Saltar a: navegación, buscar

Ignacio Zuloaga

Ignacio Zuloaga
Información sobre la plantilla
Zuloagaautorretrato.jpg
Destacado pintor español
NombreIgnacio Zuloaga i Zabaleta
Nacimiento26 de junio de 1870
Éibar,Bandera de España España
Fallecimiento31 de octubre de 1945
Madrid, Bandera de España España
NacionalidadEspaña
CiudadaníaEspaña
OcupaciónPintor
CónyugeMáxime Dethomas
PadresPlácido

Ignacio Zuloaga i Zabaleta. Destacado pintor español de finales del siglo XIX y principios de XX. Representó el género costumbrista de la pintura española del siglo XX.

Síntesis biográfica

Primeros años

Nace en Eibar (Guipúzcoa), España el 26 de junio de 1870. Su padre, Plácido, era un escultor ornamentista, que prefería que su hijo estudiase arquitectura. Su casa y taller familiar, la torre medieval llamada Kontadorekua, contenía millares de obras de arte provenientes de los más diversos lugares del mundo. Semejante ambiente, unido a su nulo interés por los estudios, motivó que se dedicara intensivamente al dibujo desde niño, por lo que logra convencer a su padre y es enviado a estudiar a Roma, para seguir su vocación.

Estudios realizados

En 1886 se trasladó a Madrid, donde copió a Velázquez y Ribera en el Museo del Prado.

Se fue a Italia en el año 1889, donde trabajó con el escultor Folgueras. Pero allí no se adaptó al academicismo tradicional por lo que un año más tarde se trasladó a París, para estudiar en los talleres de Puvis de Chavannes, Gervaux y Carrière. En la capital francesa tuvo la oportunidad de contactarse con Degas, Gauguin y Toulouse-Lautrec, con quienes aprendió la técnica del Impresionismo, al que luego rechazó. De su integración en el ambiente intelectual local da fe su relación con escritores como Barrés y Rilke. Alternó su vida en Francia con estancias en varias zonas de la Península que influyeron poderosamente en su estilo y concepción estética.

Después de haber rondando por Roma y París, decidió irse a Inglaterra para volver pronto a España. Ya en su país, durante los años 1893 y 1895, viajó con frecuencia a Sevilla, interesándose por los temas costumbristas andaluces, como por ejemplo, los toros (tuvo un sumo interés por la fiesta nacional española). En 1898 se trasladó a Segovia, donde captó la importancia de los personajes de Castilla con los que se identificó.

Desempeño artístico

A esta época pertenecen algunas de sus obras importantes, como "Los flagelantes", "La cofradía del "Cristo de la Sangre", "El enano Gregorio Botero". En esta ciudad instaló su estudio en la antigua iglesia románica de San Juan de los Caballeros, desde donde empezó a enviar cuadros a las exposiciones de París, ya que su "Víspera de la corrida" había sido rechazada en España por los jurados artísticos. Rápidamente alcanzó el éxito en Francia con sus cuadros "Amigos", "La enana doña Mercedes" y la serie de retratos "La familia de mi tío Daniel". En París, además de pintar, contrajo matrimonio con la hermana del pintor francés Máxime Dethomas.

Premios y reconocimientos

Ganó el primer premio de la Bienal de Venecia en el año 1938. Su relación con la Generación del 98 (movimiento literario español) lo hizo evocar temas de una España en crisis. En 1898, obtuvo la primera medalla de la IV Exposición de Bellas Artes e Industrias Artísticas de Barcelona. A partir de ese año, su fama se expandió por Europa y los Estados Unidos, donde llegó a presentar exposiciones individuales en los años 1909, 1916, 1917 y 1925.

Muerte

Muere el 31 de octubre de 1945 en Madrid.

Características de su obra

En su estilo pueden observarse las huellas del influjo de El Greco, Velázquez y Goya, como puede observarse en uno de sus cuadros más celebrados, El enano Gregorio. El tema del enano Gregorio se inspira en los maestros del siglo XVII, en Velázquez principalmente. En esta época, los enanos y las personas que presentaban algún tipo de anormalidad física o psíquica servían de diversión en la corte real o en el séquito de los grandes señores. Fue un pintor sobrio, que empleaba colores en los que predominaban los tonos apagados. Realizó retratos de personalidades, como Valle Inclán, Azorín, la condesa de Noailles, Larreta, entre otras. Como en su obra la crudeza preponderaba, produjo en un principio un cierto rechazo en los críticos de arte. Un ejemplo de esto fue su obra El Cristo de la sangre, en la cual retrató la agria idiosincrasia de los españoles.

Junto con José Gutiérrez Solana representó el género costumbrista de la pintura española del siglo XX. A diferencia de este, su paleta fue más brillante y su visión de los tipos y de las costumbres del campo castellano menos pesimista. Rehusó el impresionismo para buscar su lenguaje propio, en el cual resaltase la pastosidad y las curvas decorativas procedentes del modernismo. Se inclinaba por los temas dedicados a las mujeres, por lo que retrató distintos personajes.

El paisaje fue su género más requerido y el que más aprovechó para expresar su ideario ético y estético. Realizó interesantes decorados para las óperas de Berlín y Bruselas, y fue un retratista muy solicitado. Sus retratos, que construye con dibujo seguro y eficacia decorativa, poseen generalmente una gran carga literaria o simbólica y tienen como modelos importantes personalidades de la política, el mundo social o la cultura nacional e internacional. A ellos debió la mayor parte de su fama y de la notable prosperidad económica que alcanzó. Pero junto a los nobles y damas de la alta burguesía, retrató a tipos populares de acusada personalidad, a los que inscribió en paisajes que adquieren igual protagonismo que los propios personajes.

Obras

La obra de Ignacio Zuloaga puede agruparse en tres etapas:

Amigas, 1896Colección MNAC

1º Etapa

De 1890 a 1898: "La España Blanca", coincide con sus años de formación en París y las estancias e inspiración en Andalucía. En esta época tiene dudas sobre su vocación y se forma como torero. Su gran ídolo es el Greco.

ElenanoGregorio el Botero en el Museo de L´Hermitage

2ª Etapa

De 1898-1914 :"La España Negra" o su consagración como artista universal, coincide con su trabajo e inspiración en Segovia, pintando sus grandes cuadros de composición, especialmente entre 1906 y 1911: Los Torerillos de pueblo, Los Flagelantes, El Cristo de la Sangre, Las Brujas de San Millan, La Victima de la Fiesta... Comienza la "Cuestión Zuloaga" y se convierte en el pintor de la Generación del 98.

La Duquesa de Alba niña. Colección Fundación Alba

3ª Etapa

Desde 1915 hasta su fallecimiento en 1945: La Madurez: El pintor con un estilo propio reconocido internacionalmente se instala entre Paris y su estudio de Zumaia donde pinta la mayor parte de su obra. Cada vez más se dedica a pintar para él mismo: paisajes, bodegones y desnudos. La sociedad internacional, sin embargo, le reclama como retratista.

En los retratos interpretaba a su manera su personalidad, que plasmaba en el cuadro según su gusto, tomándose todas las libertades que consideraba necesarias en cuanto al parecido. Esto le supuso algunos conflictos con personajes famosos - como su célebre altercado con el famoso concertista Paderewski, empleado para fines publicitarios por la empresa de pianos Steinway - que no les gustaba el resultado. Al pintar paisajes, incluso manipulaba aún más la realidad, cambiando de sitio, eliminando o añadiendo elementos para conseguir su objetivo: plasmar lo que consideraba esencial, aquello que es más característico e imperecedero.

Museos que exponen sus obras

La obra de Zuloaga está presente en los principales museos del mundo entre los que destacan los Museés Royaux des Beaux-Arts de Bélgica, Museé de Orsay, Museo Rodin y Museé National du Chateaux de Versailles en París, el Staatliche Museen de Berlín, Hermitage de San Petersburgo, Metropolitan Museum of Art de Nueva York, así como el Museo of Fines Arts de Boston, Detroit Institute of Arts, Museo de Arte Moderno de Moscú, Museo de Bellas Artes de Budapest, los Museos Nacionales de Bellas Artes de Argentina, Chile y Cuba. En España, el Museo Nacional Reina Sofía de Madrid, Museo Nacional.

Fuentes