Saltar a: navegación, buscar

Carlos Trujillo Hernández

(Redirigido desde «Calos Trujillo Hernández»)
Carlos Trujillo
Información sobre la plantilla
NombreCarlos Teodoro Trujillo Hernández
Nacimiento25 de septiembre de 1869
Cienfuegos, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento2 de junio de 1937
Cienfuegos, Bandera de Cuba Cuba
Causa de la muerteColapso por Miocarditis crónica.
ResidenciaCubana
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana
OcupaciónMédico, periodista y militar

Carlos Teodoro Trujillo Hernández. Médico, periodista y coronel del Ejército Libertador cubano.

Síntesis biográfica

Nació en Cienfuegos el 25 de septiembre de 1869. Cursó estudios de primera y segunda enseñanza en el colegio de los padres jesuitas Nuestra Señora de Monserrat.

El 27 de junio de 1890 realizó el ejercicio práctico para licenciarse en Medicina por la Universidad de La Habana mediante el diagnóstico de una sífilis terciaria, donde obtuvo calificación de sobresaliente.

En 1892 marchó a París. Allí fue discípulo de Juan Jacobo Grancher.

Participación en la Guerra del 95

Partió de París hacia Nueva York el 1 de mayo de 1895 para incorporarse a una de las expediciones que organizaba el Partido Revolucionario Cubano. El doctor Ramón Emeterio Betances le entregó una carta de recomendación para Tomás Estrada Palma.

Abordó el Laurada, comandado por Juan Fernández Ruz, patriota tunero quien junto a Carlos Manuel de Céspedes participó en el alzamiento del 10 de Octubre en el ingenio Demajagua. El 19 de mayo desembarcó la expedición por Nuevitas, donde permaneció hasta que logró irse a Las Villas.

Según refiere el propio Trujillo en el artículo Los médicos de la guerra, Gonzalo García Vieta, Emilio Cavada, Emilio Ruiz y Francisco Casanova, fueron los médicos cienfuegueros que integraron las filas revolucionarias durante la guerra que comenzó el 24 de febrero de 1895.

De su graduación de 1890 hubo otros médicos que también se unieron a los mambises: José Sigarroa Jorge, Manuel Alfonso Seijas, Joaquín Caneda Junco y Francisco Hernández.

En julio de 1897 se incorporó a la Brigada de Cienfuegos. En septiembre fue designado el general Higinio Esquerra como jefe de este cuerpo. Trujillo enfermó de paludismo durante la campaña de ese año y su ayudante, el capitán Fernando González Luna, le salvó la vida al traerle desde Cienfuegos, enviado por los clubes revolucionarios, las necesarias píldoras de Quinina. El doctor Trujillo mantuvo una excelente comunicación con Rita Suárez del Villar, La Cubanita, durante su permanencia como jefe de sanidad de la Brigada de Cienfuegos.

República Neocolonial

En 1898 fue uno de los cuarenta y cuatro representantes que según la ley electoral de 14 de agosto fueron electos para asistir el 24 de febrero a Santa Cruz del Sur, en Camagüey, para legislar sobre el régimen de gobierno que tendría el país hasta que se reuniese la Asamblea Constituyente.

En 1899 el Ayuntamiento de Cienfuegos le ofreció al doctor Trujillo la plaza de jefe de sanidad, pero no aceptó. Ese mismo año viajó a Nueva York.

Fue candidato a alcalde de Cienfuegos en las elecciones de 1901. Resultó vencedor otro médico, Gonzalo García Vieta, quien renunció al cargo poco tiempo después. Ese mismo año Trujillo fue elegido miembro del Consejo Escolar del Distrito Urbano de Primera Clase de Cienfuegos y director escolar.

En junio de 1902 se creó la Asociación Local de Cienfuegos, de la cual fue electo como su primer presidente. Esta asociación, con sede en los altos del Teatro Tomás Terry, tuvo una corta duración.

El asesinato de Villuendas, ocurrido en el hotel La Suiza, provocó una serie de disturbios en la provincia de Las Villas. Enrique Villuendas era uno de los miembros de la Asamblea Constituyente de 1901 y un político reconocido, representante del Partido Liberal. Él y su hermano fueron compañeros de Trujillo a bordo del Laurada, quien el 23 de septiembre de 1905, en el Cementerio municipal de Reina, ayudó a cargar los restos de Enrique Villuendas hasta la bóveda del patio.

El 6 de octubre el doctor Trujillo sustituyó a Emilio Ruiz en el cargo de jefe de sanidad.

En Santa Isabel de las Lajas, poblado en el que residió desde 1907 hasta 1914, ejerció como jefe de sanidad local. En mayo de 1912, durante la rebelión de los Independientes de Color, la prensa de la época informó de su participación en la autopsia de uno de los caídos.

A inicios de 1914 regresó a Cienfuegos. Junto a Oscar Alcalde presentó un trabajo científico en el Boletín de Sanidad y Beneficencia y el doctor Enrique Núñez, Secretario de Sanidad durante el gobierno de Mario García Menocal, le propuso el puesto de jefe de sanidad de Cienfuegos, cargo que no aceptó.

En 1919 fue designado inspector provincial de Santa Clara. Tuvo además una participación activa, como jurado, en los diferentes concursos y premios otorgados durante los actos por el centenario de Cienfuegos.

Su labor periodística fue intensa en ese periodo. Sólo en 1922 publicó alrededor de cuarenta artículos en el diario La Correspondencia.

De 1925 a 1930 trabajó en el departamento de cuarentena del Puerto de Cienfuegos.

En 1936 publicó su último artículo en La Correspondencia. Fue impulsor de la realización del busto al doctor Alfredo Méndez Aguirre en el Parque Martí. Abrió la donación con quince pesos.

Muerte

Error al crear miniatura: Falta archivo
Tarja situada en el Parque Martí de Cienfuegos

Murió el 2 de junio de 1937.

En el Acta de defunción, realizada al día siguiente por el juez municipal encargado de ese registro, doctor Luis Alfonso Jimot e Izaguirre, consta como causa de su muerte "un colapso por miocarditis crónica".

En 1938 una tarja a su memoria es colocada en uno de los leones del Parque José Martí.

En 1943 se publicó De la guerra y de la paz, recopilación de sus escritos en diarios de Cienfuegos y de La Habana. Con prólogo de Enrique Gay-Calbó, fragmentos del discurso pronunciado por Francisco Cañellas en el Ateneo de Cienfuegos el 25 de abril de 1943 y una elegía de Pedro López Dorticós fechada en mayo de 1938.

Durante la semana del libro, el 20 de abril de 1944, su viuda, María Regina Hernández Hernández, donó a la biblioteca del Instituto de Segunda Enseñanza de Cienfuegos el libro, que se encuentra hoy en la sala de fondos raros y valiosos de la Biblioteca Provincial de Cienfuegos.

Fuentes

  • Morales Díaz A. Cartas a mi hermana: correspondencia de Carlos T. Trujillo a Rita Suárez del Villar. (Inédito)
  • Rousseau PL, Díaz de Villegas P. Memoria descriptiva, histórica y biográfica de Cienfuegos: 1819-1919. La Habana: Imprenta El Siglo XX; 1920. p. 466-7.
  • Torres-Cuevas E, Loyola Vega O. Historia de Cuba: 1492-1898. Formación y liberación de una nación. La Habana: Editorial Pueblo y Educación; 2001. p. 235.