Saltar a: navegación, buscar

Collie de pelo largo

Rough collie
Información  sobre la plantilla
RC.jpg
Es un perro pastor que, por su belleza y buen carácter, se ha convertido en uno de los más apreciados entre los perros de exposición y mascotas.
GrupoCollie
País de OrigenBandera del Reino Unido Reino Unido
ClasificaciónPerro pastor
Nombres alternativos
Rough collie
Clasificación Científica
ReinoAnimalia
FiloChordata
ClaseMammalia
OrdenCarnívora
FamiliaCanidae
GénerosCanis
Apariencia física
TamañoGrande
Altura a la Cruzentre 51 y 61 Cm
Pesoentre 23 y 34 Kg
Estándar internacional
FCIGrupo 1 ,Sección 1

Collie de pelo largo. Es una raza de perro de gran belleza, que se muestra con serena dignidad y en el que cada parte es proporcional al conjunto del cuerpo.

Origen

Desciende de los perros pastores escoceses encargados de guardar el rebaño. Estos perros eran capaces de llevar el ganado a pastar, defenderlo y devolverlo al corral sin la presencia del dueño. Tenían las patas y el hocico más cortos que el Collie actual y eran de color negro y blanco. Muchos expertos coinciden que el cruce con Setter y Borzoi contribuyó al alargamiento de las patas y del hocico, y que proporcionó a la raza una silueta más esbelta. Hacia 1860 el Collie empezó a participar en concursos de belleza y ya, en 1870, se diferenciaron las dos razas: el Collie de pelo largo y el Collie de pelo corto.

Historia

El collie de pelo largo y el de pelo corto comparten la misma historia y aún en la actualidad son consideradas como una sola raza por el kennel club americano. La federación cinológica internacional, sin embargo, trata a estos perros como dos razas diferentes.

Estos perros se originaron en las tierras altas de Escocia, donde cumplían funciones de perros pastores. Antiguamente, estos perros eran más pequeños y menos estilizados, pero en la segunda mitad del siglo XIX capturaron la atención de los aficionados a las exposiciones caninas y de la reina Victoria. Fue entonces que, mediante cruces elegidos cuidadosamente, se consiguió el tipo actual de la raza. Para 1886 ya se contaba con un estándar racial.

En las décadas de los '40, '50 y '60, el collie se convirtió en una de las razas de perros más populares en el mundo occidental, sino la más popular. Esto debido a la fama que adquirió Lassie, el personaje canino creado por Eric Knight, y que fue el personaje principal de novelas, radionovelas, películas y series de televisión. Esa popularidad bajó posteriormente, pero aún hoy en día el collie sigue siendo un perro conocido y muy apreciado como mascota.

Apariencia

El cuerpo de este perro es un poco más largo que alto. El pecho es profundo, la espalda fuerte y el lomo un poco levantando. Las patas son fuertes y musculosas, pero no gruesas.

La cabeza del collie tiene forma de cuña truncada y contorno liso. Aunque se afina gradualmente desde las orejas hasta la punta de la nariz, no tiene hocico puntiagudo. La nariz es negra. Los ojos son medianos, de forma almendrada y de disposición oblicua. Son de color marrón oscuro, excepto en ejemplares azul mirlo, en los que uno o los dos ojos pueden ser total o parcialmente azules o azules moteados. Las orejas son pequeñas y el perro las lleva hacia atrás cuando está en reposo, y semierectas cuando está atento.

La cola de este perro es larga y alcanza por lo menos al corvejón. Cuando el perro está en reposo, la cola cuelga, pero su extremo se dobla ligeramente hacia arriba. Cuando el perro está en acción, lleva la cola levantada, pero nunca sobre el dorso.

El pelaje de este perro es sin duda alguna la característica más hermosa de la raza. Es un pelo muy denso y que se ajusta al contorno del cuerpo. El pelo externo es liso y áspero, mientras que el pelo interno es suave, lanudo y tan denso que casi oculta la piel. Puede ser de color cibelina con blanco (tonalidades desde dorado claro hasta caoba oscuro, con partes blancas), tricolor (negro, fuego y blanco) y azul mirlo (predomina el azul plata claro, salpicado y jaspeado de negro).

Temperamento y carácter

El cuerpo de este perro es un poco más largo que alto. El pecho es profundo, la espalda fuerte y el lomo un poco levantando. Las patas son fuertes y musculosas, pero no gruesas.

La cabeza del collie tiene forma de cuña truncada y contorno liso. Aunque se afina gradualmente desde las orejas hasta la punta de la nariz, no tiene hocico puntiagudo. La nariz es negra. Los ojos son medianos, de forma almendrada y de disposición oblicua. Son de color marrón oscuro, excepto en ejemplares azul mirlo, en los que uno o los dos ojos pueden ser total o parcialmente azules o azules moteados. Las orejas son pequeñas y el perro las lleva hacia atrás cuando está en reposo, y semierectas cuando está atento.

La cola de este perro es larga y alcanza por lo menos al corvejón. Cuando el perro está en reposo, la cola cuelga, pero su extremo se dobla ligeramente hacia arriba. Cuando el perro está en acción, lleva la cola levantada, pero nunca sobre el dorso.

El pelaje de este perro es sin duda alguna la característica más hermosa de la raza. Es un pelo muy denso y que se ajusta al contorno del cuerpo. El pelo externo es liso y áspero, mientras que el pelo interno es suave, lanudo y tan denso que casi oculta la piel. Puede ser de color cibelina con blanco (tonalidades desde dorado claro hasta caoba oscuro, con partes blancas), tricolor (negro, fuego y blanco) y azul mirlo (predomina el azul plata claro, salpicado y jaspeado de negro).

Medidas

-Altura a la cruz:

  • Los machos alcanzan una altura a la cruz entre 56 y 61 centímetros.
  • Las hembras alcanzan una altura a la cruz entre 51 y 56 centímetros.

El peso ideal no está indicado en el estándar de la raza, pero estos perros suelen pesar entre 23 y 34 kilogramos.

Salud y cuidados

Quizás debido a la cría intensiva y sin planificación que sufrió la raza en su momento de mayor popularidad, el collie es propenso a algunas enfermedades caninas hereditarias. Entre éstas se encuentran la anomalía del ojo de collie, torsión gástrica, distiquiasis y sordera.

Los collie pierden pelo regularmente y dos veces al año pierden pelo en gran cantidad. El cuidado del pelo no es complicado, pero demanda tiempo. Es necesario cepillar y peinar a estos perros entre dos y tres veces por semana. No es bueno bañarlos con mucha frecuencia porque el pelaje pierde sus aceites protectores, y sólo hay que hacerlo cuando el perro está sucio.

Estos perros necesitan mucho ejercicio, por lo que además de largos paseos diarios hay que brindarles algún tiempo de juego. Los deportes caninos como el agility ayudan a quemar las energías de estos perros, pero si se tiene la oportunidad, lo mejor es practicar herding (pastoreo). Los collie también necesitan estar acompañados la mayor parte del tiempo.

Por su carácter sociable, estos perros pueden adaptarse a la vida en departamento si es que se les ofrece la oportunidad de ejercitarse regularmente afuera, y se les permiten tres largos paseos diarios. Sin embargo, viven mejor en una casa con jardín. Aunque soportan bien los climas templados y fríos, es mejor si viven dentro de la casa y sólo usan el jardín para ejercitarse.

Fuentes