Saltar a: navegación, buscar

Sonda espacial

Sonda espacial
Información sobre la plantilla
Sond.jpg
Sonda Espacial explorado un planeta.

Sonda espacial. Instrumento no tripulado enviado al espacio por el hombre, que estudian objetos celestes como planetas y lunas desde cerca y luego envían la información recopilada a los científicos en la tierra. Sin poner en riesgo más que multimillonarios presupuestos, las sondas espaciales brindan un si fin de gratificaciones del orden del saber.

Estos artefactos van equipados con sistemas de fotografía, radar y de comunicación con la Tierra. Las sondas no descienden sobre los astros, sino que siguen una trayectoria de acercamiento. En ocasiones, se sitúan en órbita de un determinado astro y permanecen allí, enviando datos a la Tierra, hasta que finaliza su vida útil.

Las sondas espaciales se suelen denominar también satélites artificiales, si bien, estrictamente hablando, una sonda se diferencia de un satélite en que no establece una órbita alrededor de un objeto (ya sea la Tierra o el Sol), sino que se lanza hacia un objeto concreto, o bien termina con una ruta de escape hacia el exterior del sistema solar.

Historia

Envían a 1964 la primera sonda espacial hacia Marte, luego en 1972 hacia Júpiter, en 1973 hacia Saturno y Júpiter, y una otra hacia Mercurio, en 1977 hacia Urano y Neptuno así como Júpiter y Saturno.

Si bien los EE.UU y la ex Unión Soviética tienen la mayor experiencia en el uso de estas máquinas, varios países entraron hace tiempo en esta conquista. Así, desde China y Japón, pasando por la ESA (agencia espacial europea) hasta Australia manejan proyectos, muchos en cooperación, para el estudio y exploración del espacio.

Por diversas razones, la mayoría referidas al éxito o fracaso de sus objetivos, existen una serie de sondas espaciales más famosas que otras.

Por una cuestión casi lógica, las primeras fueron preparadas para orbitar y posarse sobre la luna, en primer lugar, para luego alejarse más en las expectativas y enviar sondas a Venus y Marte.

Solo al satélite natural de la tierra se enviaron un total de 96 sondas espaciales a lo largo de estas ultimas 5 décadas, de ellas, las mas recordadas son las sondas “Pioneer” “Ranger”, y “Survyvor” Norteamericanas, y las sondas “Sputnik” “Luna” y “Zond” rusas. Sin dejar de nombrar la reciente “Smart 1” de la ESA.


Al llamado planeta gemelo de la tierra se enviaron un total de 40 misiones en sondas espaciales, nuevamente la URSS tomo la delantera, e incluyo en este planeta las famosas “Vega 1 y 2” y las menos exitosas “Cosmos” “Venera” y “Sputnik”. Por su parte EE.UU. envió las formidables “Mariner” y “Pioneer Venus”.

Respecto del planeta rojo se enviaron un total de 39 misiones no tripuladas, quizá el planeta que mayores éxitos produjo en termino de sondas exploradoras. Por supuesto, que un capitulo aparte se merecen las revolucionarios “Viking 1 y 2” lanzadas en agosto y septiembre de 1975, estas dieron las primeras vistas de la superficie marciana.

Marte había sido ya fotografiado en 1965 por la Mariner 4, pero con una resolución muy pobre, por el contrario las Viking, se posaron exitosamente en su superficie.

Una vez alcanzados los Planetas mas cercanos, lógicamente la conquista se extendió, y tomo el papel mas importante una serie de proyectos impulsados por EE.UU.

Funcionamiento

La mayor parte de las sondas espaciales utilizaron como combustible una mezcla líquida de hidrógeno y oxígeno, aunque en la actualidad se están buscando combustibles que permitan generar velocidades mucho más rápidas. Pero el combustible no es el único medio de viajar, ya que las sondas aprovechan los impulsos gravitacionales de los planetas para acelerarse, de esta manera, se acercan a los planetas para someterse al radio de acción de sus campos gravitacionales, luego dibujan una órbita alrededor del astro para salir expulsado a mayor velocidad, ya que el astro le transmite una parte de su energía cinética a la sonda, a este mecanismo se le llama Fly-By, y fue el que utilizaron, por ejemplo las Voyager para orbitar tantos planetas desde 1977.

Sin lugar a dudas que estos instrumentos viajeros han posibilitado la obtención de información, física, química, atmosférica, biológica, geofísica y geológica de los planetas, satélites naturales, cometas y asteroides del sistema solar. Información que nunca podría obtenerse si no fuera por sus arriesgadas aventuras interplanetarias.

Pero por supuesto, incluso sin ánimos científicos, las sondas han proporcionados vistas inalcanzables desde la Tierra, y eso para el aficionado a la astronomía puede valer mas que mil telescopios juntos. Viajar y conocer a través de ellas es un regalo que, realmente, no puede desaprovecharse.

Una sonda espacial puede tener diferentes funciones según el tipo de módulo que embarca. Hablamos de Orbiter cuando ella se inserta en órbita del astro dirígete, de atterrizor cuando se aterriza sobre un cuerpo sólido, o de sonda de reapertura cuando entra en la atmósfera de un cuerpo gaseoso. Por regla general una sonda tiene por objeto hacer medidas y transmitirnos estos datos.

Es importante notar la diferencia con los satélites artificiales, que ellos, son destinados sólo a ser puestos sobre órbita terrestre. Sin embargo, ciertas sondas también son destinadas a ser puestas en órbita alrededor de otros planetas, satélites de planetas o hasta alrededor de pequeños asteroides. Los Estados Unidos ampliamente dominan este dominio de la exploración del sistema solar, por las sondas espaciales.

Ejemplos de Sondas

  • Cassini-Huygens

La misión Cassini-Huygens es una misión conjunta de la NASA, de la Agencia espacial europea y de la Agencia espacial italiana cuyo fin principal es explorar Saturno y sus satélites, en particular Titán.

  • New Horizonte

New Horizonte es la primera sonda que tiene para principal objetivo el estudio y el sobrevuelo de Plutón. Debido a su alejamiento, Plutón es un destino a riesgo, es por eso que los proyectos de estudio de este planeta enano han sido anulados unos tras otros.

Lanzada el 5 de septiembre de 1977. Fue la primera sonda en proporcionar imágenes detalladas de las lunas de Jupiter y Saturno, se encuentra a 17.490 millones de kilómetros del Sol, en los límites del Sistema Solar y es en la actualidad el objeto hecho por el hombre más alejado de la Tierra, viajando a una velocidad relativa de la Tierra y el Sol más rápido que ninguna otra sonda.

Referencias