Saltar a: navegación, buscar

Sudán

Sudán
Información   sobre la plantilla
Nombre oficial: República del Sudán
Flag of Sudan.png
Bandera
Escudo de Sudán123.jpg
Escudo
Sudan.gif
Mapa o ubicación de Sudán
Gobierno
Forma de gobierno:República presidencialista
Capital:Jartum
Idioma oficial:Árabe, Inglés
Presidente:
Vicepresidente Primero:
Field Marshall Omer Hassan Ahmed Al Bashir.
General Bakri Hasan Saleh
Características Generales
Superficie:2.505.813 km² km²
Población
 • Densidad
41,236,378 hab
15 hab/km² hab/km²
Moneda:Libra sudanesa SDG
Gentilicio:Sudanés, -sa
Horario:CET (UTC +3,+3 )

Sudán, cuyo nombre oficial es República de Sudán o del Sudán. País de África, situado al noreste del continente. Hasta la independencia de Sudán del Sur fue el país más grande de África.

Es un país eminentemente llano. En él conviven gran cantidad de etnias diferentes. Se trata en general de una población joven, con elevadas tasas de natalidad y de mortalidad infantil. Aunque la densidad demográfica media es baja, ésta aumenta a lo largo del Nilo. Sudán es uno de los países más pobres del mundo y su economía mantiene las características propias del subdesarrollo. La agricultura sigue siendo el principal recurso económico del país ya que emplea al 80 % de la población económicamente activa. El principal cultivo comercial es el algodón, que constituye más o menos la mitad de las exportaciones. Los principales cultivos de subsistencia son el durra, el mijo, el maíz y la mandioca.

La industria ocupa a un pequeño porcentaje de la población y se limita a tratar productos agrícolas locales, fábricas textiles, de curtidos y molinos de aceite.

El país es miembro de las Naciones Unidas, la Unión Africana y el Movimiento de Países No Alineados

Historia

Tres reinos kushitas y meroíticos, incluyendo el de Napata y la cultura de Ballana se establecieron en el norte y centro del territorio que hoy es Sudán desde tiempos antiguos; la región fue llamada también como el Reino de Nubia y esas civilizaciones florecieron principalmente sobre el río Nilo desde la primera hasta la sexta catarata. Estos reinos fueron influenciados por el Antiguo Egipto, y luego ellos influenciaron a los egipcios.

En el año 350 el reino meroítico fue invadido y deshecho por el reino etíope de Aksum. A partir de entonces Nubia dio pasó a 3 nuevos reinos: Nobatia, Makuria y de Aloa, en los cuales el cristianismo era la religión oficial.

Dominio anglo-egipcio

En 1820, Sudán cayó bajo el dominio egipcio cuando Mehmet Alí, virrey otomano de Egipto envió ejércitos bajo el mando de su hijo Ismail Pasha y Mahommed Bey a conquistar el este de Sudán. Pronto Sudán caería, igual que Egipto, en la esfera de influencia del Reino Unido.

En 1881 el líder religioso Muhammad ibn Abdalla, autoproclamado Mahdi (Mesías), intentó unificar las tribus del oeste y centro del país. Inició una revuelta nacionalista contra el dominio egipcio culminando en la caída de Jartum en 1885, en el que el General británico Charles George Gordon fue asesinado. El estado Mahdista sobrevivió hasta ser derrotado en 1898 por una fuerza anglo-egipcia bajo el mando de Lord Horatio Kitchener. Los británicos dividieron a Sudán en dos colonias separadas, el norte y el sur, hasta 1956.

Independencia

En febrero de 1953, Egipto y el Reino Unido firmaron un acuerdo con vistas a los futuros autogobierno y autodeterminación de Sudán. El período de transición hacia la independencia comenzó con la inauguración del primer parlamento, en 1954. Con el consentimiento de los gobiernos británico y egipcio, Sudán consiguió la independencia el 1 de enero de 1956, dotándose de una constitución provisional.

El gobierno árabe de Jartum no cumplió las promesas hechas a los habitantes del sur de crear un sistema federal, lo que produjo una rebelión de oficiales del sur que llevó a una guerra civil que finalizó en el año 1972.

El 17 de noviembre de 1958, tras una época de dificultades económicas y de rivalidades entre partidos que provocaron la parálisis de la administración pública, el mariscal Ibrahim Abbud llevó a cabo un golpe de estado que acabó con el régimen parlamentario. Se produjeron una serie de motines y huelgas a finales de octubre de 1964 que llevaron al derrocamiento del régimen militar. Tras un breve período de gobierno provisional, en las elecciones de abril de 1965 accedió al poder el Frente Nacional Unido.

Entre 1966 y 1969 se sucedieran una serie de gobiernos inestables que fracasaron en su intento de dotar al país de una constitución y de resolver las disidencias internas, y el 25 de mayo de 1969 se produjo un nuevo golpe militar.

El líder golpista, general Yaffar al-Numeiry, se convirtió en primer ministro. El nuevo régimen abolió el parlamento y prohibió todos los partidos políticos. Las disputas entre las facciones marxistas y no marxistas dentro del gobierno militar llevaron en julio de 1971 a un alzamiento militar de carácter izquierdista, dirigido por el Partido Comunista de Sudán. Numeiry fue destituido, pero tres días después, con el apoyo de Libia y Egipto, y de los elementos anticomunistas de su gobierno, logró recuperar el poder. Siguió una violenta represión de los comunistas.

Segunda Guerra Civil

En septiembre de 1983, el entonces presidente Yaffar al-Numeiry, creó un estado federal que incluía tres estados federales en Sudán del Sur. Pero más tarde introdujo la ley de la sharia y disolvió los tres estados federales del sur, lo que provocó la Segunda Guerra Civil Sudanesa.

Debido a la escasez de combustible y pan, una insurgencia creciente en el sur, la sequía y la hambruna, se produjo el 6 de abril de 1985 otro golpe militar dirigido por el general Suwar al-Dahab, que restauró un gobierno civil. Sin embargo la guerra civil se intensificó y la economía continuaba deteriorándose. En 1989 el general Omar el-Bashir se convirtió en presidente y jefe de estado, primer ministro y jefe de las fuerzas armadas.

La segunda guerra civil desplazó a más de cuatro millones de habitantes del sur. Algunos huyeron hacia las ciudades del sur como Juba, otros migraron hacia el norte a ciudades como la capital Jartum, e inclusive a otros países vecinos. Las naciones occidentales acusaron desde entonces, de forma reiterada, a los árabes de llevar a cabo el exterminio de la población negra del sur, particularmente en la región de Darfur.

Sudán es un país rico en petróleo y gas y el gobierno de Estados Unidos gastó muchas de sus fuerzas, y sobre todo, mucho de su dinero en lograr la desintegración del país. Israel y Estados Unidos alentaban la guerra civil en ese país, hasta que en 2005 con la diplomacia injerencista de George W. Bush, se firmó un acuerdo que supuestamente acabaría de barrer con todas las fricciones y diferencias entre el norte y el sur. Según el Acuerdo Integral de Paz (CPA, por sus siglas en inglés), firmado en Naivasha, Kenya el sur podía decidir si quería convertirse o no en un Estado independiente.

Independencia de Sudan del Sur

El 15 de enero de 2011 se realizó el referéndum para aprobar la separación de Sudán del Sur del resto del país y convertirse en un estado independiente[1], dicha consulta fue aprobada por el 98,83 por ciento de los electores y aceptada por el presidente sudanés, Omar Al Bashir, el vicemandatario, Salva Kiir, y el Consejo de Seguridad de la ONU. El nuevo estado surgió el 9 de julio de 2011.

La ONU urgió al norte y al sur a encontrar de manera rápida acuerdos en materia de demarcación fronteriza, seguridad, ciudadanía, deudas, bienes, moneda y administración de los recursos naturales. También reclamó un arreglo para la región de Abyei, la cual decidiría, en un su pertenencia a Sudán o Sudán del Sur.

Luego de la independencia Sudán del Sur se convirtió en una retaguardia segura y un apoyo de los rebeldes que luchaban contra el gobierno dudanés, particularmente en la región de Darfur[2][3]. En abril de 2012 el Ejército de Sudán del Sur ocupó militarmente el enclave petrolero de Heglig lo que provocó un enfrentamiento militar con Sudán[4] y la condena inmediata del Consejo de Seguridad de la ONU. Sudán respondió militarmente y se desató un conflicto fronterizo entre ambas naciones que en las primeras semanas dejó decenas de miles de desplazados[5]. El 3 de mayo Sudán del Sur y Sudán aceptaron cesar las hostilidades a lo largo de la frontera en aplicación de un alto al fuego propuesto por la Unión Africana y las Naciones Unidas[6] y un mes después, el 4 de junio, los ministros de defensa de ambos países acordaron la creación de una zona desmilitarizada de 10 km en la frontera común[7].

El gobierno de Sudán logró finalmente el 4 de agosto un acuerdo con el de Sudán del Sur sobre la repartición entre ambos estados de ingresos del petróleo procedentes de zonas fronterizas en disputa . Según lo estipulado en el mismo Sudán del Sur pagaría a Sudán 9,48 dólares por cada barril de combustible exportado a través de los oleoductos que quedaron en territorio sudanés luego de la separación sursudanesa en 2011. El acuerdo se logró luego de que Sudán abandonara su exigencia de 36 dólares por cada barril y Sudán del Sur decidiera aumentar su oferta de 1.87 dólares[8]. El jueves 27 de septiembre, Sudan del Sur firmó en Adís Abeba con Sudán una serie de acuerdos sobre seguridad y cooperación. Sin embargo no lograron solucionar el diferendo sobre el estatuto de la zona disputada de Abyei o sobre la demarcación de su frontera[9]

Geografía

Sudán está situado en el norte de África, a orillas del Mar Rojo, entre Egipto y Eritrea. Está en parte atravesado por el Nilo y sus afluentes. Hasta la separación del país era el país más grande del continente africano.

En el centro se encuentra una gran llanura, bordeada al este y al oeste por montañas. En el sur el clima es tropical, mientras que en el norte es desértico, dónde las tºs diariamente sobrepasan 42°C. La desertificación que se extiende con el paso del tiempo hacia el sur, y la erosión del suelo suponen graves problemas para el país.

Ecología

Los principales biomas presentes en Sudán son el desierto, al norte, y la sabana, al sur. Según WWF, las principales ecorregiones presentes en Sudán son, de norte a sur:

Además, están presentes el desierto costero del mar Rojo en la costa norte, el monte xerófilo del macizo del Tibesti y el monte Uweinat en el extremo noroeste, el monte xerófilo del Sahara oriental, en un enclave del centro-oeste y la pradera inundada del Sahara, en el Sudd. Junto a la frontera con Eritrea hay varios enclaves de selva montana de Etiopía, pradera montana y monte alto de Etiopía, pradera y matorral xerófilos de Etiopía y sabana arbustiva de Somalia.

Economía

El 80% de la población trabaja en el sector agrícola. La situación de guerra civil que vivió el país durante muchos años lo llevó a tener niveles de inflación altos en determinados momentos, junto a caídas brutales, fruto de las vicisitudes de las operaciones bélicas.

La agricultura de Sudán produce maní, algodón, sorgo, mijo, trigo, goma árabe, caña de azúcar, mandioca, mangos, papaya, platanos, batata, sésamo; también se crían ovejas y otros animales.

En el país existen industrias asociadas a la producción de petróleo, el desmotado del algodón, textiles, cemento, aceites comestibles, azúcar, producción de jabón, zapatos, productos farmacéuticos, armamentos y montaje de autos y camiones ligeros.

Sudán exporta fundamentalmente, oro, petróleo y sus derivados, algodón, ajonjolí, maní, ganado, goma arábiga y azúcar e importa maquinaria, alimentos, productos manufacturados, equipos de transporte, medicinas, productos químicos, textiles y trigo. Los principales mercados para sus exportaciones son Macao y los Emiratos Árabes Unidos e importa, fundamentalmente, de Macao, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, India, Egipto y Alemania.

El sector petrolero ha impulsado gran parte del crecimiento del PIB de Sudán desde que comenzó a exportar petróleo en 1999. Durante casi una década, la economía se disparó por el aumento de la producción de petróleo, sus altos precios y la entradas importante de inversión extranjera directa. Tras la secesión de Sudán del Sur, Sudán ha tenido problemas para mantener la estabilidad económica, ya que los ingresos del petróleo ofrecen ahora una proporción mucho más baja por la necesidad del país de divisas y de ingresos del presupuesto. Sudán está tratando de generar nuevas fuentes de ingresos, tales como la extracción de oro y la realización de un programa de austeridad para reducir los gastos.

Sudán introdujo una nueva moneda, llamada libra sudanesa, tras la secesión de Sudán del Sur, pero el valor de la moneda ha caído constantemente desde su introducción. Jartum devaluó la moneda oficial en junio de 2012, cuando aprobó medidas de austeridad que incluyeron subsidios a los combustibles. Sudán también se enfrenta a una creciente inflación, que alcanzó el 47% sobre una base anual en noviembre de ese mismo año. Los conflictos en curso en el sur de Kordofan, Darfur, y el Nilo Azul.

La falta de infraestructura básica en áreas grandes, y la utilización, por parte de la población en la agricultura de subsistencia aseguran que gran parte de la población se mantendrá en o por debajo del umbral de la pobreza en los próximos años[10].

Demografía

La población de la zona metropolitana de Jartum (incluyendo Jartum, Omdurmán y Jartum del Norte) está creciendo rápidamente y se acerca a los 6 -7 millones, incluyendo cerca de 2 millones de personas desplazadas de la zona de guerra en el sur, así como de las áreas afectadas por la sequía en oriente y occidente.

Sudán tiene dos principales grupos culturales —africanos negros arabizados (pero también algunos árabes egipcios, no negroides) y africanos negros no árabes— con cientos de divisiones étnicas como los mangbetu, tribales y grupos lingüísticos, lo que hace que la colaboración efectiva entre ellos sea un problema mayor.

Más de 22 millones de sudaneses son musulmanes de lengua árabe, aunque la mayoría habla alguna lengua materna diferente del árabe —nubio, beja, fur, nuban, ingessana, etc.—. Entre ellos hay varios grupos tribales diferentes. Los kababish del norte de Kordogan son pastores de camellos. Los ga'alin, rubatab, manasir y shaiqiyah son sedentarios y viven sobre los ríos. Los bagara de Kurdufan y Darfur son seminómadas; los beja hamíticos de la zonas del Mar Rojo y los nubios de las áreas norteñas del Nilo, algunos de los cuales se han reasentado en el río Atbara; y los negroides nuba del sur de Kurdufan y los fur en el extremo occidental del país.

Desarrollo social

Según datos del Banco Mundial[11], Sudán es un país de ingresos medianos bajos. El 73 % de la población ha vencido, al menos, la educación primaria y el 46,5 % de ella vive por debajo de los índices de pobreza. Sólo el 52 % de los habitantes tienen acceso al agua potable y la esperanza de vida al nacer es de apenas 61 años.

Educación

Los niños ingresan a la educación preescolar (Khalwas – escuelas koranic y los jardines de niños) a los cuatro años de edad. La educación preescolar tiene una duración de dos años y no es obligatoria. Los niños son admitidos en la escuela básica a la edad de seis años. La educación básica tiene una duración de 8 años y es obligatoria desde 1998.

La evaluación de los alumnos incluye pruebas periódicas, examinaciones al final del año escolar para la promoción al grado siguiente, y la examinación básica del certificado de la educación para la transición al nivel secundario.

Los certificados se conceden a los que aprueben la examinación con un porcentaje mínimo de 50%. El certificado es expedido por la Dirección General de la Evaluación de Sudán. La educación secundaria general (académica) tiene una duración de 3 años y concluye con el examen para obtener el Certificado Escolar de Sudán. En los primeros dos años, los estudiantes siguen el mismo plan de estudios; en el último año los alumnos eligen entre el área de artes (humanidades) o el de las ciencias.

La educación secundaria está disponible para los hombres en campos no académicos como la agricultura, el comercio o la industria. Las escuelas técnicas y vocacionales, proporcionan instrucción tanto en temas académicos como en áreas técnicas. Los cursos duran 3 años y conducen a la examinación para obtener el Certificado Escolar de Sudán. Los educandos que acreditan el examen pueden ingresar a una universidad técnica. Existen pocas escuelas que ofrecen educación secundaria para las mujeres, en áreas conocidas como “economía doméstica”.

Adicionalmente, existen escuelas que ofrecen cursos de formación profesional de 2 años a los egresados de la educación básica, los cuales se gradúan en una diversa variedad de campos. El certificado se concede en el grado de distinción, como acreditado o promovido. El porcentaje para la promoción se obtiene a partir de siete temas tomados como parte de la examinación; éstos incluyen cuatro temas básicos: árabe, inglés, matemáticas y religión (Islam/Cristianismo).

Anterior a esta estructuración de la educación básica y la secundaria, existía un sistema que se conformaba de 6 años de educación primaria, 3 años de secundaria básica y 3 años de secundaria superior. El tipo superior no ha sufrido cambios estructurales de importancia[12].

En el país existen una veintena de universidades de diferente perfil[13], incluyendo una sólo para mujeres: la Ahfad University for Women[14]. Entre las más prestigiosas se encuentran la Universidad de Ciencia y Tecnología de Sudán[15], la Universidad de Kordofán[16] y la Universidad de Jartún[17] en la capital.

Salud

Los años de guerra civil en Sudán diezmaron la infraestructura y el personal de lo que fuese en el pasado un excelente sistema de salud. La población muy dispersa, carece de atención médica, la mortalidad es muy alta y no ha disminuido desde 1990. Quienes dispensan la mayoría de los servicios médicos en esos lugares carecen de suficiente preparación científica y están muy mal remunerados[18].

Según datos de la Organización Mundial de Salud[19](OMS) la probabilidad de morir antes de alcanzar los cinco años de edad en Sudán es de 85 por cada mil niños nacidos vivos; la tasa de mortalidad materna de 216 por cada 100 000; y la población tiene una cobertura médica de 1.7 unidades de atención primaria por cada 10 000 habitantes.

Las principales enfermedades que causan la muerte a los sudaneses son el VIH/SIDA, la tuberculosis y la malaria. También la malnutrición infántil es causa de numerosas defunciones en los menores de edad. La situación es más grave en las zonas de conflicto como Dafur y en los campamentos de desplazados[20].

Deportes

El fútbol es el deporte más popular de Sudán y fue una de las primeras potencias de este deporte en África. En 1957, Sudán fue uno de los miembros fundadores de la Confederación Africana de Fútbol (CAF). Junto con Egipto, Sudán dominó las competencias internacionales de fútbol en el continente durante las décadas de 1950 y 60. Su equipo nacional ganó la Copa Africana de Naciones en 1970. En el país existen un gran número de clubes que se dedican a la práctica de este deporte.

El Comité Olímpico Nacional de Sudán, fue fundada en 1956 y fue reconocida por el Comité Olímpico Internacional en 1959. La mejor actuación olímpica de un deportista sudanés ocurrió durante los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 cuando el corredor Ismail Ahmed Ismail ganó una medalla de plata en el evento de 800 metros masculino[21].

Fuerzas armadas

Las fuerzas armadas de Sudán cuentan, según estimaciones, con unos 104 800 efectivos apoyados por 17.500 efectivos paramilitares. Estos se dividen en fuerzas terrestres, aéreas, marina de guerra y milicias. Las Fuerzas Armadas Sudanesas operan bajo la autoridad de las Fuerzas Armadas del Pueblo desde 1986.

Sudán recibe la mayor parte de su equipamiento militar de la República Popular China y de Rusia. El país cuenta también con una industria militar que fabrica municiones, ametralladoras y morteros[22]

Referencias

Fuentes