Saltar a: navegación, buscar

Reserva Biológica de Isla del Caño

Reserva Biológica Isla del Caño
Información sobre la plantilla
Reserva Isla Caño portada.jpeg
Sitio de gran importancia arqueológica ya que fue utilizada por poblaciones precolombinas como cementerio y lugar sagrado
Salvavidas de la Cruz Roja Zona protegida: Parque Natural.
Localización
PaísBandera de Costa Rica Costa Rica
Provincia / EstadoPuntarenas
LocalidadOsa
Características generales
Longitud3 km (300 ha terrestres y 5.800 marinas)
Ancho medio2 km
Grado urbanizaciónAlta
Paseo marítimo
Características específicas
Tipo de playaPública
Tipo arenaBlanca fina
Aspectos medioambientales
Presencia vegetación
Zona protegida
Seguridad
Señalización de peligro
Equipo salvamento
Accesibilidad
Tipo de accesoEn bote
Señalización de acceso

Reserva Biológica Isla del Caño. Situada en el bello y azul Océano Pacífico, a 12 millas náuticas en las afueras de la Península de Osa en la bahía Drake, forma parte de la Isla del Caño, reserva biológica marina asombrosa de Costa Rica parte de la provincia de Puntarenas y situado al noroeste del Parque Nacional Corcovado, es una isla de importancia geográfica y arqueológica. Visitada por las ballenas jorobadas y aves migratorias, es también hogar de colonias de coral y de gran biodiversidad marina. Un punto ideal para practicar buceo y lugar sagrado para poblaciones precolombinas. Pertenece al Área de Conservación Osa (ACOSA).

Ubicación

Ubicada aproximadamente 20 kilómetros fuera de la península de Osa, al noreste del Parque Nacional de Corcovado, este es un sitio de gran importancia arqueológica. La Isla del Caño se localiza en la plataforma continental del Pacífico de Costa Rica, a 16 km al noroeste de la Península de Osa en la provincia de Puntarenas. Para llegar a la Isla se deben contratar los servicios de un bote desde Drake, Sierpe o Puerto Jiménez.

Ubicación en el mapa de la Reserva Biológica Isla de Caño

Creación

A 18 kilómetros de Bahía Drake, con 300 hectáreas de terreno fue anteriormente como cementerio durante la era precolombina y lugar sagrado, donde se puede apreciar una clara influencia Sur Americana, en ciertas esferas perfectamente redondas, hechas por los nativos de estas tierras.

Fue incluida inicialmente como una extensión del Parque Nacional Corcovado por medio del Decreto Ejecutivo No 6385-A del 30 de septiembre de 1976, y fue legalmente establecida como Reserva Biológica por medio de la ley No. 6215 del 9 de marzo de 1978. La administración de la isla ha estado bajo la tutela del Parque Nacional Corcovado, hasta que en octubre del 2006 se separó de la administración del Parque.

Historia

La Isla del Caño fue usada por varios grupos humanos. Se sugiere que, entre el 700 y 1500 a.C. fue empleada como cementerio por sociedades Chiriquis, o como residencia permanente por los Quepos o Bruncas (MINAE y SINAC 1999). La isla tiene una meseta de roca de alrededor de 100 metros de altitud, densamente forestada y atravesada por quebradas permanentes. Las playas son de arena y piedra y carecen de manglares. La zona alta contiene un bosque tropical húmedo. También hay bosques secundarios de distintas edades, a raíz de la explotación bananera y algunas zonas cultivadas.

Descripción General

La Reserva Biológica Isla del Caño (RBIC) posee una forma aproximadamente triangular de 3 km de largo por dos de ancho, consta de 320 has terrestres y 5.800 marinas. Sus aguas poseen unos de los arrecifes coralinos más extensos y en mejor estado de la costa Pacífica de Costa Rica y, en la zona terrestre, se encuentran restos de las esferas de piedra creadas por civilizaciones indígenas antiguas. La vida salvaje es escasa, consistiendo primordialmente de insectos como abejas y mariposas, también se pueden encontrar anfibios y reptiles en la isla, así como colonias de pájaros migratorios y residentes.

Arrecifes de corales que sirven de refugio a peces, estrellas de mar, erizos y unas 60 especies de moluscos como los cambutes (en peligro de extinción) y crustáceos como las langostas

La isla está rodeada por cinco plataformas de arrecifes de coral. Áreas para camping han sido establecidas cerca de la estación de los guarda parques, donde también se puede encontrar agua potable. La isla está a 110 metros sobre el nivel del mar, está compuesta principalmente de playas de arena blanca, algunas de las cuales desaparecen durante la marea alta.

La mayor atracción de la isla yace debajo de la misma. La revista ha calificado esta locación como una de las mejores en el mundo, y es considerado como un lugar nuevo y diferente para explorar, con paredes desde 15 y 16 pies hasta 80 pies de profundidad. Las formaciones de roca volcánica proporcionan las bases para las colonias de coral, que a su vez dan hogar a pequeños moluscos, crustáceos y un sin fin de peces increíble, pero por su estatus de reserva biológica el buceo en esta zona es regulado.

Solo se permite 10 buceadores como máximo, en cinco sitios abiertos al público. Por ley está totalmente prohibido el movimiento de cualquier objeto marino, vivo o muerto (ejemplo: conchas, corales). Aunque las corrientes y la visibilidad son difíciles de predecir, por lo general las condiciones son excelentes. De seis a diez pies de longitud, las aletas blancas de los tiburones dominan el territorio, pero se pueden apreciar otros animales como tortugas, anguilas, delfines, rayas y otros escualos. [1]

Clima

Con una precipitación anual promedio entre 4.000 y 5.000 mm. Temperatura promedio entre los 260 y 280 c. La época de seca es de enero a marzo, mientras que la época lluviosa es de abril a diciembre.

Recursos marinos

Flora y fauna

Ballena jorobada en peligro de extinción

La Península de Osa y en particular la Isla del Caño, es una zona importante para la crianza de individuos de Ballena Jorobada (Megaptera novaenlinae) por lo que su observación es óptima en sus alrededores.

Las aguas de esta virgen isla es una de las más azules del país, en ellas podrá observar una variada y espectacular fauna marina así como algunos arrecifes de coral. Clasificado como uno de los mejores puntos de aventura subacuatico del mundo, la reserva biológica isla del caño también tiene una gran variedad grande de peces, ballenas y tiburones.

Protege aproximadamente 158 especies de plantas superiores y helechos, aráceas, heliconias y bejucos. La Isla está cubierta por un bosque tropical lluvioso siempreverde. Hay además especies de flora introducidas como mango, marañones, naranjas, guayaba y bananos. Con árboles de hasta 50 metros de altura como el árbol de la leche (suelta un líquido blanco) también otras especies como el guapinol, el higuerón, el cacao silvestre, el hule y el garumo. Es común ver plantas epífitas como las bromelias y orquídeas.

En la Reserva se han observado unas 31 especies de aves ya sean terrestres como el gavilán cangrejero, la paloma colorado, el faloropo picofino y el yigüirro (ave nacional) y por varias aves marinas como las tijeretas de mar, el anguila pescadora, los pelícanos pardos y los piqueros morenos. La alta salinidad de la isla no permite gran cantidad de especies de anfibios y reptiles, (solo hay unas 4 especies de anfibios y 9 especies de reptiles) sin embargo hay serpientes boas, sabaneras, bejuquillas y la venenosa de mar; ranas y lagartijas.

Entre las especies de insectos que podemos encontrar en Isla del Caño hay 5 especies escarabajos, 4 de mariposas diurnas, 2 de mariposa nocturnas y 7 especies de abejas. En sus aguas habitan tiburones como el aleta blanca, tortugas, anguilas, delfines común y nariz de botella, manta rayas, el cachalote, la ballena piloto y la ballena jorobada (en peligro de extinción). Además cuenta con 7 especies de peces de agua dulce. Protege 19 especies de arrecifes de coral que sirven de refugio a peces, estrellas de mar, erizos y unas 60 especies de moluscos como los cambutes (en peligro de extinción) y crustáceos como las langostas.

Fondo marino de la isla, uno de los mejores puntos de aventura subacuático del mundo

La pendiente y base del arrecife están dominados principalmente por Porites lobata, la especie más abundante en la Isla. También se han encontrado 11 especies de octocorales. La mayor parte de la ictiofauna está compuesta por; mantas, jureles, atunes, dorados, peces de arrecife, delfines como el manchado (Stenella attenuata) y es un buen punto para la observación de tiburón punta blanca (Triaenodon obesus).

Acciones para proteger los corales

  • Si va a nadar, a bucear con mascarilla, o con Scuba, por favor ayúdenos a proteger nuestros arrecifes y por supuesto no olvide que puede realizar estas actividades solamente con un guía capacitado.
  • Los corales son colonias de animales muy pequeños, que pueden tardar cientos de años en formar las estructuras que se ven hoy, simplemente con tocar una parte de un coral por curiosidad puede matar toda una colonia entera.
  • No camine ni se pare encima de los corales, esto puede matar los pólipos vivos de los corales quienes son los que construyen la estructura del arrecife.
  • Si esta buceando, practique el control de su flotabilidad antes de sumergirse en un ambiente sensible.
  • Asegúrese de no arrastrar su manómetro o demás equipo.
  • No toque, recoja o sostenga ningún habitante del arrecife, y nunca saque un pulpo de su hábitat.
  • No acosar a los animales:

a) seguir un mismo pez, raya o tortuga durante un tiempo muy prolongado,

b) tratar de tocar los animales observados y

c) molestar animales que están parcialmente asomados en sus madrigueras (morenas, langostas, etc.) para que salgan por completo.

Enlaces relacionados

Referencia

  1. Reserva Biológica Isla del Caño. Disponible en: Sinac.go. Consultado el 18 de febrero de 2016.

Fuentes