Saltar a: navegación, buscar

Feng Shui

Feng Shui
Información sobre la plantilla
Viento agua.gif
Concepto:Es, resumido por los maestros antiguos como el arte de encauzar y conservar el Qi o energía vital, en un intento de mejorar las condiciones ambientales que fomentan la vida, la salud y armonía general.
Feng Shui. Sabiduría milenaria. Literalmente las palabras Feng Shui se traducen como viento y agua, representan un conjunto profundo de conocimientos que tienen sus raíces en la observación de las fuerzas y formas que rodean a la naturaleza. Feng Shui es resumido por los maestros antiguos como el Arte de encauzar y conservar el Qi o Energía vital, en un intento de mejorar las condiciones ambientales que fomentan la vida, la salud y Armonía general.

Qué es el Feng Shui

Dicho anteriormente, el Feng Shui es un arte milenario que intenta utilizar los elementos que rodean a cada individuo para hacer más favorables las energías del planeta en torno a cada cual.

Un texto clásico de Geomancia China llamado el " “Zangshu” " del maestro Guo Pu (años 276-324) expresa: " “El Qi [energía] viaja y se dispersa con el viento pero se retiene en presencia del Agua” ". Esta frase aclara sobre el origen del termino Feng Shui (viento y agua) como el arte de canalizar y conservar el Qi.

Ciertos principios sobre el arte del Feng Shui se pueden captar si es capaz de apreciar instintivamente que ciertos lugares son favorables para el desarrollo positivo de las cosas y otros no.

Un lugar con buen Feng Shui facilita la afluencia de corrientes positivas al espacio influyendo en la vida de sus habitantes, estas corrientes benéficas se traducen generalmente como buena Salud, Estabilidad familiar, éxito en los proyectos, o lo que algunas personas llaman facilidades o “suerte”. Es evidente que el destino personal no esta escrito irremisiblemente en el entorno exterior, pues existen hechos más profundos en la vida de que cada ser humano. El Feng Shui tiene su propio marco y no significa una panacea, actúa solo facilitando ciertos movimientos, tal como remar a favor del viento o aprovechar el flujo de una corriente de agua.

Un lugar con mal Feng Shui puede parecerse a un terreno poco fértil, que demanda continuos cuidados y atenciones para salir adelante. Al contar con un entorno claramente nocivo y de escasa energía de nuestra parte este puede terminar subyugando los mejores propósitos e intenciones. El entorno representa una “voluntad constante” que tiene su propia fuerza y dirección, lo más sabio, es comprenderlo teniendo la posibilidad de adaptarnos a sus diferentes movimientos.

El estudio profundo del Feng Shui puede acercarle a la comprensión de la Energía ambiental en sus múltiples aspectos, un hecho que puede permitirle encontrar lugares sanos que promueven su vitalidad o salud esencial, base principal de otros logros. Al estudiarlo se descubre un mundo fascinante y muy amplio que podrá llevar a la práctica, comprobando sus resultados, de una forma muy amena y divertida.

El Feng Shui es como una herramienta para plantar sus mejores semillas en los terrenos más fértiles, considerando como base fundamental del proceso, el respeto y armonía hacia la naturaleza y vida.

Orígenes

Hay dos maneras de estudiar y practicar el arte Feng Shui: la Escuela de las Formas basada en la orientación de la puerta principal del hogar, y la Escuela de la Brújula desarrollada a partir de los Puntos cardinales, independientemente de donde este situada la entrada.

Ambas se extendieron por separado y solo se logró enlazar ambas enseñanzas a finales del Siglo XIX. El motivo de estas dos prácticas viene de antaño. Los habitantes de China se establecieron en el sur y el norte del continente, con unas condiciones de vida completamente distintas. La zona norte era un territorio plano, pobre y sacudido por los vientos, mientras que la parte sur, tenía colinas florecientes y ríos ondulantes. En el Siglo IX vivió allí el gran maestro YanYung-Sun quien se encargó de recopilar y concretar la Escuela de las Tres Puertas, como era conocida también la Escuela de las Formas, y la denominó Hsing Shih que significa forma y orden.

Dicha escuela se ocupaba de las características visibles de un paisaje en el entorno de la vivienda. Aproximadamente un siglo después, el maestro Wang Chih dio una nueva perspectiva al Feng Shui al desarrollar el Método de la brújula. Procedía del norte y por ello esta tendencia se conoce también como Escuela de Fu-Kien. Este estudioso pensaba que la otra escuela era poco rigurosa. Naturalmente el sistema de Wang Chih era más ajustado para el paisaje poco cambiante de su origen, mientras que en el sur todo eran frecuentes cambios propiciados por la naturaleza.

Sin embargo durante muchos siglos los maestros de las diferentes disciplinas no se ponían de acuerdo y cada uno defendía sus propias consignas. Hace apenas unos cien años los maestros comenzaron a unificar posturas. En la actualidad, los consultores y maestros de Feng-Shui utilizan evidentemente los dos medios para llevar a cabo sus análisis, cosa impensable hace siglos.

Principios

El antiguo arte chino del Feng Shui es cada día más conocido en todo el mundo, sobre todo a medida que las personas perciben que su entorno puede ser una fuente de recursos donde cuidar y mejorar sus vidas.

Geomancia china
La geomancia china se aplica a la arquitectura, la Decoración, el Diseño de interiores, la Construcción de jardines, Elementos acuáticos e incluso el Urbanismo. Muchas de sus características están basadas en principios lógicos y estéticos donde el Sentido común y la búsqueda de la belleza son muy importantes, además existen otras variables que se sirven de los Ciclos de tiempo o las Líneas magnéticas de la tierra.

Los consultores de Feng Shui aplican generalmente este arte a la mejora de la salud, los ingresos económicos, la capacidad de estudio o el encuentro de mejores relaciones ya sean personales o comerciales, etc. Para los Sabios taoístas el Feng Shui tiene su propio marco de actuación, englobándose dentro de lo que se llama “suerte de la tierra”, es decir la influencia del entorno sobre la vida de las personas. Además de esta influencia se tiene en cuenta lo que ellos llaman el “Qi del cielo” (características innatas desde el nacimiento) y el “Qi del hombre” (su esfuerzo, dedicación y tesón personal). Obsérvese que el Qi de la tierra es un factor que interfiere en los demás pero no es un hecho final y absoluto, por tanto el Feng Shui ha de verse como una interrelación o ayuda a otros factores, no como una panacea que subsana en forma mágica todos nuestros problemas. Los chinos llaman a estos factores las tres suertes, denominando Ren Chai a la suerte de hombre, Tien Chai a la suerte del cielo y Ti Chai a la suerte de la tierra.

Como cualquier otra rama de conocimiento, este arte, está sujeto a diversas prácticas, algunas más acertadas que otras. Sin entrar en demasiados tecnicismos se recopilan aquí algunos comentarios sobre su práctica actual.

El Feng Shui es arte muy antiguo y sus prácticas profundas. Algunas personas confunden sus principios con rituales o supersticiones propias de la cultura china o una Decoración oriental, otros se aprovechan comercialmente para vender todo tipo de fetiches y artículos extraños, no necesariamente útiles para su práctica. Encontrar una vivienda atestada de borlas rojas, monedas chinas, patitos mandarines, cristales u otros objetos no siempre significa tener un buen Feng Shui .

Aunque es cierto que se pueden utilizar algunos artículos como surtidores de agua, ciertos elementos naturales y otros objetos su práctica no puede reducirse únicamente a comprar objetos para arreglar distintos problemas, en general los principios mas importantes tienen que ver con la distribución física, los recorridos de energía, la orientación magnética, el uso y actividad de las estancias y el llamado factor tiempo.

Un buen practicante del arte puede recomendar la construcción de una vivienda en un momento de tiempo dado, elegir una zona física saludable, orientar las vistas y puerta principal hacia una dirección magnética concreta, aconsejar a nivel interno la mejor ubicación de pasillos, puertas y ventanas y además decidir los colores, materiales y elementos más apropiados a cada estancia de la casa y sus habitantes. Todo ello puede pasar desapercibido para un observador externo que busque elementos u objetos muy “concretos”, el verdadero Feng Shui debe conocerse más por sus efectos que por su apariencia externa, aunque hay hechos sobre las “formas” que son analizados visualmente.

El Feng Shui se nutre de la mayoría en sus raíces de conceptos utilizados en la Filosofía china como la palabra Qi o Chi sinónima de energía. El Feng Shui se sintetiza en promover la circulación de lo que se suele llamar Sheng Qi o (energía favorable) en contra del concepto Sha Qi que alude a energía enferma. También se estudia el equilibrio entre el Yin y Yang (los polos energéticos opuestos), la correcta distribución de los 5 elementos (fuego, tierra, metal, agua y madera), la influencia de las 8 direcciones y sus trigramas, las ramas terrestres y troncos celestes, etc. Estos principios se aplican a la Medicina china, el Qi Gong, el Tai Chi, las Artes marciales y al conocimiento chino en general.

Al realizar un estudio de Feng Shui el consultor deberá al menos usar una brújula de precisión para ubicar las direcciones de su espacio, calcular los periodos de construcción y/o reformas más propicios, preguntar sobre las fecha de nacimiento de los habitantes, observar atentamente las formas interiores y exteriores del lugar y con ello elaborar una Carta geomántica que incluya observaciones sobre la evolución en el tiempo del espacio y los consejos para su mejor equilibrio. En la vida moderna actual un estudio de Feng Shui es recomendable que este acompañado de la observación de posibles problemas de Contaminación electromagnética, materiales y lectura de las alteraciones en el Subsuelo. En última instancia el consultor de Feng Shui ha de observar cualquier elemento de su entorno que sea de interés para la verdadera mejorar de su hábitat o lugar de trabajo.

Siempre tenga en cuenta al aplicar el Feng Shui principios como el orden, la limpieza y la vitalidad que emana de su entorno, recuerde que el Feng Shui tiene en sus puntos más esenciales la busqueda de belleza.

El Chi y el Yin Yang

Error al crear miniatura: Falta archivo
Chi
La palabra Chi o Qi es ampliamente utilizada en todos los textos chinos que versan sobre Medicina, Feng Shui, esoterismo y artes diversas. Esta palabra denota a la energía vital que nutre y sostiene todo lo que nos rodea. Para un maestro de Feng Shui el Chi, alude a la existencia de un fluido invisible que nutre el espacio dotándole de vida y ciertas características. La tarea de un maestro es entonces, determinar la calidad, organización y distribución de esta energía en un espacio particular sopesando sus efectos, y encontrando estos positivos o negativos para según que funciones. El Chi es observado en las múltiples formas terrestres tantos naturales como artificiales, los ciclos de tiempo y la influencia que marcan las direcciones.

En muchos Tratados taoistas se describe la Evolución del universo desde el punto de vista energético, con el vacio o Wu Chi representado por un circulo vacio, pasando por la concepción (ovulo fecundado), hasta la diversificación que representa el Yin y Yang simbolizada en la imagen del Tai Chi.

La energía Yang denota actividad, movimiento, luz, y por tanto se relaciona con todo lo que sugiere estos aspectos como puede ser el Sol, el día, el color rojo, la voz fuerte, el Estrés, la Vigilia, la vida, el fuego, el ruido, el verano, lo masculino, y así sucesivamente.

Algunos síntomas de una actividad en exceso Yang pueden ser el estrés, el nerviosismo acusado, consumo desequilibrado de alimentos fuertes como carnes, Alcohol, Mariscos o Picantes, falta de sueño, Uso de colores rojos o ácidos, ausencia de cortinas y protección en la vivienda, Música demasiado alta, abuso de Juegos, apuestas, conducción rápida y temeraria, etc. Consejos de aplicación al espacio, serian luz suave e indirecta, uso de tonos pasteles, cortinas que procuren intimidad, dormitorios sencillos sin elementos de dispersión como Televisión u Ordenador, música tranquila, cocina con abundancia de frutas y verduras, entornos de poco ruido, etc. Se trata de buscar patrones Yin positivos que corrijan la balanza.

La energía Yin denota profundidad, tranquilidad, oscuridad relacionándose con la luna, la noche, el agua, el lado femenino, el color negro o azul, la voz suave, los movimientos tranquilos, la tierra, el sueño, el Alma, el otoño, etc.

Algunos síntomas de una actividad en exceso Yin pueden ser falta de movilidad, Depresión, tristeza, gusto insano por la oscuridad, consumo de alimentos fríos, uso de colores grises y apagados, voz baja, frecuentar vida nocturna, etc. Las soluciones en referencia al espacio, podrían se incrementar la luz en determinadas áreas de la vivienda, evitar una distribución de mobiliario que crease obstáculos, eliminar objetos estancados y trasteros, buscar colores más luminosos o alegres, ventilar adecuadamente el espacio, no abusar de cuadros y objetos otoñales (el simbolismo influye de una forma sutil), revisar la cercanía de lugares como cementerios, zonas ruinosas, agua estancada, etc. En definitiva se buscaría una dosis de energía más activa y vital (Yang) creando un nuevo equilibrio.

Yin Yang
Unos de los símbolos que mejor describen la dualidad y movimiento de la energía Yin y Yang es el conocido símbolo del Tai Chi. Este símbolo aparece divido en dos partes, una de color blanco o claro (la energía Yang) y otra de color oscuro o negro (la energía Yin), una línea ondulante divide las dos secciones de forma que al crecer la parte Yang decrece la parte Yin, y viceversa al decrecer el Yin aumenta el Yang. El la parte Yin aparece un pequeño circulo de color claro que indica que en las profundidades del la energía Yin se haya energía Yang, de igual forma en la parte Yang aparece un pequeño circulo que contiene energía Yin.

Tanto la energía Yang como la energía Yin son necesarias y de ellas encontramos infinitos contrastes y grados. Si todo fuera totalmente Yang o Yin no habría color en el mundo, no existiría el cambio y la ausencia de diferencias limitaría la creatividad del universo. Saber del Yang y el Yin es saber como encontrar el equilibrio en las facetas duales de la existencia.

Los cinco elementos

Si los conceptos del Yin y el Yang expresan una Dualidad energética como los dos Polos de un Imán, los 5 elementos representan 5 fases distintas de Qi o Chi. Esta teoría es la piedra angular de muchas prácticas chinas como la medicina, las artes marciales o el propio Feng Shui. Representan a cinco elementos simbólicos de la naturaleza: El Fuego, la Tierra, el Metal, el Agua y la Madera, cada uno de ellos representa un movimiento, una transformación distinta de Chi.

Los cinco elementos
El elemento fuego se le relaciona con la energía en ascensión, con la luminosidad, el Verano, a la tierra con el movimiento circular y por consiguiente los cambios de ciclo, al metal con el movimiento hacia dentro y la estación otoñal, al agua con la energía descendente representada en el invierno y la madera con el movimiento hacia fuera y energía que aparece en la primavera. Estas son solo unas asociaciones según el movimiento y las Estaciones naturales.

En los 5 elementos intervienen una gama extremadamente rica de asociaciones, así como el fuego se relaciona con el verano, se asocia también al corazón, a los colores rojos, a ciertas emociones como el stress o la impaciencia, a las formas triangulares, etc. Cada elemento es parte de una extensa descripción que permite catalogar los espacios sopesando que tipo de energías los afectan. Estas relaciones permiten hacer una lectura más o menos precisa de los eventos que se desarrollan o pueden sucederse en un espacio.

La teoría china sugiere la necesidad de que los cinco elementos este en un mutuo equilibrio. El fuego por ejemplo sirve para dar calor, para cocinar, para transformar la materia pero en exceso puede ser un gran destructor, como el agua fuente de transporte y almacenamiento que en desequilibrio puede acarrear inundaciones o sequía extrema, según su balanza. El conocimiento de los ciclos permite saber como se regulan estas energías en la naturaleza o un ambiente determinado.

El ciclo de alimentación o creación. Este ciclo da una idea de como un elemento es ayudado por otro para su expresión, que a su vez sirve de alimento para crear otro distinto y así sucesivamente en un ciclo continuo. Se emplea en Feng Shui para aumentar o favorecer las características positivas de un determinado espacio. Su secuencia completa es:

  1. La madera alimenta al fuego.
  2. El fuego produce tierra.
  3. La tierra genera metal.
  4. El metal produce agua.
  5. El agua alimenta a la madera.

Simbólicamente, la madera sirve de combustión al fuego avivándolo, el fuego al decaer y terminar su expresión crea tierra, (cenizas) semejante a una Erupción volcánica que origina nuevas islas, la tierra produce el metal (los complejos Minerales se extraen de seno de la tierra, en minas, etc), el metal en un Proceso de fundición genera agua (sustancia liquida) y por último el elemento agua nutre o hacer crecer a la madera, sucediéndose este ciclo continuamente.

Esta explicación es una forma simbólica de hablar del ciclo de creación. La mayoría de elementos son fáciles de entender dada las analogías naturales, quizás el más difícil sea el metal que produce agua.

El ciclo de Control o destructivo.

Este ciclo representa en que forma un elemento controla la expresión de otro. En algunos texto se le denomina ciclo de destrucción pero algunos autores como Joseph Yu comentan que la palabra no resulta del todo exacta pues sugiere una aniquilación total, donde más bien existe una influencia controladora, pues un trozo de metal puede cortar un trozo de madera pero no tiene porqué destruirlo completamente, o la madera puede extraer vida de la tierra sin consumirla por entero, etc. El ciclo completo es:

  1. El fuego derrite al metal.
  2. El metal corta la madera.
  3. La madera debilita a la tierra.
  4. La Tierra estanca al agua.
  5. El agua apaga el fuego.

El ciclo de control muestra una forma natural de controlar el sistema, algo parecido el equilibrio natural donde un pez es comido por otro mayor, que a su vez es alimento de otro más grande. Permite un equilibro general pues todos los elementos son controlados y controladores. Si elemento controlador supera los límites razonables puede convertirse entonces con más razón de ser, en algo parecido a un ciclo destructivo.

El ciclo de debilitamiento o agotamiento.

Conocido también como la Relación madre-hijo, consiste en la inversión del ciclo de creación y describe como un elemento descendiente de su progenitor puede debilitar o agotar a su progenitor. Ciclo completo:

  1. El metal debilita la tierra.
  2. La tierra debilita al fuego.
  3. El fuego debilita a la madera.
  4. La madera debilita al agua.
  5. El agua debilita metal.

Se dice, por ejemplo, que el metal es hijo de la tierra, un exceso de extracción o dominancia de este elemento tiende a agotar la tierra, se dice también que la madera es hija del agua, entendiendo que el crecimiento de la madera (plantas, árboles) merma la cantidad de agua, y así sucesivamente con cada elemento. Este ciclo es una versión más sutil que el ciclo de control.

El ciclo de daño.

Este ciclo es el giro inverso del ciclo de control, D.H Van Berghe explica como entra en actividad al perder coherencia o desequilibrarse el sistema de control. Acontinuación el ciclo:

  1. La madera daña al metal.
  2. El Metal daña al fuego.
  3. El fuego daña al agua.
  4. El agua daña a la tierra.
  5. La tierra daña a la madera.

Si la madera es muy fuerte y el metal débil, este ultimo se daña o pierde su ímpetu original al intentar controlar o “cortar” a la madera, como sería un fuego intenso que evapora el agua sin darle oportunidad a controlar el fuego, o un exceso de agua que arrastra la tierra perdiendo firmeza y estabilidad.

Los cinco animales celestiales

Dentro de la escuela de las forma se hace alusión constante a una serie de animales simbólicos que reflejan ciertas características favorables para un espacio natural. Los animales a los que se refiere esta escuela son llamados: Tortuga negra, Ave fénix rojo, Dragón verde, Tigre blanco y por último la Serpiente amarilla. Cada uno de ellos es dueño de característica especial.
Error al crear miniatura: Falta archivo
  • La serpiente amarilla:

Dirección asociada: Centro. Elemento: Tierra. Color: Amarillo.

En primer lugar la serpiente, más que nada porque habla del centro, la ubicación de referencia para explicar el resto de animales simbólicos. En la teoría de los 5 elementos el color amarillo esta asociado a elemento tierra, al centro. La serpiente tiene afinidad con este concepto siendo un animal extremadamente receptivo, sensible, que permanece atento percibiendo lo que le rodea.

¿Dónde está la serpiente? Pues sencillamente si está en la tarea de estudiar por ejemplo su vivienda, ella será la serpiente, si usted esta analizando un edificio en referencia a otras ubicaciones, él será la serpiente, si usted se observa a si mismo rodeado de otras estructuras, usted será la serpiente, en definitiva este animal es el centro virtual que puede ser rodeado por los 4 animales restantes.

  • La tortuga negra:

Dirección asociada: Norte Elemento: Agua. Color: Negro.

Refleja un aspecto fundamental para un buen Feng Shui que es la protección, la solidez, la estabilidad. La tortuga mediante su caparazón, y aparente quietud designa en forma correcta estas necesidades. Si una construcción ha de favorecerse de una tortuga, ha de contar con solidez a su espalda, bien sea una colina, grupo de árboles, edificios cercanos, u otra estructura que le arrope. Una tortuga ha de proteger la espalda de corrientes imprevistas como vientos poco favorables, torrentes de agua incontrolables u otro tipo de agresiones. Una tortuga debe guardar una configuración armónica pues una inmensa montaña detrás de una vivienda con peligro de desprendimientos, alues de nieve o tierra acabaría siendo un "animal" peligroso. Se aconseja una colina suave que arrope y cumpla sus objetivos sin llegar a lo hostil.

Si se habla de una persona se buscan elementos similares que reflejen estos aspectos. Por lo tanto una situación donde la espalda da a una puerta, pasillo, o ventana por la que entran corrientes no constituye el aspecto más sólido. Un guardaespaldas refleja la tortuga que utiliza cualquier político importante, los ejemplos son muchos pues es el animal más fácil de entender y posiblemente más importante. La tortuga permanece detrás de la serpiente amarilla.

  • El ave fenix rojo:

Dirección asociada: Sur. Elemento: Fuego. Color: Rojo.

Es un ave mitológica que corresponde al lado inverso de la tortuga, es decir el frente, la fachada, las vistas que son propias a la mayoría de las construcciones. Si la inmovilidad y la protección es una caracteriza clara de la tortuga negra, el ave fénix necesita cierta amplitud, un área abierta donde recibir energía. Un caso ilustrativo de no contar con ave fénix es un edificio que una vez construido muestra su fachada principal orientada hacia una montaña, otro edificio similar o estructuras que impiden la recepción correcta de energía o Qi. Cuando lee un libro de Feng Shui donde le aconseja evitar poner un árbol frente a su puerta le esta recordando conservar el ave fénix. Si se siente incomodo con su mesa de trabajo mirando hacia la pared es precisamente por este mismo motivo, los ojos humanos no han sido diseñados para vivir en cautiverio, ni bajo tierra, sino para gozar de la amplitud necesaria que simboliza este principio.

Un ave fénix guarda ciertos principios y aun reflejando la visión abierta, debe atraer el flujo de Chi de forma controlada por lo que una fachada completamente libre a toda influencia no seria muy segura. El ave fénix permanece delante de la serpiente amarilla de forma similar a una mesa baja delante de un sofá o una colina suave en la parte delantera.

  • El dragón verde:

Dirección asociada: Este. Elemento: Madera. Color: Verde.

Es quizás uno de los símbolos más representativos del arte chino, pues es raro ver cualquier celebración sin su presencia. El término además de que se parte de 5 animales celestiales es usado para describir las corrientes energéticas, así se habla de dragones de agua para describir cursos de este elemento, o de dragones de montaña para simbolizar los canales por donde corretea la energía en las cordilleras.

¿Donde aparece el dragón verde? . Está ubicado generalmente a la izquierda de la serpiente, en forma de una colina, edificio, porche, árbol, armario o cualquier estructura que le arropa. La parte izquierda se asocia en occidente, en muchos casos a la intuición, o lo que se podría decir tacto y sabiduría femenina. En las obras de Carlos Castañeda el lado izquierdo tal y como los describían los antiguos Videntes era el lado mágico y no estrictamente racional del hombre.

El dragón verde ha de asociarse a su compañero el tigre blanco, pues ambos lados derecho e izquierdo guardan una relación que suele establecerse como idónea entre ambos.

  • El tigre blanco:

Dirección asociada: Oeste. Elemento: Metal. Color: Blanco.

El tigre es un animal que representa la fuerza, el ímpetu, el arrojo. En consonancia con el dragón verde este animal aparece representado a la derecha de la serpiente amarilla. Es una montaña, edificio, armario, o estructura a la derecha que guarda una relación menos preponderante que el dragón verde. Se explica este hecho por parte de algunos autores, al decir que la fuerza ha de ir acompañada por la adecuada reflexión y actividad sabia del dragón. En general un tigre menos fuerte que el dragón verde es como anteponer la reflexión y pensamiento correcto a las decisiones viscerales, basadas en la fuerza. Se puede encontrar alguna divergencia entre cual animal ha de ser más predominante, si el tigre o el dragón. En los textos de Eva Wong las consideraciones anteriormente expuestas se invierten, asociándolas más concretamente al Feng Shui Yin propio de enterramientos, en contraposición con el Feng Shui Yang utilizado para la morada de los vivos. En cualquier caso es aceptado en común la existencia protectora de ambos animales a cada lado de la serpiente amarilla, algo parecido a contar con un buen sofá, o una silla cómoda con reposabrazos.

En los antiguos comentarios una configuración respetuosa con los animales, semejante en cierta forma a una herradora, favorece el asentamiento de Qi o Chi en una zona concreta.

Más…

Ejercicios para realizar el feng shui

  1. Elige una casa de forma cuadrada que tenga protegida la parte posterior y los laterales, dejando vía libre la zona de la entrada. La protección puede estar refrendada por árboles, colinas u otros edificios. Un elemento esencial en la entrada puede ser la instalación en su lado izquierdo de una fuente o estanque de agua que favorecerá la fortuna. Evite colocar una piscina justo detrás de su casa, el lugar adecuado para su ubicación es en la parte delantera. Y siempre con formas redondeadas y suaves.
  2. Evita los objetos agudos y afilados como plantas de hojas afiladas, esquinas, mesas cuadradas, vigas, columnas, etc. Hay que tener en cuenta que un fundamento esencial del Feng-Shui es utilizar la energía del Chí, fuerza universal que nos rodea, y que podemos canalizar y utilizar. Por tanto todos los objetos redondeados y en espiral le serán propicios y evitara que la energía se estanque. Por el contario las líneas rectas, que no son nada aconsejables en Feng-Shui, como por ejemplo un pasillo o una columna cuadrada propagan muy mal el Chí. Si tiene una mesa cuadrada o rectangular con puntas, coloque sobre ellas objetos redondos que suavicen las formas.
  3. La parte delantera de la casa es Yang (movimiento) por lo que se recomienda que se instale junto a la puerta los lugares de ocio y el comedor, dejando para la parte posterior, Ying (quietud) los dormitorios y la biblioteca. Nunca situé en la entrada grandes objetos que dificulten el acceso de la energía. Los expertos señalan que situar plantas de cactus en la entrada es muy nocivo por su forma puntiaguda.
  4. La limpieza y el orden deben ser imprescindible, pues permite que la energía fluya con libertad. Ordene los trasteros y evite acumular objetos inservibles. Los aromas naturales y los inciensos aumentan el flujo del Chí y mucho mejor si es acompañado con música de relajación.
  5. Los animales domésticos son muy aconsejables, atrayendo el Yang moviéndose regularmente por toda la casa. Los maestros de Feng Shui aconsejan la posesión de tortugas que es un animal de protección del hogar. Los gatos suelen elegir zonas de radiaciones para sentarse o descansar, por tanto nunca te acomodes en dichos lugares.
  6. Precaución con los espejos. Nunca ponerlos alineados con puertas y ventanas (excepto si tienes delante de tu vista un bello paisaje y pretendes atraer para tu hogar el Chí de la naturaleza). Sobre todo evitarlos frente a la puerta principal y en los dormitorios. En la entrada te repelerá la energía, que no entrara en tu casa y en los dormitorios al entrar dentro de los objetos considerados Yang, te perjudicaran el descanso. Al menos intenta que no refleje la cama y que no sean excesivos. Si no se puede evitar, cúbrelos durante la noche.
    Error al crear miniatura: Falta archivo
    Ba gua
  7. Los colores deben ser utilizados correctamente en cada habitación de la casa o negocio, según le corresponda dentro del esquema del Ba-Gua.
  8. Las puertas y ventanas no deben estar alineadas, si no pueden cambiarse separarlas visualmente, bien con un biombo o con cortinas.
  9. Colocar objetos que tengan que ver con el agua (elemento muy importante) en la parte norte de la casa (excepto si hay un inodoro), como por ejemplo un acuario o una fuente. Ayudara a potenciar la zona de la fortuna atrayendo el dinero.
  10. Si tienes escaleras dentro de la casa no colocar jamás debajo de ella un escritorio o un acuario, ni nada que exprese movimiento, instala más bien elementos relacionados con la familia.
  11. Tanto las columnas cuadradas como las vigas expuestas son consideradas mal Feng-Shui, creando un Chí negativo debido a sus esquinas y formas rectas, actuando como flechas envenenadas hacia el lugar donde apunten. Un remedio para las vigas expuestas es crear un falso techo, si no es posible colocar dos flautas de bambú con cordones rojos apuntando sus boquillas hacia arriba. Para las columnas cuadradas se pueden colocar plantas que giren alrededor de la columna, objetos redondos, sonería o espejos (estos anulan visualmente la columna).
  12. El cuarto de baño debe emplazarse en la zona norte, nordeste o noroeste del hogar ya que esta vinculado al elemento agua. Es la zona mas conflictiva de la casa, se aconseja tener siempre el inodoro cerrado, sobre todo cuando se utilice la cisterna. Mantenerlo perfumado y ordenado. Situado en el centro de la vivienda provoca posibles enfermedades. El remedio puede ser colocar un cristal semicircular en la puerta.
  13. Los hornillos de la cocina siempre han de estar limpios y pulcros, pues representan la prosperidad. Nunca deben estar junto a la pila de fregado. Si no se puede cambiar colocar un objeto de madera entre ambos, como por ejemplo una cuchara de madera colgada de la pared. Evitar un inodoro alineado con los hornillos al otro lado de la pared. El mejor emplazamiento de la cocina es el lado oeste de la vivienda, procurando que no coincida con la puerta principal. Evitaríamos problemas de obesidad y psicológicos.
  14. En los dormitorios buscamos tranquilidad por ello no son aconsejables como vimos anteriormente los elementos Yang, como por ejemplo el agua, elude todo lo relacionada con ésta. Elige colores relajantes como el azul, los tonos beige y claros. Eludir sobre todo la existencia de una viga descubierta sobre la cama y mucho más si es de forma vertical, pues representa la separación de la pareja. El colchón de matrimonio debe ser de una sola pieza y se debe evitar los metales en la cama o en la cabecera.
  15. En la sala de estar, elige colores como el verde, el amarillo o el rojo (aclarar que cuando hablamos de colores no solo me refiero al tono de las paredes si no al color general de los objetor reinantes en el lugar). Coloca el sofá de modo que os veáis frente a frente, la rinconera son propicias por su forma circular. Sitúa un gran espejo frente a donde vayáis a comer de modo que se refleje toda la familia. La mesa de la sala o comedor, debe de tener las esquinas redondeadas, si no es así compénsalo con objetos y floreros circulares o con curvas.

Enlaces externos

Fuentes