Saltar a: navegación, buscar

Consejo por la Libertad de Cuba

Consejo por la Libertad de Cuba
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Clc.jpg
Organización terrorista anticubana
Siglas o Acrónimo:CLC
Fundación:9 de octubre de 2001
Tipo de unidad:Terrorista
Ideología política:Extrema derecha
País:Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Sitio web
http://www.consejoporlalibertaddecuba.org/

Consejo por la Libertad de Cuba (CLC). Organización de extrema derecha. Integrada por emigrantes de origen cubano. Se ubica a la derecha de las organizaciones extremistas que abogan por el empleo de la violencia para derrocar a Fidel Castro y destruir la revolución cubana. Han incrementado sus vínculos con dirigentes y miembros de los grupúsculos a los que destinan un sistemático y elevado apoyo financiero, promoviendo la creación de estructuras clandestinas dentro de este medio, incitándolos a asumir posiciones cada vez más agresivas en su accionar contra la Revolución.

Constitución

Creada en el territorio de Estados Unidos el 9 de octubre del 2001, inscrita el 22 de agosto del mismo año como una organización sin fines de lucro. Su constitución se hizo pública en conferencia de prensa el 10 de octubre del 2001.

Antecedentes

Urgido para su reelección del voto de los cubanos extremistas de Miami, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ante la decadencia de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) -vieja socia de aventuras subversivas de varias administraciones de la Casa Blanca-, potenció, a través de su hermano Jeb Bush, gobernador de Florida, al denominado Consejo por la Libertad de Cuba (CLC).

Clon de la FNCA, el CLC nació en agosto de 2001 a raíz de un cisma que se produjo tras el sonado secuestro del niño Elián González, cuyo desenlace afectó la imagen de la fundación ante la comunidad cubano-estadounidense de Florida.

La falta de carisma y liderazgo, los problemas económicos y los errores políticos de Jorge Mas Santos, quien heredó la jefatura de la FNCA a la muerte de su padre, Jorge Lincoln Mas Canosa, en 1997, agudizaron la lucha por el poder en la FNCA.

Conocido terrorista, el chairman Mas Canosa, quien en 1965 contrató a Luis Posada Carriles para colocar minas en el puerto de Veracruz contra barcos cubanos, mexicanos, españoles e ingleses, había creado la fundación en 1981, bajo los auspicios de Richard Allen, asesor de Seguridad Nacional del presidente Ronald Reagan. La FNCA admitió en sus filas a elementos terroristas, ex funcionarios y políticos de la tiranía de Fulgencio Batista, entre ellos varios agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), como el propio Mas Canosa y Ninoska Pérez, hija de un represor de la policía motorizada batistiana, quien por muchos años fue vocera oficial de la fundación. Tras la abrupta ruptura de un grupo de "notables" en 2001, la Loba Feroz, como se le conoce en círculos del exilio miamense, participó en la creación del Consejo por la Libertad de Cuba y forma parte de su comité ejecutivo de ocho miembros.

La creación del CLC no significó una división entre los elementos terroristas de la FNCA. El cisma se produjo en la superficie, pero el ala paramilitar, clandestina, la cara oculta, quedó intacta en el seno de la nueva organización, que viene siendo impulsada por Roger Noriega, un ultraconservador que representó a Washington ante la Organización de Estados Americanos y ocupó la Subsecretaría de Estado para América Latina. Bajo el padrinazgo de Noriega, el CLC creó una organización lobbysta, el Comité de Acción Política US-Cuba Democracy, que tiene como principal "embajador" ante la Casa Blanca al gobernador de Florida, Jeb Bush.

Principales dirigentes

Está conformada por una junta de 30 directores y entre ellos un comité ejecutivo colegiado por 8 directivos, entre ellos: Luis Zúñiga, Alberto Hernández, Elpidio Núñez, Diego R. Suárez, Horacio García, Feliciano Foyo, Ignacio Sánchez y Ninoska Pérez, todos comprometidos con las acciones terroristas que promovió la Fundación Nacional Cubano Americana, FNCA.

Misión

Se proyectan contrarios a cualquier arreglo con el estado cubano y por la salida del presidente Fidel Castro y de sus seguidores por cualquier vía, incluida la violenta, promoviendo la oposición interna en Cuba y realizando una fuerte labor de cabildeo anticubano en el Congreso norteamericano para la consecución de sus propósitos.

Mantuvo estrechos vínculos con el secretario de viviendas del gobierno norteamericano, Mel Martínez, quien asistió a la ceremonia de formación de la organización, así como algunos de sus directivos lo realizaban con la administración Bush, los que le sirvieron de cobertura para desarrollar un conjunto de acciones que a la luz pública mostraron que no estaban planificando acciones de corte violento, pero en realidad esas son sus pretensiones, ya que sus principales directivos han estado vinculados a las acciones terroristas de la FNCA en la década de 1990, en particular Luis Zúñiga, Alberto Hernández y Horacio García presidieron indistintamente el grupo terrorista de la FNCA y aportaron medios y financiamiento para las acciones terroristas que realizaron apantallados en otras organizaciones.

Mantienen estrechos vínculos con el terrorista de origen cubano Armando Pérez Roura y la organización que este último dirige, Unidad Cubana, con planes y acciones terroristas contra Cuba.

Son conocidos los vínculos de Alberto Hernández con los terroristas Luis Posada Carriles y Gaspar Jiménez Escobedo.

Planes de atentados

Los terroristas Luis Posada Carriles y Gaspar Jiménez Escobedo, con el apoyo y la orientación del CLC, han realizado distintos planes de atentados contra el presidente cubano en sus salidas al exterior incluyendo el plan que se pretendía realizar en la X Cumbre Iberoamericana en Panamá.

Igualmente Feliciano Foyo aportó financiamiento para Luis Posada Carriles cuando ocurrieron los atentados terroristas a instalaciones turísticas cubanas en 1997 y estuvo implicado en el atentado que se pretendía realizar al presidente cubano en Isla Margarita en la VII Cumbre Iberoamericana, por el que fueron apresados cinco terroristas, absueltos en diciembre de 1999 en un juicio amañado celebrado en Puerto Rico.

El barco "La Esperanza" a bordo del cual se encontraban estos últimos en el momento de la detención, estuvo guardado en la casa de Marco Antonio Sainz quien está casado con la hija de Feliciano Foyo. Los directivos del CLC aludidos fueron firmantes del llamamiento que hizo la FNCA el 11 de agosto de 1997 en apoyo a las acciones terroristas realizadas en Cuba en ese propio año.

Han realizado diversas acciones de cabildeo para tratar de lograr la condena en Ginebra. Por esa razón los directivos Diego Suárez y Elpidio Núñez se entrevistaron con el presidente de Uruguay en el mes de febrero de 2002, mientras que Ninoska Pérez Castellón mantiene un espacio en la emisora radial WQBA, donde expresa su hostilidad hacia Cuba.

Véase también

Fuente