Saltar a: navegación, buscar

Carlos Acosta

Carlos Acosta Hernández
Información sobre la plantilla
Carlos-Acosta-speaker.jpg
Uno de los más altos exponentes de la escuela cubana de ballet
Nacimiento2 de junio de 1973
Los Pinos, La Habana, Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
OcupaciónBailarin
CónyugeCharlotte Acosta
PadresPedro Acosta
Obras destacadasEl Lago de los Cisnes, Don Quijote, Tocororo
PremiosPremio Nacional de Danza 2011

Carlos Acosta Hernández. Primer bailarín cubano. Dotado de cualidades físicas excepcionales, ha sido considerado uno de los grandes bailarines clásicos de su generación.

Síntesis biográfica

Nació el 2 de junio de 1973 en el barrio de los Pinos en La Habana. Concluyó sus estudios de ballet en 1991 en la Escuela Nacional de Ballet de La Habana.) es un bailarín cubano. Ha bailado con numerosas compañías entre ellas English National Ballet, ha sido alumno de Ramona de Sáa, entre otros destacados profesores. En 1991 ingresa en el Ballet Nacional de Cuba, en la que llegó a la categoría de Primer Bailarín en 1994.

Infancia

Desde pequeño andaba en pandillas callejeras. No soportaba la escuela y sus pasos se encaminaban, sin ninguna dificultad, hacia la delincuencia. Su padre, atormentado, acudió a una vecina, su amiga, quien le propuso que lo llevara a la Escuela de Ballet de L y 19. De ese modo aseguraba tenerlo controlado. Su padre no lo pensó dos veces, pues con eso se quitaba un buen problema.

Llegó a L y 19 en contra de su voluntad, porque quería ser futbolista. Al inicio vivía lleno de arañazos y de moretones, pues sus compañeros de andanzas callejeras se mofaban de él. Las cosas empeoraron cuando su mamá sufrió un derrame cerebral y su padre entró dos años en prisión, por un accidente.

Les correspondió a sus dos hermanas encargarse de él, es decir, estaba casi libre y, como aborrecía el ballet, comenzó a faltar a la escuela y dejaba ‘colgados’ los espectáculos. Decidieron trasladarlo a Villa Clara, lo cual en el fondo era una expulsión. Lo supo al llegar a la escuela y ver que ni siquiera existía el cuarto año de nivel elemental, que era el que cursaba. En fin, se quedó en la calle y sin poder regresar a L y 19.

Inicios de una carrera

Su padre fue a Pinar del Río y probó en la Escuela de Arte. Después de largas conversaciones, lo pusieron un mes a prueba. Luego le aceptaron y pudo terminar el nivel elemental.

Fue en Pinar del Río donde empezó a amar el ballet. Sus profesores, sobre todo Juan Carlos González, hicieron una labor encomiable que despertó en él esas ganas de superarse, de ser mejor.

Regresó a La Habana, a L y 19, para hacer el examen de pase de nivel. Ya era otro. Consiguió 100 puntos, evaluación que muy pocas veces se ha otorgado.

A los 16 años viaja a Italia

En aquel momento existía un intercambio cultural entre la Escuela Nacional de Ballet (ENB) y el Ballet del Teatro Nuevo de Turín, Italia. Entonces se decidió probar con dos alumnos, que se integrarían al trabajo de esa compañía.

Fue escogido junto a otro muchacho llamado Ariel Serrano. En ese período estaba haciendo Carmen. El coreógrafo, fallecido ya, le dijo a su profesora que él tenía algo especial y le sugirió que lo preparara para el Grand Prix de Lausanne, Suiza.

La profesora estuvo de acuerdo e inició el entrenamiento. Fue el último en inscribirse y ganó el codiciado galardón. A partir de ese momento su suerte comenzó a cambiar. Ya no fue del cuerpo de baile, sino que hacía papeles de solista.

Integró el elenco del Balelt del Teatro Nuovo de Turín, Italia, donde actuó junto a Luciana Savignano; también ha bailado con otras compañías como el English National Ballet, de Inglaterra, y el Houston Ballet, de Estados Unidos de América. Ha sido artista invitado del Teatro Teresa Carreño de Caracas, Venezuela; del Ballet de Santiago de Chile, así como de la Gala de Estrellas del Ballet Mundial, presentado en las más importantes plazas teatrales del mundo.

Ha actuado en numerosos países de Europa, Asia y América. Su repertorio incluye los roles principales de la gran tradición romántico-clásica, así como coreografías contemporáneas, tanto cubanas como extranjeras.

Compañías

De 1989 a 1991 Carlos actuó en diversas compañías incluidas la Compagnia Teatro Nuovo di Torino en Italia, donde bailó al lado de Luciana Savignano, y la compañía del Teatro Teresa Carreño de Caracas Venezuela.

Por la invitación de Ivan Nagy, Carlos bailó con el "English National Ballet" en Londres en la temporada 1991/92, bailando las danzas polovtsianas, del Príncipe Igor y Cenicienta, con Eva Evdokimova y Ludmila Semenyaka; El espectro de la rosa, Las sílfides y el papel del príncipe en el Cascanueces, de Ben Stevenson.

En 1992 y 1993 fue miembro del Ballet Nacional de Cuba bajo la directora Alicia Alonso, siendo primer bailarín en 1994. En octubre de 1993 y septiembre de 1994 fue de gira con la compañía a Madrid, España, donde bailó en los papeles de Albrecht, en Giselle, Basilio, en Don Quijote y Siegfried, en El lago de los cisnes.

En noviembre de 1993 fue invitado por Ben Stevenson, director artístico del Houston Ballet, para ser el primer bailarín, siendo en su debut el príncipe en Cascanueces. Papel al que siguieron, entre otros: Prince Siegfried, en El lago de los Cisnes; Solor, en La Bayadère; y Basilio, en Don Quijote

En 1998, bailó en The Royal Ballet, Covent Garden, bajo la dirección de Anthony Dowell. Algunos de los papeles que representó fueron: Jean de Brienne, en una produccíón de Rudolf Nuréyev, de Raymonda, Acto III: y Siegfried, en El lago de los cisnes.

Premios

Filmografía

  • New York, I m,…… Love You, 2009

Actualmente es artista invitado de prestigiosas compañías, como el Royal Ballet de Londres, el American Ballet Theater de New York, y el Ballet Kirov, de San Petersburgo, entre otras.

Galería

Referencias

  1. Gana Carlos Acosta el Premio Nacional de Danza en el Reino Unido. Disponible en:Cubadebate. Consultado el 30 de enero de 2015
  2. Carlos Acosta es condecorado por la Real Academia de la Danza de Reino Unido. Publicado en Cubadebate. Consultado el 18 de octubre de 2018.

Fuentes