Castillo de Chapultepec

De EcuRed
Castillo de Chapultepec
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica

Castillo construido por órdenes del virrey Bernardo de Gálvez, sirvio de morada a los toltecas y a los mexicas en la época prehispánica, fue además Colegio Militar y hoy Museo Nacional de Historia
Descripción
Estilo:Barroco
Localización:En el bosque de Chapultepec Ciudad de Mexico
Uso inicial:Casa de Verano
Uso actual:Museo
Datos de su construcción
Inicio:1785
Inauguración:27 de septiembre de 1944 (Museo)
Otros datos
Arquitecto(s):Francisco Bambitelli

Castillo de Chapultepec. Castillo ubicado en lo alto del cerro del mismo nombre, en el centro del Bosque de Chapultepec, situado en la Ciudad de México.

Hoy Museo Nacional de Historia es un instituto cuyo fin primordial es la conservación, estudio, y exhibición de elementos de la cultura que el pueblo mexicano produjo durante el periodo histórico durante la caída de Tenochtitlan y la Revolución Mexicana, sirvió de morada a los toltecas y a los mexicas en la época prehispánica. Luego, en la conquista de México fue parte de las propiedades adjudicadas a Hernán Cortés, pero en 1530, por decreto real, fue donado a la ciudad para recreo de sus habitantes.

Contenido

Historia

Durante la colonia, se realizaron varias construcciones, la más importante, fue el castillo, que por órdenes del virrey Bernardo de Gálvez se edificó entre 1785 y 1787. Pero nunca lo habitó.

Cuando llegaron al lugar, los mismos aztecas lo calificaron de paradisíaco. Instalados en Chapultepec después de su larga peregrinación desde la mítica Aztlán, realizaron grandes obras para fortificarlo y convertirlo en un lugar inexpugnable (probablemente, en 1280). Pero la frecuencia de sus guerras floridas y su crueldad levantaron la animosidad de los pueblos vecinos, que se aliaron contra ellos y les infligieron una dura derrota en el año Caña (1299), expulsándolos de Chapultepec para confinarlos en las inhóspitas tierras de Culhuacán.

Tras la fundación de Tenochtitlán en 1325, Chapultepec se convirtió en un santuario para los mexicas, en el que construyeron diversos monumentos. Nezahuacóyotl, rey de Texcoco y aliado de los aztecas, mandó construir en 1428 un adoratorio y Moctezuma I Ilhuicamina, hermanastro de Itzcoatl e iniciador del imperio azteca, hizo construir (1465) en la misma loma un acueducto con la finalidad de abastecer de agua a los habitantes de Tenochtitlán.

Cuando, a comienzos del siglo XVI, Hernán Cortés quiso tomar la populosa ciudad azteca, dirigió la estrategia desde el inmejorable puesto de mando que constituía el cerro de Chapultepec, lugar donde el virrey español Bernardo Gálvez, a finales del siglo XVIII (1783-1787), hizo levantar sobre las ruinas aztecas un edificio que sería destinado a albergar la residencia estival de los máximos representantes de la Corona española en el país mexicano, aunque las obras fueron abandonadas. Aprovechando parte de este edificio, en 1842 se instaló en él el Colegio Militar, bajo la dirección del general José Mariano Monterde, que fue tomado al asalto por las tropas de Pilow durante la invasión estadounidense de 1847 y que dio origen a la defensa heroica de los cadetes.

El expansionismo yanqui por los diversos territorios que en el futuro serían los estados de Texas, Nuevo México y California siempre se camufló bajo la excusa de la protección de sus intereses en esta región fronteriza. Esta forma de actuar de Washington hizo que en numerosas ocasiones, después de la proclamación de la República de Texas, en 1836, y de la anexión pura y simple de Nuevo México en 1845, las tropas yanquis invadieran la República de México, aprovechando una coyuntura de inestabilidad social y política.

Así, en 1846, un ejército estadounidense de 8.000 hombres, bajo el mando del general Winfield Scott, invadió la República de México so pretexto de un enfrentamiento entre tropas mexicanas y estadounidenses en territorio de lo que fue Nueva España. Después de batir al ejército mexicano en distintos puntos, la columna de Pilow se presentó ante el castillo de Chapultepec el 13 de septiembre de 1847.

Guerra contra EE.UU

El castillo fue ocupado como Colegio Militar en 1840, el cual fue un escenario de la heroica batalla efectuada contra el ejército invasor de Estados Unidos. en 1847. Esta batalla empezó en 1846 y duró dos años, fue una guerra injusta, pues EE.UU. sólo quería obtener territorio de este país.

Bloquearon el Golfo de México hasta llegar a Puebla, donde se estableció la primera negociación de paz, pera Estados Unidos propuso cosas inaceptables, así que la guerra continuó. Se dirigieron al Valle de México y fueron desde Padierna hasta llegar al Castillo de Chapultepec. El castillo no era una fortaleza apropiada para resistir una batalla, sino una residencia; algunas piezas de artillería le dieron fuerza.

El director en ese entonces, José Mariano Monterde, cubrió muros para disminuir los desastres por el bombardeo, cuando terminaron esto, las clases se suspendieron y los alumnos se unieron a las campañas. Se contaban con 832 hombres y cien alumnos, el general era Nicolás Bravo. El 13 de septiembre inició la batalla, en la cual las fuerzas mexicanas fueron vencidas. Se batieron gloriosamente el general Nicolás Bravo, y Santiago Felipe Xicoténcatl, que murió en el cumplimiento de su deber. También perdieron la vida seis cadetes que estudiaban en el Colegio Militar. Se venera la memoria de esa defensa en la figura de los niños héroes: Juan de la Barrera, Francisco Márquez, Juan Escutia, Agustín Melgar, Fernando Montes de Oca y Vicente Suárez.

Los sacrificios del pueblo mexicano fueron inútiles, el 14 de septiembre de 1847 la toma fue total, y ese mismo día la bandera mexicana fue suplantada y se vió hondear la bandera enemiga en Palacio Nacional, La ocupación duró nueve meses, y el dos de febrero se firmó el Tratado de Guadalupe Hidalgo, donde México cedió más de la mitad del territorio: Nuevo México, Alta California, Texas y una parte de Tamaulipas. El país recibió quince millones de pesos.

Los Niños Héroes

Los niños héroes
Los niños héroes

Nombre genérico con el que se designa a los seis cadetes del Colegio Militar que murieron heroicamente en la defensa del castillo de Chapultepec durante la invasión estadounidense de 1847. Los seis cadetes fueron Juan de la Barrera, originario de la Ciudad de México, nacido en 1828; Juan Escutia, nacido en Tepic, Nayarit, alrededor de 1830; Francisco Márquez, nacido en Guadalajara, Jalisco, en 1834; Agustín Melgar, oriundo de Chihuahua, nacido entre 1828 y 1832; Fernando Montes de Oca, originario de Azcapotzalco, y Vicente Suárez, quien nació en Puebla en 1833.

Todos ellos perecieron el 13 de septiembre de 1847, cuando una columna del ejército estadounidense tomó por asalto el Castillo de Chapultepec, donde se ubicaba el Colegio Militar, era un lugar perteneciente a la jurisdicción de los tepanecas del señorío de Azcapotzalco.

Estructura

Castillo de Chapultepec
Castillo de Chapultepec

El castillo cuenta con un bulevar que conectaba directamente la residencia imperial con el centro de la ciudad, actualmente conocido como Paseo de la Reforma. Luego de esto el edificio se vio nuevamente en desuso, tras 10 años pasó a ser el primer observatorio astronómico de México (por sólo 5 años), y después volvió a ser un Colegio Militar, para luego pasar a ser la residencia presidencial.

Cuando Bambitelli a La Habana, el capitán Manuel Agustín Mascaró se hizo cargo de la dirección del proyecto y durante su mandato las obras se realizaron a un ritmo acelerado. Mas tarde, Mascaró fue acusado de construir una fortaleza con la intención de rebelarse contra la corona española. Su repentina muerte se dio el 8 de noviembre de 1786, se supone que podría haber sido envenenado, pero no hubo pruebas que apoyaran esta suposición.

La Corona Española ordenó que la construcción se subastara a un precio equivalente a una quinta parte del total gastado en el proyecto ya que no contaban con un ingeniero encargado. Cuando no se encontro compradores, el virrey Juan Vicente Güermes Pacheco destinó el edificio para albergar el Archivo General del Reino de la Nueva España, idea queno prosperó, a pesar de que ya se tenían los planos adaptados para este propósito.

Durante la Independencia de México (18101821). El Castillo es abandonado hasta 1833, año en que el edificio fue elegido para ser la un Colegio Militar; esto trajo consigo que se hicieran varias reestructuraciones, incluida una nueva torre de vigilancia.

Tras la Guerra mexicano-estadounidense (1846-1848), el ejército estadounidense bombardeó el castillo varios días de septiembre de 1847, y pinto en sus murallas la bandera estadounidense.

Volvió a caer en desuso, una vez más, luego de que cayo el Segundo Imperio Mexicano en 1867, diez años más tarde, en 1876, se estableció un decreto, que fuera sede del primer observatorio astronómico de México, el cual se abrió en 1878. Sin embargo, el observatorio fue funcional por un período de cinco años, después se decidió trasladarlo a la antigua residencia del arzobispo en Tacubaya. Y retornó a Colegio Militar.

Remodelaciones

Ha sufrido ampliaciones y remodelaciones, y cuenta con diversos patios, escalinatas y jardines (entre los que destaca el del Alcázar), vestíbulos y salas, amplios espacios característicos de los inmuebles del siglo XIX y principios del XX.


En 1882 durante el mandato del Presidente Manuel González Flores conocido también como "El Manco de Tecoac", ya que éste decidió convertirlo nuevamente en residencia oficial. Algunos otros presidentes que hicieron uso del palacio como residencia oficial fueron Porfirio Díaz, Francisco I. Madero, Venustiano Carranza, Álvaro Obregón, Plutarco Elías Calles, Emilio Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio y Abelardo Rodríguez.

Continuó usando como residencia oficial hasta el 3 de febrero de 1939 cuando el presidente Lázaro Cárdenas del Río decretó una ley que estableció el Castillo de Chapultepec como sede del Museo Nacional de Historia, con las colecciones del antiguo [[Museo Nacional de Arqueología, Historia y Etnografía]] y fue declarado Monumento Histórico. El museo fue abierto el 27 de septiembre de 1944.

Piezas que se exhiben en el Museo

Salón de carruajes

Se pueden apreciar dos murales:

  • Entrada Triunfal de Benito Juárez al Palacio Nacional acompañado de su Gabinete. Al centro, el presidente Juárez acompañado de José María Iglesias y Sebastián Lerdo de Tejada. Frente al presidente, un grupo de niñas le ofrecen flores y una corona de oro. Una niña sostiene una paloma, que simboliza la paz. En la parte superior izquierda, Porfirio Díaz escolta al presidente.
  • Juárez, símbolo de la República contra la intervención francesa. Muestra un momento de enfrentamiento entre el ejército invasor y los combatientes mexicanos que defendían al país. Hay varias montañas, entre ellas el Popocatépetl, el Iztaccíhuatl, el cerro de las campanas, y se aprecia el Castillo de Chapultepec arriba del ejército francés.
  • Retrato de Porfirio Díaz. Óleo sobre tela del pintor Cussachs, realizado en 1901.
  • La carroza de uso diario de Maximiliano y Carlota, fue más tarde utilizada para el servicio de Benito Juárez; para ello, los escudos imperiales que adornaban sus puertas, fueron remplazados por las armas republicanas.
  • Calesa. Fabricada en metal, piel, y vidrio, con aplicaciones doradas y plateadas, forrado y biselado. En las puertas se aprecia el escudo republicano y en la parte inferior una cabeza de león. Fue utilizada por Juárez en su peregrinar por varios estados del país durante la intervención francesa y el segundo imperio. Al triunfo el mandatario entró triunfalmente a la ciudad a bordo de este carruaje.

Sala Introductoria

  • Corona de hojas de laurel de oro regalada a Juárez al triunfo de la república. “AL PRESIDENTE BENITO JUÁREZ QUE SALVÓ LA REPÚBLICA Y CONSOLIDÓ LA INDEPENDENCIA”
  • Corona en plata. “EL ESTADO DE GUANAJUATO A LA MEMORIA DEL INSIGNE PATRIOTA Y GOBERNADOR BENITO JUÁREZ”
  • Medalla conmemorativa al presidente Juárez troquelada en oro. En reconocimiento al vencer a Maximiliano. En el centro se encuentra el presidente enarbolando la bandera nacional, cuelga un escudo con los colores nacionales a base de esmeraldas, brillantes y rubíes.
  • Medalla conmemorativa del primer centenario de la Independencia nacional en septiembre de 1910.
  • Sellos de dependencias del gobierno federal de uso oficial.
  • Sillón presidencial. Fabricado en madera tallada y dorada, tapizado en terciopelo carmesí y bordado con hilos de plata. El respaldo ostenta las iniciales de la República Mexicana, en cada una un águila. Utilizado por el presidente Benito Juárez y por Porfirio Díaz.
  • Vestido del estilo de 1844.
  • Uniforme del Gral. Juan Almonte, hijo de Morelos, quien entregó el trono a Maximiliano de Habsburgo.
  • Servicio de mesa usado por Maximiliano
  • Escudo que representa el segundo imperio: un águila devorando una serpiente, pero con corona.
  • Monedas y sellos reales.
  • Botones binoculares, etc. Con el escudo de Maximiliano: Maximilianus Imperator Mexili.
  • Reloj usado por Juérez.
  • Estuche de cuero de Díaz.
  • Piezas de mesa.
  • Caja para puros.

Salas en Exhibición

  • Comedor. Usado por Díaz, aunque se exhiben servicios de él y de Maximiliano.
  • Antecomedor. Destaca un plato hondo con la leyenda: PORFIRIO DÍAZ. PAZ Y PROGRESO. VIVA MÉXICO.
  • Recámara de Díaz. Traída a México después de su muerte.
  • Despacho de Carmelita.
  • Salón de vitrales o emplomados. Fabricados en París en 1900, representan figuras mitológicas.
  • Despacho de Díaz.
  • Salón de Embajadores. Mobiliario estilo Luis XVI.
  • Sala de Lectura. Perteneciente a Maximiliano
  • Salón de Juegos
  • Salón de los gobelinos. Con dos pianos de cola, retratos de los emperadores, Napoleón III, Eugenia Montijo, y archiduquesa Sofía de Wittelbath.
  • Salón de té.
  • Recámara de Carlota.
  • Cuarto de aseo de Carlota.
  • Sala de estar. Con pinturas e imágenes religiosas: La Plaza de San Pedro, Carlota, Virgen de Guadalupe, Bautismo de Jesús, Virgen María…
  • Jardín del Alcázar


Cultura popular

En 1996, el castillo fue utilizado como escenario en la realización de la película Romeo y Julieta, protagonizada por Leonardo DiCaprio. En el año 2006 el videojuego "Tom Clancy's Ghost Recon Advanced Warfighter" utilizaba los alrededores del castillo como escenario de un nivel.

Véase también

Enlaces externos

Fuentes