Aventuras de Huckleberry Finn (Libro)

Aventuras de Huckleberry Finn
Información sobre la plantilla
Aventura 123.jpeg
Se publicó por primera vez en Inglaterra en 1885. La historia se desarrolla a lo largo del río Misisipi, el cual recorren Huck y el esclavo prófugo Jim, huyendo del pasado que han sufrido con el propósito de llegar a Ohio.
Título originalAventuras de Huckleberry Finn
Autor(a)(es)(as)Mark Twain
Editorial:Gente Nueva
GéneroAventura
Primera edición2002, Instituto Cubano del Libro
PaísBandera de Cuba Cuba

Aventuras de Huckleberry Finn (Libro). Obra del escritor Mark Twain, escrita para mostrar la inconformidad del autor con la manera de ser de su época.

Sinopsis

Narra la travesía de Huck, un joven que huye del despótico trato de su padre y su amigo Jim, un negro fugitivo, a través del gran río en busca de la libertad. El lector descubrirá la denuncia hecha con espontaneidad exquisita, de la realidad de la época, marcada muchas veces por la superstición, la violencia, la esclavitud y con ella, la discriminación racial, pero se hará de una manera especialmente divertida, con la ayuda del humor (que incluye ironía, sátira, enredos) y esa frescura ingenuidad del protagonista, quien defenderá desde su inocencia y sus buenos sentimientos el derecho del hombre a ser libre.

Argumento

De las Aventuras de Huckleberry Finn se ha dicho más de una vez que es el mejor libro que se ha escrito en los Estados Unidos. Tales aventuras constituyen unas lecturas ejempla­res, no sólo para tener una idea viva de la época en que transcurren, sino para conocer la manera de ser de las personas que toman parte en su acción. Problemas que siguen estando en vigor en los Estados Unidos actuales como lo estuvieron en la primera mitad del Siglo XIX durante la cual tiene lugar la peripecia de esta novela.

Es un libro para entretener. Pocas peripecias pueden compararse a las que suceden divertidamente a lo largo de esta novela. Pero también, aleccionadora resulta su lectura. Los numerosos percances que van ocurriendo al pequeño héroe de Mark Twain sorprenden al lector. No son aventuras para reír y seguir leyendo, sino aven­turas que dejan a uno pensando mientras ríe.

Lo mismo que en Las aventuras de Tom Sawyer (1876), supo describir con todos sus colores y fuerza el ambiente de su época, en las de Huckleberry Finn (1885) logró captar el desaforado ambiente yanqui de la era de los millo­narios. Aquellos años que se inician en la mitad del siglo XIX, en los que hizo su aparición esa especie de norteamericano típico, capaz de desconocer leyes y fronteras con tal de obtener una ganancia cualquiera.

Todo un mundo de pillos y de aventureros desfila por las páginas de Huckleberry Finn, mostrándonos hasta con cierta crudeza la atmósfera en que vivía los Estados Unidos en los momentos que iniciaba su entrada en la etapa del capitalismo industrial. Tiempos en los que, sin embargo, una gran parte de su territorio se aferraba con violencia (llegando hasta la guerra) a una ya superada manera de producción esclavista, donde la vida del hombre había sido rebajada a simple valor de cosa.

La aventura del yanqui hacia el capitalismo industrial, tan cruel en la reali­dad, halló una expresión irónica en los escritos de Mark Twain. Y de una manera especial en Aventuras de Huckleberry Finn. Todo un universo de egoísmo, capaz de permitir el fraude y el engaño a los que, a su vez, intentan defraudar y engañar, es tomado por este agudo escritor por el lado más pin­toresco y mostrado por su cara más ridícula. El fino toque de su pluma, permite al escritor americano reflejar en las aventuras de un niño imaginativo las entrañas nada ejemplarizadas de una época. Y con estas aventuras el lector acaba riendo lágrimas en lugar de ese habitual llorar de risa...

Estructura

El libro está dividido en lo que el autor denominó Índice:

  1. Para entender a Huckleberry Finn. Capítulo I.
  2. Trabo conocimiento con Moisés y los juncales. Capítulo II.
  3. El tremebundo juramento de nuestra cuadrilla. Capítulo III.
  4. Tendemos una emboscada a los árabes. Capítulo IV.
  5. El oráculo de la bola de pelo. Capítulo V.
  6. Papá inicia una vida nueva. Capítulo VI.
  7. Mi padre pelea con el ángel de la muerte. Capítulo VII.
  8. Engaño a mi padre y me fugo. Capítulo VIII.
  9. Yo perdono a Jim, el negro de la señorita Watson. Capítulo IX '.
  10. Pasa flotando en las aguas la casa de la muerte. Capítulo X.
  11. De las consecuencias que trae el manosear una piel de culebra. Capítulo XI.
  12. ¡Nos persiguen!. Capítulo XII.
  13. ¡Que nadie tenga que decir nada!. Capítulo XIII.
  14. Un botín honrado del Walter Scout. Capítulo XIV.
  15. ¿Fue Salomón un sabio?. Capítulo XV.
  16. Le juego una broma al pobre Jim. Capítulo XVI.
  17. La piel de la serpiente de cascabel sigue haciendo su obra. Capítulo XVII.
  18. La familia de los Grangerford me recoge en su casa. Capítulo XVIII.
  19. Por qué tuvo que ir Harney en busca de su sombrero. Capítulo XIX.
  20. El duque y el delfín suben a bordo. Capítulo XX.
  21. Lo que las reales personas hicieron en Parkville. Capítulo XXI.
  22. Un tropiezo en Arkansas. Capítulo XXII.
  23. Por qué fracasó la expedición de linchamiento. Capítulo XXIII.
  24. La ruindad de los reyes. Capítulo XXIV.
  25. El rey se hace cura. Capítulo XXV.
  26. Donde todo son lágrimas y desatinos. Capítulo XXVI.
  27. Despojo al rey de su botín. Capítulo XXVII.
  28. El difunto Peter recibe su oro. Capítulo XXVIII.
  29. Es conveniente hacer las cosas demasiado bien. Capítulo XXIX.
  30. Me esfumo en la tormenta. Capítulo XXX.
  31. El oro salva a los ladrones. Capítulo XXXI.
  32. Se puede rezar mintiendo. Capítulo XXXII.
  33. Tengo un nombre nuevo. Capítulo XXXIII.
  34. Desastroso final de una realeza. Capítulo XXXIV.
  35. Damos un alegrón a Jim/ 245. Capítulo XXXV.
  36. Proyectos oscuros y bien meditados. Capítulo XXXVI.
  37. Procurando ayudar a Jim. Capítulo XXXVII.
  38. Jim recibe su pastel de brujas. Capítulo XXXVIII.
  39. Aquí desfalleció el corazón de un cautivo. Capítulo XXXIX.
  40. Tom escribe cartas anónimas. Capítulo XL.
  41. Una equivocación y un rescate magnífico. Capítulo XLI.
  42. Habrán sido los fantasmas. Capítulo XLII.
  43. Por qué no ahorcaron a Jim. Capítulo XLIII.
  44. No queda nada por escribir.

Datos del autor

Mark Twain, autor del libro

Mark Twain, escritor y humorista estadounidense. Nació el 30 de noviembre de 1835 en Florida, Missouri. Ha publicado entre otros: La célebre rana saltarina del condado de Calaveras, Los inocentes en el extranjero, Memorándum de Mark Twain: desde la galaxia, Pasando fatigas (también traducido como "Una vida dura"). Muere a la edad de 74 años el 21 de abril de 1910.

Fuentes