Saltar a: navegación, buscar

Hermione Granger

Hermione Weasley (de soltera Granger)
Información sobre la plantilla
Personaje de Ficción
Hermione.jpg
NombreHermione Jean Weasley
Nacimiento del personaje19 de septiembre de 1979
Obra a la que perteneceSaga Harry Potter

Hermione Jean Weasley (de soltera Granger). Nacida el 19 de septiembre de 1979 es la hija de los muggles Sr. y Sra. Granger ambos dentistas en el mundo muggle. A los once años descubrió su don mágico y fue aceptada en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Hermione empezó sus estudios mágicos el 1 de septiembre de 1991, poco antes de cumplir doce años y fue seleccionada para la Casa de Gryffindor.

Hermione Granger es la alumna más lista de su curso en Hogwarts. Al igual que Harry y Ron pertenece a la casa de Gryffindor, pese a que el sombrero seleccionador consideró colocarla en Ravenclaw debido a su inteligencia.

Inicios

Tiene un gusto muy marcado por la lectura y generalmente obedece las reglas, a excepción de las que su criterio le indica que no son justas (su sentido de la justicia es muy marcado, y uno de sus rasgos principales) y tiende a creer que todo aquello que merece la pena saber se puede aprender en un libro, despreciando por tanto, asignaturas como la Adivinación por considerarla una ciencia muy imprecisa.

Descripción física y personaje

Hermione tiene el pelo castaño, largo y enmarañado, los ojos marrones, e incisivos bastante grandes. A pesar de que nunca destacó por su aspecto físico (son varios los personajes que se han reído de ella por eso, destacando Draco Malfoy, Pansy Parkinson y Severus Snape).

Una de estas transformaciones fue la de sus dientes delanteros, los cuales se convirtieron en más grandes de lo normal. Fue antes del baile de Navidad cuando, tras una pelea con Draco Malfoy en la que sus dientes crecieron descomunalmente, visitó la enfermería para que la señora Pomfrey los devolviera a su tamaño natural. Sin embargo, cuando la enfermera le dijo que le indicara cuando habían recuperado su tamaño original, esta dejo que se los disminuyera hasta dejárselo mucho mejor de lo que estaban, como bien apreciaron sus amigos. Ella decía que aprovechó esa oportunidad para empequeñecercelos; cosa que sus padres no le habían dejado hacer.

Otro de los cambios fue el pelo, cuando, tras aplicarse una poción alisadora, aparece con él lacio y brillante en el Baile de Navidad. De hecho, su aparición en el baile dejó a Harry, Ron y otros muchos compañeros, como las Patil, con la boca abierta.

Su reputación, la cual trabaja arduamente por mantener, como una de las estudiantes más inteligentes de su año es causa de frecuentes burlas, aunque Harry y Ron dependen de ella para ayuda académica, y su conocimiento y sentido común ha demostrado ser valioso para poder vencer los desafíos del trío.

Hermione es valiente y leal y tiene una conciencia política brava, pero a veces tiene problemas en mantener una mente clara en ocasiones de crisis. Por ejemplo, la mentira improbable que le dice a la Profesora Dolores Umbridge para salvar a Harry en Harry Potter y la Orden del Fénix (ella reclama que hay un arma escondida en el bosque que fue creada bajo las ordenes del Profesor Dumbledore).

Sin duda, el intelecto de Hermione es fuerte en memoria y análisis de objetivo, y a veces tiene dificultad cuando se le fuerza a hacer juicios repentinos. Sin embargo, son los planes de ella los cuales Harry y Ron (algunas veces a regañadientes) usualmente siguen. Aunque ella ha cometido errores, lo que sugiere es usualmente el mejor plan de acción.

Personalidad

Hermione en el bosque del Mundial de Quidditch tras escapar del Ministerio de Magia durante la séptima película

Hermione Granger destaca por su increíble inteligencia y carácter perfeccionista. Además de ser la primera de su curso y haber estado a poco de entrar en Ravenclaw, Hermione demuestra su inteligencia en muchas otras ocasiones a lo largo de los libros. Lo demuestra en Harry Potter y la Piedra Filosofal, descubriendo el enigma de Severus Snape utilizando la fría lógica o en la Cámara Secreta, adivinando que la criatura que se escondía entre las tuberías era un basilisco, entre otros momentos a lo largo de la saga.

Su carácter perfeccionista queda evidente en situaciones tal y como su desilusión al recibir un Supera las Expectativas en Defensa Contra las Artes Oscuras, o cuando el boggart se convierte en McGonagall diciéndole que ha suspendido todas las asignaturas. Además, Hermione es una persona justa a quien le preocupan los problemas de los demás, desviviéndose por aquellos que son más débiles o que están desprotegidos. Es frecuente que ayude a Neville Longbottom con las clases, ha apoyado a Hagrid en tareas como la defensa del hipogrifo Buckbeak y defiende a Kreacher, el elfo doméstico de la Casa Black, a pesar de que este la trata irrespetuosamente.

Con respecto a los elfos domésticos, Hermione tiene una opinión muy peculiar entre los magos. En el segundo libro crea una plataforma, la P. E. D. D. O. (Plataforma Élfica de Defensa de los Derechos Obreros) para defender sus derechos, a pesar de que la mayoría de ellos no quieren oír ni hablar de derechos. Su postura, a pesar de ser muy criticada por Ron y otros compañeros, es admirada por personajes como Albus Dumbledore o Sirius Black, quienes consideran su actitud como justa y correcta.

Sin embargo, toda esta seguridad arrolladora que Hermione muestra con los estudios, es en realidad una gran inseguridad y miedo a ser rechazada por sus compañeros. Hermione puede ser a veces algo insufrible debido a su actitud con los estudios o a su actitud hacia las normas, que también va cambiando a lo largo de los libros. Es además una chica algo temerosa, aunque es una verdadera Gryffindor pues es capaz de vencer todos sus temores para ayudar a Harry en sus aventuras.

Historia y evolución

Harry Potter y la Piedra Filosofal

Hermione es lo que algunos magos conocen como sangre sucia, o persona de familia muggle. Sus padres son dentistas, razón por la cual no quieren que ella se reduzca los dientes mágicamente. Nació el día 19 de Septiembre (del año 1979) y es, por tanto, prácticamente un año mayor que el resto de sus compañeros. Esto fue confirmado por J. K. Rowling cuando dijo que, para entrar en Hogwarts había que haber cumplido ya los 11 años. Cuando le llegó la carta de la escuela se mostró totalmente sorprendida y entusiasmada y durante ese verano leyó todos los libros que iban a estudiar ese año y empezó el curso sabiendo mucho más que los demás alumnos.

Como bien la recordaba Ron, que corregía a sus compañeros y hablaba de estudios constantemente. Sin embargo, su actitud estricta para las normas fue, poco a poco, haciéndose menos severa. De hecho, al final del primer libro, le confiesa a Harry lo buen mago que cree que es, pues ella es solamente libros.

Harry Potter y la Cámara de los Secretos

En el segundo año, Hermione siente el miedo y el rechazo por su origen muggle, impulsado sobre todo por Draco Malfoy y los mensajes del Heredero de Slytherin. Sin embargo, en vez de asustarse y recurrir a los amuletos como hacen otros compañeros ella trata de encontrar la manera de solucionar el problema. Durante este libro sufre un ataque de parte del basilisco ocurrido cuando salía de la biblioteca donde acababa de descubrir gracias a sus habilidades que era un basilisco lo que se escondía en la Cámara de Secretos, ella logra solo caer petrificada gracias a un pequeño espejo que utilizaba cuando se disponía a doblar el pasillo.

Harry Potter y el Prisionero de Azkaban

En el tercer año, Hermione demuestra su carácter justo y noble, respetando la intimidad de Lupin y no contando su secreto aunque es la primera en darse cuenta sobre todo analizando su comportamiento. Además es probado que, dado su carácter responsable los adultos confían en ella, siéndole autorizado el uso de un giratiempo, el cual usa para asistir a todas sus clases, y para la noble causa de rescatar a Sirius Black, a Harry y a ella misma de los dementores y, a Buckbeak de que le cortasen la cabeza.

Harry Potter y el Cáliz de Fuego

Hermione y Harry durante el Baile de Navidad ocurrido durante el cuarto libro de la saga (escenas de la película)

En el cuarto año, Hermione se convierte en el punto intermedio entre Harry y Ron, quienes tienen una pelea y dejan de hablarse. Ella trata de reconciliarles, pero acaba perdiendo los nervios en más de una ocasión, pues la usan de mensajera. Con las reglas es mucho más flexible, pues no duda en ayudar a Harry con las pruebas del Torneo de los Tres Magos. Además, es en este libro en el primero en el que sus amigos comienzan a ver a Hermione como "una chica" (como bien puntualiza Ron) y donde empieza a adoptar costumbres de adolescente (como retirarse dos horas antes para arreglarse para el baile). Además aparece el primer acercamiento de Hermione a un chico, este es búlgaro Victor Krum quien es el campeón de la Academia Durmstrang y que demuestra cierta atracción hacia ella, causando los celos desproporcionales de Ron.

Harry Potter y la Orden del Fénix

En el quinto año, Hermione se enfrenta a la actitud de todos aquellos compañeros que no creen a Harry sobre el regreso de Lord Voldemort. De entre las actitudes del trío, la suya es la más destacada y las más inteligente pues, en vez de simplemente quejarse y pelear con aquellos que no les creen, ella decide hacer algo al respecto. Es por eso que tiene la idea de que Rita Skeeter le haga la entrevista a Harry y de crear el Ejército de Dumbledore. Aquí se puede apreciar una profunda transformación en Hermione, que pasa a ser una chica que se enfrenta a su profesora por no estar de acuerdo con lo que dice y se salta una gran cantidad de normas durante el año. Es ahora cuando descubrimos que la obsesión de Hermione no es con las normas por el simple hecho de ser normas, sino porque las considera correctas.

Esto se puede apreciar en su actitud con respecto a las reglas que Dolores Umbridge va añadiendo a lo largo del curso, a las cuales critica y no duda en saltarse (como con la ED). Además, es la única con el valor suficiente como para explicarle a Harry que sus ganas de salvar siempre a todo el mundo puede ser un problema para los demás.

Harry Potter y el Misterio del Príncipe

En el sexto año, Hermione muestra facetas de su personalidad que no se habían visto antes. Cuando Harry la supera en una asignatura por primera vez (descontando Defensa Contra Las Artes Oscuras), Hermione se irrita y la toma con el libro (actuando con lógica nuevamente y puntualizando que no debería fiarse de un libro escrito por alguien que no conocía, recordando lo ocurrido con el diario de Tom Riddle). Hermione comienza a demostrar sus sentimientos hacia Ron, comenzando en las Tres Escobas, cuando Ron se enfada por ver a Dean y Ginny besándose y Hermione le replica con el hecho de que Ginny entonces debería enfadarse si los viera a él y a ella besándose (esto se ve en la película, mas no en el libro).

Ayuda a Ron en las pruebas de guardián para el equipo de Quidditch lanzando un Confundus hacia Cormac McLaggen, sin embargo, cuando Ron empieza a salir con Lavender Brown, Hermione se enfada, le lanza pájaros encantados con un Opugno y asiste a la fiesta de navidad de Slughorn con Cornac tratando de causarle celos a Ron.

Harry Potter y las Réliquias de la Muerte

En el séptimo año, Hermione se muestra mucho mas sensible que en libros anteriores, se ve una madurez muy marcada (ya que tuvo el valor de borrarle la memoria a sus padres) y tambien se la ve mas enamorada que nunca, ya que es ella la que besa a Ron. Al final ya se le ve como una esposa y madre buena y amorosa, con lo que se destaca la actitud que se ve que tiene desde el primer año de escuela.

Resultados Académicos

Al entrar en Hogwarts, Hermione destaca desde el principio por su inteligencia y sus impecables resultados en las clases. Incluso Snape, quien siente un gran desprecio por los alumnos de Gryffindor, reconoce sus respuestas como acertadas aunque insinuando que repite el libro como un papagayo. Además es la alumna, que, durante los cursos, más puntos gana por razones académicas.

El problema de Hermione es Defensa Contra las Artes Oscuras, pues, a pesar de que se le da bien, es la única asignatura en la que Harry destaca por encima de ella. En sexto también es superada por Harry en Pociones, pues este se ayuda del libro del Príncipe Mestizo. Hermione se enfada con Harry por utilizar el libro, recordándole lo que ocurrió con el Diario de Tom Riddle.

Apariciones

Fuente