por lo que al finalizar la guerra de 1878,  miles de esclavos que habían ingresado en las filas insurrectas quedaron libres. En el Pacto del Zanjón quedó estipulada su libertad y otros quedaron libres porque al terminar la guerra sus antiguos dueños no estaban en condiciones de reclamarlos, pues se habían arruinados.

Esta situación engendró una contradicción, porque las grandes dotaciones de esclavos de Occidente que no se pudieron sumar a la lucha, continuaron sometidas a la esclavitud.
En el proceso de abolición de la esclavitud que comenzó a desarrollarse a partir de este momento, tenemos como factor determinante la tecnificación de la industria azucarera. Los cambios tecnológicos y las nuevas máquinas, requerían de trabajadores que supieran utilizarlas. La industria azucarera necesitaba de trabajadores asalariados, por eso los propietarios de las fábricas más adelantadas querían la abolición de la esclavitud.
En 1883 el gobierno español dictó la Ley del Patronato que establecía la abolición de la esclavitud en un plazo de 8 años. Durante ese tiempo los esclavos se llamarían patrocinados y sus amos patrones. Pero en la práctica, esto sólo fue un cambio de nombre, porque continuaron sometidos a una cruel explotación y no fue hasta 1886 que quedó decretada la abolición de la esclavitud en Cuba. Fueron liberados unos 100 000 esclavos que representaban el 32,45% de la población.

En un despacho telegráfico del Gobernador Provincial de Matanzas al Alcalde Municipal de Colón, con fecha 4 de julio de 1883, se ordenó que fueran expedidas cédulas de libres a los esclavos de la dotación del Ingenio Australia, hecho que se llevó a efecto. Cabe preguntar qué situación tenía ésta para que el gobierno español decidiera tomar aquella medida.
Primeramente debemos recordar que este ingenio originalmente era propiedad de los hermanos Mora, implicados en el alzamiento de Jagüey Grande el 10 de febrero de 1869 y que su administrador, Gabriel García Menocal, dirigió la citada insurrección. De inmediato el gobierno decretó el embargo de la propiedad, pasando a manos de la Junta de Bienes Embargados, creada para esos efectos, y donde ocurrieron muchos casos de corrupción por parte de la mayoría de sus miembros. Por demás, los negocios sucios ocurridos entre las autoridades que lucraban con los bienes embargados a los patriotas cubanos eran muy beneficiosos. Como ejemplo tenemos que el Conde de San Ignacio era miembro del Consejo Administrativo de Bienes Embargados; en 1860 no poseían ningún ingenio y para 1878, contando el San Ignacio, poseía cuatro. Igual sucedía con otros personajes cercanos a las autoridades que se beneficiaron con aquellas medidas.

En 1867 se había ordenado un Padrón de Esclavos y, terminado éste, sólo podían ser incluidos los nacidos con posterioridad. Claro, esto fue falsificado constantemente por los hacendados. Al efecto quedó previsto que: "Los hombres de color que no estuviesen empadronados, ni anotados de la forma prevenida por los artículos 56 al 62 de este reglamento, serán reportados como libres y en ningún tiempo, ni por ninguna causa pueden ser reducidos a esclavitud". Este empadronamiento en el Australia, no se realizó, al parecer, con el objetivo de falsear datos que permitieran lucrar más con la propiedad. Dicha situación hizo que fueran expedidas cédulas de hombres libres a los esclavos del Ingenio Australia y del América, situado en Corralillo, en 1883, tres años antes de abolirse la esclavitud en toda la isla. Este hecho, no tuvo su origen, como se puede apreciar, en la benevolencia de las autoridades, sino en la violación de la ley por parte de los encargados de administrar el Ingenio.

La guerra del 95

Durante la Guerra de Independencia de 1895, el propietario del ingenio Australia lo era Don Antonio Alvarez, integrista español al que "fueron enviadas", bajo las iniciales A.A., varias armas, que fueron recogidas por el conspirador Antonio de Armas, con lo cual aquel cargamento sirvió a los revolucionarios. Las armas fueron interceptadas en el paradero de Crimea.

En la propia conspiración, en sastre de Aguada de Pasajeros, enlace entre los revolucionarios de aquel lugar y de Jagüey Grande, fue asesinado por las autoridades coloniales el día 23 de febrero de 1895 en la sabana del ingenio Rosario, mientras se dirigía a aquella zona villareña. El fue, en propiedad, el primer fallecido por la independencia en el contexto de la guerra.

El conflicto, comenzado el 24 de febrero de 1895, con la participación de varios vecinos de López, El Sinú y otros lugares, tuvo un presencia activa en el territorio. Digamos que el entonces Coronel Benito Socorro tenía su Cuartel General en San Isidro y que existió una fuerza mambisa nombrada Regimiento Sinú, que operaba en la zona.

En Australia murió en combate en agosto de 1896 el Teniente Coronel del Ejército Libertador Leopoldo Hernández Fromant, quien había nacido en Francia y se había alzado por la independencia de Cuba el 14 de marzo de 1895. Otras escaramuzas y hechos de armas ocurrieron en la zona durante el conflicto, dada su cercanía a la Ciénaga de Zapata, refugio seguro de los insurrectos matanceros. Al concluir la Guerra de 1895, la situación de la región la podemos resumir en:

La producción azucarera era el centro del quehacer económico con los ingenios Australia, San Ignacio, Unión de Fernández y Santa Rita, este último con fuertes nexos con la zona de Colón. Las pérdidas de estos centros productivos fueron cuantiosas, pero lograron recuperarse, no así el Rosario que no funcionó más. Estos factores, unidos a la acción de la guerra de independencia de 1895, llevaron a que, al comenzar el actual siglo, la zona contara con una estructura agraria basada en fincas que mantenían dimensiones no mayores de 40 caballerías y con producciones varias. La producción azucarera se concentró en cuatro ingenios, San Ignacio, Unión y Santa Rita, todos ubicados en la zona norte del territorio, mientras al sur y próximo a la Ciénaga de Zapata aparecía el Australia como único productor de azúcar, aunque en un estado tecnológico que lo hacía inoperante.

La neocolonia

En 1902 el Ayuntamiento de Jagüey Grande recibió por concepto de impuestos la suma de 9 522.20 pesos, recaudados de los propietarios rurales, principalmente de la única industria existente, esto es, el ingenio Australia, que aún cuando había sobrevivido a la guerra de independencia era apenas una atrasada fábrica. El proceso de deterioro técnico productivo de Australia fue en aumento. Caso curioso era que, a pesar de que tenía relativamente a otros centrales en posición ventajosa (Unión, San Ignacio y Santa Rita en Agramonte, Socorro en Pedro Betancourt y Araujo en Manguito) no perdiera totalmente su existencia como ingenio. A la tardanza de su fomento como fábrica de azúcar (1862), se sumaba ahora su tardía reconversión tecnológica. Esta zona, en ese sentido, y por las características dadas por su ubicación periférica en la llanura de Colón, fue siempre atrasada en el fomento y evolución económica respecto a sus vecinos, lo que favoreció la existencia del Central Australia.

El 7 de octubre de 1908 y ante los continuados problemas del ingenio, su propietario, Don Antonio Alvarez, comunicó al Ayuntamiento de Jagüey Grande que su propiedad no haría la Zafra de 1908 -1909. Fácil es de suponer los problemas que ello trajo para las familias que vivían del trabajo en la industria, tanto obreros azucareros y agrícolas como colonos que tuvieron que vender la materia prima a otros centrales más distantes y a menor precio, por supuesto. El Central Australia se mantuvo inoperante en el período 1908- 1916, pasando la propiedad a los hijos de Antonio Alvarez, de origen español, que administraba la industria desde finales del siglo XIX.

Los nuevos propietarios, Eugenio y Alberto Alvarez Hernández, desarrollaron un fuerte proceso inversionista edificando, entre 1914 -1916, una nueva industria con la tecnología más avanzada de la época, lo cual fue posible por las nuevas condiciones internacionales que elevaron el precio del azúcar y permitieron operaciones financieras a propietarios relativamente poco importantes como los del Australia. El Australia tuvo que ser vendido por su dueño Eugenio Alvarez en 1920, recibiendo parte en efectivo y el resto en pagarés nominativos. Su producción acorde a las nuevas capacidades instaladas fue bajando, llegando a ser de 48 490 sacos (7163 toneladas) en 1925. En estos años comenzó un proceso de operaciones financieras con el Central Australia que llevaría a numerosos procesos hipotecarios, cesión de derechos, remates, e incluso procesos judiciales en todo el período republicano.

No obstante, el municipio de Jagüey Grande en 1923 (sin incluir a las zonas de Torriente y Agramonte) poseía como riqueza rural 355 fincas valoradas en 690 000 pesos, cantidad no despreciable para la época, teniendo en cuenta el escaso territorio que entonces ocupaba el término municipal. Así tenemos que el 18 de febrero de 1925 el Alcalde municipal de Jagüey Grande Agustín Valladares, informó al Gobernador de la provincia de Matanzas que las pérdidas calculadas para la próxima Zafra en el Central Australia serían del 40%. A partir de 1922 el Central Australia inició un proceso de cambios de propietarios, pasando por diferentes procesos hipotecarios de compra venta y pleitos judiciales.

En 1926 la industria y sus tierras pasaron a manos de la Compañía Azucarera Central Australia S.A, representada por intereses de capitales nacionales; esa empresa mantuvo en operaciones la industria hasta 1934, por lo que el período de crisis se desarrolló bajo esa administración. En 1929 año del inicio de la crisis el Australia computó una producción de 92 315 sacos de 13 arrobas cada uno, comenzando un proceso de disminución de la producción, la que en 1934 alcanzó los 10 900 sacos, la más baja en toda la historia del central.

En el Australia los conflictos por la posesión de la propiedad se agudizaron en 1934, apareciendo envueltos en el litigio tres compañías de capitales cubanos, la Nueva Compañía Azucarera Australia S.A, la Compañía Azucarera Central Australia y la Sidney Sugar Company , las que se disputaban el derecho a operar la industria. El conflicto por el Australia alcanzó tal magnitud, que obligó al gobierno a intervenir, estableciendo en 1936 un administrador judicial de la propiedad. En el período 1936- 1940 la estabilidad relativa de la economía fue el rasgo distintivo, alcanzándose incrementos en la producción de azúcar, aunque por debajo de los niveles alcanzados en los años que precedieron a 1920. El estallido de la II Guerra Mundial y la propagación del conflicto por Europa influyó sobre la economía cubana, trazando nuevas pautas para el desarrollo de la región. El proceso de recuperación de la economía capitalista se comenzó a verificar después de la gran crisis logrando cierta estabilidad económica sobre la base del reajuste de las estructuras agrarias, sobre la base de la ruina anterior de propietarios con nuevas posibilidades económicas.

La Sidney Sugar Company, por ejemplo, trató de expandir sus operaciones a la zona de Jagüey Grande. Aunque no logró apropiarse del Central Australia definitivamente, sí pudo ante las dificultades de la economía local operar como arrendataria el ingenio entre 1934 y 1936. En la Zafra de 1935 -1936 el Central Australia como ilustración de lo anteriormente explicado recibía cañas de 306 colonos de la zona y poseía, además, 1 189 caballerías de tierra de su propiedad. En el caso de Australia se mantuvieron los conflictos por la posesión de la industria, el cual se agravó cuando el 18 de diciembre de 1940 se produjo un asalto a las oficinas del central, donde murieron tres guarda jurados. Estos hechos de sangre impulsaron la acción judicial sobre el asunto del Australia, resolviéndose la situación a favor de la Compañía Azucarera Jagüey Grande S.A. que comenzó a operar la fábrica en 1941.

Un hecho significativo para la economía local se observa en 1943, en que la Cuban American Sugar Mills Compañía adquiere la Finca Victoria de 98 caballerías en el barrio Murga Sinú, en lo que constituye la segunda etapa en que los capitales norteamericanos incursionan en la zona. En la Zafra de 1940 el Central Australia produjo 49 500 sacos de azúcar, hecho destacable si se tiene en cuenta la tradicional inestabilidad de la dirección de la industria y los precios bajos que predominaron en el decenio. En 1941 comenzó a operar el Central Australia la denominada Compañía Azucarera Jagüey Grande S.A.; por esta fecha, entre los administradores Eduardo del Valle y Antonio Zubillaga, existió una administración judicial a tenor de los problemas existentes; dicha administración fue ejercida por Eusebio Zayas Pacheco. La estabilización de los precios, que rebasaría los 3 centavos la libra a partir de 1946, sería otro estímulo económico a la zona de Jagüey Grande. Por otra parte la instalación de destilerías en la zona contribuía a la diversificación de los derivados de la industria azucarera. En 1943 se instaló en el Central San Ignacio la destilería que era operada por la Compañía Destiladora San Ignacio S.A. con una capacidad de producción de 2 100 000 litros anuales. No obstante, en 1943 y 1944, no llegó a producir la capacidad instalada, pues en el primero de esos años la producción fue de 150 506 litros y en el siguiente de 571 050; en 1946 fueron producidos 491 223 litros de alcohol. El Central Australia también se incorporó a la producción de alcohol al crearse la Alcoholera Tropical S.A. que produjo:

En 1944 1 003 610 litros
En 1945 934 978 litros

Esa producción, si bien no fue estable (por ejemplo las destilerías no operaron en 1947); contribuyó a defender la industria ante las situaciones de bajo precio, tan común en el caso del azúcar. En 1944 continuaron las discrepancias por controlar el Central Australia. En ese año se creó la Independent Sugar Company que pasó a operar la industria el 16 de diciembre de 1945. En cuanto a la producción cañera en 1946, cuando se verificaba la existencia de colonos con más de medio millón de arrobas de caña, se observaba la concentración de grandes producciones. La industria azucarera en 1950 se comportó, en los municipios Jagüey Grande y Agramonte, de la siguiente manera:

Central Sacos de Toneladas Galones Rendimiento
Azúcar de miel

Australia 139 767 20 647 794 505 13.38
San Ignacio 96 203 14 211 22 678 12.63
Santa Rita 126 200 18 643 814 485 14.20

En octubre de 1957 se creó en la capital cubana la Compañía Derivados Industriales de la Caña (DICSA. S.A), la cual fue fomentada con capital privado y estatal. Ese propio mes la nueva compañía adquirió, a un precio superior a los dos millones de pesos, el Central Australia, sus tierras, la alcoholera Tropical, la fábrica de levadura y el ferrocarril a la Ciénaga de Zapata. En octubre de 1958 los inversionistas de la DICSA.S.A compañía propietaria del Australia e integrada por batistianos decidieron separar su patrimonio del BANDES, (123) el que representaba al Estado cubano en la empresa con más del setenta por ciento de las acciones. En una operación fraudulenta y con marcado interés de enriquecimiento, un grupo de accionistas partidarios del dictador crearon una nueva compañía, también denominada DICSA S.A., la que quedó como propietaria de una agrupación de fincas denominadas Central Jagüey Grande, con una extensión de 841, 2 caballerías y la Finca Santa Teresa de 300 caballerías. También se apropiaron de la Alcoholera Tropical, la planta de levadura y la línea férrea a Ensenada. Con la separación del BANDES quien representaba al Estado de la participación en la compañía que operaba el Australia, se consumaba un robo de los fondos públicos, pues al retirar sus capitales el BANDES se llevó dos millones de pesos, cifra muy inferior al capital inicial. De esa forma los inversionistas privados 5 funcionarios de la dictadura que solo habían apartado acciones por valor de cien pesos cada uno, se apropiaran de un millón de pesos en fondo y propiedades industriales y agrícolas. Este sucio negocio fue ocultado por la dictadura, descubriéndose años después del triunfo revolucionario el robo de los fondos públicos invertidos en la llamada DICSA. S.A, la que a partir de ese momento operó con el nombre comercial de Compañía. Jorua S.A. Este caso es un ejemplo de los manejos y negocios donde agentes y funcionarios del gobierno batistiano estaban envueltos en detrimentos de la nación.

Luchas Sindicales

El 27 de octubre de 1933 quedó constituido en el Australia el sindicato obrero, encabezado por Abelardo Gómez; es signi ficativo cómo la organización obrera radicalizó sus posiciones, dos meses después de creada, al incorporarse a su dirección algunos militantes comunistas.

En el período 1933- 1948 la dirección del sindicato obrero del Australia ejecutó numerosas acciones en defensa de los intereses de los trabajadores. En 1934 el sindicato del Australia participó en el primer conflicto en demanda de aumentos salariales, que provocó un fuerte enfrentamiento con el terrateniente Octavio García, quién operaba la industria como arrendatario. El central clausurado y la Zafra detenida. En octubre de 1936 estalló un conflicto en el Australia entre los diferentes intereses que se disputaban la posesión de la industria, lo que provocó las protestas del movimiento obrero. En diciembre de ese año una manifestación de trabajadores recorrió las calles de Jagüey Grande reclamando a las autoridades su intervención para solucionar el conflicto e iniciar la Zafra. En marzo de 1937 un nuevo problema se desató en Australia ante el proyecto de la administración de rebajar los salarios aduciendo que la rebaja de la cuota azucarera en EE.UU. provocaba pérdidas financieras. Este movimiento llamó la atención de la población, la que se movilizó en apoyo de los obreros.

Los obreros del Central Australia, principal industria del territorio en estos años, fueron protagonistas de numerosas acciones en defensa de sus derechos. Tanto es así, que en la proclama que circuló con motivo del 1ro de mayo de 1941, la Federación de Trabajadores de la provincia de Matanzas se destacaba como un éxito que se había alcanzado en el Australia la semana de 44 horas con pago de 48. Estas demandas que tenían como objeto la jornada de 8 horas, también ocupó a otros sectores, como el de los obreros agrícolas e incluso el del comercio. El Sindicato Unión de Empleados Comerciales por ejemplo reclamaba en marzo de 1942 la jornada de 8 horas, el descanso semanal y vacaciones anuales. En 1943 los obreros del Central Australia volvieron a protagonizar actividades. El 1 de febrero de ese año se reclamaron mejoras para la próxima Zafra. Los comercios del pueblo fueron cerrados ante la manifestación callejera. La dirección del Sindicado Obrero del Central Australia la integraban en 1944 los siguientes líderes sindicales:

  • Secretario General Juan Ortega Díaz
  • Secretario de Finanzas Miguel Almeida Rodríguez
  • Delegado ante los Sixto Pérez
  • organismos oficiales y patronales

En la segunda mitad de la década del 40 las luchas obreras, además de otras demandas, tuvieron en 1946 la lucha por el diferencial azucarero. Estas acciones dirigidas por el líder Jesús Menéndez contaron con el apoyo de los obreros azucareros en virtud de lograr que se pagaran a los trabajadores la diferencia de precios logrados en la venta de azúcar ante el aumento de precios. El pago del "diferencial" estuvo en el centro de aspiraciones y en ocasiones se produjeron acciones, tanto de parte de los obreros, como de los colonos y propietarios, que no deseaban que se pagara el mismo. Así, el 1ro de marzo de 1946 y muy vinculado a estas contradicciones, ocurrió un incendio en la Finca Australia, propiedad de Justino del Castillo, donde se quemaron 10 000 arrobas de caña. El 8 de julio de 1952 el periódico Adelante, publicado en Matanzas, reseñaba la protesta de los obreros del Central Australia exigiendo el pago de la superproducción de ese año. Ese movimiento de protesta fue organizado por los comunistas a través del líder sindical Juan Ortega Díaz.
La dirección mujalista del sindicato de la provincia de Matanzas, culpaba a los comunistas de sabotear el pago de la superproducción en perjuicio de centenares de obreros. La protesta obrera llevó a la retención de dos fragatas cargadas con azúcar, las cuales fueron vigiladas por los trabajadores para evitar su traslado. Con el apoyo de la Federación Nacional de Trabajadores Azucareros (FNTA) los obreros ganaron la reclamación del pago de la superproducción. El 24 de abril de 1953 se produjo una disputa entre los mujalistas y los líderes de la CTC unitaria del Central Australia, al producirse, por resolución del Ministro del Trabajo, la ocupación del local del sindicato por los mujalistas. En esta riña fue apuñalado el obrero Eusebio García Acosta.  Desde 1948 en el Australia funcionaban dos direcciones sindicales, una dirigida por Armando Linares y de tendencia mujalista y otra encabezada por el comunista Juan Ortega. Esta dualidad de dirección en el movimiento obrero provocó frecuentes enfrentamientos y confusión entre los trabajadores. La dirección mujalista era reconocida por la administración del central, la que rechazaba cualquier negociación con la dirección de la CTC unitaria. El 15 de mayo de 1953 estalló un nuevo escándalo en el Australia, al ser acusados los dirigentes mujalistas de malversación y estafa, al apropiarse de una gran suma de dinero de la organización obrera. En los meses finales de 1955, se inició en el Central Australia un fuerte movimiento de protesta debido a la decisión de la administración de esa industria de iniciar las tareas de reparación con un reducido número de obreros y un tiempo no mayor de cuarenta días laborales, lo que provocaba serias afectaciones económicas para los trabajadores. En diciembre de ese propio año y bajo la orientación del Partido Socialista Popular (PSP) y con el apoyo de otras fuerzas políticas, los obreros azucareros van a la huelga en demanda del pago del diferencial azucarero. El año 1956 se caracterizó por las luchas obreras en el Australia, centro donde los trabajadores fueron protagonistas de varias protestas ante abusos e irregularidades por parte de la administración. En julio estalló en ese central un conflicto ante las maniobras de la administración para reducir el personal, así como suprimir el servicio de trenes hacia la Ciénaga de Zapata; medida que de aplicarse perjudicaría a decenas de familias. El 26 de ese mes, el sindicato obrero del Australia solicitó la intervención de las autoridades, ante la crisis creada por la administración de esa industria al detener las labores de reparación en el área y obras ferroviarias. Ese conflicto se resolvió a favor de los obreros.

Período Revolucionario

Los obreros azucareros del Central Australia apoyaron la toma del Sindicato Obrero y derrocaron a los dirigentes muralistas en los primeros días de enero de 1959. Los cinco primeros compañeros que integraron la primera directiva revolucionaria en el Central Australia para el Sindicato de Trabajadores fueron:

  • Dámaso Rodríguez
  • Diosdado Plasencia
  • Nelson Alfonso
  • Oscar Rodríguez
  • Pilar Almeida

El 17 de enero de 1959, se efectuó una Asamblea General del Sindicado del central y sus colonos adoptándose el acuerdo de cobrar la cuota sindical con carácter voluntario. El 26 de marzo de ese año, el Comandante en jefe Fidel Castro visitó el central.A la Plenaria Nacional Azucarera de 1960 participaron por el Central Australia:

Las conferencias municipales de la Central de Trabajadores de Cuba Revolucionaria (CTC R) se efectuaron con vistas a fortalecer y organizar el movimiento obrero. Para la elección del Secretariado Municipal y los dirigentes de los diferentes sindicatos, fue utilizado el sistema de elección de masas.El 30 de junio de 1962, asistieron a la asamblea de la CTCR en Australia:

  • José Correa por la CTC R provincial
  • Aurelio Rodríguez por los ORI provincial
  • Dámaso Rodríguez, presidente de la JUCEI municipal

Con un acto en el Central Australia, se dio comienzo al primer curso de la escuela de Lucha contra Bandidos (LCB) en La Pista, ubicado en la zona de Jagüey Grande. De aquellos hombres, 565 aproximadamente, participaron en esta lucha.

En los combates de Playa Girón

En abril de 1961, se realizó el desembarco de tropas mercenarias por Playa Girón. El BON 225, que había regresado el 6 de abril de las operaciones en el Escambray denominada como "la primera limpia", no era solamente de Jagüey Grande, sino que lo componían miembros de Pedro Betancourt y Jovellanos.Su jefatura radicaba en el Central Cuba Libre. Pese a las órdenes de Fidel, solamente había una sola compañía de guardia al amanecer del día 17. Los restantes miembros de esta unidad incluidos los de Jagüey Grande, estaban en sus respectivas casas. La noticia del desembarco mercenario por las costas cubanas corrió como pólvora en todo Jagüey Grande y Australia. La escuadra del BON 339 que montaba guardia en Playa Larga había hecho frente a los mercenarios y sobre las 2:30 de la mañana iniciaron la retirada.

A las tres de la madrugada en el pueblo de Jagüey Grande era un constante traficar de hombres y mujeres tocando a las puertas de las casas, avisando de la invasión mercenaria. Una decisión oportuna fue la que tomó el teniente Antero Fernández, Jefe del Cuartel Ejército Rebelde de Jagüey Grande, la de partir al frente de combate con dos camiones repletos de soldados y milicianos. Al poco tiempo de comenzados los combates, Fidel junto a otros dirigentes revolucionarios, como José Ramón Fernández y Augusto Martínez Sánchez, usaron como Comandancia de las FAR las oficinas de la administración del Central Australia, hoy Museo Histórico Municipal. El papel destacado de los vecinos de Australia, y de todo el municipio en apoyo a la revolución en aquellos días constituye un importante hecho de nuestra memoria histórica.

Inversiones y mejoramiento

A partir de 1964 y hasta 1980 se hicieron las mayores inversiones en el Central Australia. La producción de esa industria aumentó de 25 440 toneladas (1959 60) a 39 708 (1979 80); lo mismo ocurrió con los derivados de la caña. En mayo de 1979 se efectuó en el Central Australia un acto por el cumplimiento del millón de toneladas de azúcar en la provincia.

En el batey, desde 1959 y hasta 1980, se ha trabajado por el mejoramiento de las condiciones de vida de los trabajadores y pobladores, se han construido viviendas, comedores obreros, escuelas, etcétera.

Inversiones hechas en el Central Australia 1964-1980

  • Sistema de vapor
  • Construcción de una chimenea de concreto
  • Una planta de vapor con 5 hornos
  • Un Sistema Martín con capacidad de 3 400 HP
  • Adición de un segundo juego de cuchillas picadoras de
  • caña. Movidas por turbinas de vapor SKODA
  • Instalación de alimentadores forzados, en todos los
  • molinos
  • En la casa de caldera, se instalaron 5 centrífugas semiautomáticas
  • Construcción de 3 centros de acopio
  • Construcción de un taller de maquinaria agrícola

Características

Geología

La formación geológica se caracteriza por rocas calizas del Neógeno (Mioceno), con ligeros buzamiento hacia el sur en los cuales el desarrollo cársico es notable, pudiéndose clasificar como una llanura muy carsificada, con Carso parcialmente aflorando en presencia de forma cársicas, como las cavernas, lapies (diente de perro), sumideros, grietas, etc. El nivel del manto freático en general es poco profundo, de 1,5 metros, pero puede alcanzar valores mayores de hasta 8 M al suroeste del poblado de Australia, donde según estudios realizados se localiza una probable falla.

Física-geográficas

Existe en el territorio una de las reservas acuíferas más ricas del país, calculada en 900 millones de metros cúbicos para toda la cuenca, capaz de abastecer y satisfacer plenamente toda la demanda del quehacer socio-económico.

Suelos

El suelo predominante es ferralítico rojo y pardo en zonas bajas, además de ser  muy pantanoso al sur,  donde se comprende una parte de la Ciénaga Occidental de Zapata. Está dotado de corrientes fluviales subterráneas que se dirigen al sur y brotan en la ciénaga.

Clima

El clima es subtropical moderado, con dos estaciones bien definidas: La lluviosa de Mayo a Octubre y la sequía de Noviembre a Abril.

Fauna

La fauna silvestre es abundante en especies, principalmente en aves. Muchas de ellas están amenazadas o en peligro de extinción.La fauna es rica las más vista son:

  • Reptiles: maja, jubo, culebra, iguana, lagartijas, jicotea, camaleón, ciempiés, y otros.
  • Mamíferos: ganado vacuno, caballar, ovejas, chivos, conejo, perro, ratón, cerdos, curieles, gatos, entre otros.
  • Aves: gavilán colilargo, periquitos, tocororo, carpinteros verde, churroso, totí, juan chiví, cartacuba, sijú platanero y cotunto, tomeguín del pinar, chillina, paloma perdiz.

Todas las anteriores son Especies endémicas de Cuba y la lista llega a 17 especies endémicas y 19 subespecies endémicas. En total habitan más de 60 especies de aves en los bosques del territorio.

Vegetación

Es limitada la vegetación en esta zona, ubicándose los principales existentes en la zona sur del territorio, colindante con la Ciénaga de Zapata.

Desarrollo económico

Al crearse los Consejos Populares, el Central Australia pasó a ser un Consejo Popular. En el mismo existen, no solo la industria azucarera, sino también otros centros de interés económico, social y cultural. Desde 1981, en la edificación de la administración del central y donde estuviera la Comandancia de las FAR en los días de los combates de Playa Girón, esta instalado el Museo Histórico Municipal de Jagüey Grande, institución cultural importante del municipio. También el central cuenta con una biblioteca y dos escuelas primarias, nombradas Mariana Grajales y Antero Fernández.

El antiguo batey del central ha recibido mejoras, hoy existe una unidad de bomberos, un políclinico y varios consultorios del médico de la familia y una farmacia, instalaciones estas que no existían antes del triunfo revolucionario. Otros centros de importancia económica son las oficina del la Empresa Turística Rumbos S.A., el aserrío, los talleres de la Empresa de Omnibus , el complejo turístico Pio Cuac, además de las instalaciones propias de la industria azucarera .

El Central Australia, un lugar que la historia ha convertido en esencial para el municipio, la provincia y el país, en la actualidad trabaja por llevar a sus vecinos mejoras que signifiquen el desarrollo de esta zona. Un ejemplo muy evidente de ello es la inversión de desarrollo sostenible y de preservación medioambiental que convierte en biogás para uso doméstico parte de los residuos de la industria, lo cual mejorará la calidad de vida de los vecinos del batey y evitará la contaminación propia del central. Hoy el Central Australia, convertido en Consejo popular del  Municipio, junto a la preservación de su historia lucha por garantizar su futuro.

Desarrollo social

Educación

El Consejo Popular de Australia cuenta con un total de 14 escuelas primarias rurales.

Cultura

En este consejo se encuentra situado el Museo Memorial Comandancia de las FAR, cuenta además con un Biblioteca Municipal, con una sala de video y una de Tv activas y cinco círculos sociales para el disfrute de su población.

Salud

Cuenta con con total de nueve consultorios médico y una farmacia de turno normal.

Deporte

Se encuentra ubicado en este consejo una extención del Combinado deprtivo del municipio para el disfrute de la población.

Fuentes

Enlaces Externos