Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes

De EcuRed
Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes
Información sobre la plantilla

Encuentro internacional de jóvenes de todo el mundo
TipoFestival Mundial
Fecha1947
PaísPraga, República Socialista de Checoslovaquia

Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes. Evento internacional organizado en forma conjunta por la Federación Mundial de la Juventud Democrática (FMJD) y la Unión Internacional de Estudiantes con fecha 1947. Encaminado a la discusión política y de marcada tendencia izquierdista, gran parte de su asistencia ha estado tradicionalmente conformada por militantes de organizaciones juveniles de partidos comunistas y otros grupos relacionados. Gran parte de estas ediciones del Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, se han llevaron a cabo en estados socialistas, a excepción de dos estados que ambos son neutros estos son la realizada en Austria en 1959 y Finlandia en 1962, con la desintegración del bloque del este, la (FMJD), sufrió un duro revés por el cual durante 8 años no se realizó ningún festival, período en que demoró la desintegración del bloque del este. Los sucesivos festivales se han declarado Antimperialistas y Pacifistas.

Contenido

I Festival "Praga, 1947"

I Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Praga, Checoslovaquia en 1947
I Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Praga, Checoslovaquia en 1947
Praga, la capital de la entonces República Socialista de Checoslovaquia, fue la sede del I Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes. La juventud del mundo había decidido celebrar allí su primer festival, porque todavía estaba en la memoria de todos, los sucesos de octubre y noviembre de 1939, cuando miles de jóvenes checos se levantaron en poderosa manifestación estudiantil antifascista, provocando una fuerte represión que costó el cierre de todas las escuelas superiores, el arresto de más de 1 850 estudiantes y el envío de 1 200 de ellos para los campos de concentración.Tampoco olvidaba el mundo a Lídice, la aldea mártir arrasada por los Nazi, al conocer el ajusticiamiento de Heydrich, uno de los más connotados esbirro del Adolf Heatler (III Reich). Soplaban los primeros vientos de la Guerra fría. El Imperialismo norteamericano chantajeaba al mundo progresista con su política anticomunista y el poder de su Bomba atómica.

En Praga se reunieron, bajo el lema ¡Juventud, únete en la lucha por una paz firme y duradera!, más de 17 000 muchachos y muchachas de 72 países. En la tarde del 25 de julio de 1947, en el estadio praguense Strahov, ante una joven multitud, se inauguraba oficialmente el 1er Festival. Al compás del toque estridente de las trompetas fue izada la bandera azul con el emblema de la Federación Mundial de la Juventud Democrática. Aquel día se oyó, por primera vez, una hermosa canción que hoy conocemos como el Himno de la Juventud Democrática, compuesto por Anatoli Novikov y con letra de Lev Oshanin.

Este fue el festival más largo de la historia, con casi cuatro semanas de duración, y uno de los primeros grandes eventos donde se puso de manifiesto la aspiración de los jóvenes a vivir en paz. Cuba no pudo asistir a este 1er Festival, pero el vibrante mensaje del evento llegó hasta esta parte del mundo y quedó firmemente prendido en la conciencia de nuestros mejores jóvenes.

Himno de la Juventud Democrática

Letra: Lev Oshanin

Música: Anatoli Nóvikov

Hijos de pueblos varios nos anima la misma ilusión.

En años de la tormenta conquistemos un mundo mejor.

Desde montes y llanos, a través de los mares; quien sea joven dénos la mano;

¡Forjemos la unidad!

Estribillo: Es de la juventud canto fraternal, fraternal, fraternal.

Es canción inextinguible, inmortal, inmortal, inmortal.

Tiene ecos ya en el mundo entero este cantar.

Es canción inextinguible, inmortal, inmortal, inmortal.

La terrible hecatombe no debemos jamás olvidar

Nuestros muertos queridos nos ordenan unidos marchar.

Venid a nuestras filas, por la paz y por la dicha, contra la guerra y por la vida.

¡Forjemos la unidad!

¡Jóvenes del alma recia lo jurado sabremos cumplir.

Llevemos en los hombros la promesa de un mundo feliz.

Porque nunca la guerra devaste nuestras tierras.

Unamos todos nuestras banderas.

II Festival "Budapest, 1949 "

II Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Budapest, Hungría en 1949
II Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Budapest, Hungría en 1949
Después de dos años de arduo quehacer, los jóvenes del mundo volvían a reunirse en 1949 para celebrar el 2do Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes. Esta vez la sede escogida fue Budapest, capital de la entonces República Popular de Hungría, que aún mostraba las secuelas de la II Guerra Mundial.

Tres eventos simultáneos se desarrollaron en el país en aquel ardiente verano y convirtieron su más importante ciudad en capital del Movimiento juvenil internacional: los Juegos Mundiales Universitarios de Verano, el Segundo Congreso Mundial de la Juventud, y la gran fiesta de los jóvenes del mundo, que por segunda vez presentaba credenciales.

El 14 de agosto de 1949, en el Estadio de Ujpest, distrito septentrional de Budapest, 20 000 jóvenes de 82 países del orbe, dejaban inaugurado el 2do Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes. Durante dos semanas se desarrollaron actividades culturales, deportivas, recreativas y políticas. La solidaridad se manifestó a favor de los esfuerzos anticolonialistas de los pueblos de Indonesia, Indochina y Malasia; la juventud griega y la española recibieron apoyo a sus posiciones democráticas en contra de sus gobiernos fascistas. La incorporación de la República Democrática Alemana fue acogida con gran simpatía. Asimismo Cuba estaba presente por primera vez en un Festival Mundial. En nombre de los jóvenes cubanos asistieron: Lionel Soto, Luis Mas Martín, Abelardo Adam y Ramón Calcines, todos miembros de la Juventud Socialista. Una vez más los jóvenes se despidieron con el reclamo de vivir en un mundo sin guerra y sin miseria.
• Hay fuentes que aseguran que fueron 82 países los representados, mientras que otros hablan de noventa. El dato no se ha logrado precisar.
Lema:¡Juventud, Unete! ¡Adelante, por una paz firme, por la democracia, la independencia nacional de los pueblos y por un futuro mejor!

III Festival "Berlín, 1951"

Logo del III Festival Mundial
Logo del III Festival Mundial
El III
III Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Berlín, Alemania en 1951
III Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Berlín, Alemania en 1951
Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes transcurrieron en un período de intensa agudización de los problemas internacionales. Por primera vez, después de la Segunda Guerra Mundial, los peligros de una nueva conflagración amenazaban y se convertían en una terrible realidad. El bloque socialista comenzaba a demostrar sus potencialidades y la bipolaridad del mundo se tensaba: Estados Unidos imponía una sucia guerra de intervención al Pueblo de Corea; Francia insistía en mantener sojuzgado al valeroso pueblo de Viet Nam; la escalada de La guerra fría estimulaba la ofensiva reaccionaria en los países capitalistas; en Norteamérica la cacería de brujas se manifestaba a través de las comisiones investigadoras de actividades anti-americana.

En aquellos difíciles tiempos, la joven generación del planeta decidió celebrar su 3er Festival Mundial en Berlín, capital de la entonces recién fundada República Democrática Alemana (RDA). Los 26 000 delegados participantes en el III Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, procedentes de 104 países, demostraban, con su presencia allí, el reconocimiento hacia la joven república, por mantener desde su fundación una política consecuente de paz y por haber extirpado todo lo que pudiera alentar en su tierra las Ideas fascistas. El evento se desarrolló en un ambiente tenso: elementos estadounidenses y bandas fascistoides del sector occidental realizaban sabotajes y atentados, pero la unidad de los jóvenes delegados no se quebrantó.

Entre las actividades más destacadas se realizó un impresionante desfile, al que se le sumaron más de un millón de jóvenes de la República Democrática Alemana (RDA) y la República Federal Alemana (RFA), en contra de la militarización, el revanchismo y la guerra. Asimismo, los delegados se pronunciaron a favor de la justa lucha del pueblo coreano. Por Cuba participó, en este festival, un valioso grupo de compañeros, entre los que se destacaron los de la juventud socialista, quienes daban una merecida prioridad en el trabajo a la celebración de estos eventos mundiales. Sorteando dificultades políticas y económicas, estuvieron en Berlín: Nicolás Guillén, Raúl Valdés Vivó, Rafael Francia Mestre, José Massip, José Felipe Carneado, Antonio Núñez Jiménez, Yolanda Pérez, Francisco García Benítez, Santiago Grajales, el maestro González Mántici, Alfredo Guevara, Tania Castellanos, Carlos Rafael Rodríguez, Pablo Balaguer, Juan Marcelino Prado, Suilverto Bello, Crisanto Betancourt, Manuel Canciano, Julio Esnard, Temístocles Rey, Alejandrina Santos, Erzio Wong, Félix Gómez, Aimée Laza, José Luis Olivares, Julio Puertas y Miguel Quintero.
Lema:¡Juventud, Unete frente al peligro de una nueva guerra, en pro de una paz duradera!

IV Festival "Bucarest, 1953"

Logo del IV Festival Mundial
Logo del IV Festival Mundial
Los jóvenes se preparaban en todo el mundo para celebrar, en el verano de 1953, el IV Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes que tendría por sede Bucarest, capital de la entonces República Popular de Rumania.

Eran tiempos difíciles; la histeria anticomunista llamaba a “eliminar a los rojos” de la faz de la tierra y la propaganda militarista alentaba al armamentismo y al revanchismo deAlemania Federal. Los focos de atención en el mundo se mantenían sobre la guerra de Corea y las justas causas independentistas de los pueblos de Viet-Nam y Argelia, contra el colonialismo francés. En América Latina una cadena de golpes militares convulsionaba el continente; en Cuba, Batista había usurpado el poder en 1952; en los Estados Unidos eran asesinados, en la silla eléctrica, los esposos Rosemberg. No obstante, en vísperas del Festival, se firmó el armisticio en Corea: una vez más ganaban las fuerzas de la paz.

En los primeros días de agosto de 1953 más de 30 000 jóvenes representantes de 111 países arribaban por diferentes vías a Bucarest. Un vibrante lema los convocaba: ¡No! ¡Nuestra generación ya no servirá a la muerte y la destrucción! En el evento juvenil se multiplicaron los encuentros entre las delegaciones y se desarrolló una importante reunión de los delegados de las cinco grandes potencias mundiales, los cuales se pronunciaron a favor de los principios de la coexistencia pacífica, la confianza mutua y la colaboración económica recíprocamente beneficiosa. Se realizaron, también, veladas de solidaridad con la juventud de Asia y África. Para Cuba fue muy importante la participación en este evento; en la constitución del Comité Internacional Preparatorio del Evento Juvenil Mundial, estuvo presente el compañero Raúl Castro Ruz, entonces miembro de la juventud socialista, quien presidía la delegación cubana al encuentro, integrada además por Fidel Domenech. Los dos llegaron a Bucarest procedentes de Viena, donde habían participado en la conferencia mundial por los derechos de la juventud, en unión de Gustavo González, Yolanda Pérez, Abelardo Adam y Lionel Soto. Sin embargo, una cita con la historia dos meses después, le impediría a Raúl asistir al IV Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes: elAsalto al Cuartel Moncada.

A pesar de la dictadura batistiana, nuestro país estuvo dignamente representado en el evento de la juventud del mundo con una delegación, en la cual se destacó la presencia de un importante número de compañeras que venían de participar en el Congreso de la Federación Democrática de Mujeres. En Bucarest estuvieron, entre otros: Jorge Risquet Valdés, Flavio Bravo, Armando Acosta Cordero, Julio García Espinosa, Elena Gil, Tania Castellanos, Magdalena Serra, Candelaria Rodríguez, Susana Rieumont, Rosa Girona, Juana María González y Lidia Roca.

V Festival "Varsovia, 1955"

V Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Varsovia, Polonia en 1955
V Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Varsovia, Polonia en 1955
Para la celebración del V Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes se escogió como sede Varsovia, capital de la entonces República Popular de Polonia. Allí se reunieron 31 000 jóvenes de 114 países bajo el significativo lema ¡Por la paz y la amistad!

Los trabajos preparatorios fueron difíciles; la oposición de los grupos derechistas se hacía más evidente y los delegados eran expulsados de sus puestos de trabajo, al tiempo que para muchos el regreso a casa implicaba registros y detenciones. A pesar de todo, Varsovia se llenó de jóvenes dispuestos a defender sus ansias de vivir en un mundo de Paz y amistad. Se organizaron por primera vez encuentros por continentes y regiones, y entre los temas tratados estuvieron la reunificación de Alemania y la eliminación de los focos de tensión creados por el imperialismo. En el encuentro entre las delegaciones europeas se discutieron, con fuerza, ideas relacionadas con la seguridad continental y la importancia de convertir a Europa en un foco de paz. También se rechazó la creación de la Bomba de hidrógeno y se exigió, con igual énfasis, que los descubrimientos del genio humano se emplearan en beneficio de los pueblos y para su felicidad.

De Cuba participaron en el festival de Varsovia 17 compañeros. Guayabera, pantalón blanco y sombrero de yarey, vestían los muchachos; blanco vestido de campana y vuelos festonado en rojo, las muchachas. Llevaban en sus corazones, las ansias de todos los cubanos de liberar a la patria oprimida, y los sueños de un porvenir mejor para Cuba y el mundo. Formaron parte de nuestra delegación, entre otros: Jorge Risquet Valdés, Lionel Soto, Nicolás Guillén, Santiago Cuba, Haydeé Díaz, Menia Martínez, Amelia Iglesias, Gheisa Borroto, Olga Andrecián y Ramón Labaud.

VI Festival "Moscú, 1957"

Logo del VI Festival Mundial
Logo del VI Festival Mundial
La decisión de celebrar en Moscú, capital del primer Estado
VI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en  Moscú, Unión Soviética en 1957
VI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Moscú, Unión Soviética en 1957
Socialista del mundo, el VI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, fue una prueba de fuerza del movimiento juvenil progresista internacional, a partir de lo cual la voluntad de vivir en paz y amistad entre los pueblos salió fortalecida.

En el verano de 1957, a pesar de la campaña anticomunista y antisoviética, y de los intentos de celebrar un antifestival bajo los auspicios de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Moscú daba la bienvenida a las delegaciones del mundo; 34 000 jóvenes de 131 países desfilaban felices por las calles moscovitas adornadas con un mar de banderas rojas. El evento estuvo precedido por una hermosa jornada internacional, con el fin de reunir fondos: la juventud de Checoslovaquia, República Democrática Alemana, Suiza y Bélgica, se destacó en esta actividad; Pablo Picasso diseñó el pañuelo conmemorativo y lo recolectado por su venta permitió auxiliar a los representantes de los países de Asia, África y América Latina.

Burlando la represión impuesta por el batistato, a Moscú llegó la mayor delegación cubana que hasta entonces hubiera participado en algún evento internacional. Más de 40 jóvenes fueron a la Unión Soviética, a pesar del terror y las difíciles condiciones que imponía la lucha abierta contra el régimen, que ya entonces había costado valiosas vidas entre lo mejor de la juventud cubana. Integraron la delegación, entre otros: Nicolás Guillén, Joel Domenech, María Antonieta Henríquez, Manuel Duchesne Cuzán, Alberto Griñán, Karelia Escalante, Argeliers León, Antonio Carcedo, Tania Castellanos, Lázaro Peña, Menia Martínez, Yolanda Aguirre, la familia de Evelio Tieles, compuesta por su esposa y tres hijos, Alfredo Font y Roberto Damián Alfonso.
Lema:Por la Paz y la Amistad

VII Festival "Viena, 1959"

Logo del VII Festival Mundial
Logo del VII Festival Mundial
Del 26 de julio al 4 de agosto de 1959, ondearon en Viena las
VII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Viena, Austria en 1959
VII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Viena, Austria en 1959
banderas de la paz y la amistad, la fiesta de la juventud del mundo reunía esta vez a 18 mil jóvenes procedentes de 112 países. Como nunca antes los Estados Unidos trataron de hacer fracasar el Festival, ya que la aceptación del gobierno austriaco demostraba el poder movilizativo y la unidad de la juventud progresista por encima de creencias filosóficas y afiliaciones políticas.

A pesar de todos los intentos contrarios, triunfó la nobleza y los sentimientos hospitalarios de un pueblo amante de la vida pacífica. El evento resultó un brillante testimonio de la superioridad de las ideas progresistas del orbe. Allí los jóvenes unieron sus voces en contra de las |armas nucleares y a favor del desarme y de la coexistencia pacífica entre los estados. Las nuevas condiciones políticas de Cuba, tras el triunfo contra la dictadura de Batista, permitieron enviar una amplia delegación de 186 compañeros provenientes de los distintos sectores. La delegación cubana llevó al VII Festival la alegría de la victoria y recibió, emocionada, el saludo y la solidaridad de miles de jóvenes de todo el mundo, que a su paso coreaban vivas a Cuba, a la Revolución y a Fidel. De inolvidable, calificaron los que tuvieron la dicha de estar allí, los días vividos en la hermosa ciudad del Danubio.

VIII Festival "Helsinki, 1962"

VIII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Helsinki, Finlandia en 1962
VIII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Helsinki, Finlandia en 1962
Las organizaciones democráticas y juveniles de Finlandia  promovieron la idea de organizar en Helsinki, la capital de su país, el VIII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes. El 28 de julio acudieron a la cita 18 mil jóvenes de 137 países, en representación de 1500 organizaciones juveniles - 300 más que en Viena- al tiempo que se logró la participación del 80% de las uniones nacionales estudiantiles existentes.

Si en 1947, en el primer evento juvenil mundial, el continente Africano estuvo representado por unos cuantos jóvenes, quince años después, en el VIII Festival, se alistaron delegaciones de 33 estados africanos. Entonces en África era otra la realidad, bajo el empuje del movimiento de liberación nacional, comenzaba a desmoronarse definitivamente el sistema colonial. En el mapa del mundo aparecían nuevos estados independientes y sus jóvenes se integraban al movimiento democrático internacional. El intenso programa se convirtió en diez días de fiesta y alegría. Se organizó el Club Internacional del Festival, iniciativa que permitió desarrollar mejor los debates, coloquios, veladas, conciertos y exposiciones. Uno de los eventos más destacados fue el conversatorio sobre los problemas de la paz y la independencia nacional. La nutrida delegación cubana al evento se conformó con 250 jóvenes electos en asambleas generales en los centros de trabajo y estudio, seleccionados por sus méritos docentes y productivos, y partió para Finlandia en el Trasatlántico soviético Gruzia.

El acto de despedida estuvo presidido por el Comandante en Jefe Fidel Castro, quien en sus palabras se refirió a los méritos de los jóvenes que componían la representación cubana y lo que significaba para ellos haber sido seleccionados. En la casa cubana se desarrollaron importantes y emotivos encuentros con otras delegaciones, resaltó entre ellos, el diálogo con los jóvenes norteamericanos, que motivó las expectativas entre todos los participantes al festival, cuyo resultado fue un interesante y fructífero intercambio de experiencias, que culminó en un entusiasta y fraternal entendimiento.

IX Festival "Sofía, 1968"

IX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en  Sofía, Bulgaria en 1968
IX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Sofía, Bulgaria en 1968
La celebración del IX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes estaba prevista para el verano de 1965, en Argelia, país africano. Cuba, desde la celebración del VIII Festival, en 1962, defendió la idea de buscar para el próximo encuentro una sede entre las naciones del tercer mundo; entonces se reclamó para Cuba esa posibilidad. Después de los sucesos políticos que conmovieron a Argelia e impidieron que se realizara allí el IX Festival, se apoyó el criterio de que este tuviera lugar en algún otro país de Asia, África o América Latina, incluso existió la idea de proponer nuevamente a Cuba como sede, pero se les negó la posibilidad y se decidió oficialmente no asistir a la nueva cita mundial.

Bulgaria, fue la sede escogida. En julio de 1968, Sofía, la hermosa capital de ese país, recibió en su seno a 20 000 delegados del planeta, representantes de 138 países. El lema del Festival, esta vez, expresó un nuevo concepto que ensancha el espectro político del movimiento juvenil mundial: ¡Por la solidaridad, la Paz y la Amistad!. La guerra de los Estados Unidos contra Viet Nam atrajo el interés de todos los participantes, y del puerto de Varna partió un barco con destino a Haiphong que llevaba ayuda material en nombre de los delegados del evento. En América Latina se desarrollaba la lucha armada y surgían las guerrillas. Eran los años del guerrillero heroico, de su andar por África y América, y de su inaceptable caída en Bolivia, en Octubre de 1967. En el campo de las ideas y las tácticas revolucionarias, la situación se tornaba compleja en las propias izquierdas.

La cita se caracterizó por la amplia variedad de temas políticos: la seguridad europea, las posiciones agresivas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) , la solidaridad con los pueblos árabes en contra de la agresión Israelí y se hizo sentir, además, el apoyo a los movimientos de liberación de Asia, África y América Latina.

X Festival "Berlín, 1973"

X Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Berlín, Alemania en 1973
X Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Berlín, Alemania en 1973
En 1973 se celebra en Berlín, capital de la entonces República Democrática Alemana, el X Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes. Por segunda vez en la historia de los festivales, los berlineses engalanaban su ciudad para recibir a los huéspedes del mundo. A la capital de la República Democrática Alemana acudieron, entre el 28 de julio y el 5 de agosto, 30 000 jóvenes representantes de 140 países del orbe.

Esos días estuvieron dedicados a discutir agudos temas políticos: la solidaridad con Laos, Cambodia, los países árabes y todos los movimientos de liberación nacional; la lucha por la paz, la democracia y el progreso social; la seguridad internacional y la cooperación; la batalla contra los monopolios, la explotación, el militarismo y el racismo, así como los derechos de la juventud, los estudiantes y las mujeres. Por primera vez se organizó el Tribunal Internacional “La juventud acusa alImperialismo”. La Solidaridad antimperialista crecía y propiciaba nuevos golpes a la reacción. Se celebraba el fin de La guerra en Viet-Nam, los triunfos de la Unidad Popular en Chile y la liberación de Angela Davis de las cárceles norteamericanas.

En los barcos XX Aniversario, de Cuba y Baltika, de la URSS, se trasladó a la RDA, la delegación cubana integrada por 500 jóvenes, junto a otros grupos de América Latina y El Caribe. Una calurosa acogida brindó el pueblo alemán a nuestros representantes. Cuba socialista recibió de los jóvenes del mundo apoyo y solidaridad por su posición revolucionaria y su valiente postura antiimperialista.

XI Festival "La Habana,1978 "

Logo del XI Festival Mundial
Logo del XI Festival Mundial
Cuba fue sede del XI Festival Mundial de
XI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en La Habana, Cuba en 1978
XI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en La Habana, Cuba en 1978
la Juventud y los Estudiantes. Por primera vez, la fiesta juvenil del mundo dejaba el territorio europeo para celebrarse en el Continente americano, en el primer País socialista del Hemisferio occidental. La propuesta de conmemorar en Cuba el XI Festival, fue auspiciada por la IX Asamblea de la Federación Mundial de Juventudes Democráticas que se realizó en Varna, Bulgaria, en noviembre de 1974.

El Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba aprobó una resolución sobre el XI Festival, en la cual se expresaba la seguridad de que el pueblo cubano  y su juventud sabrían cumplir con honor sus deberes y responsabilidades, para hacer de este evento un nuevo éxito de la Revolución. De igual forma se pronunciaba el III Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), en la tesis Cuba, sede del XI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, discutida por el pueblo en general y aprobada en el foro juvenil.

El 28 de julio, se reunieron en la capital cubana 18 mil 500 jóvenes que venían representando a 2 mil organizaciones juveniles de 145 países. Las principales avenidas de la capital, repletas de público, vieron pasar a las delegaciones hacia el Estadio Latinoamericano. Tres kilómetros de cantos, risas, abrazos, alegría y solidaridad, sirvieron de prólogo al acto inaugural. Un fugaz aguacero, antes del comienzo, refrescó la cálida tarde habanera y puso una nota peculiar a la actividad. Fueron abiertos varios centros de discusión política en los que se abordaron los temas que más afectaban a los jóvenes en el acontecer internacional: el cese de la carrera armamentista y el desarme general; la lucha contra el Imperialismo, el Colonialismo, el Neocolonialismo, el Fascismo y el Apartheid; el establecimiento de un nuevo orden económico internacional; la recuperación de los recursos naturales, entre otros. Funcionó nuevamente el Tribunal Internacional “La juventud acusa al imperialismo”. También se efectuaron numerosos mítines de solidaridad en distintos puntos de la capital. Dentro de las actividades que se desarrollaron estuvo la proclamación oficial, en Cuba, del Código de la Niñez y la Juventud, y el cambio del nombre de Isla de Pinos por el de Isla de la Juventud .

Con una impresionante manifestación en la histórica Plaza de la Revolución (José Martí), llegó a su fin el XI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes. En las voces de Eddy Fonde y Vo Thi Tang se oyeron las palabras de agradecimiento al pueblo de Cuba, y el compromiso de la joven generación de mantener en alto las banderas de la paz, la amistad y la lucha contra el imperialismo, principal enemigo de la humanidad. Lema:Por la Solidaridad Antimperialista la Paz y la Amistad

XII Festival "Moscú, 1985"

XII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Moscú, Unión Soviética en 1985
XII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Moscú, Unión Soviética en 1985
En 1985 se cumplían 40 años de la creación de la FMJD. Moscú se dispuso nuevamente a organizar la fiesta de los jóvenes con el unánime respaldo de las fuerzas mantenedoras de la paz y del resto de los países socialistas, que demostraban con ello el apoyo y la solidaridad a las posiciones de no a la guerra, defendidas por la URSS. Una vibrante Paloma de paz, amistad y solidaridad antiimperialista, se adueñó del centro de la flor del festival para presidirlo. Su noble lema atrajo al país de los Soviets, a más de 20 000 jóvenes de 157 países, entre los días 27 de julio y 3 de agosto de 1985.

En Cuba se acogió con alegría la noticia de la celebración del XII Festival en la URSS; se daban cuenta de la trascendencia de esa decisión, que implicaba el apoyo y el reconocimiento a todos los esfuerzos llevados a cabo por la Unión Soviética, a favor de la paz y del desarme general y completo. Cuba envió al XII Festival una nutrida representación de su juventud: 1 300 jóvenes en total, de ellos 800 delegados y el resto invitados; La delegación cultural contó con la participación de 125 artistas.

En el evento juvenil mundial se aseguraron las condiciones para el libre intercambio de ideas, la comprensión y la confianza mutuas. Cuestiones como el desplazamiento de los mísiles norteamericanos en Europa Occidental, la Guerra de las Galaxias, los derechos humanos, los Focos bélicos en el Medio Oriente, el peligro de una intervención armada de los Estados Unidos en Centroamérica y los grandes problemas de la deuda externa del Tercer Mundo, permearon las discusiones y los debates entre los jóvenes. El XII Festival fue clausurado con un llamado a la unidad: ¡Jóvenes, seamos siempre amigos!.

XIII Festival "Pyongyang, 1989"

XIII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Pyongyang, Corea en 1989
XIII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Pyongyang, Corea en 1989
En 1989, por primera vez, se celebra en un país asiático la fiesta de la juventud mundial. La República Popular Democrática de Corea fue el país escogido y Pyongyang, su capital, se preparó para recibir a los jóvenes delegados del 1ro al 8 de julio.

En el verano de 1989, la capital norcoreana recibía a quince mil jóvenes de 177 países del mundo, agradecida ante aquel fraternal gesto de solidaridad. A este evento logró asistir Rim Su Kiong, convertida en el personaje más célebre de la cita por ser la única delegada que pudo llegar desde Seúl. En esos días los jóvenes tuvieron la oportunidad de debatir variados temas de actualidad: La paz y el desarme; La solidaridad antiimperialista; el no alineamiento; la deuda externa; la protección a la naturaleza y el Medio ambiente, y los derechos de la juventud, los estudiantes y la niñez. En Cuba, el XIII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes se convirtió en un motivo más para impulsar tareas y canalizar la iniciativa juvenil. Una semana repleta de actividades despidió a nuestros 500 delegados, que llevaban sus valijas llenas de alegrías, y el propósito de prestigiar el socialismo y defender las posiciones de Cuba frente a la deuda externa de los Países pobres.

En el mundo se hablaba ya de una nueva mentalidad política que se abría paso a través de los muros del Kremlin, se habían logrado acuerdos concretos para la reducción de las rmas nucleares; pero nada se decía del Tercer mundo, de su insostenible subdesarrollo, de la enorme deuda externa impagable, del hambre, la pobreza y las enfermedades que mata cada año tantos niños como 100 Bombas atómicas. Argelia fue el país propuesto como sede para el próximo encuentro juvenil; pero cuando el futuro se hizo presente, ya el mundo era otro.

XV Festival "Argelia, 2001"

Logo del XV Festival Mundial
Logo del XV Festival Mundial
El
XV Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Argelia, África en 2001
XV Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Argelia, África en 2001
XV Festival se celebró del 8 de agosto al 16 de agosto del 2001. Casi 6 500 jóvenes de 110 países se congregaron en Argel, para compartir experiencias y adquirir más claridad política sobre cómo dirigir la lucha contra la dominación Imperialista, que muchos describieron como un problema de vida o muerte para los trabajadores y agricultores de todo el mundo. "¡Globalicemos la lucha por la paz, la solidaridad, el desarrollo y contra el imperialismo" fue el lema oficial del festival, celebrado en África, por primera vez.

Más de la mitad de los delegados eran de este continente, especialmente de África del Norte y del Medio Oriente. Cuba envió 750 delegados, entre ellos 250 estudiantes de otros países de América Latina, que cursaban estudios en la Escuela Latinoamericana de Medicina y otras escuelas en nuestro país. El programa del festival incluía cinco centros temáticos de discusión sobre "Paz y Seguridad", "Democracia y Derechos Humanos" y "Globalización y Desarrollo", entre otros. También hubo foros de solidaridad con luchas de liberación nacional desde Palestina hasta el Sahara occidental, Puerto Rico y Timor Oriental. Además se realizaron talleres de trabajo sobre los desafíos que enfrentan los jóvenes trabajadores y sindicalistas, campesinos y jóvenes del campo, mujeres, artistas y escritores.

En las deliberaciones del Festival, un delegado de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba, habló acerca de las condiciones que enfrentaban los pueblos palestino y saharaui, y el importante papel que ocuparon sus luchas por las liberación nacional. Esta última fiesta de la juventud mundial fue una respuesta al "neoliberalismo", política económica que impulsan diversos gobiernos en países semicoloniales, bajo la ficción de que el mercado capitalista puede traer "desarrollo", para vender empresas estatales, recortar el salario social y eliminar las barreras proteccionistas a los productos de países imperialistas, entre otras medidas. El carácter antiimperialista del Festival tuvo esta vez una especial importancia, dada la guerra que se desarrollaba en Afganistán y los planes de Washington de extender a otros países su asalto rapaz.

XVI Festival "Venezuela, 2005"

Logo del XVI Festival Mundial
Logo del XVI Festival Mundial

La República Bolivariana de Venezuela atesora los recuerdos más frescos de estas experiencias. El XVI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, en agosto de 2005, reunió en Caracas a delegados de 144 países. Los principales pronunciamientos estuvieron relacionados con la exigencia de eliminación de las bases militares extranjeras, las armas nucleares químicas y biológicas, y las pruebas nucleares.
«El imperialismo no es invencible como pretende hacer ver, por el contrario, su cada vez más profunda crisis es estructural, y su agresividad no tiene otra alternativa que no sea la victoria total de los pueblos», se reconoció en la declaración final de la cita juvenil que promovió la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) como una manera sabia y humana de combatir los designios del imperio.

XVII Festival "Sudáfrica, 2010"

Logo del XVII Festival Mundial
Logo del XVII Festival Mundial

En contraste con la obstinada filosofía de los centros de poder del Norte que desconoce la existencia del Sur, la Federación Mundial de Juventudes Democráticas (FMJD) nunca ha estado al margen de la problemáticas de estos pueblos, vinculadas con la lucha contra el colonialismo y el apartheid, las hambrunas, el saqueo de sus riquezas.

La celebración en Sudáfrica del XVII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes –que se realiza por primera vez en el África Subsahariana- hará justicia a los anhelos de independencia de estos países, desde la mirada crítica y optimista de las nuevas generaciones, cuyas voces se alzaron desde el 13 de diciembre al 21 de diciembre del 2010 motivadas “¡Por un mundo de paz, solidaridad y transformaciones sociales, derrotemos al imperialismo!”, según el lema que presidio la cita.
El festival se pronunció -de manera especial- contra el bloqueo estadounidense a Cuba y a favor de la liberación de Cinco Héroes antiterroristas de la Isla cubana presos injustamente en cárceles norteamericanas desde el 12 de septiembre de 1998.
La declaración final del foro, leída en la clausura tras la gigantesca marcha multicolor, denunció las aberrantes políticas estadounidenses, y criticó las medidas antipopulares dictadas en muchas naciones de Occidente, donde se pretende hacer recaer sobre las espaldas de los trabajadores la crisis global capitalista. También destacó los pasos de las fuerzas progresistas latinoamericanas, alertó sobre los peligros bélicos en la región de Asia-Pacífico, llamó a resolver los conflictos en África, y fustigó a la Unión Europea, que ha respaldado aquellas iniciativas gubernamentales anticrisis.

Fuente

Bibliografía

  • Rodríguez Rodríguez Inocencia: Sedes para una esperanza. Editora Abril. La Habana. /2001.

Enlaces Externos

Sitio Web de los Joven Club de Computación y Electrónica.
Sitio Web de los Joven Club de Computación y Electrónica de Ciego de Ávila.
Sitio Web de los Joven Club de Computación y Electrónica de Chambas.