Saltar a: navegación, buscar

Consulta preconcepcional

Consulta Preconcepcional
Información sobre la plantilla
Consulta Preconcepcional123.jpg
Concepto:La consulta preconcepcional se basa en la promoción de la salud, la evaluación del riesgo reproductivo y en las acciones emprendidas en función de los riesgos y enfermedades descubiertos.

Consulta preconcepcional. Tiene como objetivo promover la salud de la mujer y la de su futura descendencia. El bienestar de la mujer depende de su estado de salud o enfermedad, nutrición, hábitos personales, estilo de vida e influencias ambientales. Como la salud de la mujer durante el embarazo depende de su salud antes de la gestación, la asistencia durante el período preconcepcional se considera que forma parte de la asistencia prenatal. La consulta preconcepcional puede ser útil tanto para la mujeres que acuden espontáneamente a solicitar consejo antes de iniciar un embarazo, como para aquellas que acuden o por la existencia de factores de riesgo, como malos antecedentes reproductivos o por padecer una enfermedad crónica, como ocurre en la actualidad.

Objetivo de la Consulta

La identificación de una mujer con cualquier enfermedad crónica o con hábitos perjudiciales para su salud, cuando planifica un embarazo, permite el tratamiento de la enfermedad, la utilización de acciones educativas para modificar sus comportamientos, proporcionar información para que la mujer tome decisiones en relación con su futuro embarazo de acuerdo con los riesgos identificados y en raras ocasiones recomendar que el embarazo sea evitado. Además es una ocasión ideal para educar a la mujer sobre las ventajas de la planificación de sus embarazos, y sobre la importancia de la asistencia prenatal precoz, de su contenido y de su frecuencia.

Como muchos embarazos no son planificados, los profesionales sanitarios que proporcionan asistencia médica a la mujer durante los años reproductivos deben considerar la posibilidad de una gestación y aconsejar a la mujer sobre aquellos comportamientos o hábitos que pueden poner en riesgo a la madre y al feto. Las mujeres y los médicos deben ser conscientes de las limitaciones del conocimiento. Aunque la mayoría de los embarazos finalizan con el nacimiento de un niño sano, incluso en condiciones ideales existen aborto espontáneos, defectos congénitos y complicaciones fetales, neonatales y maternas, que no pueden ser evitadas.

Contenido

Se recomienda que la consulta preconcepcional se realice dentro del año que precede al comienzo del embarazo. Algunas de las acciones que se desarrollan en la consulta preconcepcional evitan la necesidad de su repetición en la primera consulta prenatal. El contenido de la consulta preconcepcional depende de las condiciones específicas que existen en cada mujer. La conducta se debe adaptar a los problemas identificados, siendo sensible a los problemas que preocupan a la mujer que planifica su embarazo. Los informes elaborados por diferentes grupos de expertos coinciden en dividir los componentes de la consulta preconcepcional en tres grupos.

  • Acciones educativas y promotoras de la salud.

Evaluación del riesgo preconcepcional

La evaluación del riesgo se debe realizar en todas la mujeres que acuden a la consulta preconcepcional. Los instrumentos básicos son la historia clínica y la exploración física.

Historia Clínica

  • Edad

Cuando la edad de la mujer sea superior a 35 años, debe ser informada del riesgo de anomalías cromosómicas en la descendencia y de las posibilidades de diagnóstico prenatal en el caso de comenzar un embarazo.

En la mujer con una enfermedad crónica, el momento óptimo para iniciar la asistencia a un futuro embarazo es el período preconcepcional, ya que permite:

1- Estudiar la enfermedad sin las limitaciones que impone el embarazo para realizar e interpretar las pruebas diagnósticas.

2- Situar a la mujer en las mejores condiciones de salud antes de iniciar la gestación y seleccionar el momento más adecuado para la concepción.

3- Adoptar medidas para proteger al feto frente a la exposición a fármacos y otras acciones diagnósticas o terapéuticas durante el crítico período de las primeras semanas del desarrollo.

4- Ofrecer a la mujer información sobre los riesgos que supone el embarazo para la evolución de su enfermedad, y la enfermedad sobre el resultado del embarazo, permitiendo que tome decisiones sobre su futura reproducción.

  • Antecedentes Reproductivos

En la consulta preconcepcional se debe obtener información sobre los antecedentes menstruales, los antecedentes obstétricos, incluyendo complicaciones en embarazos previos, el uso de contraceptivos, las prácticas sexuales y el antecedente de Infecciones de Transmisión Sexual. Una de las principales razones por lo que las parejas acuden a la consulta preconcepcional es el antecedente de un mal resultado reproductivo, incluyendo abortos espontáneos, muertes perinatales, nacidos con defectos congénitos y nacidos con lesión residual.

  • Antecedentes familiares

Se debe obtener información, de los futuros padres, sobre el antecedente de enfermedades en los miembros de la familia, y se debe ofertar el consejo genético si ellos, su descendencia o parientes próximos han padecido anomalías cromosómicas, defectos del tubo neural u otros defectos al nacer, retraso mental o fibrosis quística. El objetivo general es detectar el riesgo "A priori" de un resultado reproductivo desfavorable, ofreciendo información y los medios asequibles para su prevención.

  • Factores psicosociales

En la consulta preconcepcional se debe obtener la historia social e información sobre los hábitos y el estilo de vida de la mujer, para poder identificar comportamientos y exposiciones a factores de riesgo que puedan condicionar el momento óptimo para la concepción, identificar situaciones potenciales de riesgo y determinar un resultado desfavorable de la gestación.

Exploración física

La exploración física está destinada a identificar los signos de enfermedad sistémica o ginecológica, y en función de las condiciones debe incluir: exploración física general, tensión arterial y pulso, peso y talla, exploración genital y mamaria.

Pruebas de Laboratorio

1- Recomendadas a todas las mujeres.

  • Grupo de factor Rh.
  • Glucemia.
  • Proteinuria.

1.1 Pruebas serológicas de detección de:

  • Rubeola.

2- Ofertas a todas las mujeres.

  • Detección de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana.

3- Recomendaciones a algunas mujeres.

  • Detección de la infección por citomegalovirus.
  • Detección de la infección por parvovirus (HPV B1).
  • Detección de la infección por Chlamidia trachomatis.
  • Detección de la infección por Neisseria Gonorrhoae.
  • Cariotipo de los padres.
  • Screening de portadores.

Acciones educativas y promotoras de la salud

Las acciones educativas y promotoras de la salud durante la asistencia preconcepcional pueden ser muy eficaces, ya que se utilizan en la mujer que está motivada por la circunstancia de estar planificando un embarazo. La información que se proporcione a la pareja sobre estos temas debe ser sencilla. El lenguaje será claro y directo, diferenciando lo fundamental de lo secundario. Se puede emplear información escrita en folletos de redacción y diseño atractivos.

  • Consejo nutricional.
  • Suplementación periconcepcional con folatos para prevenir los defectos del tubo neural.
  • Evitar el consumo del tabaco.
  • Exposición a teratógenos farmacológicos y ambientales.
  • Prácticas sexuales seguras.
  • Importancia de la consulta prenatal precoz.

Una de las acciones promotoras de la salud más importantes de la asistencia preconcepcional es la prevención de los defectos del tubo neural (DTN) en la descendencia con la suplementación periconcepcional con folatos.

  • La suplementación con folatos debe comenzar al menos un mes antes de la concepción y continuar durante las primeras 10-12 semanas de

gestación. El efecto protector parece estar limitado al consumo diario durante el período periconcepcional; no existe una reducción apreciable del riesgo cuando el suplemento es irregular o se inicia a partir del segundo mes de la gestación.

  • La dosis óptima de folatos que reduce el riesgo de aparición de los DTN es desconocida. Hasta que exista otra evidencia, parece prudente recomendar al menos, las dosis utilizadas en los ensayos clínicos que han demostrado la eficacia de la suplementación.
  • En la mujer con bajo riesgo de tener un feto con DTN, con el objetivo de prevenir la ocurrencia, al menos 0,8 mg/día, además de una dieta equilibrada.
  • En la mujer con alto riesgo de tener un feto con DTN, con el objetivo de prevenir la recurrencia, al menos 4 mg/día, además de una dieta equilibrada.
  • Ante la ausencia de efectos adversos de la dosis recomendada en la población de bajo riesgo, y la existencia de otros beneficios para la salud de una dieta adecuada, todas las mujeres en edad reproductiva capaces de comenzar un embarazo, incluyendo aquellas que toman contraconceptivos orales, deben ser informadas de que deben incrementar su ingreso diario de folatos hasta alcanzar los requerimientos periconcepcionales.
  • No se recomienda la utilización de preparados multivitamínicos, ya que el aumento de la dosis necesaria para lograr el aporte recomendado de folatos, tiene riesgos potenciales para la madre y el feto (exceso de vitamina A y D).

Fuente

  • Fabre González E, Fortunv Estivilí A. Asistencia preconcepcional. En: E. Fabre, ed: Manual de Asistencia al Embarazo Normal. Zaragoza:Ed. Edelvives. 1993: 35-45.