Saltar a: navegación, buscar

Antonio López de Santa Anna

Para otros usos de este término, véase Antonio López (desambiguación).
Antonio López de Santa Ana
Información sobre la plantilla
Antonio Lopez SantaAnna.jpg
Militar y político mexicano
Presidente de los Estados Unidos Mexicanos
Presidente de los Estados Unidos Mexicanos
16 de mayo de 1833 - 3 de junio de 1833
PredecesorValentín Gómez Farías
SucesorValentín Gómez Farías
18 de junio de 1833 - 5 de julio de 1833
PredecesorValentín Gómez Farías
SucesorValentín Gómez Farías
27 de octubre de 1833 - 15 de diciembre de 1833
PredecesorValentín Gómez Farías
SucesorValentín Gómez Farías
24 de abril de 1834 - 27 de enero de 1835
PredecesorValentín Gómez Farías
SucesorMiguel Barragán
23 de marzo de 1839 - 10 de julio de 1839
PredecesorAnastasio Bustamante
SucesorNicolás Bravo
Datos Personales
NombreAntonio de Padua María Severino López de Santa Anna y Pérez de Lebrón
Nacimiento21 de febrero de 1794
Jalapa, Veracruz, Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México
Fallecimiento21 de junio de 1876
Ciudad de México, Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México
OcupaciónMilitar
Partido políticoLiberal-Conservador
CónyugeInés García
Dolores Tosta
PadreJose Maria Ruiz Bustamante
MadreMaria Francisca Oseguera
Antonio de Padua María Severino López de Santa Anna y Pérez de Lebrón. Militar y político mexicano. Presidente de dicha nación en 11 ocasiones, establecido como opresor permanente con el tratamiento de Alteza Serenísima, aunque depuesto años más tarde.

Síntesis biográfica

Nació el 21 de febrero de 1794 en Jalapa, México. Hijo de don Antonio Andrés López de Santa Anna y Pérez de Acal, y de doña Manuela Pérez de Lebrón y Cortés. Se trasladó con su familia a Veracruz cuando su padre, notario de profesión, recibió un nuevo destino.

Trayectoria militar

Ingresó muy joven en el Ejército Real de la Nueva España en julio de 1810 y permaneció en sus filas hasta 1821, año en que se sumó al Plan de Iguala, o de las Tres Garantías, programa lanzado por Agustín de Iturbide proclamando la independencia de México. Ese año éste lo nombró comandante general de la provincia de Veracruz. A partir de ese momento se inició el periodo de la historia mexicana conocido como revoluciones de Santa Anna, caracterizado por las sucesivas adhesiones, enfrentamientos y revueltas, a favor y en contra de distintos personajes, protagonizadas por Santa Anna -quien ya poseía el grado de general.

Apoyó a Iturbide, convertido en emperador con el nombre de Agustín I, pero pasó después a ser uno de los artífices de su destronamiento, al proclamar el 2 de diciembre de 1822 la República, y firmar con Guadalupe Victoria el Plan de Casa Mata el 1 de febrero de 1823. Pese a considerarse un declarado federalista, siempre ejerció el poder de forma dictatorial y centralista. Durante muchos años su nombre estuvo ligado a las conspiraciones y pronunciamientos que hicieron difícil la supervivencia de la República.

En 1829 apoyó la presidencia del liberal Vicente Guerrero, mientras él se hacía cargo del gobierno de Veracruz. Durante ese mismo año, hizo frente, en las cercanías de la desembocadura del río Pánuco, al desembarco de las fuerzas del general Isidro Barradas, que pretendían reconquistar México para la Corona española. Santa Anna fijó su cuartel general en Tampico y, tras diversos encuentros, consiguió que Barradas capitulara el 11 de septiembre. Santa Anna se convirtió así en El Héroe de Tampico y fue declarado Benemérito de la Patria.

Trayectoria política

El 30 de marzo de 1833 accedió por primera vez a la presidencia. Designó como vicepresidente a Valentín Gómez Farías y, a partir de esa fecha, comenzó una etapa de numerosas ausencias interesadas, y de nombramientos y destituciones de presidentes y políticos, a todos los cuales manejaba a su antojo. Ello explica que fuera presidente, y dejara de serlo, hasta en siete ocasiones.

En 1835, Texas se rebeló y proclamó su independencia. Santa Anna emprendió una expedición hacia el territorio texano, y en febrero de 1836 llegó a San Antonio y tomó el fuerte de El Álamo. No obstante, poco después fue derrotado y capturado por las tropas de Samuel Houston en la batalla de San Jacinto. Así, Santa Anna se vio obligado a firmar el tratado que concedió a Texas la independencia.

Puesto en libertad por el presidente estadounidense, Andrew Jackson, regresó a Veracruz, donde en 1838 frustró el intento francés de tomar la ciudad, por lo que fue nuevamente aclamado como un héroe. En 1841 ya había rechazado la Constitución liberal de 1824 y se había autoproclamado presidente de México con poderes dictatoriales.

Intentó implantar la monarquía y resistió al levantamiento popular, pero finalmente fue derrocado en 1845. Regresó a México en 1846, tras haber acordado con el presidente de Estados Unidos, James Polk, que trabajaría para poner fin a la guerra mexicano-estadounidense (1846-1848). Pero, por el contrario, dirigió al Ejército mexicano durante los enfrentamientos contra las fuerzas de Estados Unidos. Tras la caída de la ciudad de México, en 1847, huyó a Jamaica. En 1853 fue llamado de nuevo y, una vez más, se proclamó dictador.

Durante su administración, más de 100 000 km² de territorio mexicano fueron vendidos a Estados Unidos. Derrocado en 1855, se exilió en el Caribe y sólo se le permitió regresar a México en 1874.

Muerte

Falleció el 20 de junio de 1876, sin recursos, en la capital mexicana.

Fuentes