Saltar a: navegación, buscar

Francisco Adolfo Sauvalle

Francisco Adolfo Sauvalle
Información sobre la plantilla
Fsauvalle.jpg
Destacado botánico cubano.
NombreFrancisco Adolfo Sauvalle Chaceaulme
Nacimiento1 de julio de 1807
Charleston, Carolina del Sur, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Fallecimiento1 de febrero de 1878
Ciudad de la Habana, Bandera de Cuba Cuba
Nacionalidadcubano
OcupaciónBotánico

Francisco Adolfo Sauvalle. Botánico. Estudioso de la flor cubana que prestó atención también a otras ramas de las ciencias naturales como la Silvicutura y la Malacología.
En 1876 fue proclamado Promovedor de la Junta Local de Instrucción Pública de Regla y su primer Presidente.

Síntesis biográfica

Nació en Charleston, Carolina del Sur, Estados Unidos, el 1 de julio de 1807-1809.

Hijo de padres franceses, fue enviado por éstos a Francia a la edad de siete años para realizar sus estudios, los cuales desarrolló en el Liceo de Rouen, en Normandía, completándolos con posterioridad en otros países de Europa. Tras un largo viaje por el viejo continente, se estableció en Cuba a partir de 1824, donde encontró el medio propicio para desarrollar sus investigaciones sobre la naturaleza, particularmente en su finca de Vuelta Abajo, cercana al poblado de San Cristóbal.

Colaboración

Participó de forma activa en numerosas instituciones. Así, fue Socio Corresponsal de la Elliot Society of Natural Sciences de Charleston, en 1855. Ingresó en el seno de la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, en 1867, institución en la cual desempeñó diferentes responsabilidades, tales como la de Presidente de la Sección de Ciencias Físicas y Naturales (1868), Vicepresidente de la Academia (1873-1874), reelecto en 1875, Secretario, entre 1874 y 1879, y Socio de Mérito, en 1877.

Fue electo por unanimidad Socio Facultativo del Liceo Artistico y Literario de la Habana en 1868 y en este propio año Socio Corresponsal del de Matanzas. Además ingresó como Socio de Número de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, en 1867, donde fue promovido a Secretario de Correspondencia, tres años más tarde, a Vicepresidente de la Sección Primera de Agricultura y Estadística, en 1871, y a Socio de Honor, el siguiente año.

En 1872 fue reelecto Vocal de la Junta Jurisdiccional de Agricultura, Industria y Comercio, y de igual forma para ocupar la presidencia de la Sección Primera de Agricultura y Estadística, durante los años 1873, 1875 y 1878; posteriormente fue nombrado Miembro de la Comisión Vinícola por el Gobernador General. El 1 de enero de 1874 fue elegido Presidente del Ayuntamiento de Regla, cargo en el que se mantuvo hasta 1878. Durante 1875 resultó elegido Socio de Número y Director Honorario de la Sociedad de Beneficencia de Socorros Mutuos, así como Presidente de la Conferencia de San Vicente de Paul. En 1876 fue proclamado Promovedor de la Junta Local de Instrucción Pública de Regla y su primer Presidente.

Se preocupaba por la situación social del país y en especial por la educación, de ahí que manifestara:
“El día que la humanidad aprenda a leer, sabrá porque hasta entonces hubo tiranos”.

Muerte

Falleció en Regla, La Habana, Cuba, el 1 de febrero de 1878.
De él expresa José Eduardo Ramos en su discurso necrológico:

“Era el tipo perfecto de académico no solo por su saber, sino por la asiduidad de las labores que se le recomendaban”.

Aportes

Se destacó por su interés hacia la flora médica de Cuba, así como por la rectificación de clasificaciones botánicas y la recopilación de numerosas especies de plantas, entre las cuales, merece destacarse que dedicó una de ellas al Presidente de la Academia, el doctor Nicolás José Gutiérrez, la cual denominó: “Zamia Gutierrezii Sauv”. De gran mérito fue también la adición de nombres vulgares a esas especies, vacío que existía en las obras botánicas de las Antillas y en especial de Cuba.

Obras

Entre sus obras más importantes figura: "Flora Cubana" o "Revisio Catalogi Gusebachiani vel Index Plantarum Cubensium". Sus sabias investigaciones acerca de las plantas indígenas quedaron reflejadas en su trabajo "Flora Médica Cubana", con el que contribuyó a la puesta en marcha de su proyecto relacionado con el estudio de la terapéutica vegetal cubana.

Bibliografía activa

  • “La flora médica de Cuba Discurso de ingreso a la Academia, Noviembre 10 de 1867”. En: Anales de la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana. T. 4. La Habana, 1868, pp. 433-35
  • “Notas sobre algunas plantas venenosas o medicinales de la Isla de Cuba. Septiembre 8 y Octubre 13 de 1867”. En: Ibíd. T. 4. La Habana, 1868, pp. 217-229, 283-291, 331-337
  • “Informe de la Comisión de la Flora Cubana de la Academia”. En: Ibíd. T. 4. La Habana, 1868, pp. 435-438
  • “Flora Cubana. Revisión del Catálogo de Grisebach o Índice completo de las plantas cubanas, aumentado con muchas especies nuevas y acompañado de los nombres vulgares”. En: Ibíd. T. 4. La Habana, 1868, pp. 501-515, T. 5. La Habana, 1868-1869, pp. 196-205, 237-45, 286-94, 332-38, 403-10, 428-436, 464-466, T. 6. La Habana, 1869-1870, pp. 71-77, 95-102, 121-126, 146-150, 174-182, 209-213, 249-251, 287-291, 314-322, T. 7.La Habana, 1870-1871, pp. 37-53, 100-110, 149-156, 194-200, 343-347, 459-460, 510-514, 560-566, 607-611, 715-717, T. 8. La Habana, 1871-1872, pp. 48-54, 73-88, 152-158, 200-209, 287-288, 413-415, 471-474, 534-537, 584-588, 650-655, T. 9. La Habana, 1873, pp. 126-128, 216, 245-248, T. 10. La Habana, 1874, pp. 96-97
  • “Nueva especie de planta de la Isla de Cuba”. En: Ibíd. T. 5. La Habana, 1868-1869, pp. 53-55, 137
  • “Del olfato de las auras. Investigaciones y experimentos. Marzo 27 de 1870”. En: Ibíd. T. 6. La Habana, 1870, pp. 342-348
  • “Vacuna animal a ternera. Noviembre 13 de 1870”. En: Ibíd. T. 7. La Habana, 1870, pp. 325-328 y 416
  • “Progreso de la química. Febrero 12 de 1871”. En: Ibíd. T. 7. La Habana, 1871, p. 646
  • Revista Científica. “Hidrato de cloral: sus usos terapéuticos”. En: Ibíd. T. 8. La Habana, 1871, pp. 3-7 y 253-258
  • “Acción perjudicial de la quinina en altas dosis”. En: Ibíd. T. 9. La Habana, 1872, pp. 124-125
  • “El syclas fornicarius”. En: Ibíd. T. 8. La Habana, 1872, pp. 498-500
  • “Discurso de contestación al de ingreso en la Academia de Ciencias del Dr. Carlos J. Finaly, sobre Alcalinidad atmosférica observada en la Habana”. En: Ibíd. T. 9. La Habana, 1872, pp. 190-99
  • “Regadío higiénico de las calles”. En: Ibíd. T. 9. La Habana, 1872, p. 79
  • “Tratamiento del tifus por los baños de agua fría”. En: Ibíd. T. 9. Habana, 1872, pp. 79-82
  • “Empleo del bejuco ubí contra la epizoati”. En: Ibíd. T. 9. La Habana, 1873, pp. 409-410
  • “Aguas potables”. En: Ibíd. T. 10. La Habana,1874, p. 301 “Botánica Industrial”. En: Ibíd. T. 12. La Habana, 1875, pp. 276-787 “Informe acerca de la introducción en esta Isla de las patatas de los Estados Unidos”. En: Ibíd. T. 12. La Habana, 1875, pp. 144-46 “Del eucalyptus. Discurso de contestación a la memoria inaugural en la Academia del Dr. José Rocamora.Sesión pública ordinaria del 11 de junio de 1876”. En: Ibíd. T. 13. La Habana, 1876, pp. 111-112.

Bibliografía pasiva

  • Calcagno, Francisco. Diccionario biográfico cubano. Imprenta y Librería de Ponce, New York, 1878, p. 589.
  • Cowley y Valdés Machado, Luis M. “Tributo al Sr. Francisco A. Sauvalle”. En: Anales de la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana. T. 15. La Habana, 1879, pp. 366-411.
  • León, Hno. “Francisco A. Sauvalle”. En: Memoria de la Sociedad Felipe Poey. La Habana, 1918, pp. 196-197.
  • Ramos y Machado, José Eduardo “Elogio del Académico Francisco A. Sauvalle (Sesión solemne del 19 de mayo de1879)”. En: Anales de la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana. T. 16. La Habana, 1879, pp. 38-52.

Fuentes