Saltar a: navegación, buscar

Manuel Sanguily (Venezuela)

Comunidad Manuel Sanguily
Información sobre la plantilla
Localidad de Cuba
EntidadLocalidad
 • PaísBandera de Cuba Cuba
 • ProvinciaProvincia de Ciego de Ávila
 • MunicipioVenezuela
 • Fundación11 de septiembre de 1960
100 3910.jpg
Localidad campesina Manuel Sanguily. Primera comunidad campesina construida por el Gobierno Revolucionario e inaugurada el domingo 11 de septiembre de 1960, fecha de significativa trascendencia para la historia de la Revolución y de la región de Ciego de Ávila en particular.

Surgimiento de la comunidad

En los primeros años de constituida la República comienza la fiebre por la compra, venta y arrendamiento de tierras al sur de Ciego de Ávila, pues a partir de 1905 se anuncia la construcción de un gran central azucarero llamado inicialmente Silveira y posteriormente Stewart, que por su capacidad productiva necesitaría grandes volúmenes de caña.

El gobierno interventor norteamericano, durante los primeros años de ocupación de la Isla, promulgó la Orden Militar número 62, destinada a desenredar la enmarañada madeja establecida por los españoles en lo referente a la propiedad de la tierra. Así surgió, en el antiguo hato ganadero de La Ceiba y favorecida por la disposición citada.

La finca denominada La Furnia, que pasó a propiedad de Cosme de la Torriente, controvertida figura del Partido Conservador, quien fuera ministro de Relaciones Exteriores en el gobierno de Mario García Menocal. Este designó a su hermano José Elías para que la administrara y lo primero que hizo fue cambiarle el nombre e inscribirla como La Ignacia, en honor a su esposa. Luego pasó a manos de Doña Evangelina de las Yeras, auxiliada por su esposo, el médico Oscar Sánchez Govín, ambos residentes en La Habana e integrantes de la alta burguesía.</div>

Doña Bárbara cubana

Dentro de las primeras medidas que adoptó doña Evangelina estuvo la eliminación de una pequeña escuela que había sido levantada en la finca por dos hermanas religiosas católicas de apellido Zamora, quienes fueron propietarias de la misma, e intensificó la explotación más inhumana contra los obreros, incluso llegaron a producirse varios desalojos.

Dominaban en el paisaje campestre insalubres bohíos, una grúa cañera y el barracón destartalado. Los hijos de los trabajadores y campesinos andaban descalzos, desnutridos; no existía la atención médica, ni corriente eléctrica, la alimentación era escasa, en fin, la población guajira malvivía en las peores condiciones.

La Doña Bárbara de los campos cubanos trajeada a lo varonil, casi siempre vestía de negro, fusta y revólver al cinto. En su trato era despótica e insensible. Expresiones como "la mujer de hierro", o "el diablo negro", eran sobrenombres que tenía bien ganados por sus crueldades.

Cada vez que le reclamaban mejoras, amenazaba con el desalojo y la Guardia Rural, su fiel aliada. Los atropellos eran denunciados, pero de nada valía. Las crudas realidades expresadas por Fidel en La historia me absolverá eran, en este diminuto espacio de la geografía avileña, verdades insoslayables y, en muchas ocasiones, fueron superadas con creces.

Desarrollo en el poblado

Comenzó a hacerse realidad el Programa del Moncada, concebido para propiciar un viraje económico y social en los campos cubanos, cuyo impacto principal se dirigió hacia la eliminación del latifundio y la elevación del nivel de vida de los obreros agrícolas y campesinos.

En Febrero de 1959 se creó el Ministerio de Bienes Malversados, vía por la cual pasaron a propiedad estatal no sólo los bienes que habían obtenido Batista y sus aliados a través del robo, la malversación o el fraude, sino también, fueron incautadas empresas, fincas y otros inmuebles, cuyos propietarios habían mantenido relaciones ocultas o abiertas con el régimen dictatorial y que se hubiesen desarrollado sobre bases fraudulentas, la extorsión o el inhumano e injusto tratamiento a los obreros.

Esta medida fue la que se aplicó en La Ignacia. Doña Evangelina había ocupado el cargo de Ministra sin Cartera en el gobierno de Batista y, además, desempeñó la despreciable función de Censor de Prensa del régimen.

Al proclamarse la Primera Ley de Reforma Agraria, en Mayo de 1959, se orientó la creación de cooperativas cañeras, se indicó fomentar una en La Ignacia y, a su vez, que se construyera una comunidad con todos los elementos que conformaran una pequeña ciudad.Comenzó entonces a ejecutarse el proyecto para beneficio de las masas. Los primeros pasos fueron muy lentos.

Las viviendas y otras obras se hicieron con una calma desesperante. ¿Qué ocurrió? Pronto se dio la respuesta. Un buen día, sin nadie esperarlo, Fidel se personó en el lugar cuando corrían los últimos meses de 1959. Como es característico en él, de inmediato comenzó a hablarles a los lugareños e intercambió con ellos, para lo cual utilizó un tanque vacío de gasolina que le sirvió de improvisada tribuna, muy cerca del barracón.

Se enteró de ciertas irregularidades que frenaban los trabajos, pero lo peor fue la incredulidad de los llamados a edificar sus propias casas. Aquellos hombres y mujeres, que acababan de salir del cieno burgués, al sentirse preteridos durante tantos años, pensaron que lo que se les prometía era imposible, que era un rejuego más de lo que estaban acostumbrados a padecer a manos de los politiqueros, y no creían que aquella idea pudiera ser realidad en apenas un año.

Fidel, hecho toda palabra convincente, con su mágico poder de persuasión, explicó, una y otra vez, con sólidos argumentos. Con la honestidad que le caracteriza les habló: unas veces en tono de regaño cordial, y otras con emocionadas palabras de estímulo."¿Qué iban a pensar los latifundistas si la cooperativa no seguía adelante, sobre todo cuando el Gobierno Revolucionario ponía en sus manos todos los medios y recursos para que levantaran sus casas?", reflexionaba en alta voz el Comandante en Jefe ante al auditorio.A partir de aquel encuentro, que marcó pautas, todo comenzó a transformarse.Tal parecía que habían puesto allí nuevos hombres. Al año volvió Fidel.

Fue el domingo 11 de septiembre de 1960. Ahora no hablaría ante un grupito de obreros y campesinos incrédulos, sino ante 50 000 avileños y camagüeyanos, llegados de los más recónditos lugares de la provincia que vinieron a contemplar el milagro.

Con las palabras del Comandante en Jefe quedó inaugurada la comunidad campesina, bautizada con el honroso nombre de Manuel Sanguily, destacado patriota e intelectual antimperialista.

Una ciudad en miniatura

Surgió una ciudad en miniatura, con calles asfaltadas, acueducto, alcantarillado, alumbrado público soterrado, áreas verdes y un parque. Unos 200 niños, aproximadamente, comenzaron a disfrutar de un magnífico centro escolar y a recibir, al igual que todos los vecinos, los beneficios de un sistema sanitario nunca antes conocido ni soñado. Una Tienda del Pueblo, una cafetería y un Círculo Social complementaban las ventajas de la civilización en pleno corazón de la campiña cubana.

Se construyeron 92 casas. Los cooperativistas las habían levantado con sus manos, recibiendo el apoyo de brigadas de Bienestar Social, Obras Públicas, el Ejército Rebelde y la Marina de Guerra Revolucionaria.

En memorable discurso, dirigiéndose al pueblo desde el balcón, en la segunda planta de una de aquellas viviendas, Fidel dialogó con los presentes: ¿Quiénes eran los que antes tenían casas lujosas? Los que no sudan la camisa. ¿Quiénes son los que van a tener
Fidel en Sanguily

casas como estas en adelante? Los que sudan la camisa, los que hacen producir la tierra, los que crean las riquezas.

La Revolución convierte al hombre libre en un hombre con derecho a disfrutar el producto de su trabajo.Y más adelante añadió: A los campesinos de la cooperativa Manuel Sanguily, ¿quiénes o quién les hubiera dicho que iban a tener un pueblo tan hermoso como este?

Se hizo realidad lo prometido en el Programa del Moncada y su significación fue tan honda que la Cartilla de Alfabetización llevaría en su portada una vista panorámica de aquel momento tan memorable.

Fuentes

  • Caracterización del mapa político del municipio Venezuela.
  • Sintesis hitórica del municipio Venezuela.
  • CENTRO DE ESTADÍSTICAS MUNICIPAL.
  • PLANIFICACIÓN FÍSICA MUNICIPA.

Véase También

Enlaces Externos