Saltar a: navegación, buscar

Fitoterapia

(Redirigido desde «Medicina Verde»)
Herbología médica
Información sobre la plantilla
Herbologia.JPG
Concepto:Se encarga del estudio de las plantas con fines medicinales.

Fitoterapia. Conocida también como herbología médica, medicina verde o medicina natural, comprende el uso con fines medicinales de hierbas, plantas, árboles, y sus derivados. Es la encargada del estudio de las propiedades y las aplicaciones medicinales de las plantas y sus extractos. Muchas plantas sintetizan sustancias útiles para la preservación de la salud en humanos y animales; así como cada planta puede tener diferentes propiedades y aplicaciones curativas.

De una misma planta se pueden utilizar las hojas, flores, tallo, raíz o frutos; además, el efecto de estas propiedades depende de cierto modo de la forma como se prepare la parte de la planta que desee usarse.
Gran cantidad de hierbas y especias utilizados por el hombre como alimento de temporada producen compuestos medicinales útiles.

Hay plantas cuyos productos son para usarse de forma externa o interna.
La eficacia del uso de plantas medicinales cambia cuando se las prepara en combinación con otras hierbas; en algunos casos aumenta su efecto medicinal, pero en algunos casos su efecto disminuye y hasta resulta perjudicial.

La OMS reconoce mas de 119 sustancias químicas pertenecientes a 60 familias de plantas. En los últimos 5 años se han reconocido el uso de plantas, por lo que se establese un programa de investigación de la medicina tradicional

Surgimiento

El estudio de las plantas se remonta 5000 años atrás, cuando los sumerios detallaron los usos medicinales de plantas como el laurel, el tomillo y el comino. En el el año 1000 antes Cristo, los egipcios utilizaban plantas con fin medicinal como: la menta, el añil adormidera, ajo, aceite de ricino, cilantro, y otras En el Antiguo Testamento también se menciona el uso y cultivo de plantas, entre las que se encuentran la mandrágora, veza, alcaravea, trigo, cebada y centeno.
El uso de plantas como medicamentos se remonta a la época desde el hombre de la prehistórica, el neandertal de alrededor de de hace 60 000 años, donde se encontraron polen de varias especies de plantas, de las que muchas se utilizan en la actualidad como plantas medicinales

Muchas plantas ha venido utilizando la medicina Ayurveda desde el año 1900 antes de Cristo, como la cúrcuma. Durante el I milenio a. C. En el Sushruta Samhita, se describen 700 plantas medicinales, 64 preparaciones que provienen de fuentes minerales, y 57 provenientes de animales

Durante la dinastía Han, se lista 365 plantas medicinales y sus usos —incluyendo ma-huang, el arbusto del que se obtuvo originalmente la efedrina.
De materia médica fue el el primer tratado europeo sobre las propiedades y usos de las plantas medicinales.

En el siglo I después de Cristo , Dioscórides escribió un volumen de más de 500 plantas que siguió siendo una reseña autorizada hasta el siglo XVII. El libro que fundó la ciencia de la botánica, De historia plantarum, del griego Teofrasto, escrito en el siglo IV a. C. fue muy importante para herboristas y botánicos de los siglos posteriores.

Edad Media

Durante la Alta Edad Media el uso de las plantas con fines medicinales y otros propósitos tuvieron pocos cambios, los amanuenses en los monasterios conservaron mediante la escritura muchos de los tratados griegos y romanos sobre plantas medicnales. Así, estos monasterios se convirtieron en centros locales del conocimiento médico, y sus jardines proporcionaron la materia prima para el tratamiento de las enfermedades comunes apoyando a los herbalistass errantes.
Las mujeres sabios jugaron un papel fundamental en esa época, recetando remedios de plantas medicinales junto con hechizos y encantamientos, lo que desembocó, al final de la Edad Media, en la brujería.

Una de las mujeres más famosas de esta tradición fue Hildegarda de Bingen que escribió un texto médico llamado Causas y soluciones.

Plantas, textos médicos y traducciones de los clásicos de la antigüedad fueron procesados desde el este y desde el oeste. Botánicos y médicos musulmanes ampliaron considerablemente el conocimiento de la medicina. Por ejemplo, Dinawari describió más de 637 medicamentos en el siglo IX. Ibn al-Baitar en el siglo XII, describió más de 1400 plantas diferentes, tanto alimenticias como medicinales, de las que más de 300 fueron descubrimientos propios.

Andalusí Abu al-Abbas al-Nabati introdujo el método científico experimental en el campo de la medicina, las técnicas empíricas en las pruebas, la descripción e identificación de temas médicos, y separó los informes sin verificar de los que se apoyaban en pruebas y observaciones reales.

Nuestro días

La gran época de las plantas medicinales, por primera vez conocidas a través de libros en castellano, inglés y otros idiomas en lugar de latín o griego fueron los siglos XV, XVI y XVII. La primera compilación de plantas que se publicó en inglés fue el anónimo Herball Grete de 1526.

El libro de Culpeper no sólo trataba de plantas medicinales, sino también de astrología, magia y folclore, por lo que fue ridiculizado por médicos de su época. Sin embargo, tuvo una gran acogida popular, al igual que el libro de Gerard.
El libro azteca ilustrado sobre plantas traducido al latín en el siglo XVI Badianus Manuscript permitió introducir nuevas plantas medicinales en Europa.
El uso de plantas para la cura de enfermedades es casi universal entre las sociedades no industrializadas. Muchas culturas llegaron a dominar la práctica de la medicina a base de hierbas al final delsiglo XX como:

Consejos

Para hacer una infusión o cocimiento es necesario:

  • Hervir el agua.
  • Utilizar utensilios de acero inoxidable o de barro.
  • Evite utilizar vasija de aluminio, ya que este metal puede reaccionar en forma tóxica al entrar con los compuestos químicos de ciertas plantar al entrar en calor.
  • Cuando se utilizan tejidos más duros o resistentes como madera, corteza, raíz o semilla deben prepararse como cocimiento (té hervido), mientras que las preparaciones a partir de órganos más frágiles como hojas y flores se recomiendan en forma de infusión.
  • Las partes no resistentes de las plantas como: hojas, flores al ser utilizadas y los vegetales y frutas, deben lavarse con agua y si es posible con jabón.
  • Las partes más resistentes como tallos, raíces, corteza deben lavarse con jabón y frotarse con un cepillo, pues en la mayoría de los materiales se encuentran residuos contaminantes de animales, como matera fecales y otras sustancias.

Recetas

TRATAMIENTOS PARA EL CANCER,ULCERAS,ENFERMEDADES INSTESTINALES.

Jugo de ZANAHORIA: (Tomar un vaso diario) Estimula el apetito y la digesti'on. Siendo un solvente natural para padecimientos ulcerosos y cancerosos.Es una fuente rica de vitaminas A,B,C,D,E,G,K,Sodio ,Calcio,Magnesio,Fosforo,Azufre,Silicio,Colina,..etc

PARA EL REJUVENECIMENTO DE LAS CELULAS.

Jugo de ASPIO(Tomar un Vaso solo o con jugo de ZANAHORIA). Previene; Artritis, Diabetes, Padecimientos Cardiacos, Varices, Hemorroides, Piedras en los Riñones, Calma los nervios y elimina el insomnio.

PARA LAS UÑAS LA PIEL Y EL CABELLO.

Jugo de PEREJIL. (Tomar menos de un vaso) Rico en Potasio, Calcio, Magnesio, Colina, etc. Previene y cura también afecciones y enfermedades de los Riñones, Vejiga, Hígado, Espina Dorsal, Sistema Óptico. Se recomienda tomarlo acompañado con jugo de Zanahoria, cuando se toma solo, en cantidad de Tres (3) cucharadas soperas en un vaso de agua.

Jugo de PIMIENTOS MORRONES (Ají de Ensalada) Tomar 2-3 vasos diarios Previene caída del cabello, sana las afecciones de la piel, gases intestinales. Se puede acompañar de jugo de Zanahoria y Aspio

Jugo de Pepino. Reconocido como diurético, Promueve el crecimiento del cabello y evita su caída. Con Zanahoria tiene efecto Anti reumático, mejora la tensión arterial. Usarlo en ensaladas sin pelar

Te de SALVIA. Tomar diariamente te salvia y frotar con la infusión en las raíces del cabello para retener un color rico, fuerte y oscuro.

TRATAMIENTO PARA LA PIEL RESECA

Mezcle 2 cucharadas de avena molida, aceite de oliva, añada media taza de agua caliente, colar enfriar y aplicar a la piel 2 a 3 veces al día. Prepara la receta cada 3 días.

Preparación

La forma más común de preparar las plantas medicinales es mediante el cocimiento y la infusión.

La infusión se prepara vertiendo un poco de agua hirviendo sobre una gran cantidad adecuada de hojas, flores, raíces, tallos y corteza. Debe tomarse preferentemente después de las comidas (salvo otra indicaciones), puede tomarse fría o caliente y repetirse dos o tres veces al día.

Formas de preparación

  • Infusión: tisana, té apagado, se coloca un recipiente con la cantidad indicada de la parte utilizable de la planta: (hojas, semillas, tallos, corteza y si se han preparado para infusión), luego se agrega una taza de agua hirviendo y se tapa durante cinco minutos.

Si se va tomar fría la infusión puede preparar varias tazas de una vez, siempre y cuando la consuma el mismo día en el lapso no mayor de 12 horas. No recaliente la infusión, trate de tomarla después de la comida.

  • Cocimiento: (decocción de té hervido) Coloque en un recipiente la cantidad indicada de la parte utilizable de la planta: (hojas, semillas, tallos, corteza, agregue la cantidad de agua fría y hiérvala durante 5 minutos. Tape el recipiente en caso de hierbas aromáticas para no perder los beneficiosos aceites esenciales que se escapan al vapor, como es el caso de la menta , el poleo, la manzanilla, la ruda. No recaliente el cocimiento.
  • Maceración: Coloque con la cantidad indicada de de la planta a ser utilizada cortada en trocitos, coloque agua fría. Deje reposar de 4 a 6 horas ( 0 la cantidad indicada), sin hervir y luego bébela de acuerdo a dosificación.
  • Inhalación:Consiste en agregar agua hirviendo una cantidad indicada de la partes o partes utilizables de la planta, en la misma proporción, en que se prepara un cocimiento, aspirando por la nariz o la boca las emanaciones en forma de vapor.
  • Compresa o fomentos calientes:La cantidad indicada de la planta se pone a hervir en una taza de agua. Se impregna un pedazo de tela, algodón, lino o gasa con el líquido colocado y luego de exprimir lo que sobra del líquido, se coloca en la parte afectada, cuando aún está caliente, luego se cubre con un pedazo de tela de lana.De esta forma los principios activos de las partes utilizables de la planta, puede actuar sobre la piel, favoreciendo la acción terapéutica del calor, que favorece el torrente sanguíneo a través de la piel.
  • Compresas frías. Las compresas frías se aplican sobre la parte afectada, usando telas suaves y absorbentes como la de algodón. También puede utilizar una toalla. Son muy útiles en traumas abiertos o cerrados. La tela debe estar completamente limpia y esterilizada con calor, luego se vierte el líquido proveniente de la infusión o cocimiento que previamente se ha preparado y enfriado.

La compresa se deja sobre la parte afectada hasta que se caliente por la temperatura del cuerpo, entre 15 y 20 minutos. Repita las aplicaciones con compresas frías, y continúe hasta ser aliviado.

  • Cataplasma o emplasto.Tiene un efecto absorbente debido a la gran área de superficie que abarca sobre la piel. Esta indicada en inflamaciones locales, reacciones alérgicas y ulceraciones superficiales, así como en lesiones leves causadas por picaduras de insectos. En algunos casos se utilizan para acelerar abscesos tumorales, en artritis, dolores abdominales, cólico y procesos respiratorios infecciosos congestivos.

Su preparación se basa a través de triturados de la planta, luego se mezclan en partes iguales con harina de trigo, linaza, avena, fécula de maíz (maicena),almidón. También se puede usar puré de papa en su enfriamiento rápido.Una vez hecho el triturado con agua y harina, se calienta a fuego caliente moviéndolo constantemente hasta que se espese; luego la pasta obtenida, se envuelve en un paño. Se aplica sobre el paciente, evitando quemarlo. Una vez aplicada la cataplasma en la parte afectada del cuerpo, se cubre con una tela de algodón o un plástico grueso para que conserve mejor el calor por varias horas. Una vez aplicada se deja 1 o 2 horas, se retira y se vuelve aplicar.

  • Irrigación. Aplicado en forma de chorro suave del líquido que se ha preparado (infusión, cocimiento )
  • Gargarismo o enjuagues se utilizan para lesiones locales de la boca o faringe, encías y paladar blando. Puede ser frío o tibios. La preparación se hace a base de cocimiento de planta. Sin embargo en la mayoría de los casos la preparación se hace en forma muy concentrada, por lo que no se debe ingerir, puede causar trastornos digestivos.

En otros casos, las plantas de uso externo pueden ser tóxicas si se ingieren.

  • Toques o pinceladas. Se utilizan tanto en la piel como en la cavidad oral,amígdalas, lengua y orofaringe. En caso de preparado concentrado, la mezcla se aplica con un pincel sobre la parte afectada.
  • Enema o colonicos. también se conoce como lavativa y consiste en la aplicación de un líquido en el intestino grueso a través del orificio anal por medio de una sonda. Hay dos clases de enemas:
  • Enema evacuante: tiene como objetivo remover las materias fecales del intestino mediante un volumen de agua que puede oscilar entre 500cc y litro de agua cargada de la sustancia o cocimiento de la planta.
  • El micro enema, es la otra modalidad que se aplica con una pequeña cánula o jeringuilla, en cantidad de unos 15 gramos o media onza de sustancia.

No se debe aplicar enema cuando haya sangrado, o dolor abdominal, dolores sospechosos de apendicitis, peritonitis o parálisis intestinal.

  • Polvos. Se obtienen a partir de la desecación de las plantas por calor solar o artificial, luego se tritura por medio de un mortero. Su utilización puede ser para uso externo como cataplasma o en pomada o por vía oral en tisana o ingerido indirectamente.

Dosis

La dosis adecuadas
Bebés; hasta 2 años 1/3 cucharadita (cta) por taza, o sea 5 gotas por taza.
Niños de 2 a 12 años ½ cucharada (cta) por taza, o sea ½ de onza.
Adultos: de 12 años en adelante una cucharada (cta) por taza, o sea 1 onza.

Véase también

Bibliografía

  1. Liogier, H.A: Plantas Medicinales. Fitomed II. Ministerio de Salud Pública. 2007
  2. Robineau, L: Hacia una farmacopea caribeña. Sto. Domingo, Enda-Caribe/UNAH, 2005 p. 475.
  3. Granda, M: Estudios fonológicos en plantas medicinales. Revista Cubana Farm. 2004. p.44-49
  4. Reinaldo Sosa Gómez. El poder medicinal de las plantas