Saltar a: navegación, buscar

Tormenta Subtropical Alberto

Tormenta subtropical Alberto.
Información sobre la plantilla
 (EHSS)
Tormentatropalberto.png
Duración25 de Mayo de 2018. — 29 de Mayo de 2018.
Vientos máximos100 kilómetro por hora (durante 1 minuto)
Presión mínima990hPa
Fallecimientos9
Áreas afectadasCuba, Estados Unidos

Tormenta subtropical Alberto: Débil tormenta tropical que causo severas inundaciones a la Isla de Cuba, marcando record históricos de precipitaciones, y dejando daños en las infraestructuras, las viviendas y los cultivos, principalmente en la zona central y occidental de Cuba.

Historia Meteorológica

Esta tormenta subtropical fue el resultado de la formación de un área de baja presión sobre el noroeste del Mar Caribe la cual continúo ganando en organización, alcanzando vientos máximos sostenidos de hasta los 65 kilómetros por hora, con rachas superiores, por lo que fue la primera tormenta subtropical, nombrada Alberto, siendo un organismo extemporáneo. Lo más importante para Cuba, fueron la evolución de las áreas de nublados y lluvias que acompañaron a esta tormenta subtropical y que se ubicaron lejos y al este del centro de circulación, las que afectaron fuertemente la región occidental y central de Cuba provocando fuertes inundaciones. Uno de los elementos que más llamó la atención de Alberto fue su formación antes del comienzo de la temporada de huracanes, ya que se organizó justo una semana antes del 1 de junio, cuando oficialmente da inicio la temporada de huracanes en el Atlántico. Fue tormenta subtropical en los 19.1 grados de latitud, la segunda que más lejos al sur se ha observado en el Atlántico desde que se llevan registros (Olga lo había sido en los 18.3 grados el 11 de diciembre de 2007).

Mientras avanzaba por el golfo de México el 27 de mayo, los nublados y las lluvias fueron organizándose mejor alrededor del centro. No obstante, el aire seco presente en los niveles medios de la tropósfera entorpecía de algún modo el progreso de Alberto. La estructura del sistema había estado cambiando, pero la transición a ciclón tropical no llegó a completarse. Diversos estudios y estadísticas mostraron que es entre esa fecha y el 30 de noviembre cuando se dan las condiciones climatológicas en la región norte de ese océano que favorecen la formación de estas tormentas. Antes de alcanzar la porción noroeste del Estado de Florida, la tormenta subtropical tuvo una presión central mínima de 990 hPa y vientos máximos sostenidos de 100 km/h. Curiosamente, el ciclón Beryl tocó tierra en ese estado norteamericano en mayo de 2012.


Repercusiones en Cuba

A partir del viernes 25, la mitad occidental del país comenzó a ser afectada por las lluvias fuertes de la tormenta ciclónica, la cual se movía con lentitud al este de la península de Yucatán. De acuerdo con informaciones del Instituto de Meteorología y el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, acumulados entre 100 y más de 400 milímetros han sido registrados en períodos de 24 horas en las provincias centrales y occidentales del 26 al 28 de mayo. El aire húmedo que ha estado fluyendo desde el Caribe ha estimulado el desarrollo de bandas nubosas y la ocurrencia de aguaceros prolongados. El Instituto de Meteorología publicó en su página web que entre las 8:00 a. m. del día 26 y la misma hora del 27 cayeron 254.9 mm en Jovellanos y 127.7 mm en Varadero, Matanzas; 182 mm en Santa Clara, Villa Clara; 218.7 mm en Sancti Spíritus; y 120.9 mm en Cienfuegos. En Ciego de Ávila se midieron 107.5 mm y hubo vientos fuertes. El pluviómetro de la estación de Aguada de Pasajeros, en Cienfuegos, acopió 324.4 mm entre la mañana del día 27 y la del 28. Punta del Este, en la Isla de la Juventud, tuvo 173.3 mm, y Caibarién, en Villa Clara, 145.6 mm. Imágenes de ríos crecidos, comunidades anegadas y embalses repletos como resultado de las intensas precipitaciones han sido difundidas por la televisión e Internet, marcando inundaciones en varias localidades y provincias cubanas sin precedentes, por lo que esta tormenta subtropical paso a la historia de la meteorología cubana como un fenómeno atmosférico que dejo grandes inundaciones en cuba, daños en las infraestructuras, las viviendas y los cultivos, provocado cortes de comunicaciones y la evacuación de miles de personas.

Fuente