Saltar a: navegación, buscar

World of Warcraft: The Burning Crusade


World of Warcraft: The Burning Crusade
Información sobre la plantilla
The Burning Crusade-box.jpg
Primera expansión del World of Warcraft
Desarrollador(es):Blizzard Entertainment
Diseñador(es):Rob Pardo
Jeff Kaplan
Tom Chilton
Distribuidor(es):Vivendi Universal
Serie:World of Warcraft
Versión:2.4.3 (16 de julio de 2008)
Anterior:World of Warcraft
Posterior:World of Warcraft: Wrath of the Lich King
Plataforma(s):Windows, Mac OS X
Lanzamiento:16 de enero de 2007
- Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
- Bandera de Francia Unión Europea
17 de enero de 2007
- Bandera de Australia Australia
1 de febrero de 2007
- Bandera de Corea del Sur Corea del Sur
3 de abril de 2007
- Bandera de Taipei de China Taipei de China
6 de abril de 2007
- Bandera de la República Popular China China
Género(s):MMORPG
Licencia:Propietario
Modos de juego:Multijugador (Online)
Formato(s):DVD

World of Warcraft: The Burning Crusade cuya traducción sería 'La Cruzada Ardiente', es la primera expansión para World of Warcraft anunciada en Octubre de 2005 y lanzada al mercado en Enero de 2007 por la compañía de videojuegos Blizzard Entertainment. Como principales características, presentaba la apertura de un nuevo mundo, Terrallende (Outland en inglés), dos nuevas razas jugables, los draenei y elfos de sangre, diez niveles más de juego, nuevas zonas, una nueva profesión, mazmorras, objetos, misiones, monstruos y posibilidad de usar monturas voladoras.

Trama

Logo del The Burning Crusade
Las inmediaciones del Portal Oscuro han estado sufriendo turbulencias últimamente. Los demonios lo han atravesado y la Alianza y la Horda han tenido que unirse para luchar contra el invasor. Una vez sofocada la revuelta inicial, el acceso a Draenor sigue abierto y el enemigo espera tras el portal. Tras haber implosionado durante Warcraft II, cuando Ner’zhul provocó el colapso del planeta rojo abriendo numerosos portales dimensionales, las últimas noticias que había sobre Draenor eran las Tierras Exteriores a las que Illidan huyó en Warcraft III escapando de Kil’Jaeden. Cinco años han pasado desde entonces, tiempo suficiente para que Illidan se haya convertido en el señor de Terrallende, junto a sus aliados el Príncipe Kael’thas y Lady Vashj.

La Horda y la Alianza no tardan en descubrir que en el nuevo territorio se encuentra un gran ejército de orcos demoníacos formado a partir de la sangre de Magtheridon, el señor del foso al que Illidan derrotó en Warcraft III. Ante la gravedad de la situación ambas facciones deciden combatir al ejército de Illidan antes de que invada Azeroth ocupándose también de los naga de Lady Vashj y los elfos de sangre de Kael’thas descubriendo por el camino numerosos supervivientes de la Expedición de la Alianza que quedaron prisioneros en Draenor en Warcraft II cuando Khadgar destruyó el Portal Oscuro. Terrallende oculta además numerosa información sobre sus razas nativas como los orcos incorruptos de Nagrand donde se encuentran la abuela de Thrall y el hijo de Grom Hellscream. También es el hogar de los Mok'Nathal, la raza de Rexxar y el hogar adoptivo de los dranei cuando escaparon de Argus huyendo de la Legión Ardiente que finalmente acabó convirtiéndolos en tábidos.

La amenaza de Illidan pronto se queda pequeña cuando, tras derrotarlo en el antiguo emplazamiento del templo de Karabor, se desvela que uno de sus aliados, el príncipe Kael’thas lo ha traicionado al sucumbir a la sed de magia que persigue a los elfos de sangre y de la que se ha aprovechado Kil’Jaeden para reclutarlo como agente de la Legión Ardiente. El otrora príncipe de Quel’Thalas que se unió a Illidan para vengarse de la destrucción de su reino por parte del Azote es ahora el que invade su tierra natal buscando el poder de la Fuente del Sol para invocar a Kil’Jaeden en [[Azeroth]] al igual que hizo Arthas en el pasado para resucitar a Kel’Thuzad. Sin embargo la Alianza y la Horda no están solos. Gracias a los aliados que han encontrado en Terrallende, a los naaru y a los ejércitos combinados de la ciudad de Shattrath consiguen derrotar a Kil’Jaeden y restaurar la Fuente del Sol aunque a costa de algún que otro sacrificio.

Razas y clases

Se añadieron dos nuevas razas, una para cada facción.

  • Draenei — una facción incorrupta de los eredar que escapó de Terrallende en El Exodar, una nave que aterrizó en la Isla Bruma Azur y que les sirve de capital. Liderados por Velen el profeta se han unido a la Alianza.
  • Elfos de sangre — una escisión de antiguos miembros de la Alianza que se han unido a la Horda en esta expansión. Liderados por Lord Lor'themar Theron, tienen como capital la Ciudad de Lunargenta.

La expansión también posibilitó nuevas combinaciones de raza y clase, acabando con la exclusividad de algunas clases en determinadas facciones. Así, la Alianza pudo contar con chamanes por mediación de los draenei y la Horda con paladines a través de los Elfos de Sangre.

Zonas

Además de Terrallende, se añadieron nuevas zonas en Azeroth:

Profesiones

Se añadió una nueva profesión, Joyería, con la que se pueden hacer anillos, collares, abalorios y diverso equipamiento.

El nivel máximo de profesión ha aumentado desde Arterano (300) hasta Maestro (375). Los sastres disponen de tres especializaciones y los químicos de otras dos.

JcJ

Se añadió un nuevo campo de batalla llamado Ojo de la tempestad ambientado en Tormenta Abisal y del estilo de capturar banderas mezclado con defender posiciones y con equipos de hasta 15 jugadores desde niveles 61-69 a 70, ampliado posteriormente en Wrath of the Lich King a 71-79 y 80.

Figuras prominentes

  • A'dal: El líder de los naaru gobierna la ciudad de Shattrath y defiende Terrallende de la amenaza de Illidan y la Legión Ardiente.
  • Akama: El líder de los tábidos, los draenei envenados por la influencia demoníaca de los demonios de la Legión, que colaboró con Illidan en Warcraft III para liberarse de Maghteridon se ha dado cuenta que su nuevo señor es el mismo perro con distinto collar.
  • Anveena Teague: Es la llave para que Kil’Jaeden sea invocado en Azeroth. La presencia de agentes de la Legión Ardiente en Quel’Thalas cambiará su existencia para siempre.
  • Archimonde: A pesar de haber muerto en Warcraft III, volverá a hacer acto de presencia en las Cavernas del Tiempo.
  • Danath Aterratrols: Uno de los protagonistas de Warcraft II, Beyond the Dark Portal reaparece como un anciano que se encarga de la supervisión del Bastión de Honor, el emplazamiento humano más cercano al Portal Oscuro.
  • Garrosh Grito Infernal: El hijo de Grom Hellscream es el lider de los orcos incorruptos de Nagrand. A pesar de los actos de su padre y de la vergüenza que le provocan, recuperará la confianza en sí mismo cuando Thrall le cuente la historia completa.
  • Illidan Tempestira: Tras ser derrotado por Arthas en Warcraft III a la entrada de Corona de Hielo muchos pensaron que había muerto. Después de que la Legión desapareciera de Azeroth, se ha refugiado en Terrallende sin nadie que le de órdenes y tras su completa transformación en demonio ha terminado por alejarle del camino del bien.
  • Kalecgos: Los sucesos en la Fuente del Sol le afectarán personalmente hasta llevarle a un estado de locura transitoria.
  • Kargath Garrafilada: El líder de la Horda Vil es el encargado de supervisar la inoculación de sangre demoníaca en los orcos que forman parte del ejército de Illidan.
  • Khadgar:
    Príncipe Kael'thas
    El poderoso mago que destruyó el Portal Oscuro en Warcraft II se encuentra vivo en la ciudad de Shattrath donde aconseja a A'dal en asuntos propios de la defensa de la ciudad.
  • Kurdran Martillo Salvaje: Otro de los héroes de la Alianza durante Warcraft II que se encuentra vivo liderando a los enanos Martillo Salvaje en el Valle Sombraluna.
  • Príncipe Kael'thas: Su compleja personalidad le hará caer a la tentación de la magia propia de su raza, traicionando a Illidan y uniéndose a la Legión Ardiente, los destructores de su patria.
  • Kil'jaeden: El eredar comandante de la Legión Ardiente, clama venganza tras la derrota de Archimonde en Hyjal y tratará por todos los medios manifestarse en Azeroth siempre que consiga reactivar la Fuente del Sol.
  • Lady Liadrin: Tras la invasión de Kael’thas a Quel’Thalas, la líder de los Caballeros de Sangre luchará por acabar con aquellos que pretenden arrasar con su patria una vez más.
  • Lor'themar Theron: El líder de los elfos de Sangre de Lunargenta tras la muerte de Anasterian Sunstrider y la traición del Príncipe Kael’thas.
  • Maiev Cantosombrío: Tras desaparecer por un portal junto a sus Centinelas en Warcraft III, su obsesión por capturar a Illidan han jugado contra ella y ahora se encuetra prisionera de su captor.
  • Maghteridon: Tras ser derrotado por Illidan, Kael’thas y Akama en Warcraft III, es mantenido con vida para usar su sangre como agente para transfomar a los orcos de la Horda Vil en sangrientos soldados bajo la influencia de la sed de sangre.
  • Medivh: El profeta no hace presencia explícita en esta expansión pero su figura está presente durante todo el recorrido por Karazhan.
  • M'uru: El naaru responsable de la redención de los Caballeros de Sangre y fuente de poder para que tanto Kael’thas como Velen sellen el destino de la Fuente del Sol.
  • Nazgrel: Mano derecha de Thrall en Terrallende. Se encarga de coordinar a los nuevos miembros de la Horda que llegan a los restos de Draenor y los encauza en su misión de acabar con Maghteridon.
  • Rexxar: Tras ayudar a Thrall en Warcraft III en la construcción de Orgrimmar se ha trasladado desde Desolace a las Montañas Filoespada donde trata de encontrar a los miembros perdidos de los Mok'Nathal.
  • Teron Sanguino: El primer Caballero de la Muerte que creó Gul'dan para Ogrimm Doomhammer en Warcraft II ha sobrevivido a la destrucción de Draenor y ahora sirve a Illidan en el Templo Oscuro.
  • Lady Vashj: Al igual que en Warcraft III, la naga bruja es fiel a Illidan y pieza fundamental de su ejército.
  • Velen: Al líder de los draenei de la Alianza se le acumula el trabajo, por una parte debe asegurarse del cuidado de los miembros de su raza que acaban de estrellarse en la Isla Bruma Azur y por otro coordinar la fuerzas de defensa de su antigua patria, Terrallende, lo que incluye evitar que Kil’Jaeden sea invocado en Azeroth.
  • Zul'jin: Tras haberse visto obligado a colaborar con la Horda en Warcraft II, su odio y rencor por aquellos que amenazan a los Amani le ha llevado a desafiar a cualquiera que ose entrar en Zul'Aman.

Requisitos

  • Procesador: AMD Athlon /Intel Pentium III 0.8GHz o mejor
  • Memoria: 512MB RAM (XP)
  • Gráficos: 32MB Nvidia Geforce 2 o mejor
  • Conexión a internet de 56 kbit/s o mejor

Véase también

Enlaces externos

Fuentes