Saltar a: navegación, buscar

Ramón Labañino Salazar

Ramón Labañino Salazar
Información sobre la plantilla
Ramon labañino salazar.jpg
Héroe de la República de Cuba, arrestado por el FBI bajo la acusación de espionaje.
Nacimiento9 de junio de 1963
Marianao, La Habana, Bandera de Cuba Cuba
EducaciónUniversitario
Alma materLicenciado en Economía, Título de Oro en la Universidad de La Habana
Título
CónyugeElizabeth Palmeiro Casado
PadresOlmes Labañino

Ramón Labañino Salazar. Licenciado en Economía, con Título de Oro en la Universidad de La Habana, uno de los cinco jóvenes revolucionarios que se infiltró en grupos terroristas que desde la cuna de la mafia anticubana, Miami, organizan impunes sus ataques criminales contra el territorio cubano. Estas actividades son harto conocidas por el gobierno de los Estados Unidos, pues han sido reflejadas en documentos oficiales, por los medios de prensa, y públicamente reconocidas por sus protagonistas. Arrestado por el FBI bajo la acusación de espionaje.

La labor de Ramón era informar a las autoridades de la Isla acerca de las maquinaciones terroristas; y de esta forma proteger la vida y los bienes de sus compatriotas.

Nunca tuvo la intención de actuar contra la seguridad nacional norteamericana. Sin embargo fue víctima de un proceso amañado y politizado, totalmente injusto, en el que al no poder probársele los cargos que se les imputaba, se violó la propia legislación estadounidense. Toda una obra de teatro montada por los terroristas anticubanos, que celebraron su pírrica victoria, al lograr la condena de los Cinco.

Fue liberado el 17 de diciembre de 2014 como parte de un acuerdo humanitario alcanzado entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba. La liberación fue anunciada simultáneamente por el presidente cubano Raúl Castro y el estadounidense Barack Obama en sendos comunicados en el que se anunció también el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos[1].

El 24 de febrero de 2015 fue condecorado con el título de Héroe de la República de Cuba y la Orden Playa Girón[2].

Síntesis biográfica

Nació el 9 de junio de 1963, en el seno de una humilde familia de origen campesino, en el municipio Marianao. Hijo de Nereyda Salazar Verduy, fallecida, y Olmes Labañino Castillo.

Desarrolló sus estudios primarios en la escuela "Arístides Viera", en el municipio La Lisa, ocupando diversas responsabilidades, como jefe de unidad, jefe de aula y monitor de varias asignaturas.

Entre 1973 y 1976 cursó los estudios secundarios en la secundaria básica "Osvaldo Rafael Sánchez", en La Lisa, llegando a tener responsabilidades estudiantiles a nivel de grupo y de escuela al frente de deportes y recreación y como monitor de varias asignaturas.

Los estudios preuniversitarios los realizó entre 1976 y 1979, en el preuniversitario "Manolito Aguiar", en Marianao, donde se caracterizó por ocupar distintas responsabilidades en las escuelas al campo, obteniendo diplomas de Destacado y Vanguardia, buenos resultados docentes y desarrollando una activa vida política.

En el período comprendido entre 1980 y 1986, cursó los estudios universitarios en la especialidad de Economía, graduándose con Diploma de Oro en la Universidad de La Habana, donde se destacó en las actividades deportivas, participando en todos los juegos Caribes y algunos Manicatos, siendo, al mismo tiempo, el graduado más destacado en la cátedra militar durante los cinco años de la carrera.

Se le otorga la militancia de la Unión de Jóvenes Comunistas en 1987 y, posteriormente, en 1991, la militancia en el Partido Comunista de Cuba.

En junio de 1990 contrae matrimonio con su actual esposa Elizabeth Palmeiro Casado, con quien tiene dos hijas, Laura Labañino Palmeiro y Lisbet Labañino Palmeiro. De un matrimonio anterior, tiene una hija de 13 años, que se nombra Ailí Labañino Cardoso.

A pesar de sus ausencias prolongadas del país, les ha prestado mucha atención a sus hijas, expresando constantemente su gran cariño por ellas y manifestando su preocupación por su desarrollo y educación.

Debido al cumplimiento de sus misiones en el exterior, no pudo compartir con su esposa los momentos del embarazo ni del nacimiento de sus dos hijas más pequeñas.

Hasta el momento de su detención en la Florida, vivió en condiciones muy modestas.

Desempeñó su actividad laboral repartiendo medicamentos a diferentes farmacias del estado de la Florida y comercializando calzados.

Su familia

La familia más cercana de Ramón está integrada por:

  • Olmes Labañino, su padre, jubilado.
  • Layde Labañino, su hermana, labora como recepcionista en un policlínico del municipio La Lisa y, además, se ocupa de la atención a su padre.
  • Jorge Luis Labañino, un hermano, que trabaja como ayudante de carpintero, una persona afable, con estrecha relaciones de afecto familiar y respeto hacia su hermano Ramón.
  • Olmes Labañino, otro hermano, que trabaja como enfermero en el hospital pediátrico "Juan Manuel Márquez".
  • Elizabeth Palmeiro Casado, la esposa y madre de las dos hijas más pequeñas de Ramón, es graduada de Licenciatura en Lengua y Literatura Inglesa e integrante de una familia revolucionaria.

En 1988 ingresa en el Ministerio del Interior como oficial, es miembro del Partido Comunista de Cuba.

Ha hecho un destacado esfuerzo como oficial del MININT y, al mismo tiempo, en sus responsabilidades en el cuidado y formación de sus dos hijas ante las ausencias prolongadas de su esposo.

  • Ilia Cardoso, su primera esposa, en la actualidad labora en la gerencia comercial de la empresa Havana Ron and Liquor, del MINAL, con el cargo de especialista. Vive en condiciones muy modestas y, junto a su actual esposo, propicia un adecuado ambiente para la formación revolucionaria de la hija mayor de Ramón.

La Misión

Desde principios de la década del 90 sale a cumplir misión en Estados Unidos, encargándose de importantes y riesgosas tareas dirigidas contra los grupos contrarrevolucionarios radicados en Miami que, cobijados por el imperio, incrementaron ostensiblemente la realización de actividades terroristas y desestabilización durante la década del 90 contra nuestro país.

El caso de Ramón Labañino, como el de los otros cuatro cubanos detenidos en Miami acusados de atentar contra la seguridad nacional de Estados Unidos, entre otros cargos, fue otra vendetta política de Washington contra la revolución cubana.

La acusación

La primera acusación que presentó la fiscalía fue de sólo 9 páginas, donde apenas había referencias a hechos, y predominan los adjetivos y los calificativos. Fue una maniobra para ganar tiempo hasta que se presentó una segunda acusación, en mayo de 1999, ocho meses después de la detención. Es entonces cuando se presentó el cargo de conspiración para asesinar, basado en la supuesta relación de uno de los acusados, Gerardo Hernández Nordelo, en el derribo de las avionetas que violaron el espacio aéreo cubano en febrero de 1996.

Esta acusación, como se conoce, había sido un tema principal de la mafia terrorista y de las campañas escandalosas e incesantes de la prensa de Miami. Esa segunda acusación contó con 40 páginas, con cargos para abrir el proceso y estuvo un poco más documentada, en la intención de tipificar las supuestas acciones que se habían cometido, pero tuvo el regusto del cargo que se "cocinó" a fuego lento, durante 8 meses, para complacer a los enemigos de Cuba. Con ello se demostró de modo inobjetable que se estaba en presencia de un juicio político, claramente amañado y manipulado.

En resumen, fueron dos los cargos presentados en su contra:

  • Conspiración, que consiste en un acuerdo para cometer delito contra los Estados Unidos o engañar a ese país.
  • Espionaje, es decir, recopilar información y trasmitirla. Pero, en ese cargo se da por sentado que se trata de una información que concierna a la seguridad de los Estados Unidos o una pretendida colaboración con un gobierno extranjero en perjuicio de los Estados Unidos.

La sentencia

Ramón Labañino fue condenado a cadena perpetua y 18 años de prisión inculpado de intentar penetrar instalaciones militares estadounidenses y de infiltrarse en grupos anticubanos radicados en la ciudad de Miami.

Un tribunal federal de La Florida condenó el 14 de diciembre del 2001 a 15 años de privación de libertad a René González Sehwerert, uno de los cinco cubanos detenidos en Estados Unidos, acusados de poner en peligro la seguridad nacional de este país.

Esa semana la misma jueza, Joan Lenard, impuso condena a cadena perpetua a Gerardo Hernández, inculpado de intentar penetrar instalaciones militares estadounidenses y de infiltrarse en grupos anticubanos radicados en la ciudad de Miami. Antonio Guerrero Rodríguez recibió también condena de cadena perpetua y otras dos adicionales de cinco años de reclusión cada una.

Fernando González fue condenado a 19 años de prisión por conspiración por cometer delito contra Estados Unidos, documentación falsa y agente extranjero sin previa declaración al Fiscal de Estados Unidos.

La cárcel

Ramón Labañino cumplió su condena de cadena perpetua y 18 años de prisión en Beaumont, Texas, alejado con toda intención del resto de sus compañeros, como si la distancia física pudiese destruir la unión entre personas cuyo vínculo fundamental son sus ideas y patriotismo comunes.

El largo, brutal y profundamente injusto encierro no lo amedrentó, ni lo debilitaron las torturas y las presiones psicológicas que sufrió, o la ausencia de sus familiares y sus amigos, nada doblegó su espíritu indomable.

Carente de lo más elemental para organizar sus ideas y plasmarlas por escrito, fue capaz de alzarse sobre la inmundicia que intentaba aplastarlo y hacer un formidable alegato que virtualmente lo convirtió de acusado a acusador.

La re-sentencia

El 13 de octubre de 2009 comenzó el proceso de re-sentencia de Ramón Labañino que concluyo el 8 de diciembre de 2009 en la Corte de Distrito de Miami que había sido dispuesto por el Onceno Circuito de la Corte de Apelaciones de Atlanta. La sentencia original de Ramón Labañino (1 cadena perpetua más 18 años), fue reducida a 30 años en prisión.

Liberación y regreso a Cuba

Ramón Labañino fue liberado el 17 de diciembre de 2014 como parte de un acuerdo humanitario alcanzado entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba. La liberación del Héroe de la República de Cuba fue anunciada por el presidente cubano Raúl Castro en cadena nacional de televisión en una alocución en la que también dio a conocer el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos[3].

Condecoraciones, premios y distinciones

Por su fidelidad a las ideas de José Martí, Apóstol de la independencia, le había sido conferida en su ausencia, el 29 de diciembre de 2001, en una sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el Título de Héroe de la República de Cuba.

El 24 de febrero de 2015, en acto celebrado en el Palacio de las Convenciones de La Habana, en saludo al 120 aniversario del reinicio de la Guerra de Independencia, fue condecorado por el Presidente cubano, Raúl Castro, con el título de Héroe de la República de Cuba y la Orden Playa Girón[4].

Ramón Labañino recibe la Orden Libertadores de América de manos del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro

El 3 de marzo de 2015, convocados por la Oficina del Programa Martiano: el Museo Casa Natal de José Martí, el Memorial José Martí, la Fragua Martiana, el Centro de Estudios Martianos, el Movimiento Juvenil Martiano y la Sociedad Cultural José Martí, fue homenajeado con los siguientes lauros[5]:

  • Medalla conmemorativa del aniversario 160 del natalicio del Apóstol, conferida por el Museo Casa Natal de José Martí.
  • Premio Joven Patria y varias serigrafías del Preso 113, entregado por la Fragua Martiana y el Movimiento Juvenil Martiano.
  • Distinción Pensar es Servir, la Rosa Blanca y un busto de José Martí, símbolos de esa entidad, otorgados por el Centro de Estudios Martianos.
  • Piezas fundidas en bronce que constituyen réplicas de la pluma de José Martí, cuya base es de las piedras originales de las Canteras de San Lázaro, entregada por el Memorial José Martí.


El 5 de mayo de 2015 recibió la Orden Libertadores y Libertadoras de Venezuela en su primera clase de manos del presidente Nicolás Maduro, en virtud del ejemplo de fidelidad y resistencia que constituyó para la humanidad, según el decreto de otorgamiento firmado por el Jefe de Estado. La ceremonia tuvo lugar en el Panteón Nacional, en Caracas, Venezuela, y estuvieron presentes Gerardo Hernández, René González, Antonio Guerrero y Fernando González, así como representantes de los poderes públicos del país[6].

Referencias

Fuente