El Principito

De EcuRed
El Principito
Información sobre la plantilla

El Principito
Título originalLe Petit Prince
Autor(a)(es)(as)Antoine Jean-Baptiste Marie Roger de Saint-Exupéry
GéneroCuento
Primera edición6 de abril de 1943
PaísBandera de Francia Francia

El Principito. (en francés: Le Petit Prince). Publicado el 6 de abril de 1943, es el relato corto más conocido del escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry. Lo escribió mientras se hospedaba en un hotel en Nueva York y fue publicado por primera vez en los Estados Unidos. Ha sido traducido a ciento ochenta lenguas y dialectos.

Se considera un libro infantil por la forma en la que está escrito y por la historia en un principio simple, pero en realidad el libro es una metáfora en el que se tratan temas tan profundos como el sentido de la vida, la amistad y el amor.

Contenido

El libro

Fue publicado en 1943. Desde entonces ha sido recomendado para la lectura de niños y adultos por las buenas enseñanzas y mensajes que trae consigo el particular cuento.

Esta obra constituye un clásico de la Literatura infantil, pero gana al corazón tanto de niños como de adultos que se conmueven con su lectura. En este relato, el autor se figura a sí mismo perdido en el Desierto del Sahara, después de sufrir un problema con su avión. En ese momento se hace presente un pequeño príncipe. Mediante las conversaciones con el principito, el autor deja ver su propia visión sobre la estupidez humana y sobre la franca sabiduría de los más pequeños. Piensa que la mayoría de las personas pierden esa sabiduría al crecer.

En este extraordinario relato, Antoine De Saint-Exupéry narra la historia del Principito, quien por medio de un lenguaje sencillo y de experiencias propias, deja enseñanzas que sirven para la comprensión y valoración de las cosas simples y complejas de la vida. El relato viene acompañado por ilustraciones dibujadas por el autor.

Resumen

La historia es narrada por el Aviador, un adulto a quien le es difícil entenderse con sus contemporáneos. En un vuelo solitario, su avión sufre un desperfecto y aterriza de emergencia en el Desierto del Sahara. Ahí tiene lugar su encuentro con el Principito, un niño que viene de otro planeta, tan pequeño que sólo tiene tres volcanes, baobabs enanos y una flor. El Principito le pide al aviador que le dibuje un cordero para llevarlo a su mundo.

Tras hacerse amigo del Aviador, le cuenta cómo era de solitaria y melancólica su vida hasta la llegada de la Flor, una flor muy hermosa que ama al Principito pero a quien le es difícil expresarse con sinceridad. Debido a sus dudas sobre el amor de la flor, el Principito abandona su asteroide y recorre diversos mundos, habitados por curiosos personajes como el rey, el vanidoso, el bebedor, el farolero y el geógrafo.
El principito
El principito
Llega por fin a la Tierra, donde conoce a la serpiente y al zorro, con quien llega a establecer un vínculo muy especial y de quien aprende que “sólo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”.

Al fin, el Principito regresa al Desierto del Sahara, el lugar en el cual descendió a la Tierra, para hacerse amigo del Aviador y contarle sus peripecias. Cuando el Aviador logra reparar su avión, el Principito es mordido por la serpiente, pues ésta es la única manera que tiene de volver a su planeta, para cuidar a su flor. El Aviador descubre que si bien el Principito ha logrado llevarse consigo el dibujo del cordero, no se ha llevado un bozal para amarrarlo. De modo que se queda con la duda de si el cordero pueda o no comerse a la flor. Por último, invoca a quienes lean el libro a avisarle en caso de que el Principito vuelva a la Tierra.

Obra como metáfora

El libro comprende una serie de metáforas que deben ser interpretadas para entender plenamente el significado de la obra, lo cual no excluye que una misma imagen sea interpretada por distintas personas de formas diferentes. Cada opinión es una verdad, desde su punto de vista, no habiendo una única forma de ver e interpretar las insinuaciones que hace el autor, ni nadie que pueda decir qué es lo correcto o cómo se tiene que interpretar tal o cual cosa.

La historia comienza con una crítica sarcástica a las cosas importantes de la vida y a los adultos, a cómo se condiciona a los niños y se los conduce por el camino supuestamente correcto. Estas críticas a las cosas importantes y al mundo de los adultos van salpicando el libro a lo largo de la narración.

Principales personajes de la obra

El Principito: personaje principal del libro, toda la historia está basada en él. Es un niño que viaja de planeta en planeta haciendo preguntas que se dan por hechas, y que no interesan a nadie. Vive en un pequeño planeta que se puede identificar no como un planeta, sino como su propia vida, así el resto de planetas que visita son en realidad las vidas de otras personas que conoce. El hecho de que su planeta sea tan pequeño viene la expresión de que tiene mucho por vivir y aprender.

El narrador: coprotagonista, es un adulto que intenta razonar y actuar como un niño, pero sabe que en realidad no lo es, que lo ha perdido pero intenta recuperarlo. Es nuestra propia imagen, nuestro reflejo en la historia, el personaje que nos identifica dentro de la novela y muestra cómo se deberían ver las cosas y cómo en realidad se ven.

Por sus características, se puede identificar al narrador con el propio autor que va guiando a lo largo de la historia.

El cordero: personaje aparentemente irrelevante pero de gran significado. Es un amigo que lo ayudará a librarse de los problemas que pueda tener o surgirle, pero como todos los amigos sin querer, algún día, pueden volverse en contra y hacer daño.

Los baobabs: son los problemas, hay que solucionarlos antes que sean demasiado complicados, es la moraleja que deja el autor, los niños son los adultos. Hay que tener disciplina, cuidado, estar atento siempre para diferenciar lo bueno de lo malo y actuar en consecuencia.

Los volcanes: tareas comunes del día a día, no son un problema como los baobabs, son simplemente cosas que hay que hacer para que todo vaya bien, aquí se hace hincapié en la disciplina.

El principito cuidando su rosa
El principito cuidando su rosa
La Rosa
: personaje que pone de manifiesto el amor del principito, la Rosa no es una flor cualquiera, es su amor, es espléndida, es única en su planeta. Ha habido otras, pero ésta es la que ha "florecido" y perdura, es la metáfora de la mujer que ama, que se ha quedado para siempre en su corazón. Bonita, huele bien, perfecta y, al mismo tiempo, llena de imperfecciones; es frágil, hay que cuidarla, mimarla, estar siempre atento, además es orgullosa, es vanidosa, egoísta y mentirosa. Aun así es su flor, única entre otras. Pone de manifiesto la inocencia del principito, su inexperiencia. Responsable de la huida del principito por crearle una gran confusión con su forma de hacer y/o decir las cosas.

El fanal o globo: la protección, los celos y/o los mimos y cuidados que hay que tener para que la "rosa" se sienta protegida y querida aunque realmente no los necesita.

El zorro: personaje medular de la historia, quien le hace ver al principito la esencia, pero también las dificultades y costos de la amistad.

Habitantes de los planetas

El rey: es sinónimo de autoridad, pero lo quiere decir, la experiencia del encuentro con este personaje, es que no hay por qué hacer caso a nadie, no hay por qué cumplir lo que ordenan, nadie tiene autoridad sobre otro aun siendo rey, la última voluntad de hacer o no hacer algo es cosa de cada uno. La autoridad de alguien dura lo que aguanta la sumisión de otros. También puede representar la "Ambición de Poder", pero de alguna manera es un poder racional, ya que ordena hacer cosas que obviamente se harían de cualquier modo.

El vanidoso: representa la vanidad y el egoísmo del hombre, encarna el deseo de reconocimiento y admiración social. Este personaje recuerda que la apariencia no es lo importante, no sirve para nada, no es realmente importante si la persona está sola, la vanidad es un defecto que todos tienen.

El borracho: simboliza la falta de fuerza de voluntad y superación humana. El borracho bebe para olvidar que tiene vergüenza de beber. El círculo cerrado en el que se encuentra este personaje es una ventana a cómo un problema puede llevar a un callejón sin salida si no se pone suficiente empeño en superarlo.

El hombre de negocios: representa la avaricia y la ambición económica del hombre, el personaje se encuentra siempre ocupado contando las estrellas que piensa poseer; planea utilizarlas para comprar más estrellas, todo ello sin saber el nombre de éstas. Sin tiempo para sí ni para nadie, esclavo del trabajo que le hace rico y libre, no disfruta de las cosas de la vida, no vive.

El farolero: este personaje que hace lo que debe, encender un farol cuando empieza la noche y apagarlo cuando comienza el día, se gana el respeto y la amistad del principito precisamente por eso, pero la realidad es que su compromiso y lealtad lo llevan a una situación absurda en la que enciende y apaga el farol cada minuto, que es lo que dura un día en su planeta. Muestra como hacer lo que uno debe, puede quitar la posibilidad de hacer lo que uno realmente quiere. También podría decirse que representa la lealtad y la responsabilidad, es el único personaje de alma positiva que conoce el principito en su viaje (aparte del aviador).

El geógrafo
El geógrafo
El geógrafo
: personaje sabio, inteligente y estudioso, que pasa todo el tiempo encerrado en su gabinete, elaborando mapas, pero jamás deja su escritorio para explorar. Interesado en las cosas eternas invariables, no como las flores. Su mundo es mayor que el de los otros, por una vida más plena dedicada al conocimiento, pero cometiendo el error de no experimentar por sí mismo lo que puede ofrecerle esto. Este personaje le aporta al Principito la idea de que puede que su [Rosa] ya no esté cuando él decida regresar. La idea de lo efímero trastoca al personaje.

Datos del autor

Antoine de Saint-Exupéry nació en Lyon, Francia, el 29 de junio de 1900. Novelista y aviador francés, sus experiencias como piloto fueron a menudo su fuente de inspiración. Autor de "El principito". Muere el 31 de julio de 1944.

Fuentes