Saltar a: navegación, buscar

Biblioteca Provincial Julio Antonio Mella de Camagüey

Biblioteca Provincial Julio Antonio Mella de Camagüey
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba
Biblioteca provincial Julio A Mella .jpg
Siglas o Acrónimo:BPJAM
Fundación:1 de junio de 1963
Tipo de unidad:Biblioteca pública
Director/a :Carmen Diego Fonseca
País:Bandera de Cuba Cuba
Sede:Camagüey
Dirección:Calle Cisneros # 177 esquina a Martí, Camagüey, Cuba
Sitio web
http://www.pprincipe.cult.cu/institucion/biblioteca/biblioteca.php

Biblioteca Provincial Julio Antonio Mella de Camagüey. Está situada en una de las calles más céntricas de la ciudad, justamente frente al Parque Agramonte, es una de las edificaciones más atractivas del centro histórico de la ciudad.

Orígenes

La vieja casona de Cisneros No. 177, esquina Martí, antiguamente Mayor 21, esquina San Diego,es donde se encuentra enclavada la Biblioteca Provincial Julio Antonio Mella, llena de historia y de tradición, ha sido el lugar donde los mejores hijos de la región maduraron los planes de emancipación.

Primeramente fue una casa de familia pudiente, en ella vivieron distintas familias, entre las que se encontraba el primer Marqués de Santa Lucía don Agustín Cisneros e Hidalgo, padre de Salvador Cisneros Betancourt. Esta casa tuvo algo que la distinguió de las demás, por la parte de San Diego, una de las ventanas de la planta alta estaba frente a otra de la casa Ayuntamiento y se construyó un gran puente sobre la calle, por el cual, pasaban recíprocamente las personas sin tener que salir a la calle.

Sociedad Filarmónica de Puerto Príncipe

La Sociedad Filarmónica de Puerto Príncipe había sido creada en 1842 como una sociedad de instrucción y recreo sobre la base de aparente selección aristocrática, pero con fines y propósitos de elevada envergadura patriótico cultural. Primero se estableció en la casa de don Diego Alonso Betancourt, en la calle San Juan, esquina a San Diego. Muy pronto el local fue insuficiente para el número de socios, así que al año siguiente, 1843, se traslada a la casa de altos de don José Bocio, en la calle Mayor, esquina a la de Ángel, permaneció allí hasta el 29 de mayo de 1859 en que definitivamente se decide cambiar para la casa del Marqués de Santa Lucía, frente al Parque Ignacio Agramonte.

En sus salones fue creado un centro de enseñanza donde al mismo tiempo se daban clases de idioma, ciencias y de literatura, explicaban además Lógica, Cívica, Derecho Constitucional, Geografía Política y hacían llegar a los habitantes de Puerto Príncipe, lo que la sordidez gubernamental impedía que llegara, manteniendo alejada de la enseñanza pública, todo elemento que pudiera traer aparejado el conocimiento de Derechos ciudadanos y el concepto de Libertad Política. La Filarmónica se convirtió en centro donde toda actividad cultural tuvo amplia y fervorosa acogida. Entre sus mejores asistentes se encontraban Enrique José Varona, Esteban Borrero Echeverría, Aurelia Castillo de González, Francisco Pichardo, Eduardo Agramonte Piña, Amalia Simoni Argilagos, entre otros.

En el año 1860 en una gran gala en la que los hombres de mayor valía de la región rindieron culto a Gertrudis Gómez de Avellaneda y fue coronada en sus salones con una rica corona de laureles, seis días más tarde habría de ausentarse del suelo patrio para no volver.

Ignacio Agramonte y Loynaz fue otra de las figuras que no faltaban en la sociedad, lleva a ella sus inquietudes y junto a Salvador Cisneros Betancourt, Marqués de Santa Lucía, al doctor Emilio Luaces, a Enrique Loret de Mola, a los Agüero, a los Recio y a otros muchos, comenzó su labor separatista convirtiendo el local en centro de conspiración.

Llega el año 1868, el 10 de octubre, para ser más exactos, Carlos Manuel de Céspedes, haciendo tañer las campanas de La Demajagua, da la libertad a sus esclavos proclamando la Independencia de Cuba. La Filarmónica cerró sus puertas y casi en masa marchó a los campos de la revolución el 4 de noviembre del mismo año. Cumplió así con el mandato de sus fundadores.

Pacto del Zanjón

Durante esos diez largos años que duró la guerra, tomó posesión del local el Casino Español. La sociedad hispana se encargó durante todo ese tiempo de disfrutar de sus salones mientras los verdaderos socios escribían en el campo de batalla páginas de gloria con su generosa sangre. El Pacto del Zanjón cierra aquella década de sacrificio y trae una aparente calma a la ciudad, no hay casa donde un ser querido no haya sido fusilado o muerto en el campo de batalla, la tristeza es general pero los camagüeyanos siguen con su esperanza latente, esperando el momento para reemprender la lucha. Un grupo de supervivientes de la antigua Filarmónica pretende su reapertura y así lo hace, instalándose provisionalmente en los altos de Candelaria al fondo de la Iglesia Mayor, mientras recuperaban el local, al fin lo logran, pero con la condición precisa de que el nombre varíe.

Liceo de Puerto Príncipe

Abre nuevamente sus puertas en 1880 con el nombre de El Liceo de Puerto Príncipe. El Liceo al igual que La Filarmónica fue centro de conspiraciones y lugar al que acudían todos los que sentían arder en sus pechos la llama del patriotismo. Salvador Cisneros Betancourt, Maximiliano Ramos, Enrique Mola, Javier de La Vega, Manuel Suárez Delgado, entre otros, se encargaron de preparar a la juventud para la próxima jornada. Esta nueva generación de patriotas formada por Lope Recio Loynaz, Ernesto Luaces, Antonio Luaces y Lorenzo Luaces, Escipión de Varona y muchos más eran los discípulos de aquellos valerosos hombres.

El Grito de Baire encontró eco en la ciudad de Puerto Príncipe, los nuevos socios del Liceo se lanzan a conquistar la libertad de Cuba o morir en el empeño. La institución vuelve a cerrar sus puertas demostrando que su fin era preparar hombres capaces de amar a la Patria hasta el sacrificio de sus vidas y de sus propiedades. Se instalan las oficinas de las guerrillas locales y especiales de la ciudad. Al culminar la contienda y establecerse la República neocolonial se devolvió el Liceo a los camagüeyanos. Se acondicionó el local y la Sociedad se convirtió en lugar para la recreación de la clase más adinerada de la ciudad. En el año 1941, al conmemorarse el centenario del natalicio de Ignacio Agramonte y Loynaz fue develada una tarja con los nombres de todos los socios que cayeron en las gestas independentistas en la parte exterior del edificio.

Al triunfo revolucionario el edificio fue ocupado por el Gobierno Revolucionario y se convirtió en Círculo Social Obrero Patricio Lumumba, poco después se instalaron en él las oficinas de la Coordinación Provincial de Cultura.

En el año 1961, el Consejo Nacional de Cultura creó la Red Nacional de Bibliotecas Públicas y designó a la Biblioteca Nacional José Martí para dirigir a las demás que se crearían en cada provincia.

Biblioteca Provincial de Camagüey

El 10 de octubre de 1961, el Comandante Ernesto Che Guevara se encontraba en un recorrido por la ciudad, se detuvo en las oficinas de cultura para entrevistarse con el escritor e investigador Luis Suardíaz, que fungía como coordinador de cultura en esos momentos. El Che pregunta las funciones que realizaba el edifico antes del triunfo y propone que si había sido la sede de una institución burguesa, debía convertirse en algo para el pueblo, sugiriendo que buscaran una casa para la dirección de cultura y se instalara en este local la Biblioteca Provincial de Camagüey. Se comenzaron los arreglos pertinentes y el 1 de junio de 1963 se inauguró en el antiguo Liceo de Puerto Príncipe la Biblioteca Provincial Julio Antonio Mella, el nombre viene por acuerdo de todos los que tuvieron que ver con su fundación, ya que, fue una figura muy ligada a la vida estudiantil, al mundo de las ideas políticas, de las ideas sociales, de las ideas de la cultura.

Inicios

En sus inicios la biblioteca contó con una colección de unos 18 000 volúmenes y unos 200 discos. En su inauguración contaba con las Salas de Arte y Música, Juvenil, Lectura, Colección Cubana y Extensión Bibliotecaria. Poco tiempo después de inaugurada se creó la Sección Sindical, el 14 de noviembre de 1963. Más adelante se constituyeron varias comisiones orientadas por el naciente gobierno revolucionario para apoyar el trabajo del sindicato. En 1964 se estableció un CDR con todas sus secretarías, llamado Pedro Lantigua No. 30. Se organizó también la Defensa Popular, se creó la Brigada Juvenil UJC y se constituyó el Consejo Voluntario Deportivo que realizaba diferentes actividades con los trabajadores.

En 1970 se crearon los departamentos de Procesos Técnicos, Sala de Literatura y Sala Técnica. También se constituyó el Comité de Base UJC con y el núcleo del Partido Comunista de Cuba.

Historia

En 1831, con una colección integrada principalmente por donativos, fue instalada una biblioteca con patrocinio de la Sociedad Económica de Amigos del País en una celda de la Iglesia La Merced donde funcionó atendida por un bibliotecario y organizada por un reglamento en el cual quedaba establecido su carácter de pública circulante y con un horario de 8 am. a 12 m. y de 4 pm. a 6 pm. A esta biblioteca que aparece registrada hasta 1869 se adjuntaban las de las bibliotecas confiscadas por el gobierno español a los patriotas alzados en armas.

En 1871 el Círculo de Trabajadores tuvo la iniciativa de fundar una biblioteca pública, según ellos, la primera de la ciudad. En enero de 1901 el Círculo recibió un importante donativo de varias personas, entre ellas Nicolás Guillén Urra, quien gestionó otros en Cuba y en el extranjero. Este Círculo gestionaba desde hacia varios años la creación de una biblioteca y por carecer de recursos económicos, se vieron obligados a solicitar ayuda al Ayuntamiento para abrirla y sostenerla. Esta consistió en algunos estantes y la valiosa colección de libros de sesiones de las Cortes Españolas en calidad de depósito. También le asignó una gratificación de veinte pesos oro para nombrar un bibliotecario. Todo esto bajo la condición de llamarla biblioteca municipal y de que si se disolvía el Círculo, éste pasaría a la administración del Ayuntamiento.

El 15 de julio de 1902 se inauguró la biblioteca con el nombre de "La Avellaneda" en el local situado en la calle Luaces No.2 con 800 volúmenes y anaqueles con animales disecados. Era atendida por un bibliotecario y poseía un reglamento. Con gran tesón los trabajadores del Círculo lograron sostener su biblioteca afrontando serias dificultades para ahorrar la electricidad y sostener el local.

En 1924 Nicolás Guillén escribió:

“En Camagüey hace falta una biblioteca. No es que no la haya sino que hace falta. Ni más ni menos. Que yo sepa contamos con la biblioteca del Instituto, pero no es tan pública como fuera de desear...Hay muchos libros, pero no hay la delicada selección que debiera. Es cierto que existen otras bibliotecas, la del Círculo de Trabajadores pero nos parece muy pequeña y con el mismo defecto que las anteriores. Además todas ellas tienen un carácter de cierto modo particular, pertenecer a determinados organismos y ello hace que el pueblo no cuente con una biblioteca suya...Es por esto, pues, fuera de desear una biblioteca para Camagüey. Una biblioteca pública en el amplio sentido de la palabra donde cada cual se sintiera con derecho a acudir y que, por consiguiente, contara, con su edificio y empleados exclusivos. Y al que me ataje con la razón de que el camagüeyano no lee, le digo que precisamente la biblioteca estaría destinada a fomentar entre nosotros el amor a la lectura. ”

Estas palabras expresan claramente cual era la situación de las bibliotecas en nuestra ciudad en aquel momento, la cual se mantuvo durante toda esta etapa. El camagüeyano Mario A. Betancourt había iniciado en 1941 una campaña por la creación del museo y la biblioteca "Ignacio Agramonte" como parte integrante de un mismo proyecto.

El Patronato se dió a la tarea de procurar un local adecuado para instalar dichas instituciones, para ello se llamó al Primer Ministro a fin de solicitar que le fuera entregada una parte del edificio que ocupaba el antiguo Hotel Camagüey. Esta gestión fue realizada en octubre de 1943 y en 1944 se efectuó la entrega real luego de solicitarla reiteradamente. Para adaptar el edificio a sus nuevas funciones se imponían modificaciones muy costosas. A fin de recaudar fondos se hicieron colectas públicas, se solicitaron donativos e incluso el propio Mario A. Betancourt aportó de sus ingresos particulares. Esta situación no varió durante toda la república mediatizada.

En febrero de 1945 Juan Marinello hizo un proyecto de ley solicitando un crédito de 100 000 pesos para la obra, el cual nunca fue entregado. No obstante, las obras comenzaron en marzo de ese mismo año. El Museo se abrió y comenzó a funcionar con trabajadores voluntarios, pero la biblioteca quedó relegada. Cuando triunfó la Revolución y la Biblioteca del Gobierno Provincial pasó al edificio del Museo, se hizo el proyecto de nombrar al personal para inaugurarla oficialmente con el nombre de "Isabel Esperanza Betancourt".

Esta biblioteca funcionó hasta que comenzó a organizarse en ella la Biblioteca Julio Antonio Mella, a la cual se incorporaron sus fondos de aproximadamente 6,000 volúmenes. La Campaña de Alfabetización, que resultó un éxito, el aumento de la producción de libros y la creación de bibliotecas fueron determinantes para contribuir a elevar el nivel cultural del pueblo. En 1960 el Gobierno Provincial inauguró una biblioteca pública con el nombre de “Reynaldo León Llena”, que recibió como donativo la colección de libros de la biblioteca del Círculo de Trabajadores. Esta biblioteca funcionó poco tiempo pues al desaparecer el Gobierno Provincial sus fondos se pasaron al Museo "Ignacio Agramonte" donde se encontraba la biblioteca "Isabel Esperanza Betancourt".

En 1961 el Consejo Nacional de Cultura había creado la Red Nacional de Bibliotecas con la Biblioteca Nacional José Martí como núcleo de la misma. Se impartieron cursos en La Habana y se formaron los primeros bibliotecarios que fueron enviados a la biblioteca "Isabel E. Betancourt" para preparar las colecciones que pasarían a formar la Biblioteca Provincial"Julio Antonio Mella", inaugurada el 1 de junio de 1963, en el antiguo Liceo.

Etapa actual

Por fin se abría una biblioteca realmente pública, con un buen local, sostenimiento adecuado, atendida por personal bibliotecario capacitado para responder a los intereses de la población. En su inauguración contaba con las Salas de Arte y Música, Juvenil, Lectura, Colección Cubana y Extensión Bibliotecaria. Esta institución vino a llenar un vació cultural en la ciudad y desde su creación ofreció numerosas actividades como recitales, exposiciones, charlas, conversatorios, proyecciones, y ha contado con la visita de prestigiosas figuras de nuestra cultura, entre ellas, Leo Brouwer, Rosita Fornés, Silvio Rodríguez y el Poeta Nacional, Nicolás Guillén. Desde su creación, la Biblioteca "Julio Antonio Mella" ha constituido el centro metodológico de la provincia y a partir de ella se han creado bibliotecas en todos los municipios y en zonas rurales.

Su labor de extensión cultural y bibliotecaria ha sido la apoyatura fundamental para la promoción de la lectura en zonas apartadas del perímetro urbano, centros de trabajo, estudiantiles, penales y asistenciales, así como en la atención a personas en condiciones sociales y físicas desventajosas. Puede decirse que sus actividades culturales son atractivas, educativas y contribuyen a la formación integral del hombre en nuestra sociedad tanto las que se realizan dentro del centro como fuera del mismo.

Datos sobre la institución

Directora actual: Carmen Diego Fonseca
Entrada principal de la Biblioteca Provincial

Horario: Lunes a viernes de 8:00 am a 6:00 pm.

Sábados de 8:00 am a 4:00 pm.

Dirección: Cisneros #177 e/ Martí y Cristo. Camagüey. CP 70100. Cuba.

Teléfonos: (53 - 32)293793

URL: Biblioteca Provincial "Julio Antonio Mella"

Misión

La misión de la institución es la conservación, protección y difusión del patrimonio bibliográfico así como la promoción de la lectura a través de diferentes acciones y actividades y aspira alcanzar un elevado desarrollo en la aplicación de las nuevas tecnologías en la gestión bibliotecaria para el mejoramiento de la calidad de los servicios de información, el procesamiento de los documentos, las investigaciones bibliotecológicas y socio-culturales, además de la conservación y protección de los documentos patrimoniales como tarea primordial.

Servicios

Se ofertan un grupo de servicios al público como: préstamo interno, externo e interbibliotecario; préstamo interno de publicaciones seriadas y materiales especiales; consultas y referencias por teléfono y correo electrónico; compilaciones de bibliografías; y revisión de bibliografías de trabajos de curso y diploma; actividades de promoción de la lectura en la comunidad y la Biblioteca; círculos y talleres de promoción de la lectura en las Salas Infantil y Juvenil; creación de minibibliotecas y otras modalidades de extensión bibliotecaria en centros de trabajo, escuelas, centros asistenciales y penitenciarios; exposiciones bibliográficas y de artes plásticas; actividades de promoción de la lectura con el adulto mayor, discapacitados y en centros asistenciales y penales; audiciones musicales y música de concierto.

Concursos:

  • -Leer a Martí
  • Yo presento mi libro
  • Mi biblioteca cumple años
  • Honremos a nuestros héroes

Entre otros; visitas dirigidas con alumnos de diferentes niveles de enseñanza; solicitudes de información a través de e-mail a Biblioteca Nacional; revisión de Bibliografías a estudiantes de diferentes niveles; entrenamiento a alumnos de la carrera de Bibliotecología; asesoramiento a trabajos de investigaciones; servicio de búsqueda por Internet; servicio de búsqueda por la Encarta; Tutorías de Tesis de Maestría; Jurados de eventos; Elaboración de aval de investigación; consultas a investigaciones terminadas.

Eventos

Como institución cultural ha participado como jurado o ponente en diferentes eventos culturales, entre los que se encuentran: Evento Nacional Bibliotecas Asociadas a la UNESCO; Evento Internacional: “Por el equilibrio del mundo.”; Simposio Nacional: “Nicolás Guillén”; Talleres Científicos Bibliotecológicos de la ASCUBI; Ferias Internacionales del Libro; Taller Provincial de Lectura Braille; Evento Provincial: De Guáimaro a Playitas; Evento Nacional Contarte; Evento Científico Bibliotecológico “Las Bibliotecas ante los retos del ALBA” XVI Feria Internacional del Libro de La Habana con la participación de dos ponentes; Evento de Investigadores Camagüeyanos; Encuentro Internacional Las Bibliotecas y el Libro en el siglo XXI; Eventos nacionales de Promoción de la Lectura, auspiciados por la ASCUBI; Evento de investigaciones María Teresa Freyre de Andrade en la Universidad de Camagüey.

Realiza una serie de eventos tales como:

  • Encuentro de Escritores Camagüeyanos
  • Encuentro de lectura y escritura Braille
  • Jornada por el Aniversario de fundación de la Biblioteca
  • Taller Científico Bibliotecológico de la ASCUBI
  • Encuentro de Áreas Especiales
  • Taller de Narración Oral y otros relacionados con fechas históricas y culturales.

A lo largo de todos estos años la institución ha sido visitada por figuras prominentes de nuestra cultura, entre los que se encuentran: Rosita Fornés, Onelio Jorge Cardoso, Nicolás Guillén, Leo Browuer, José Antonio Portuondo, Raúl González de Cascorro, Abel Prieto, entre otros escritores, artistas e intelectuales, que prestigian la cultura cubana.

Áreas de atención al público

Salas y áreas de Servicios al Público
Error al crear miniatura: Falta archivo
Sala General de la Biblioteca Provincial
  • General
  • Arte
  • Literatura
  • Fondos Raros y Valiosos
  • Infantil-Juvenil
  • Música
  • Hemeroteca
  • Área Especial
  • Departamento de Procesos Técnicos
  • Departamento de Informática
  • Departamento Metodológico


Servicios

En cada una de las salas del departamento de atención al público se atesoran valiosas colecciones de documentos, acordes con el perfil temático e interés de los lectores. Se brindan los siguientes servicios: Préstamos interno, externo e interbibliotecario; préstamo en sala de publicaciones seriadas y materiales especiales; consultas y referencias (por teléfono y correo); compilación de bibliografías (a solicitud); registro de información; laminario; grabaciones de cassettes; audiciones musicales; actividades de promoción de la lectura y de concierto; exposiciones bibliográficas y otras actividades de interés.

El departamento de procesos técnicos es el encargado de la selección, adquisición, procesamiento y conservación de los documentos que posteriormente formarán parte de las colecciones de las diferentes salas.

El área especial para Discapacitados. Posee una variada colección de libros y revistas en Braille. Ofrece servicios de libro hablado, rehabilitación y alfabetización de ciegos y débiles visuales y visitas a domicilio. Atiende además a los discapacitados de la ANSOC y la ACLIFIM.

Actividades

Las actividades culturales y de promoción de la lectura se han ganado un verdadero prestigio por el empeño y dedicación que los bibliotecarios ponen en cada una de ellas y por el apoyo brindado por las diferentes instituciones culturales de la provincia.

Miércoles de concierto

  • Todos los miércoles a las 8.00 pm .Jóvenes intérpretes.
  • El segundo viernes de cada mes a las 8.00 pm. Lunes de La Liga.
  • Ultimo lunes de cada mes a las 5.00 pm. Cine Club “Glauber Rocha”.
  • El tercer jueves de cada mes a las 8.00 pm. Literatura y algo más...
  • El último viernes de cada mes a las 8.00 pm. y el segundo sábado de cada mes. 10:00 am. Sábado de la Literatura Infantil.

Para los niños y jóvenes

Las Salas Infantil y Juvenil han creado con mucho amor múltiples ofertas de actividades de promoción de la lectura, círculos y talleres de Escritura Braille, Historia de Camagüey, Bibliotecología, Teatro, Artes Plásticas, Lectores, Narración Oral, Literatura; concursos, juegos....

La Sala Infantil fue galardonada con el premio internacional Chamán y nacional Cuentería, por su labor sistemática en la narración oral infantil. La institución cuenta con un programa infantil en la TV: “Contando y Jugando”

La Biblioteca y la comunidad. Es un proyecto de largo alcance por la diversidad de aspectos que abarca en la atención a personas en condiciones desventajosas.

La presencia de la Biblioteca no se hace esperar en el Hogar de Ancianos, Centro Provincial de Retinosis Pigmentaria, Taller de impedidos, centro penales, etc.

La Biblioterapia para los niños se efectúa semanalmente en la Sala Infantil, entre otras actividades que requieren de nuestro apoyo espiritual y humano.

Con nuevos servicios. La bebeteca y el laboratorio de computación del Área Especial de Ciegos y Débiles Visuales

Publicaciones

  • Bibliografía de Ignacio Agramonte
  • Guillén
  • Solo en Francfort
  • Boletín Barco de Papel:Boletín con textos de los niños del Taller Literario y los dibujos de los niño s del Taller de Artes Plásticas. Editado por la Sala Infantil de la Bib. Prov. "Julio Antonio Mella". , Casa de Cultura "Ignacio Agramonte" y el Centro de Cultura Comunitaria. Equipo de realización: Zaida Montells Mendoza, Odalis Díaz Pérez, Enma Presilla Andréu, Judith Rodríguez Vega, Maritza Hernández Riverón, Moraima Palomo Fernández.
  • Boletín ASCUBI

Investigaciones

  • Evaluación del fondo de la Sala de Literatura 2003-2004

El sistema de bibliotecas públicas cuenta también con un Plan temático de investigaciones que recoge trabajos de carácter bibliográfico y de promoción de la lectura.

Biblioteca de clásicos cubanos

Error al crear miniatura: Falta archivo
Sala de Fondos Raros y Valiosos
La Biblioteca de Clásicos Cubanos de la Biblioteca Provincial "Julio Antonio Mella" se inserta dentro del Proyecto Biblioteca Digital Iberoamericana.

Desde el año 2004 nuestra institución ha trabajado arduamente para poner al servicio de investigadores y usuarios en general títulos de importantes escritores e historiadores camagüeyanos como : Gertrudis Gómez de Avellaneda, Rolando Escardó, Joaquín de Agüero, Aurelia Castillo, Gaspar Betancourt Cisneros, Pío Betancourt, Jorge Juárez Cano, etc.

Este servicio se brinda en la Sala de Fondos Raros y Valiosos.

Eventos

Desde 1981 se celebra el Día del Libro Cubano cada 31 de marzo, como homenaje a la creación de la Imprenta Nacional de Cuba este mismo día de 1959.

La Biblioteca Provincial escogió tan significativa fecha y en los años 90 dio vida a un evento que sigue en nuestros días para promover el desarrollo de habilidades en la lectura Braille. De esta forma los asociados al Área Especial de Ciegos y Débiles Visuales de la red de bibliotecas de la provincia pueden acceder a la lectura de los fondos que atesoran las bibliotecas.

  • Encuentro Provincial de Lectura Braille

El evento se realiza anualmente desde 1997 y ha estado concebido como un espacio de intercambio de experiencias y competitivo para propiciar la rehabilitación de los discapacitados visuales.

Con el objetivo de lograr una mayor participación de los discapacitados visuales en el evento para apoyar su rehabilitación y motivar el interés por la lectura.

  • Encuentro Provincial de Áreas Especiales
    Área de ciegos y débiles visuales

El evento se realiza anualmente desde 1997 y ha estado concebido como un espacio de intercambio de experiencias entre las Áreas Especiales, sus usuarios y personal bibliotecario. Se muestran experiencias en actividades de promoción de la lectura, rehabilitación y aplicación de las nuevas tecnologías.

Con el objetivo de propiciar el intercambio de experiencias y destrezas en la promoción de la lectura y de ayuda metodológica y lograr una mayor participación de los discapacitados visuales en el evento para apoyar su rehabilitación y motivar el interés por la lectura.

  • Taller de narración oral infantil y juvenil

Este evento nacional, tuvo sus inicios en 1998 y se realiza con una frecuencia bianual. Es un espacio de intercambio de métodos y técnicas narrativas entre los narradores orales de bibliotecas públicas, escolares y narradores profesionales de reconocido prestigio nacional e internacional. El Taller presenta dos partes; la primera tiene como objetivo ofrecer un amplio basamento teórico-práctico acerca de la oralidad y su vinculación con la pedagogía, creatividad, teatro, así como también la unión entre los juegos y la promoción de la lectura, dirigidos a niños y jóvenes.

  • Taller Científico Bibliotecológico

La Biblioteca Provincial "Julio A. Mella" y la Filial de la Asociación Cubana de Bibliotecarios, convocan al Taller Científico Bibliotecológico, con el objetivo de propiciar el intercambio de experiencias entre bibliotecarios y especialistas vinculados al universo del libro y la lectura.

Podrán participar bibliotecarios, libreros, instructores de arte, promotores culturales, profesores, maestros, investigadores, psicólogos, etc.

  • Encuentro de Escritores Camagüeyanos

El evento se realiza anualmente desde 1988 y ha estado concebido como un espacio de intercambio y homenaje a la labor de escritores camagüeyanos. En este encuentro se presentan trabajos científicos, se pronuncian conferencias magistrales, se organizan mesas redondas y otras actividades de interés sobre la vida y obra de escritores camagüeyanos de diferentes épocas y la literatura cubana en general.

Cumpleaños de la Biblioteca

El día 1 de junio la Biblioteca Provincial “Julio A. Mella” arribó a su cumpleaños 47, coincidiendo con el Día Internacional de la Infancia, por tal motivo a las 2.00 pm se realizó la inauguración y premiación del concurso “Mi biblioteca cumple años”, esta actividad culminó con la presentación de la obra de teatro “ Otra vez la Cucarachita ” del grupo de teatro infantil Parabajitos de la provincia de Sancti Spíritus.

A las 4.00 pm se realizó la inauguración del la Exposición del grupo de Plantas Ornamentales y Bonsais, en saludo al Día Mundial del Medio Ambiente.

Enlace externo

Fuente