Saltar a: navegación, buscar

Juegos Paralímpicos

Juegos Paralímpicos
Información sobre la plantilla
Paralimpicos.JPG
Competencias oficiales en las que intervienen personas con discapacidades físicas, motoras, auditivas, mentales y visuales
Fecha1989
PaísAlemania

Juegos Paralímpicos. Competencias oficiales en las que intervienen personas con discapacidades físicas, motoras, auditivas, mentales y visuales. El Comité Paralímpico Internacional (IPC), surgido en el año 1989 y con sede en la ciudad de Bonn, en Alemania, es la máxima organización deportiva mundial que organiza el deporte de alto rendimiento de las personas discapacitadas.

Historia

En 1948, el Señor Ludwig Guttmann organizó, en Atice Mandeville, en Inglaterra, unas competencias en las que involucró a los veteranos de la II Guerra Mundial y cuatro años después la idea fructifica por iniciativa de los competidores de los Países Bajos para la creación de un movimiento internacional. De esa manera los Juegos Olímpicos, para atletas con una invalidez, nacen en Roma, Italia, en 1960, en los que participaron 400 deportistas de 23 naciones.

Desde el año 1960 se celebran los Juegos Paralímpicos: los primeros tuvieron como sede la ciudad de Roma y fueron realizados como juegos de verano; partir de entonces, cada cuatro años y de manera ininterrumpida, se han celebrado, siendo sede: Tokio, Tel Aviv, Heidelberg, Toronto, Arnhem, Nueva York y Seúl, en 1988.

En 1989, se crea el Comité Paralímpico Internacional, y la primera gran tarea fue la organización de los Juegos de Barcelona 1992, y se decide que fueran las mismas sedes correspondientes a los Juegos olímpicos, realizándose en: Atlanta 1996, Sydney 2000, Atenas 2004 (donde participaron tres mil 806 atletas de 136 países) y Beijing 2008 (con cuatro mil atletas, en representación de 150 países). Desde 1988 también se han realizado, adicionalmente, los Juegos de invierno.

Etimología

La palabra se forma con el prefijo griego PARA, que significa proximidad o similitud, es decir, son cercanos, inmediatos a los Juegos Olímpicos; aunque existen otras versiones que explican que el nombre se debe a la participación de personas con Parálisis o Paraplejías.

Surgimiento en Cuba

En 1956 los alumnos de la institución Manuel Varona Suárez, fundada en 1926 y que era la única escuela para ciegos en el país representaron el plantel en los Juegos Escolares Nacionales de la época. Tres atletas ciegos compitieron en atletismo contra alumnos videntes de otras escuelas, Bivilio Pousada alcanzó oro en 100 m; Fernando Villarreal, plata y Juan Cancio, bronce. Solamente Bivilio Pousada pasó a la provincial, concluyendo con la medalla de plata; estas competencias se realizaron en el parque José Martí, en la capital del país.

En otra ocasión, tres miembros de dicha institución realizaron una exhibición de carrera con patines en el año 1960. Ellos fueron Fernando Villarreal, Pedro Villarreal y Juan Cancio Valdés.

Se desarrollaron actividades en la enseñanza y juego del ajedrez, así como juegos de mesa, a ese nivel.

La Espartaquiada de Ciegos se realiza en 1965 en Checoslovaquia, participando dos estudiantes-atletas por Cuba, Juan Cancio Valdés y Carlos Ramírez, ambos compitieron en tres eventos, salto de longitud, 100 metros planos y 200 mestros planos, logrando solo medalla de oro en el hectómetro el primero, y el segundo plata.

El 6 de enero de 1969 el doctor Rodrigo Álvarez Cambras comienza como director del hospital Frank País, donde existía en lo que hoy es la sala C, la de los parapléjicos, que también llamaban sala de Mielíticos, con un total de 28 camas de parapléjicos totales o parciales, de avanzado estado de imposibilidades físicas.

Con un grupo de fisioterapeutas que regresaron al país, después de haber culminado estudios en esta especialidad, así como con varias enfermeras que habían tomado cursos similares, comenzaron a realizar ejercicios físicos y deportivos en el patio del hospital. Estos fueron los primeros pasos.

En 1971 se trasladan los parapléjicos hacia una residencia contigua que es sede del Centro de Salud Física y Recreación ORTOFORZA, y se comienza a llamar entonces La Casona para Mielíticos, donde aumentan en ocho el número de camas. En ese mismo año se inician las prácticas de deportes en las áreas del parqueo del hospital, mejorando la superficie para los ciclos, efectuando carreras de habilidades, e instalando una red de voleibol y dos cestas de baloncesto. Álvarez Cambras, además de ser director, atendía el Grupo Nacional de Rehabilitación trabajando en conjunto con el Dr. Hugo Martínez Sánchez, quien pasa a ser director del hospital Julio Díaz y secretario del Grupo Nacional de Rehabilitación.

Se unen en el esfuerzo dos compañeras: Dra. Thais Ramos Parra, cirujana ortopédica, como clasificadora de los distintos grados de parálisis de acuerdo a las normas internacionales; y la sub jefa de enfermería Lucrecia Romero, graduada de Rehabilitación en Enfermería y Deportes en la República Democrática Alemana.

Primeros deportes

Se comienza con el baloncesto y algunas especialidades de lanzamiento en atletismo, practicándose en las tardes en el tabloncillo de la escuela de idiomas de La Lisa, cercano al hospital.

Por aquel tiempo se introduce la tarea de la colaboración, recibiéndose el apoyo de la querida Celia Sánchez Manduley, que donó algunos implementos deportivos y ordenó que se construyeran dos ómnibus Girón II, a los cuales se les añade, en la parte posterior, elevadores eléctricos, donde los atletas podían subirse sentados en las sillas de ruedas.

Se añade el tenis de mesa y comienza la preparación en varios deportes a la vez, lanzamiento de bala, Lanzamiento de la jabalina y carrera de 60 metros planos y 100 metros planos en Silla de ruedas.

En los talleres del Frank País se comenzó a habilitar los sillones normales, haciéndolos más ligeros, quitando obstáculos como brazos y correas de seguridad. Se unen, enviados por el INDER, los entrenadores Nelson Martínez, de atletismo; Rolando del Rey, de tiro con arco, los que comienzan a organizar las prácticas de cada deporte.

La preparación en atletismo contó con la cooperación de José Godoy; en baloncesto el asesoramiento estuvo a cargo del Entrenador deportivo ya desaparecido Alejandro Urgellés y Mario Risita Quintero enseñó la técnica y reglas del juego.

Primeros eventos internacionales

Se asiste en 1971, por primera vez, a México, con una delegación de compañeros limitados mielíticos, a una competencia panamericana de baloncesto, alcanzando un quinto lugar y una copa de reconocimiento. Esta delegación fue presidida por los doctores Álvarez Cambras, Hugo Martínez Sánchez, Thais Ramos Parras y el fisioterapeuta Juan C. Valdés. Poco antes, Celia había facilitado fondos para adquirir dos sillas de ruedas, marca Scapoleta, italianas. Esto permitió sillas específicas para el deporte y experiencia para modificar con las que se contaban.

En 1973 surge la Federación de Deportes en silla de ruedas, con vistas a realizar encuentros entre los pacientes a todo lo largo y ancho del país, siendo su iniciador y presidente el doctor Rodrigo Álvarez Cambras. Ese mismo año una delegación cubana de limitados físico-motores, con fondos del Estado y con la ayuda del entonces presidente de Perú, Velasco Alvarado, asiste a los IV Juegos Panamericanos por vez primera, en Lima, Perú. El margen para formar un reducido grupo de siete atletas solo fue de 45 días. En estos juegos se obtuvo un sexto lugar en atletismo y octavo en tenis de mesa. El entusiasmo fue notorio en todos los participantes, así como cambios de carácter en aquellos en que su imposibilidad física llegó a traumatizarlos en cierto grado, pues se observó mayor disposición para las actividades deportivas, laborales y la vida misma.

Esta experiencia es extendida a sordos, ciegos y débiles visuales en el año 1974. A este creciente desarrollo deportivo se unen los entrenadores Oscar Hernández, quien comenzó con los atletas en sillas de ruedas, pasando más tarde a entrenar ciegos y débiles visuales; Tomás Trébol Rivero y Francisco González Pozo laboraron en el área de atletismo y baloncesto entre 1974-1986, formando varios atletas paralímpicos, con resultados altamente conocidos.

ANCI

El 19 de julio de 1975 surge la ANCI (Asociación Nacional de Ciegos), establecida por la Resolución número 67 del Ministerio de Justicia, asumiendo la presidencia el doctor Carlos Olivares, manteniéndose en el cargo por espacio de 10 años. A partir de 1985 la dirige el actual presidente Amado González Landa.

El primer encuentro de baloncesto en silla de ruedas se realiza el 28 de enero de 1976, en saludo al natalicio del Apóstol José Martí, en el parque deportivo que lleva su nombre. Allí compitieron pacientes rehabilitados en los hospitales Frank País y Julio Díaz. Un comunicado fue leído por Ida H. Escalona en nombre de los atletas. Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del Dr. Rodrigo Álvarez Cambras, director del complejo científico ortopédico internacional Frank País y del Centro Nacional de Traumas del Deporte.

En ese mismo año, Toronto, Canadá, organiza los V Juegos Paralímpicos, agregándose otras discapacidades, conformando diversos grupos competitivos. Una pequeña delegación cubana, encabezada por el doctor Álvarez Cambras y la doctora Thais Ramos, asiste a estos juegos; pero se retira de la competencia en solidaridad con los pueblos africanos, debido a la participación de la Sudáfrica del Apartheid.

En 1977 se crea la Federación Cubana de Limitados Físico-Motores, inscribiéndola en el Comité Olímpico Nacional, y se nombra a los doctores Álvarez Cambras como presidente, y Hugo Martínez Sánchez secretario.

ANSOC

La ANSOC (Asociación Nacional de Sordos de Cuba) se funda el 3 de enero de 1978, mediante la Resolución número 1 del Ministerio de Justicia, resultando elegido presidente de la asociación, Ramón Pérez; posteriormente varios sucesores desarrollaron esta función, y desde el 18 de agosto del 2003 la dirige Alejandro Marzo Peña.

En octubre de 1978 el INDER, dirigido por Jorge García Bango, asume la responsabilidad de la Federación Cubana de limitados físicos y motores, atendida en el organismo por Ulpiano Rodríguez Ordóñez, en la Dirección Nacional de Recreación.

ACLIFIM

El surgimiento de la Asociación Cubana de Limitados Físico - Motores (ACLIFIM) ocurre el 14 de marzo de 1980, a través de la Resolución número 42 del Ministerio de Justicia, resultando como presidenta Ida H. Escalona del Toro, cargo que ocupa desde entonces. En esta etapa inicial el doctor Valdés Mier, por el Ministerio de Salud Pública, apoyó todo el trabajo de la recién creada asociación.

FCDRM

El 23 de abril de 1983 se funda la FCDRM (Federación Cubana de Deportes y Recreación para Minusválidos), mediante el Decreto Ley 54 del Ministerio de Justicia. Su actual presidente es el bicampeón olímpico de Montreal’76, en 400 y 800 m planos, Alberto Juantorena Danger, y tres vicepresidentes, que son los presidentes de cada una de las asociaciones mencionadas.

Se crea en 1992 el Departamento de Deporte para Discapacitados, responsabilidad que desempeña José M. Chang Milián; actualmente es dirigido por Eduardo Montenegro Collazo, teniendo a su cargo la organización y la preparación de las diferentes disciplinas deportivas, atendidas por los especialistas Roberto Panfet Caballero, en la ACLIFIM; José M. Chang Milián, en la ANCI; y Antonio Núñez Verdecia, en la ANSOC.

En 1993, nuevamente la federación cambia el nombre, sustituyendo la palabra minusválidos por discapacitados.

El INDER, a través de sus estructuras nacionales, provinciales y de los metodólogos municipales organizan las actividades deportivas que forman parte del movimiento para discapacitados, lo que permite llegar a los lugares más distantes.

Deportes que integran el programa de las asociaciones

Más de 15 deportes integran el programa de las tres asociaciones, el eslalon en la actualidad no es convocado, pues la celebración de juegos por asociaciones, que se efectuaban anuales hasta 1999, se comenzó a desarrollar de conjunto en el 2000, en sedes separadas y por disciplinas, atendiendo a las condiciones adecuadas de las instalaciones para la mejor participación de los atletas, de igual manera se procede en las competencias municipales y provinciales, de los deportes individuales, copas por disciplinas, maratones, encuentros recreativos, etc.

Así mismo sucede con los campeonatos zonales de los deportes colectivos, resultando todos clasificatorios para las Paralimpiadas Nacionales que se celebran cada dos años, que tuvo como sede en sus primeras cuatro ediciones a la provincia de Santiago de Cuba, permitiendo estimular y mantener una mayor incorporación de disciplina y población discapacitada en los encuentros.

Cuba, como miembro de los estados que integran las Naciones Unidas, garantiza la igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad, estimula y prioriza el deporte, destinando los medios, las instalaciones y la organización adecuada de tales actividades.

En la década de 1980 se extiende a los discapacitados mentales, desarrollándose en todo el país un amplio programa con participaciones en el exterior en Juegos Mundiales de Verano e Invierno, en los que se obtuvo además de buenas actuaciones un gran número de medallas.

Cuba en los juegos Paralímpicos

La historia Paralímpica de Cuba está marcada por las actuaciones en Barcelona 92, con nueve medallas, tres de cada color; en Atlanta 96, las preseas doradas sumaron ocho y tres de plata; en Sydney, la cosecha fue de cuatro de oro, dos de plata e igual numero de bronces; mientras que en Atenas, Grecia, los antillanos alcanzaron dos metales dorados e igual cantidad de plata y siete de bronce y en Beijing 5 preseas de oro, 3 de plata y 6 de bronce.

Enlaces realcionados

Fuentes