Saltar a: navegación, buscar

Francesch Vicent

Francesch Vicent
Información sobre la plantilla
Francesc Vicent Garcia.jpg
Fue autor del primer tratado de ajedrez moderno del mundo.
NombreFrancesch Vicent
Nacimiento1450, Segorbe, España
Fallecimiento1512
ResidenciaSegorbe, España
NacionalidadEspaña
OcupaciónEscritor.
Conocido porLlibre dels jochs partits dels schacs

Francesch Vicent. Este enigmático personaje fue autor del primer tratado de ajedrezmoderno del mundo. El incunable fue impreso en 1495 el 15 de mayo en la imprenta de Lope de Roca y Pedro Trincher) en la ciudad de Valencia con el título Llibre dels jochs partits dels schacs en nombre de 100 (Libro de los juegos y partidas del ajedrez en número de 100) en valenciano

Síntesis Biográfica

Este enigmático personaje fue autor del primer tratado de ajedrezmoderno del mundo. El incunable fue impreso en 1495(15 de mayo,imprenta de Lope de Roca y Pedro Trincher) en la ciudad de Valencia con el título Llibre dels jochs partits dels schacs en nombre de 100 (Libro de los juegos y partidas del ajedrez en número de 100) en valenciano

Por desgracia, con el paso del tiempo, se han perdido todos los ejemplares impresos, siendo el último del cual se tiene noticia uno guardado en la librería del monasterio de Montserrat perdiéndose su rastro en durante la Guerra de la Independencia Española cuando los soldados franceses se atrincheraron en él y utilizaron los viejos pergaminos para confeccionar balas de fusil.

De la obra de Francesch Vicent hay que destacar su gran aportación a la evolución hacia el ajedrez moderno ya que introdujo una figura clave, la reina, en sustitución de una pieza conocida como alferza lo que diferenció el ajedrez arábigo del europeo, otorgando a este muchas más posibilidades estratégicas.

La publicación del libro En pos del incunable perdido (Biblioteca Valenciana, 2001. Se trata de una ardua investigación, de una década, en la que el autor, José A. Garzón, acredita, por fin, con pruebas concluyentes, obtenidas de los primeros impresos y manuscritos de ajedrez, y demuestra que el Vicent era un libro con problemas de ajedrez moderno; luego a su condición de primer libro impreso en el mundo unía la de ser la obra donde se recogía la gran revolución del ajedrez acaecida en el siglo XV era su carta de naturaleza impresa. Como nota curiosa, Rafael Ferrando director del observatorio astronómico Pla d'arguines de Segorbe, dedicó un asteroideen su honor, el (78071) Vicent.

VICENT y su misterioso libro de 1495

Este incunable (se llaman así a todos los libros impresos entre el decubrimiento de la imprenta y el 31 de diciembrede 1500, fechas en las que el arte tipográfico estaba en "pañales" ("incunabula") sigue siendo un apasionante misterio para los exploradores de la historia del ajedrez porque desapareció en circunstancias novelescas.

Lo que se sabe del libro de Vicent es conocido gracias a las descripciones de los bibliófilos antiguos, quienes a últimos del siglo XVIIIconocían el último ejemplar, todavía existente en la Biblioteca del monasterio benedictino de Montserrat. La descripción del libro, sumarizada por el P. Méndez (P. Francisco Méndez "Tipographia española", vol. I, Madrid 1796, p.83.), es el único dato firme en que poder basarse, "se trata de un volumen en cuarto y en letra gótica, y que se encuentra en la libreria del Monasterio de Monserrat segun nota del R.P.M. Caresmar y P.M.Ribas". El titulo completo del incunable era:

"Libre dels jochs partits dels schacs en nombre de 100, ordenat e compost per mi Francesch Vicent nat en la ciutat de Segorb e criat e vehi de la insigne e valerosa ciutat de Valencia".

El colofón del libro perdido decía lo siguiente:

"A loor e gloria de nostre Redemtor Jesu Christ fonc acabat lo dit libre que ha nom libre dels jochs partits dels schachs en la insigne ciutat de Valencia e estampat per mans de Lope de Roca Alemany e Pere Trinchet librere a XV dies de Mag del any MCCCCLXXXXV".

El incunable ajedrecístico de Montserrat quedó también inventariado por el bibliófilo jesuíta P. Diosdado y por el anticuario alemán Panzer.(P. Raymundus Diosdado Caballero ("De prima typographiae hispanicae actate specimen", Roma 1793) . Georg W. Panzer ("Annales tipographici", vol III. p 60. Nüremberg 1796). Pero el precioso libro desapareció en 1811 durante la invasión napoleónica cuando tropas francesas que se habían atrincherado en Montserrat utilizaron viejos manuscritos y pergaminos de la biblioteca para hacer balas de fusil. En la Revolución Francesa ya se había dicho que en nombre de la libertad se cometen muchos crímenes.

Los datos sobre las huellas del incunable perdido pertenecen nostálgicamente a las referencias de los bibliófilos. El admirable Antonio Palau i Dulcet habla de ello en su "Manual del librero hispanoamericano" segunda edición. Tomo XXVI. Barcelona/Oxford 1975 pp. 347-348. También Mariano Aguiló Fuster escribió en su "Catálogo de obras en lengua catalana" Madrid 1923. p. 519 "No se conoce ningún ejemplar de este libro rarísimo, que se supone totalmente perdido, por haber desaparecido el único ejemplar conocido en el saqueo hecho por los franceses en el Monasterio de Montserrat durante la guerra de la Independencia. Mendez cita este libro por noticias de Caresmar y de Ribas, y Haebler copia de Mendez". Las recientes revisiones proceden de Italia (Prof. Adriano Chicco "Un fantomatico incunabolo sul giuoco degli scacchi". L'Esopo. nº 3. 1979.Franco Prates "Vicent, fantomatico ma prevedibile" L´Italia Scacchistica. Milano. Marzo 1993. pp. 69-71).

Los numerosos esfuerzos, en ocasiones con un toque bibliofílico de desesperación, para encontrar el perdido incunable de Vicent han sido hasta ahora infructuosos, y quedaron sumarizados hasta fines del siglo pasado por T. Von der Lasa quien dedicó a la tarea muchos años. Viajó varias veces a España, consultó las librerías, y en el 400 aniversario del libro, el 15 de mayo de 1895, hizo un llamamiento público desde la revista "El Campo" pidiendo ayuda a cualquier librero que tuviera una pista. En las últimas páginas de su última obra ("Zur Geschichte und Literatur des Schachspiels", Leipzig 1897).El tenaz historiador alemán no se daba por vencido: "Creo firmemente que debe estar en alguna parte, quizá encuadernado junto con otra obra que lo eclipsa". Así que se trata de uno más de los tesoros por rescatar. Como dijo con gracia en 1912 el bibliófilo J. Pin y Soler:" Vicent es un autor que se ha hecho famoso por un libro que nadie conoce".

El libro perdido de Vicent dejó al menos dos huellas detectables en siglos posteriores. La primera huella aparece en el médico, astrólogo y humanista del Renacimiento italiano Girolamus Cardanus(1501-1576) o Cardan (quien describió, entre otras cosas, la rueda mecánica conocida desde entonces como "transmisión Cardan). Matemático, diagnosticador portentoso, pasó gran parte de su vida en Milán. Invitado a todas las cortes europeas, y sospechoso de albergar en sí un genio y un demonio. Dejó 249 escritos recogidos en los diez tomos de su "Opera Omnia" Lyon 1663, aunque muchos otros escritos se perdieron. (Angelo Bellini "L´autobiografía di Girolamo Cardano" Milano 1929).

Cardano escribió también un libro de ajedrez sobre el que se saben algunos detalles. En el capítulo XIX "De vita propia" Tomo I, p. 14 Cardano se queja del tiempo perdido en el ajedrez y los dados "io capisco di essere degno di censura per la smodata passione da me risposta negli scacchi e nei dadi. Giocai nell´una e nelláltra maniera per molto tempo, a dli scacchi per più di 40 anni e ai dadi per circa 25.; ne solo per tanti anni, ma, ho vergogna di dirlo, in quegli anni quasi tuttii giorni; e cosi perdei insieme reputazione, denaro e tempo". En su testamento del 18 de enerode 1566 exigía a su nieto Fazio, hijo de su hijo Gianbattista, ajusticiado, que no jugase a ningún juego.

El tratado de ajedrez de Cardano se debió escribir entre 1521-22 y según sus palabras estaba concluído en 1524. El texto comenzaba diciendo "Non per vitio alcuno" Cardano estaba orgulloso de él, porque había ilustrado" 40 combinazioni, i tranelli che in esse si possono fare, le regole aritmetiche per vincere e un modo cosi mirabile che i molti i quali lessero il libro, da ciò trassero per noi fiducia in più seri argomenti, ammirandone l´impegno e la meravigliosa abilità". Pensó en imprimirlo, como prueban sus disquisiciones sobre el mejor modo de imprimir diagramas. Algunos de lo problemas debían ser difíciles: "per quanto io trovi ancora nel mio libro sugli scacchi molte e belle trovate, parecchie tuttavia andarono perdute, essendomi dovuto occupare di altro; ve ne furono poi 8 o 10 che non potei più riconstruire e che mi sembrava sorpassare veramente ogni umana destrezza e ingegnosità di invenzione".

El libro de ajedrez de Cardano se perdió y tampoco ha llegado hasta nosotros, quedándonos solamente el lamento de algunos historiadores (Adriano Chicco "La vita scacchistica di Girolamo Cardano" en Fortuna degli Scacchi nell 1500. Milano 1946 .Alessandro Sanvito "L. introvabile manoscrito di Girolamo Cardano" en L. Italia Scacchistica N. 1058. Enero 1994. pp. 6-7 Oye Ornstein "Cardano, the gambling scholar" Princeton 1953 Franco Pratesi "Le intelligenti cavalcate del Cardano" Scacco. Bergamo 1993. Ver además Van der Linde. "Geschichte..., II, pp. 49-50 y Von der Lasa "Zur Geschichte..." pp. 181-183). Pero lo importante es que en su tratado "De rerum varietate" (1557), Cardano comenta que dedicó gran esfuerzo e ilusiones a su obra de ajedrez, y hace algunos comentarios sobre los problemas técnicos para imprimir diagramas.

La dificultad estribaba en imprimir una pieza negra sobre un cuadro negro sin que el color se la comiese, por lo que Cardano sugirió una solución de sentido común que aún hoy es la empleada: en lugar de hacer el cuadro completamente negro, es mejor sombrearlo tenuemente con rayas. El texto latino al respecto dice:

"Loci nigri lineis nigris, quasi cancellis sunt distinguendi... latrunculorum vero figurae nigrae quidem tota superficie atramento tingantur..."Cardano cita aquí como uno de los ejemplos que no deben imitarse el de que "quienes imprimieron el libro español, confundieron (o cofusionaron) todo"("Qui hispanicum librum emiserunt, omnia cofunderunt").

La pregunta es: ¿a qué libro español de ajedrez se refería Cardano?. No al de Lucena, cuyos diagramas son bastante buenos, y que no hace ninguna mención de su impresor o impresores. (Cardano utiliza el plural para referirse a estos: "qui emiserunt"). Únicamente las recientes investigaciones tipográficas han descubierto que los impresores fueron Hutz y Sanz. Por el contrario, el libro de Vicent decía explícitamente en el colofón que había sido impreso por Lope de Roca "Alemany" y Pere Trincher. Así que Cardano estaba refiriéndose al libro de Vicent, y este libro era por tanto conocido y manejado en Italia a mediados del siglo XVI.

La segunda huella aparece en el tratadista italiano Salvio. En su rarísimo libro "Il giuoco degli scacchi", Nápoles 1723, cuya primera edición parcial tuvo lugar en 1604, y la primera completa en 1634 Salvio describe un desafío de ajedrez entre unos tal Michele di Mauro y Tommaso Caputi. El astuto Caputi se preparó para el match leyendo un libro de ajedrez que había escrito su adversario (libro del que por otra parte tampoco se sabe nada más). Por el contrario Michele di Mauro empleó para su entrenamiento otros libros de ajedrez en uso:"...prende il Bove, il Rui Lopes e il Carrera, L'Alemanni, il Gironi e gli altri erranti..."

Estos nombres son conocidos:"il Bove" ("El Buey") es el siracusano Paolo Boi. Ruy López no necesita presentación, y su famoso libro se difundió por toda Italia, controlada en su mayor parte por la Corona española. Carrera y el español Cerón, Girón o Gironi (también en Salvio "Zerone") habían escrito tratados de ajedrez bien conocidos en aquella época. Alfonso Cerón fue junto con Ruy López el campeón de ajedrez de su tiempo "(Zerone)...giucatore vguale al Ruy Lopes" dice Carrera. Nicolas Antonio ("Bibliotheca Hispana Nova" Tomo I, Madrid 1783, p. 17. Primera edición Roma 1673 I, 13) dice que el título del libro escrito por Cerón era "Del juego del Ajedrez sive De Latrunculorum ludo". El dato de que Alfonso Cerón habría escrito un "libellus" aparece precisamente en Pietro Carrera ("Il giuoco degli Scacci" Militello 1617 pp. 95) con estas palabras: "Zerone Spagnuolo...anche egli scrisse del del giouco degli Scacci, laquale opera non è pervenuta a le mie mani".

Pero nadie sabe nada del llamado "L´Alemanni" ni quien podría ser un autor así llamado que escribiese algún tratado de ajedrez conocido y divulgado en Italia. Como la cita proviene de Salvio, quien frecuentemente trabucaba los nombres propios (según comentó en detalle el prof. Adriano Chicco) se puede pensar que con la expresión "L. Alemanni" estaba refiriéndose al libro de Vicent, confundiendo el nombre del impresor Lope de Roca "Alemany" con el nombre del autor. Así que el incunable de Vicent era todavía conocido y empleado en Sicilia en el siglo XVII.

Antonius van der Linde (Quellen pp. 221) se dió cuenta de este hecho y escribe: "Salvio debió conocer el libro de Vicent, porque nombra como autores de libros ajedrecísticos a "L´Alemanni" quien no puede ser otro que el impresor del colofón del libro perdido de ajedrez." aunque en la p. 223 opina que el contenido debía ser de ajedrez medieval, una opinión que considero refutable.

Esta segunda huella es muy importante. Pero tanto van der Linde como Chicco olvidaron sacar la conclusión más obvia, que merece destacarse: EL LIBRO DE VICENT CONTENÍA NECESARIAMENTE MATERIAL DE AJEDREZ MODERNO. De otra manera, el libro habría sido inútil para preparar partidas de ajedrez moderno en una fecha tan avanzada como 1604.

De otra manera, asimismo, un inventor y explorador de todo lo que era novedoso como Cardano no hubiese prestado atención ni al libro ni a los diagramas. Es un hecho incontestable que tan pronto como surgió el ajedrez moderno, los textos con material medieval desaparecen en toda Europa. En consecuencia, si no todos, al menos parte del los 100 problemas de ajedrez que presentó Vicent eran ya de ajedrez actual.

La idea arranca de Yuri Averbach en su artículo "Zagadka utracennoy knigi" en Nauka i Zizn. Moscú 1985. N. 8. pp. 137-141. Traducido como "The Mystery of the Lost Book" en IFK (Internationales Forschunszentrum Kulturwissenschaften). Ed. E. Strouhal. Viena 1995. p. 117 ss.). Averbach, mediante una análisis comparativo de los problemas publicados por Lucena y Damiano, llega a deducir convincentemente la estructura que debió tener el libro de Vicent, de quien Lucena habría tomado una buena parte de los problemas de ajedrez moderno.

He reforzado esta conclusión con otros datos, que he ido publicado en diversos medios (Ricardo Calvo "Valencia, birthplace of modern chess". New in Chess. Alkmaar. 1991. N. 7. pp. 82-87 "Valencia: Geburtstätte des modernen Schachs". Schach-Journal. Berlin 1992. N. 3- S. 34-46 R. Calvo und E. Meissenburg "Valencia und die Geburt des neuen Schachs". IFK (Internationales Forschungszentrum Kulturwissenschaften). Wien. 1995. S. 77-89. Ver en detalle sobre el tema R. Calvo. "Lucena, la evasión en ajedrez del converso Calisto" Perea Ediciones. El Toboso 1997.) El misterio que rodea a Vicent y su libro quizá se aclare completamente algún día.

En mis especulaciones, a falta de otros materiales, no dejo de pensar a ratos en las alegóricas claves que aportan los escudos heráldicos. El apellido Vicent viene comentado en el "Nobiliario español" (Julio de Atienza. De. Aguilar. Madrid 1948 pp. 1296-7) diciendo que es de origen catalán pero que una rama pasó a Valencia, quizá la de nuestro ajedrecista. El escudo es "en campo de gules, un surtidor al natural, y dos grullas de plata bebiendo de él, una a cada lado". Las grullas eran el ave emblemática de la sabiduría, del dios egipcio Toth y de su equivalente griego Hermes. Una cada lado bebiendo de la misma fuente, como Vicent, libando del viejo y del nuevo ajedrez.

Enlaces externos

Fuentes