Saltar a: navegación, buscar

Eduardo el Príncipe Negro

(Redirigido desde «Eduardo de Woodstock»)
Eduardo de Woodstock
Información sobre la plantilla
Príncipe de Gales
74eduardodewoodstockelp.jpg

Príncipe de Gales
1330-1376
Predecesor Príncipe Eduardo II de Inglaterra
Sucesor Ricardo II de Inglaterra
Nacimiento 15 de junio de 1330
Palacio de Woodstock, condado de Oxfordshire, Bandera de Inglaterra Inglaterra
Fallecimiento 8 de junio de 1376
Palacio de Westminster, Bandera de Inglaterra Inglaterra
Entierro Catedral de Canterbury
Regente Eduardo III de Inglaterra
Cónyuge/s Juana de Kent
Descendencia Eduardo y Ricardo II de Inglaterra
Padre Eduardo III de Inglaterra
Madre Felipa de Hainaut

Eduardo de Woodstock. Príncipe de Gales, apodado el Príncipe Negro. Su personalidad arrolladora recorrió triunfante tanto su país natal, como Francia, de la que fue duque de Aquitania y España, interviniendo en la guerra civil entre Pedro I el Cruel y su hermanastro Enrique II de Trastámara. Se distinguió como jefe militar a lo largo de la Guerra de los Cien Años.

Fue un monarca prerrenacentista, amante de las letras y de las artes, caballero sin tacha, gran militar y estratega. Dos de sus innovaciones en la vida de Inglaterra, aún perduran: la fabricación de paños y la creación de un espíritu guerrero y expedicionario. Así mismo fue el que asentó la figura y el título del Príncipe de Gales, como heredero al trono de Inglaterra y creó la orden de la “Jarretera”, la más importante de la nación inglesa.[1]

Síntesis biográfica

Primeros años

Nació en el Palacio de Woodstock, condado de Oxfordshire, el 15 de junio de 1330, hijo primogénito del rey Eduardo III de Inglaterra y de Felipa de Hainaut, princesa francesa. Fue alumno del eminente profesor Walter Burley quien le enseñó, latín, griego, filosofía y algo de astrología, ciencia por la que sentía gran pasión, al mismo tiempo que le adiestró en montar caballo y en todas las artes guerreras que debía conocer un caballero.

Recibió el nombramiento de Conde de Chester con solo 3 años de edad en 1333 y el 13 de marzo de 1337 proclamado primer duque de Cornualles. Posteriormente en 1343 en calidad de heredero al trono de su padre fue nombrado Príncipe de Gales. Fue apodado el Príncipe Negro según algunos a causa del color de la armadura que le había regalado su padre; otros por vestir de terciopelo negro y con tal vestimenta recorrió los pueblos y ciudades francesas; y por último, otros dicen que el saqueo a que fue sometido el territorio galo, hicieron creer a los habitantes que habían sido atacados por un “príncipe de la tinieblas”.[2]

Conquistas

Siendo muy joven acompañó a su padre a la campaña en Normandía y sin apenas haber cumplido 16 años de edad, su progenitor le confió el mando de la primera línea de los ingleses en la batalla de Crécy, el 26 de agosto de 1346, contienda que le sirvió al joven monarca para adquirir prestigio. Atacó a los franceses con impetuosidad tal, que los señores ingleses que rodeaban, temiendo por su vida, pidieron un refuerzo al rey.
“Mientras viva mi hijo, respondió el monarca, mi socorro es inútil.”[3]
El príncipe negro cortó por fin por el centro la línea de batalla de los franceses. Después de la victoria el rey Eduardo le dijo al mismo tiempo que le abrazaba:
”Hijo mío, habéis combatido hoy con valentía, y sois digno de la corona.” .”[4]
En 1355 el Príncipe Negro fue lugarteniente de Gascuña en nombre de su padre. Dispuso que todos los hombres entre los dieciséis a los sesenta años deberían estar en disposición de servir a su rey, para lo cual dispondrían de un arco, con sus flechas correspondientes, ordenando que todos sus súbditos se instruyeran en su manejo. En esta fecha invadió el mediodía de Francia, y penetró hasta el Loira, sin embargo no pudo pasar el río. El rey Juan II de Francia le persiguió con 60 000 hombres, y Eduardo hubo de detenerse en las cercanías de Poitiers y de tomar posiciones en Maupertuis, en unas laderas cubiertas de viñedos. A pesar de sus hábiles disposiciones hubiera caído en poder del enemigo si el rey de Francia se hubiese limitado a observar a los contrarios durante algunos días. Los obispos, creyendo que podrían evitar la efusión de sangre, abrieron negociaciones entre los dos ejércitos. Eduardo consintió en abandonar todas las conquistas hechas desde 2 años antes por los ingleses y en renunciar durante 7 años a hacer la guerra a Francia. Pero cuando le exigieron que se entregara prisionero con 100 personas de su séquito, dijo:
“Nunca pagará Inglaterra mi rescate.“

El rey Juan le atacó el 19 de septiembre de 1356. En esta funesta jornada cayeron en manos de Eduardo el soberano de Francia y su hijo Felipe el Atrevido. El vencedor recibió al monarca vencido con respeto, alabó su valor, atribuyó la derrota del rey Juan a azares de la guerra, y en su propia tienda se negó a tomar asiento delante del prisionero. Debilitado su ejército por las pérdidas de aquella batalla, se retiró a la Guyena y se apresuró a marchar a Inglaterra con el cautivo.

El príncipe Eduardo contrajo matrimonio el 10 de octubre de 1361 con su prima, la bellísima condesa Juana de Kent, nieta de Eduardo I de Inglaterra, matrimonio que se llevó a cabo sin el consentimiento del rey Eduardo III, pues la pareja se amaba sinceramente teniendo que permanecer 10 años en Francia hasta que en 1371 el soberano bendice su unión y les es permitido regresar a Inglaterra. De dos hijos que nacieron de este matrimonio el primero, murió en temprana edad, y el segundo reinó con el nombre de Ricardo II de Inglaterra.

Después del tratado de Bretigny (1260) obtuvo Eduardo la investidura del principado de Aquitania y Gascuña, erigido a su favor por su padre. Vivió en sus dominios del sur de Francia y como señor de los mismos se convirtió, según el derecho feudal, en vasallo del rey de Francia.[5] Durante su gobierno se enemistó con la nobleza gascona, que consideraba que Eduardo estaba cercenando sus derechos feudales. Tras un periodo de casi seis años de paz, cubierto de gloria y querido de sus nuevos vasallos tenía en Burdeos una corte brillante y caballeresca, Pedro I el Cruel, rey de Castilla, arrojado del trono por su hermano Enrique el Bastardo, imploró su apoyo. Ávido siempre de combates y celoso de Francia, que sostenía al bastardo, Eduardo organizó un ejército de 30 000 hombres y organizó una expedición a España en 1367 con el objetivo de restaurar al rey depuesto en su trono. A cambio recibió el señorío de Vizcaya. Enrique, contrario a los consejos de Duguesclín, pasó el Río Ebro y atacó al Príncipe Negro en Nájera. La debilidad de don Tello, que arrastró en su fuga a la caballería que mandaba, hizo realidad el presentimiento de Duguesclín. Don Tello era otro hermano bastardo de Pedro I. Enrique, vencido, pudo fugarse, pero Duguesclín se entregó al príncipe inglés, que al decir de los historiadores franceses, le salvó del puñal de Pedro.

Tras la victoria de Nájera (1367), Eduardo cambió su política de alianzas, permitiendo a Enrique II de Trastámara recuperar el trono castellano, además de firmar con el rey aragonés Pedro el Ceremonioso un pacto secreto. Se desató entonces una enfermedad contagiosa dentro del ejército inglés, Eduardo fue víctima de ella y jamás se recuperó; Pedro I se negó a cumplir las condiciones del pacto ajustado con el Príncipe de Gales, y éste, descontento, atacado del contagio y tremiendo acaso las vicisitudes de la empresa comenzada, traspasó los Pirineos.

Para pagar los gastos de una campaña en la que solo había conquistado una gloria estéril, se vio obligado a exigir de sus vasallos nuevos subsidios. En 1368 reinaba un descontento general ocasionado en consecuencia de estas medidas opresoras, y las quejas llegaron a los oídos de Carlos V, rey de Francia. El príncipe negro, citado ante el tribunal de los Pares, respondió:
”Compareceré con 60 000 hombres.”
La guerra se reinició contra Inglaterra. Estalló una revuelta por toda Aquitania y Gascuña contra Eduardo, el cual, a pesar de su enfermedad, dirigió sus tropas contra la ciudad de Limoges, conquistándola en 1370, sus defensores fueron masacrados. Un año más tarde regresó a Inglaterra y renunció a su principado. [6]Los tiempos habían cambiado. Francia había recobrado las fuerzas perdidas. Duguesclín recobró en algunos años todas las conquistas alcanzadas por los ingleses en los días del rey Juan, y la tregua de 1375 aseguró su posesión al rey de Francia.

Muerte

Obligado a sostener sus derechos contra los indignos favoritos del viejo rey Eduardo, el Príncipe Negro regresó a Inglaterra. Durante los últimos años de su vida, lideró la facción política que se sublevó contra el desgobierno de su hermano menor Juan de Gante, duque de Lancaster. Murió a la edad de 46 años en el Palacio de Westminster el 8 de junio de 1376. Su cadáver fue sepultado en la Catedral de Canterbury. Por su valor, sus empresas, sus nobles virtudes, el príncipe negro fue uno de los guerreros más ilustres del siglo XIV. Los ingleses estiman su memoria tanto como la de Alfredo el Grande, y estos dos héroes de su historia antigua son hoy todavía objeto de una veneración patriótica.

Referencias

  1. El Príncipe Negro. Episodio I. Génesis de la Leyenda. Disponible en: http://www.protecturi.org/index.php?option=com_content&view=article&id=390%3Ael-principe-negro-episodio-i-genesis-de-la-leyenda&catid=42%3Arecuadro-de-la-historia&lang=es Portal Protecturi]
  2. El Príncipe Negro. Episodio I. Génesis de la Leyenda. Disponible en: Portal Protecturi
  3. Biografía de Eduardo de Woodstock. Disponible en: Diccionario enciclopédico Hispano – Americano de Literatura, ciencias, artes, etc. Edición profusamente ilustrada. Tomo VIII p.75
  4. Biografía de Eduardo de Woodstock. Disponible en: Diccionario enciclopédico Hispano – Americano de Literatura, ciencias, artes, etc. Edición profusamente ilustrada. Tomo VIII p.75
  5. Eduardo el Príncipe Negro. Disponible en: Portal Busca biografías
  6. Eduardo, el Príncipe Negro. Disponible en: Portal Caballeros de Europa

Fuentes

  • Biografía de Eduardo de Woodstock. Disponible en: Diccionario enciclopédico Hispano – Americano de Literatura, ciencias, artes, etc. Edición profusamente ilustrada. Tomo VIII p.75
  • El Príncipe Negro. Episodio I. Génesis de la Leyenda. Disponible en: Portal Protecturi
  • Eduardo el Príncipe Negro. Disponible en: Portal Busca biografías
  • Eduardo, el Príncipe Negro. Disponible en: Portal Caballeros de Europa