Drogas legales

De EcuRed
Drogas legales
Información sobre la plantilla
Concepto:Sustancias medicamentosas o no, que incorporadas al organismo determinan un cambio en el mismo, actuando sobre el Sistema Nervioso Central. Su utilización no está prohibida por la ley

Drogas legales. Son sustancias medicamentosas o no, que incorporadas al organismo determinan un cambio en el mismo, actuando sobre el Sistema Nervioso Central. Su utilización no está prohibida por la ley. De manera general se clasifican según sus efectos en estimulantes o depresoras. La adicción a sustancias legales, sin la debida prescripción médica, puede provocar en el individuoefectos indeseables y nocivos para la salud humana.

Contenido

Drogas legales más consumidas

Las principales drogas legales que más se consumen son la cola, el , el café, el tabaco, el alcohol y los medicamentos indicados por el médico, según las necesidades de los pacientes.

Efectos generales

La alteración que produce la sustancia en el momento de ser introducida al organismo, y en el momento posterior es lo que se denomina: efecto producido por la sustancia. Estos efectos pueden ser los de excitar o estimular, un ejemplo cotidiano lo constituye el café; tranquilizar o eliminar el dolor como el alcohol; provocar cambios conductuales como aumento o disminución de la agresividad, como el (tabaco, anfetaminas o neurolépticos respectivamente), incrementar la sociabilidad, la locuacidad o la desinhibición (alcohol, tabaco, anfetaminas).

Estos efectos, no son constantes, dependen de la dosis, la vía de administración, la persona, su estado físico, su historia personal, del contexto de uso, las circunstancias, las compañías, etc.

Estimulantes vegetales

Los estimulantes vegetales, popularmente usados para combatir la fatiga, el hambre y el desánimo, provocan una mayor resistencia física temporal gracias a la aceleración directa del sistema nervioso central; entre los más consumidos se encuentran el café, el , el mate, la cola, el cacao, el betel y la coca que son plantas que crecen en muchas partes del Mundo. A pesar de que algunas de estas suelen consumirse repetidas veces al día durante buena parte de la vida, son sustancias tóxicas que poseen efectos secundarios, es conveniente moderar su consumo ya que se trata de sustancias tóxicas susceptibles de producir efectos secundarios nocivos a mediano o largo plazo.

El tabaco

Las hojas de tabaco provienen de una planta americana, nicotina tabacum, de cuyas hojas se obtienen distintas labores destinadas al consumo humano (cigarrillos, cigarros, puros, picadura de pipa, rapé, tabaco de mascar, etc.)

La Organización Mundial de la Salud, afirma en estudios realizados y aprobados que los cigarrillos, contienen alcaloide nicotina, y además de 4.000 sustancias químicas de las cuales 50 pueden producir cáncer y las otras, enfermedades relacionadas: infartos y bronquitis. Su consumo excesivo provoca la adicción llamada tabaquismo, es un problema social de primera magnitud que ha generado miles de muertes. La sustancia que genera la dependencia en los cigarrillos es el alcaloide nicotina, que además, es cancerígeno.

Principales componentes tóxicos

Nicotina: sustancia estimulante del sistema nervioso central, responsable de los efectos psicoactivos y de la intensa dependencia física que el tabaco provoca.

Alquitranes: sustancias probadamente cancerígenas, como el benzopireno, que inhala el fumador y quienes, conviviendo con él en ambientes cerrados, se ven forzados a respirar el humo tóxico que éste devuelve al ambiente.

Irritantes: tóxicos responsables de la irritación del sistema respiratorio, ocasionado por el consumo de tabaco (faringitis, tos, mucosidad, etc.)

Monóxido de carbono: sustancia que se adhiere a la hemoglobina, dificultando la distribución de oxígeno a través de la sangre.

Efectos psicológicos y fisiológicos

El tabaco es consumido en busca de algunos efectos positivos, entre los que cabe citar los siguientes:

Sistema respiratorio

Bronquitis crónica:inflamación del árbol bronquial, ya que el humo tiene un efecto irritante, además, destruye los cilios del epitelio respiratorio (tejido fino que recubre las vías respiratorias), favoreciendo el catarro y el cáncer.

Enfisema pulmonar: debilitamiento y dilatación de los alvéolos pulmonares por el aumento de aire en ellos.

Catarro: se inflaman las mucosas de la nariz, faringe, laringe o bronquios; lo cual provoca una constante secreción.

Cáncer al pulmón:se produce por la formación de un tumor el cual puede ser benigno, crece lentamente y no se introduce en los tejidos o maligno, crece rápidamente y se disemina en los tejidos vecinos.

El órgano afectado por el tumor no recibe la cantidad suficiente de sangre y sus células se destruyen.

Sistema cardiovascular

El sistema cardiovascular se ve afectado por cardiopatías. También puede aparecer una alteración sexual causando una disfunción en la erección del pene en el hombre y una desaparición de la menstruación en la mujer. El consumo de alcohol durante el embarazo puede causar problemas en el desarrollo del feto, produciendo el llamado síndrome fetal del alcohol.

Arritmia: alteración al ritmo cardíaco.

Taquicardia: aumento de la frecuencia de los latidos cardiacos (corazón).

Trombosis: formación de coágulos en el interior de los vasos sanguíneos.

Infarto al miocardio: se produce porque los vasos sanguíneos que nutren (alimentan) al corazón se obstruyen (tapan), destruyendo las células del corazón.

Sistema nervioso

A este nivel se podría producir insomnio(dificultad para dormir), cefalea (dolor de cabeza), entre otros.

La depresión, como resultado de la disminución de la actividad, la ansiedad, tensión e inhibiciones. Incluso un pequeño nivel de alcohol dentro del cuerpo hace más lentas las reacciones.

Alcohol

Las bebidas alcohólicas son bebidas que contienen etanol (alcohol etílico). El alcohol es una sustancia natural o sintética, legal, que tiene un efecto psicoactivo al deprimir o inhibir el sistema nervioso central del individuo, que su uso excesivo, es decir por encima del patrón cultural de normalidad y por períodos prolongados, provocan tolerancia y dependencia que traen consigo trastornos biológicos, psicológicos, sociales y espirituales.

Según plantean escritos de la Organización Mundial de la Salud, el uso y abuso del alcohol produce alcoholismo, también conocido como el síndrome de dependencia del alcohol, es un proceso que queda definido por el conjunto de lesiones orgánicas y trastornos psíquicos que genera la incapacidad en la ingestión de alcohol una vez iniciada, así como la imposibilidad de abstenerse.

El alcohólico es aquella persona que siendo bebedor excesivo sufre de algún tipo de variación biológica cualitativa como respuesta del sistema nervioso frente al alcohol y esto ocasiona que tenga la necesidad de beber, por lo que el hecho de no hacerlo le produce malestar. El alcohólico posee una dependencia del alcohol física y psíquica.

La falta de bebida le provoca lo que se llama síndrome de abstinencia, que se manifiesta por temblores, espasmos y, en los peores casos, hasta puede sobrevenir la muerte.

Consecuencias

La Organización Mundial de la Salud define el alcoholismo como la ingestión diaria de alcohol superior a 50 gramos en la mujer y 70 gramos en el hombre. El alcoholismo parece ser producido por la combinación de diversos factores fisiológicos, psicológicos y genéticos. Se caracteriza por una dependencia emocional y a veces orgánica del alcohol, y produce un daño cerebral progresivo y finalmente la muerte.

El síndrome de dependencia alcohólica (alcoholismo) es uno de los problemas más graves asociados al consumo de alcohol, derivando en una enfermedad crónica, progresiva y a menudo mortal; es un trastorno primario y no un síntoma de otras enfermedades o problemas emocionales.

El alcoholismo tiene, a corto plazo, consecuencias adversas, tales como accidentes, violencia y envenenamiento, así como problemas sociales y del desarrollo. Es una de las drogas más peligrosas para la mujer embarazada ya que su excesivo consumo en esta etapa puede provocar síndrome alcohólico fetal, formación de un cráneo pequeño; facciones anormales; retardo físico y mental y deformidades de las extremidades.

El consumo de alcohol aumenta el riesgo de contraer VIH u otras infecciones de transmisión sexual. Después de un tiempo de abuso en el consumo de bebidas alcohólicas se presenta un deterioro en diversos órganos como el estómago; hígado; riñones, corazón, así como en el sistema nervioso central.

Dependencia

El desarrollo de la dependencia del alcohol puede ocurrir entre los 5 y 25 años siguiendo una progresión. Primero se desarrolla la tolerancia al alcohol. Esto ocurre en personas que son capaces de consumir una gran cantidad de alcohol antes de que se noten los efectos adversos. Después de la tolerancia aparecerán los lapsus de memoria. Más tarde aparece la falta del control y la persona afectada no puede permanecer sin beber, lo necesita para desarrollar su vida diaria.

El problema más serio de los bebedores son las complicaciones físicas y mentales. Algunas personas son capaces de conseguir un control sobre su dependencia en las fases tempranas antes de la total pérdida de éste.

Causas

No hay una causa definida del alcoholismo, no obstante, hay factores que pueden jugar un papel en su desarrollo. Es más probable el desencadenamiento de un alcoholismo en las personas con algún familiar alcohólico que en otras que no lo tienen. No se conoce la razón, que puede encontrarse en anomalías genéticas o bioquímicas.

Los factores psicológicos incluyen: la necesidad de consuelo para la ansiedad, conflictos en las relaciones inter personales, baja autoestima.

Los factores sociales incluyen: la facilidad de consumo de alcohol, la aceptación social de su consumo, cambio en los estilos de vida, stres frecuentes, etc.

La incidencia en la dependencia del alcohol está aumentando, aunque las estadísticas varían se conoce que en Europa, aproximadamente un 7% de adultos, están afectados.

Café

El café es el principal origen de la cafeína, otras fuentes más comunes y conocidas de la cafeína son el té, nueces de cola, algunas bebidas carbonatadas como la cola y el chocolate.

Es un alcaloide del grupo de las xantinas: sólido, cristalino, blanco y de sabor amargo, que actúa como una droga psicoactiva y estimulante, parte de las composiciones químicas y complejos insolubles como la guaranina (encontrada en la guaraná), mateína (encontrada en el mate), y teína (encontrada en el té), todas las cuales contienen además algunos alcaloides adicionales como los estimulantes cardíacos como la teofilina, y a menudo otros compuestos químicos como los polifenoles, los cuales pueden formar complejos insolubles con la cafeína.

La cantidad de cafeína presente en los alimentos varía en función del tamaño de la porción, el tipo de producto y el método de preparación. Cuando se trata de tés y cafés, la variedad de la planta también afecta el contenido de cafeína.

Sus efectos

Lo que constituye una cantidad normal de cafeína depende de cada individuo. La sensibilidad a la cafeína depende de muchos factores, entre los que se incluye la frecuencia y la cantidad del consumo periódico, el peso corporal y la condición física.

La cafeína en cantidad moderada es segura para la mayoría de las personas. Dependiendo de la cantidad consumida, la cafeína puede ser un estimulante leve del sistema nervioso central. Algunas personas pueden ser sensibles a la cafeína y sentir sus efectos frente a dosis más pequeñas.

El embarazo y la vejez pueden modificar la sensibilidad de las personas frente a la cafeína. Se ha demostrado que el consumo diario de hasta 300 mg (aproximadamente de 2 a 3 tazas de 8 onzas de café) no tiene consecuencias adversas en el embarazo, sin embargo, resulta aconsejable que las mujeres embarazadas sean moderadas a la hora de consumir cualquier tipo de alimento y bebida.

Cuando se detiene abruptamente el consumo de la cafeína, algunas personas experimentan síntomas tales como dolores de cabeza, fatiga o letargo. Estos efectos son temporales y generalmente con la disminución progresiva de las dosis, dejan de experimentarse.

La cafeína es también un estimulante del sistema nervioso central que produce un efecto temporal de restauración del nivel de alerta y eliminación de la somnolencia, tiene propiedades diuréticas, al menos cuando se administra en dosis suficientes a individuos que no tienen tolerancia a ella, las bebidas elaboradas que en su composición la tienen, contribuyen significativamente a la deshidratación.

Psicofármacos

Los psicofármacos o fármacos psicotrópicos, están constituídos por un grupo de 105 sustancias sometidas a fiscalización, a los cuales se les aplica este término, la mayor parte de ellas están consideradas o contenidas en Productos farmacéuticos que actúan sobre el sistema nervioso central.

Comprende sedantes, tranquilizantes, antiepilépticos y analgésicos, alucinógenos, estimulantes, hipnóticos. Una Sustancia psicotrópica es un agente químico que actúa sobre el sistema nervioso central, lo cual trae como consecuencia cambios temporales en la percepción, ánimo, estado de conciencia y comportamiento.

Acción de estos medicamentos

Los psicotrópicos ejercen su acción modificando ciertos Procesos bioquímicos o fisiológicos cerebrales.

La mayoría de los psicotrópicos actúan alterando el proceso de neurotransmisión, estimulando o inhibiendo la actividad. Otros, como las sales de litio, actúan modificando la permeabilidad de la membrana neuronal y se emplean en el tratamiento de la psicosis maníaco-depresiva permitiendo reducir las crisis que afectan a estos enfermos.

Siguiendo el criterio de la acción que ejercen sobre el sistema nervioso central, las sustancias psicoactivas se suelen clasificar en depresoras, estimulantes o visionarias.

Utilización indiscriminada

Actualmente, muchos psicotrópicos son utilizados en medicina para el tratamiento de condiciones neurológicas o psiquiátricas, conocidos como psicofármacos.

El desvío de estas sustancias para funciones recreativas es un fenómeno habitual. En la actualidad la farmacodependencia está muy extendida en todos los estratos y sectores sociales. Son usadas por los deportistas, los artistas, los estudiantes y por personas ociosas de todas las clases socioeconómicas.

Los fármacos cuya acción terapéutica afecta principalmente otro sistema o aparato y que sólo presentan efectos psicoactivos secundarios (como los antihistamínicos, betabloqueadores y algunas hormonas), no se consideran psicótropos.

En ocasiones, se llama a los psicotrópicos psicoactivos o psicoactivantes, a pesar de que no todos promueven la activación del sistema nervioso.

Fármaco dependencia

La fármaco-dependencia constituye un estado psíquico y a veces físico resultante de interacciones entre un organismo vivo y un fármaco caracterizado por modificaciones en el comportamiento y por otras reacciones que incluyen un impulso irreprimible a tomar el fármaco de forma continua o periódica, a fin de experimentar sus efectos y, a veces, para evitar el malestar producido por la privación.

Enlaces externos

Fuentes