Saltar a: navegación, buscar

Emilio Eduardo Massera

Emilio Massera
Información sobre la plantilla
Massera.jpg
Emilio Massera, Almirante de la Armada Argentina.
Almirante
NombreEmilio Eduardo Massera Padula
ApodoEl Negro
LealtadBandera de Argentina Argentina
Servicio/ramaArmada de la República Argentina
UnidadFlota naval
MandosComandante en Jefe de la Armada Argentina
Participó enProceso de Reorganización Nacional

Estatus legalfallecido
AcusacionesCrímenes de lesa humanidad.
Nacimiento19 de octubre de 1925
Paraná, Entre Ríos, Bandera de Argentina Argentina
Fallecimiento8 de noviembre de 2010
Buenos Aires, Bandera de Argentina Argentina
Causa de la muerteAccidente cerebro-vascular
Otros empleosPolítico
CónyugeDelia Esther Vieyra
HijosEduardo Enrique
Emilio Esteban
PadresEmilio Massera
Paula Padula

Emilio Eduardo Massera. Militar perteneciente a la Armada Argentina. Junto a Jorge Rafael Videla y Orlando Ramón Agosti formó parte dirigente del autodenominado Proceso de Reorganización Nacional, régimen impuesto en Argentina mediante golpe militar al gobierno constitucional de María Estela Martínez de Perón el 24 de marzo de 1976.

Aunque la junta se mantuvo en el poder hasta 1983 Massera se separó del gobierno en 1978 para dedicarse a la política. En 1985 fue juzgado por violaciones a los derechos humanos, y condenado a prisión. Indultado y vuelto a juzgar en sucesivos gobiernos, murió en 2010 sin pagar por los crímenes de los que se le acusó.

Síntesis Biográfica

Nació en Paraná, ciudad de la provincia de Entre Ríos, el 19 de octubre de 1925. Fue hijo de la familia católica formada por Emilio Massera y Paula Padula. Su padre, descendiente de inmigrantes italianos de origen suizo, era ingeniero.

Su infancia y primeros estudios los desarrolló en Paraná, desde donde se trasladó a la ciudad de La Plata para finalizar sus estudios secundarios en el Colegio Nacional de La Plata.Al terminar la educación secundaria, influenciado por su padre ingresó en la Escuela Naval Militar de la que egresó en la promoción 73 de 1946 como guardiamarina.

Luego estudiaría en la Escuela de las Américas en Panamá y en el Colegio Interamericano de Defensa en Washington, escuelas en las que recibiría una formación especializada en enfrentar la subversión.

Una vez finalizados estos estudios regresa a Argentina, y es destinado a la Armada. Durante la presidencia de Juan Domingo Perón prestó servicios en el Ministerio de Marina, y luego en el Servicio de Inteligencia Naval, donde fue ascendido capitán de navío y nombrado comandante de la fragata.

El 6 de diciembre de 1973, por mandato de Juan Domingo Perón se convirtió, a los 48 años, en Comandante en Jefe de la Armada, el más joven de la historia naval argentina en alcanzar esa jerarquía. Mantuvo el cargo en los gobiernos de Perón y de María Estela Martínez de Perón y en el de facto que integraría él mismo después.

Proceso de Reorganización Nacional

El 24 de marzo de 1976, junto a Jorge Rafael Videla y Orlando Ramón Agosti integra un movimiento golpista que derroca al gobierno constitucional de María Estela Martínez de Perón, encabezando la junta por parte del Ejército argentino.

Dada su experiencia y formación en cuanto a la lucha antisubversiva fue uno de los ideólogos del plan que provocó la desaparición de más 30 mil hombres y mujeres en territorio argentino durante el autodenominado Proceso de Reorganización Nacional, entre ellos numerosos extranjeros entre los que se incluyen religiosos, activistas de organizaciones internacionales de derechos humanos, representantes diplomáticos y periodistas, entre otros.

Antes de asumir la jefatura del ejército como miembro de la junta acondicionó a la Escuela Superior de Mecánica de la Armada, la ESMA para que fungiera como un centro de detención, resultando a la postre uno de los más notorios del país por las sanguinarias prácticas de torturas y desapariciones que este militar y el siniestramente famoso Grupo de tareas 3.3.2 creado por él pusieron en práctica allí.

Massera estaba casado con Delia Esther Vieyra, hija de un escribano, presidente del Jockey Club de La Plata, con quien tuvo dos hijos Eduardo Enrique y Emilio Esteban pero era un hombre mundano y frecuentaba sitios de moda en donde era conocido por su atractivo físico y su debilidad por las modelos, vedettes, y actrices, entre las que se le conocían varías amantes.

Se conoce que mantenía una relación extramatrimonial con Martha Rodríguez McCormack la esposa de su socio empresarial Fernando Arturo Branca, un ex miembro del Servicio Penitenciario, comerciante de papel reciclado y propietario, en la localidad argentina de Rauch, de tres mil hectáreas sembradas con lino.

El 28 de abril de 1977 Massera y Branca salieron a navegar en el yate del primero y Branca desapareció sin dejar rastro. Massera era su socio pero además el amante de su esposa por lo que se le relacionó con la desaparición de Branca por ambos motivos y el 17 de junio de 1983, antes de finalizada la dictadura, fue detenido por este hecho y llevado a juicio.

Massera había abandonado la comandancia de la Armada en 1978 para dedicarse a la política y postularse en venideras elecciones.

Otros Juicios y condenas

Tras el fin de la dictadura y creada la CONADEP por el gobierno de Raúl Alfonsín para investigar el terrorismo de Estado implantado por el gobierno antecesor, es acusado el 19 de septiembre de 1985 por violaciones a los derechos humanos, asesinato, tortura y privación ilegal de la libertad, y condenado a prisión perpetua, pérdida del grado militar, reclusión por tiempo indeterminado e inhabilitación absoluta para ocupar cargos de por vida por los siguientes delitos:

  • 83 homicidios calificados,
  • 623 privaciones ilegales de la libertad,
  • 267 aplicaciones de tormentos,
  • 102 robos agravados,
  • 201 falsedades ideológicas de documentos públicos,
  • cuatro usurpaciones,
  • 23 reducciones a servidumbre,
  • una extorsión,
  • dos secuestros extorsivos,
  • una supresión de documentos,
  • 11 sustracciones de menores y
  • siete tormentos seguidos de muerte.

El 29 de noviembre de 1990 quedó en libertad al ser indultado por el entonces presidente Carlos Menem.

El 10 de octubre de 1997, el juez español Baltazar Garzón dictaminó su captura por la desaparición de varios ciudadanos españoles en la Argentina durante el Proceso.

El 1998 fue detenido por más de una causa por robo de bebés pero tuvo que ser hospitalizado por una aritmia cardíaca y fue beneficiado con arresto domiciliario, a los 73 años.

En 2001 encara una nueva detención, esta vez por la apropiación de propiedades de desaparecidos. En diciembre de 2002 sufrió un derrame cerebral y tuvo que ser internado en el Hospital Naval, que el mismo había inaugurado el 22 de mayo de 1981

En 2005 la Corte Suprema Argentina declaró la inconstitucionales la Ley de Punto Final y la Ley de Obediencia Debida pero Emilio Eduardo Massera fue declarado "demente" en virtud del accidente cerebro-vascular que le afectaba y se suspendieron los juicios en su contra y los pedidos de extradición de Italia, Alemania, España y Francia, que solicitaban juzgarlo por el asesinato de ciudadanos de esos países.

Massera falleció en Buenos Aires, el 8 de noviembre de 2010, a los 85 años de edad sin responder plenamente por lo múltiples crímenes de que se le acusaba y aunque durante su carrera fue condecorado por los gobiernos de Chile, Ecuador, Brasil, Paraguay, Bolivia, Perú, Venezuela, Estados Unidos, Taiwán, Colombia, Corea, España, Gabón, Guatemala, México, Nicaragua, Sudáfrica, y Uruguay por su trayectoria militar y fue miembro de la Comisión Directiva del Centro Naval e Instituto de Publicaciones Navales, Socio Honorario de la Liga Naval Argentina, Miembro Académico del Instituto de Ciencias Políticas de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, Doctor Honoris Causa de la Universidad John F. Kennedy, Periodista Honoris Causa del Instituto Latinoamericano de Intercambio Periodístico, Profesor Honorario de la Universidad de El Salvador, entre otros reconocimientos, a decir del escritor Osvaldo Bayer, autor del libro "Massera, el genocida

" Sobre su tumba caerán los salivazos de la indignación pública como lluvia intermitente”

Fuentes