Saltar a: navegación, buscar

Catalina de Alejandría

Para otros usos de este término, véase Santa Catalina (desambiguación).
Santa Catalina de Alejandría
Información sobre la plantilla
1125-SANTA-CATALINA-DE-ALEJANDRIA.jpg
Religión o MitologíaCristiana
SincretismoObba
Día celebración25 de noviembre
24 de diciembre (Iglesia Ortodoxa)
Patrón(a) o Dios(a) deFilósofos, estudiantes, la ciudad de Jaén, la villa de Berlanga de Duero, en Soria, en Majadahonda Madrid.
País o región de origenAlejandría, Egipto
Venerado enIglesia Copta, Iglesia Católica Romana, Iglesia Ortodoxa, Comunión Anglicana

Santa Catalina de Alejandría. Mártir cristiana del siglo IV. Su fiesta se celebra el 25 de noviembre, (el 24 en la Iglesia Ortodoxa). Su culto tuvo grandifusión por toda Europa a partir del siglo VI. Está incluida en el grupo de los Santos auxiliadores y es invocada contra la muerte súbita.

Síntesis biográfica

Nació en las ciudades de Egipto, Alejandría, la segunda más importante en número de habitantes de este país. Santa Catalina nació en el siglo III en el seno de una noble familia rodeada de criados y riquezas. Todos los que escriben sobre ella nos la presentan como una gran estudiante, especialmente en "letras". Alejandría estaba por aquél entonces bajo el dominio del emperador Maximino, que hacia el año 310, promulgó un edicto, en el que ordenaba que acudieran a la ciudad todos los habitantes de la comarca para ofrecer sacrificios a los dioses, castigando severamente a cuantos se negasen.

Juventud

Cuando tenía solamente 18 años de edad, Catalina se presentó a sí misma al Emperador Maximino, quien perseguía violentamente a los Cristianos, y le reconvino a él por su crueldad intentando probar cuan inicua era la adoración de dioses falsos. Asombrado de la audacia de la joven, pero incompetente para rivalizar con ella en punto de entendimiento el tirano la detuvo en su palacio y cito a numerosos eruditos a quienes el mando utilizar toda su habilidades en astuto razonamiento para que de esa manera Catalina pudiera ser conducida a apostatar.

Pero ella emergió victoriosa del debate. Algunos de sus adversarios, conquistados por su elocuencia, se declararon a sí mismos Cristianos y fueron entonces condenados a muerte. Furioso al ser confundido, Maximino había azotado a Catalina y entonces la aprisionó. Mientras tanto la emperatriz, entusiasmada por ver a tan extraordinaria joven, fue con Porfirio, el jefe de las tropas, para visitarla en su calabozo, cuando ellos en turno se sometieron a las exhortaciones de Catalina, creyeron, fueron bautizados, e inmediatamente ganaron la corona de mártir. Así después la santa, quien estaba lejos de olvidar su fe, que efectuó tantas conversiones, fue condenada a morir en la rueda, pero, al tocarla ella, este instrumento de tortura fue milagrosamente destruido. El emperador, enfureció y perdió el control entonces ella fue decapitada y Ángeles llevaron su cuerpo al Monte Sinai donde posteriormente una iglesia y un monasterio fueron edificados en su honor.

En la imagen de Santa Catalina se puede apreciar como lleva en su mano derecha la rueda de molino con la que fue martirizada. En su mano izquierda trae la palma -señal que falleció mártir- y el libro del Evangelio.

Oración

"Gloriosa Santa Catalina de Alejandría, portento de sabiduría y elocuencia. Quisiéramos parecernos a ti en ese conocimiento admirable de las ciencias y de la fe para ser testigos de Jesús en el mundo. Alcánzanos esa fe y esa ciencia para que seamos siempre capaces de dar razones de creencia y también la esperanza por Jesucristo Nuestro Señor. Amén".

Protección y devoción

La Facultad de Teología de París eligió a Santa Catalina como patrona; esta protección se hace extensiva a todos los filósofos. La tradición la considera también como protectora de las chicas jóvenes que buscan novio (junto a San Antonio de Padua y Santa Gema), y se dice que el anillo de compromiso siempre estará a salvo si antes de la boda se consagra a la santa, o sea, que el matrimonio será feliz. Es también la patrona de la ciudad de Jaén. Hace siglos, los estudiantes de Cataluña la tenían también como abogada.

Tradiciones

  • El día de su festividad se prepara un dulce con una base de melaza llamado "Las ruedas de Santa Catalina".
  • Antaño, las imágenes de Catalina, colocadas en las iglesias, eran adornadas con una cofia que se cambiaba cada año. Este rito era un privilegio de las jóvenes, mayores de 25 años que estaban solteras.
  • Actualmente, en algunas regiones, aún se pueden ver, el 25 de noviembre, algunas jóvenes con un abigarrado sombrero multicolor (en los que predominan el verde y el amarillo) hechos, a propósito, para la fiesta, son las llamadas catalineras que festejan alegremente el día.
  • En Jaén, el 25 de noviembre hay una romería al Castillo de Santa Catalina (Jaén), dedicada a Catalina de Alejandría, además es la santa protectora de la Ciudad.
  • Es patrona de Villacorta.
  • Es Patrona de la Universidad de Oviedo.
  • Tambien es patrona del Municipio de Turbaco ubicado en el Departamento de Bolívar en la Costa Caribe Colombiana, en su honor se celebran las fiestas patronales que tienen ocasión del 27 de diciembre al 1 de enero de cada año, las cuales giran al rededor de la realización de corralejas.

Refranes

  • "Para Santa Catalina toda madera arraiga" (refiriéndose a que, noviembre, es un mes adecuado para plantar árboles).
  • "Por Santa Catalina, nieve en la cocina" (refiriéndose al frío invierno que se avecina).
  • "Por Santa Catalina, prevente de leña y harina" (para pasar el invierno).

Fuentes