Saltar a: navegación, buscar

Aviación

Aviación
Información sobre la plantilla
Avioncubano.jpg
Concepto:
Término aplicado a la ciencia y práctica del vuelo de aeronaves más pesadas que el aire, incluyendo aviones, planeadores, helicópteros, ornitópteros, autogiros, aeronaves de ala fija, de geometría variable, despegue y aterrizaje vertical (VTOL) y corto (STOL).

Aviación es un término aplicado a la ciencia y práctica del vuelo de aeronaves más pesadas que el aire, incluyendo aviones, planeadores, helicópteros, ornitópteros, autogiros, aeronaves de ala fija, de geometría variable, despegue y aterrizaje vertical (VTOL) y corto (STOL). Se distinguen de los aparatos más ligeros que el aire, entre los que se incluyen los aeróstatos libres (por lo general, esféricos), los cautivos (casi siempre alargados) y los dirigibles.

Invento de los Planeadores

Tras el invento de los planeadores por Otto Lilienthal (1853), resultaba natural instalarle un motor de combustión interna en un planeador. Los hermanos Orville y Wilbur Wright corrigieron el diseño del planeador, inventaron los timones de profundidad, de dirección y los alerones, y diseñaron nuevos motores ligeros, pero potentes. Los Wright alcanzaron el éxito con el vuelo del Flyer el 17 de diciembre de 1903, en Kitty Hawk, Carolina del Norte, cuando Orville voló 12 segundos, y recorrió 36,5 m a cerca de 3 m de altura y a una velocidad de 48 km/h. En Francia, el 23 de octubre de 1906, el brasileño Alberto Santos Dumont voló su 14 bis en un circuito de 60 m a una altura de 2-3 m.

Historia de la aviación:

La aviación a motor se inició en 1890, año en que el francés Climent Ader, con su avión Eole, consiguió despegar, volar un corto espacio y aterrizar. En 1903, los hermanos Wright construyeron el primer avión práctico y manejable, con el que efectuaron vuelos de más de media hora de duración.

Breve cronología del desarrollo de la aviación:

  • En 1909 Blériot atravesó por primera vez el Canal de la Mancha.
  • En 1912 Roland Garros alcanzó los 5.000 m de altura.
  • En 1926 el hidroavión español Plus Ultra batió el récord mundial de distancia con escalas volando desde España hasta Argentina.
  • En 1927 Charles Lindbergh efectuó por primera vez el vuelo París-Nueva York sin escalas.
  • En 1929 se construyó el primer avión a reacción, empleado, los primeros años para el transporte de mercancías y con fines militares.
  • En 1951 se fabricó el primer avión a reacción comercial: el Comet I.
  • En 1957 se presentó en París el Tupolev 114, primer aerobús de pasajeros.
  • En 1970 entraron en servicio los grandes Jumbos.
  • En 1976 el Concorde realizó su primer vuelo comercial entre París y Río de Janeiro.

Velocípedo aéreo en Cuba

En fecha tan temprana como el 25 de marzo de 1893, el cubano Arturo Comas le propuso a José Martí utilizar un velocípedo aéreo movido por una cuerda de reloj, diseñado por él para realizar bombardeos nocturnos sobre ciudades y campamentos españoles en la Guerra de Independencia a punto de iniciarse, pero el proyecto era prematuro para realizarse. Por esa época los aviones se construían empíricamente; no existía una base científica para ello. Un papel significativo en el desarrollo de la aerodinámica y la teoría de vuelo desempeñaron los científicos rusos N. Ye. Zhukovski y S.A. Chapliaguin.

La aviación en las guerras

Durante la Primera Guerra Mundial, naves aéreas cada vez más eficientes se utilizaron como aparatos de exploración y enlace, bombarderos y como cazadores de bombarderos o cazas. Con estos inventos se inauguró la era de la aviación de combate. En el período entre guerras la aviación militar de combate y transporte experimentó un notable desarrollo, tanto en su alcance y techo de vuelo, como en su velocidad y capacidad para portar armamento y carga útil. El primer avión que despegó de un buque lo hizo en 1910, desde una plataforma improvisada en el crucero norteamericano Birmingham y tiempo después, el mismo piloto realizó el primer aterrizaje en el crucero norteamericano Pensilvania.

El primer buque destinado como portaaviones fue el crucero de batalla británico Furious, transformado para ese destino. El primer buque diseñado para permitir aterrizajes y despegues, fue el navío mercante también británico HMS Aarhus, botado en 1918. El papel desempeñado por la aviación en la invasión italiana a Etiopía llevó a teóricos militares como Giulio Dohuet en El Dominio del Aire (1921), a prever y hasta sobrevalorar su futuro. El norteamericano William “Billy” Mitchell, abogó por una fuerza aérea independiente del ejército, previó la posibilidad de un golpe aéreo japonés desde portaaviones contra las islas hawaianas, anticipó los bombardeos estratégicos y los desembarcos aéreos masivos.

En la práctica, la existencia de aviación de transporte de gran capacidad y el perfeccionamiento de los paracaídas dieron origen a las operaciones de desembarco aéreo, de las que los soviéticos fueron pioneros cuando en 1935, durante unas maniobras, lanzaron un batallón de paracaidistas. La aviación, junto a los tanques y la motorización del transporte, imprimió un nuevo dinamismo a la guerra y dio origen a la guerra relámpago. Al mismo tiempo, el concepto dominio del aire se convirtió en premisa para las operaciones ofensivas, terrestres y navales. Tanto fue así, que la Batalla (aérea) de Inglaterra (1940), que decidió la supremacía de la Real Fuerza Aérea sobre la Luftwaffe e impidió la invasión alemana a las islas británicas, ejerció un importante papel en los inicios de la Segunda Guerra Mundial en el frente occidental.

Un elemento esencial en el Plan Barbarroja fue la neutralización de la aviación soviética en tierra, lo que confirió a los alemanes una ventaja indiscutible en los dos primeros años de la guerra. A partir de Mayo de 1942, los bombardeos aéreos masivos lanzados desde Inglaterra contra objetivos militares, económicos y políticos en toda la profundidad del territorio alemán abrieron un nuevo capítulo en la estrategia militar. La aviación desempeñó un destacadísimo papel durante las acciones navales y las operaciones anfibias en el teatro del Pacífico, y fue el medio empleado para el lanzamiento sobre un Japón, ya prácticamente derrotado, de las innecesarias y genocidas bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki.

Cuba y la aviación en la neocolonia

En Cuba, a lo largo de la historia de la neocolonia, la aviación fue empleada con propósitos represivos. Ya el 17 de agosto de 1931 dos Corsair ametrallaron a los expedicionarios del Ilse Vormauer desembarcados en Gibara. La tiranía batistiana empleó ampliamente la aviación suministrada por los EE.UU. (B-26, T-33, F-47) para la lucha contra los revolucionarios, incluyendo los bombardeos a Cayo Loco, Cienfuegos y Sagua de Tánamo, Oriente.

Invasión mercenaria por Playa Girón

Durante el rechazo a la invasión mercenaria por Playa Girón (17-19 de abril de 1961), la Fuerza Aérea Revolucionaria, que había sido evaluada por el Pentágono como inoperante, derribó 8 aviones enemigos, hundió un buque de transporte, averió otro y alejó al resto, lo que desempeñó un papel sustancial en la victoria de las armas cubanas.

Véase también

Fuente

  • Colectivo de autores. Historia Militar de Cuba (1510-1868). Centro de Información para la Defensa, MINFAR.