Saltar a: navegación, buscar

José Smith Comas

Para otros usos de este término, véase José Smith Comas (desambiguación).
José Smith
Información sobre la plantilla
Jose smith.jpg
Expedicionario del Granma
NombreJosé Smith Comas
Nacimiento11 de enero de 1932
Cárdenas, Matanzas, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento8 de diciembre de 1956
Boca del río Toro, Granma, Bandera de Cuba Cuba
Causa de la muerteCaída en combate
NacionalidadCubana
Conocido porEl capitán de la vanguardia
PadresRaúl Jacinto de la Asunción Smith Mora
Ana Luisa Comas Bas

José Smith Comas. Joven patriota revolucionario con grandes dotes de orador. Ingresó en la Juventud Ortodoxa en 1954 y fue fundador del Movimiento 26 de Julio. Marchó a México en diciembre de 1955 para incorporarse a la expedición del Yate Granma.

Síntesis biográfica

Nació en Cárdenas el 11 de enero de 1932, en Calzada No. 56, entre Ayllón y Ruiz.

Hijo del Dr. en Estomatología Raúl Jacinto de la Asunción Smith Mora, camagüeyano, de estirpe mambisa, y Ana Luisa Comas Bas, del poblado de Máximo Gómez.

El matrimonio tuvo además de Pepe, a Raúl, Ana y Rosa.

Estudios

Cursó sus primeros estudios en una escuela de barrio, pues era sumamente enfermizo; en el Instituto de Segunda Enseñanza, ingresó en 1947, con 15 años. Se destacó como excelente estudiante y deportista participando en los equipos de baloncesto, pesas y remo.

Tenía una complexión fuerte y robusta y un carácter recio, decidido, pero al pasar por un jardín era capaz de quedar extasiado y detener su marcha para embriagarse con la belleza de las flores, siendo su preferida el Príncipe Negro, lo cual el alto grado sentimental que internamente guardaba aquel hombre de temperamento fuerte.

Le gustaba leer en especial a José Martí y el diario de campaña de Máximo Gómez.

Trayectoria estudiantil

En el Instituto asistió a mítines políticos y por sus condiciones fue elegido como representante de la Asociación de Alumnos. Participaba mucho en clases, por lo que fue elegido delegado de curso, concluyendo su primer ciclo de estudio.

Combatió la corrupción del Gobierno de Prío (1948-1952) y se le prohibió matricular bachillerato en cualquier instituto del país. La sanción fue derogada en 1952 y pudo terminar el bachillerato y matricular Ingeniería Agrónoma en la Universidad de La Habana.

Este gran patriota utilizó sus presentaciones y discursos, aprovechando sus grandes dotes de orador el verbo claro y directo de Martí, para expresar la voluntad de la juventud al denunciar la situación de sometimiento y explotación -social y económica- en que se encontraba Cuba.

Los reclamos de los estudiantes, con Smith al frente, para un nuevo edificio para la segunda enseñanza se cumplimentaron y el lunes 7 de septiembre de 1953 el nuevo centro de la Segunda Enseñanza, ubicado en la calle Tenería # 53 esq. avenida Ayllón. Después del triunfo de la Revolución la calle se denominó Pepe Smith.

El día 21 se completó todo el mobiliario y el 26 de octubre se iniciaron las clases con magnífico acto inaugural que la prensa destacó con grandes titulares. El 8 de octubre de 1953 tuvo lugar la primera graduación de los estudiantes del anterior plantel.

El 21 de abril de 1954 los estudiantes del instituto parten en manifestación desde este centro en apoyo a los estudiantes universitarios. Entre los estudiantes detenidos se encontraba Smith y Alfredo Echevarría Bianchi, quien seguía los pasos revolucionarios de su hermano José Antonio, siendo liberados posteriormente.

El 7 y 8 de mayo de 1954 en el III Congreso Nacional Estudiantil fue elegido José Smith Comas vice-presidente de la segunda enseñanza en Cuba.

El diario La Antorcha refiere la siguiente nota sobre José Smith Comas:

"Acaba de graduarse Pepe Smith, quien matriculó en la Universidad de La Habana la carrera de Química. El estudiante Smith Comas que a consecuencia de las luchas estudiantiles tenía interrumpido sus estudios. Aprobó en solo 3 meses los dos últimos años del Bachillerato, esfuerzo extraordinario que le ha valido la felicitación de sus profesores y compañeros del instituto".

Los reclamos de los estudiantes del instituto contra los desmanes de la policía batistiana fueron constantes. El 26 de julio de 1954, en conmemoración al primer aniversario del Asalto al Cuartel Moncada, pronunció un elocuente discurso que inició con la frase martiana:

"Para Cuba que sufre mis primeras palabras,

y continuaba…

"Hoy 26 de julio, cobran más valor estas palabras del Apóstol para hablar del sacrificio de aquellos valientes del Moncada"

El 2 de agosto de 1955 un grupo de estudiante de Segunda Enseñanza fueron juzgados, entre ellos José Smith Comas y Luis Olivera Rodríguez, acusados por tomar parte en una manifestación que condenaba la represión existente.

El 27 de noviembre de 1955 Smith pronunció un enardecido discurso en este centro en homenaje a los estudiantes de medicina asesinados en 1871 por el colonialismo español, que tituló: "El 27 de noviembre y el futuro político de Cuba", aquí señaló la necesidad de luchar para cambiar la situación existente.

En una parte de su discurso expresó:

"A la juventud de hoy nos toca el gran deber de ser héroes o mártires".
Su hacer posterior fue la materialización de su pensamiento.

Esta fue su última presentación pública en Cárdenas.

Recibió amenazas del Capitán de la policía, que de permanecer en Cárdenas peligraba su vida.

Trayectoria revolucionaria

Ingresó en la Juventud Ortodoxa en 1954 y fue fundador del Movimiento 26 de Julio.

José smith durante las prácticas de tiro antes del desembarco
. El 7 de diciembre de 1955 en La Habana asistió al homenaje organizado por la FEU al General Antonio Maceo donde fue golpeado, acción que ripostó con sus propios puños, gracias a su fortaleza física, dada por la práctica sistemática de deportes.

Marchó a México en el propio diciembre de 1955 en su condición de integrante del Movimiento 26 de julio en la ciudad, para unirse a los jóvenes que entrenaban para liberar a la Patria. Al llegar al aeropuerto de la capital azteca lo recibe Raúl Castro Ruz. Se establece en una de las casas campamentos con otros revolucionarios.

Se preparó para participar en la expedición del Yate Granma. La ruta del Granma comprendía una
El Yate Granma durante su travesía
vuelta grande por el sur de Cuba, bordeando Jamaica, las Islas de Gran Caimán, hasta desembarcar en algún lugar cercano a Niquero.

El 27 de enero de 1956, escribe desde México a una compañera del instituto:

"Deisy no te iba a escribir nada que te comprometiera… me produce un orgullo enorme saber que mis compañeros y compañeras de ese Instituto que tanto quiero y al cual he dado parte de mi juventud están cumpliendo su deber con la patria".

En otras cartas enviadas a esta compañera desde México, enfatiza su respeto y admiración por Fidel y le encomienda el cuidado de su mamá en caso de enterarse que estén luchando en Cuba y pierda su vida.

Fidel lo designó como Jefe militar del campamento de "Abasolo" para los entrenamientos militares. Entre los compañeros bajo su mando se encontraba Camilo Cienfuegos.

Por los resultados en los entrenamientos en su planilla militar se señaló:
"apto para mandar tropas en combate, muy responsable y extremadamente decidido".

Al conformar Fidel las columnas expedicionarias le otorga el grado de Capitán, jefe de la columna de vanguardia, los restantes capitanes Almeida de la Columna del Centro y Raúl de la de retaguardia. El día 30 de noviembre oyeron con pesar las noticias del alzamiento en Santiago de Cuba, ya que esa era la fecha prevista para el desembarco. Al día siguiente pusieron proa en línea recta hacia Cuba, buscando desesperadamente a Cabo Cruz, carentes de agua, petróleo y comida.

Roque, ex-teniente de la marina, al subir al pequeño puente superior, para atisbar la luz del Cabo, perdió el equilibrio, cayendo al agua. Al rato de reiniciada la marcha ya pudieron divisar la luz. Ya de día desembarcaron en el lugar conocido por Belic, en la playa de Las Coloradas, hostigada por el bombardeo de la aviación, con el fango en la cintura y rodeada por el mangle.
Ruta seguida por el Yate Granma

No obstante, la tropa puso pie firme en tierra organizadamente, divididos en tres columnas de 22 hombres cada una, de la siguiente forma:

  • Columna No.1 (Vanguardia) al mando del capitán José Smith Comas.
  • Columna No.2 (Centro) al mando del capitán Juan Almeida Bosque.
  • Columna No.3 (Retaguardia) al mando de Raúl Castro Ruz.

El desembarco, tuvo lugar en los Cayuelos, Playa Las Coloradas, Niquero Oriente.

Posterior al Combate de Alegría de Pío, los revolucionarios se dispersan, José Smith y varios expedicionarios llegan a la casa de un campesino, se encontraban muy extenuados, sufrieron una delación. Tras el desembarco- cuenta- Faustino Pérez-se habían extraviado ocho hombres que aparecieron mas tarde, el 4 de diciembre.

El cinco, acampados en un lugar protegido, sintieron una cerrada descarga de fusilería.
"Las balas silbaban de la derecha y de la izquierda. Inmediatos, aviones atronaban la tarde, vaciando sus ametralladoras alrededor nuestro."
Fue entonces cuando se dispuso la urgente y rápida división en grupos. Todos tenían una consigna: reunirse en la Sierra Maestra. Algunos se perdieron.

Muerte

Estaban extenuados, carentes de alimentos, muertos de sed. El día 8 de diciembre en desigual combate cae en Boca del Toro, término de San Luis. El ejército, por medio de hojas sueltas y de altoparlantes había ofrecido una tregua; había prometido respetar la vida de los que se entregasen.

Algunos creyeron en estas palabras; prestaron fe a esas promesas y se entregaron. ¡Y fueron fusilados! Otro parte, emitido el domingo 9, daba cuenta de un informe del coronel Cruz Vidal en que se daba cuenta de haber “sostenido en las primeras horas de la noche, dos encuentros en Boca de Toro contándose entre los muertos los siguientes expedicionarios: Félix Juan Elmuza, Andrés Luján, Santiago Liberato González, Luis Arcos, Armando Mestre Martínez y otro sin identificar”.
Cadáver de José Smith Comas enumerado con el numero XVI

Al día siguiente eran sepultados diez cadáveres en el cementerio de Niquero.

Difiriendo del seco parte oficial, un expedicionario: Mario Oñiver Hidalgo Barrios contaba que cinco de sus compañeros “se habían presentado, hambrientos, descalzos y sangrantes en la causa de Manolo Capitán y después, acompañados de este y de otros campesinos a una patrulla del ejército siendo asesinados por un oficial de apellido Laurent”. Las víctimas, se agregaba, fueron: Miguel Cabaña Baró, Antonio Gómez, Cándido González, David Royo y otro compañero de apellido Smith.

Los enumeraron con números romanos y los dejaron tirados enlazados de las manos unos con otros después del vil engaño de que iban a respetar sus vidas.

En grupos, tirados en el suelo con un número, atados a la muñeca. Así expusieron en el cementerio de Niquero los cadáveres de los heroicos jóvenes. Subiendo la lista cada vez más a José Smith le colocaron el número dieciséis.

Al triunfo de la Revolución los restos los trasladaron por avión a la capital del país, velados en el antiguo capitolio, y sepultados en el Cementerio de Colón.

Vigencia

La frase “PREFIERO MORIR DE PIE A VIVIR DE RODILLAS” dicha por el Capitán de la Vanguardia cobra vigencia hoy día en Cuba, junto con las ideas de Martí y Fidel, portadora de grandes valores como lo son los sentimientos de patriotismo, valentía y dignidad, claridad y firmeza de pensamientos es enseñanza y ejemplo a seguir por los jóvenes luchadores y defensores de la revolución cubana.

Fuentes